BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Gorrión alpino: de los Alpes al Pirineo

Cuando los pajareros nos juntamos no hablamos de fútbol ni de política. Sólo hablamos de pájaros. Puede parecer un tema obsesivo, pero qué le vamos a hacer, nos gusta.

Hace unos meses me visitó en Fuerteventura el ornitólogo José Luis Copete, quien está haciendo un trabajo sobre los mosquiteros que también incluye a los canarios. No nos dio tiempo para hablar todo lo que hubiésemos querido, así que le pedí que me mantuviera informado por correo electrónico de las novedades pajariles en su Cataluña. Buen cumplidor, me ha mandado un par de historias que, si a él no le importa, voy a colgar en el blog para que todos disfrutemos con ellas. Dejo pues el sitio a José Luis Copete, quien nos va a contar su experiencia con los gorriones alpinos (Montifrigilla nivalis), un ave que sólo cría en Picos de Europa y en el Pirineo, apenas 6.000 parejas y muy amenazadas por el cambio climático.

“Hace tres inviernos, los anilladores del grupo local Parus, catalanes, consiguieron por fin montar un comedero estable al que se acostumbraron a ir gorriones alpinos. Esta especie sólo se había anillado antes en el Pirineo catalán en una ocasión; 4-5 aves, capturadas con red japonesa, a principios de los 90, en el Cadí-Moixerò, en un comedero que montamos unos amigos en alta montaña. Con el tiempo al comedero acudían un centenar de aves largo. Después de esperar a que se acostumbraran, hicieron una sesión de trampeo, con red de suelo: cogieron 80 y pico aves, con la gran sorpresa de capturar una con anilla alemana. Todo un hito, pues se suponía, desde siempre, que el gorrión alpino, en el Pirineo catalán oriental, era un invernante que provenía del Pirineo central.

Se trataba, no obstante, del segundo caso de ave originaria de los Alpes que se recuperaba en el Pirineo, pues existía una anilla recuperada en los 80 en el Pirineo francés. Aún así, es una noticia muy interesante: las aves de los Alpes no solo bajan algo de altitud, en invierno, si no que llegan al Pirineo, donde se mezclan con las aves pirenaicas, en bandos grandes.

La pregunta, ahora es la siguiente: ¿Los bandos invernales del Pirineo oriental tienen más aves alpinas de lo que pensamos? ¿Son una mezcla de aves pirenaicas y alpinas, o casi todas son alpinas?

Para seguir profundizando en el tema, el siguiente invierno estos mismos anilladores volvieron a la carga, tratando que el comedero permaneciera disponible permanentemente a pesar de las nevadas. Esto se consiguió. Un bando de unos 500 estaba siempre en el comedero. Logramos capturar unos 300, que marcamos, medimos y fotografiamos.

Sin embargo el invierno pasado, cuando ya teníamos anillas metálicas coloreadas (para poder identificarlos a distancia) y un plan de trabajo financiado fue un desastre. Tuvimos un invierno muy suave y casi no nevó. No apareció ni un gorrión alpino. Ahora estamos a la espera de ver qué pasa. Igual capturamos unos cuantos marcados en los Alpes… Veremos”.

Distribución de las poblaciones nidificantes de gorrión alpino en la península Ibérica.


Los comentarios están cerrados.