BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Lo confieso: soy un refugiado climático

Como cada primero de año, aproveché ayer la tranquilidad de un país resacoso y somnoliento para pasear con mis hijos por el río Arlanzón, en Burgos, ciudad donde disfrutamos de la celebración de la Nochevieja en familia. Eran las 10 de la mañana y el termómetro de la calle marcaba 4 grados bajo cero. Una heladora niebla cubría las calles, vistiendo de blanco inmaculado sus árboles, coches, señales de tráfico. Por suerte no hacía viento, pero el frío era intensísimo. El paisaje se nos antojó tan navideño como un anuncio. De una impresionante belleza aunque durísimo. Nos lo pasamos bomba, pero apenas una hora después ya estábamos de vuelta a casa absolutamente helados.

Otros años, la celebración la hemos pasado en nuestra casa de Fuerteventura (Islas Canarias). Incluso una vez, tras las doce campanadas, nos dimos un baño en las transparentes aguas del Atlántico. Allí el invierno no existe, así que lo acabas echando de menos. Pero cuando lo descubres en toda su intensidad un día tras otro, durante meses y meses de cielos grises, frío, lluvia, acabas entendiendo por qué el templado Mediterráneo, las afortunadas Canarias, se están convirtiendo en el geriátrico de Europa. Nos sentimos orgullosos de nuestros pueblos, donde están nuestras raíces, pero al final echamos de menos el buen tiempo. Y emigramos al sur. Muchos incluso sin esperar a la jubilación, muy pronto, incapaces de cerrar los oídos a la cálida llamada del sol.

Los geógrafos hablan de los refugiados climáticos como aquellos habitantes del Tercer Mundo que se ven obligados a emigrar hacia el norte empujados por la desertización y el calentamiento global. En realidad, en los países occidentales se está dando el movimiento inverso y por razones mucho más banales. Son los refugiados climáticos en busca del buen tiempo, británicos, alemanes, escandinavos –también españoles- que, como las golondrinas, huyen del invierno. Pero que, también como las golondrinas, regresan de nuevo a sus tierras cuando el frío ya no aprieta.

En mi caso, queridos lectores, yo también tengo algo de golondrina. Con dos países en el corazón, el de verano y el de invierno. Los más nacionalistas no lo entenderían ni en días tan fríos como estos. No les culpo. Sin embargo, al menos Antonio Machín me habría dado la razón pues, como cantaba magistralmente, “es posible tener dos amores a la vez… y no estar loco”.

El río Arlanzón a su paso por Burgos la mañana de Año Nuevo de 2008. El termómetro no pasó de cero grados en todo el día.

12 comentarios

  1. Dice ser Cristina Luz

    Pues hoy en Burgos, lloviendo y de un gris tristísimo, así que no me extraña que la gente se vaya para el sur.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Wandernais

    Pues suerte que tienes…siempre dije que quería irme a vivir a canarias para tener siempre buen tiempo, porque soy muy friolero…pero poco a poco me fui enamorando del otoño de Guadalajara y del invierno de Cuenca. Además, me encanta el verano.

    02 Enero 2008 | 11:41

  3. Dice ser maria

    tu no predicabas defendiendo a greenpeace esta estafa delcalentamiento cual Gore de andar por casa.?EL C02 HA DISMINUIDOVÉASE COMO NOS ENGAÑAN LOS MEDIOS Y LA CIENCIA, ahora tenemos 380 ppm y en siglo XIX captaron más de 400 ppm.ya ni existe ciencia ni método científico ni periodismo.180 AÑOS DE ANÁLISIS DEL CO2 ATMOSFÉRICO POR MEDIO DE MÉTODOS QUÍMICOSDr. Ernst-Georg BeckABSTRACTSe resumen más de 90.000 precisos análisis químicos del CO2 en la atmósfera desde 1812. La información química histórica revela que los cambios en el CO2 rastrean los cambios en la temperatura, y por consiguiente el clima en contraste con la simple y monótona tendencia al aumento del CO2 mostrada en la literatura del cambio climático pos-1990. Desde 1812, la concentración del CO2 atmosférico en el Hemisferio Norte ha fluctuado mostrando tres altos niveles de máxima alrede-dor de 1825, 1857 y 1942, este último con valores superiores a las 400 ppm. Entre 1857 y 1958, el proceso Pettenkoffer fue el método analítico estándar para la deter-minación de los niveles de dióxido de carbono en el aire, y usualmente alcanzaban una precisión mejor que el 3%. Estas determinaciones fueron hechas por muchos científicos distinguidos con el Premio Nobel. Después de Callendar (1938), los climatólogos modernos han ignorado por lo general las determinaciones históricas del CO2, a pesar de que las técnicas eran procedimiento estándar en manuales de texto de diversas disciplinas científicas. Los métodos químicos fueron descartados por no confiables, pero se eligieron algunos pocos que se ajustaban a la suposición de una conexión entre el CO2 y el clima.http://www.mitosyfraudes.org/ Calen6/Beck.html

    02 Enero 2008 | 17:08

  4. Dice ser José María

    ¿Cómo se puede ser tan fatuo?

    02 Enero 2008 | 17:10

  5. Dice ser wandernais

    jajajajaj nono, es gilipollas “Estas determinaciones fueron hechas por muchos científicos distinguidos con el Premio Nobel” sisisisi muchisimos premios nobel miticos históricos…Que ignorante de mierda…bueno bueno…

    02 Enero 2008 | 17:32

  6. Dice ser victor

    No se si realmente habrá calentamiento global, pero cuando estás en una playa desierta de africa y está llena de basura traida por el mar, te das cuenta que aunque no haya calentamiento global hay que respetar el medio, hacer un uso más racional de los recursos y optar por reducir nuestro impacto.

    02 Enero 2008 | 18:55

  7. Dice ser Homo sapiens

    Muy buen artículo. Yo he aprovechado muchos dias de año nuevo para salir al campo. Una gozada.Sobre el cambio climático, es increible que haya gente tan obstinada en seguir negando una evidencia semejante. El cambio climátioc es lo que hay, y ya está aquí desde hace unos años, lo que no sabemos es hasta donde va a llegar.Feliz 2008

    02 Enero 2008 | 19:03

  8. Dice ser Daniel

    Hola, pues yo soy un “rara avis”. Me explico. Vivo en Murcia, que como todos sabreís tiene un clima estupendo, bueno menos para mi. A mi me gusta el frio, que llueva, que haga poco sol o ninguno y que el paisaje sea verde, vamos todo lo contrario a lo que aqui tenemos. He viajado a varios lugares de Europa en verano y en invierno y no he disfrutado allí más porque el billete de vuelta lo tenía comprado. Direís, este está loco. Pero para mí, el calor insoportable, el bochorno, el polvo, el paisaje amarillo desértico y demás me irrita, especialmente cuando este aprieta, es decir desde mitad de marzo a finales de octubre. Direís, “que privilegiado” “que buen tiempo tiene allí casi todo el año”. Ya me gustaría a mi ver a alguno de vosotros disfrutarlo un año completo, a ver que me deciaís.Saludos

    02 Enero 2008 | 19:40

  9. Dice ser Rayco

    Para Daniel: Donde vives? por que eso bochorno y desertico no me cuadra a mi de las islas Canarias (yo vivo en Lanzarote, naci aqui) aqui hay una cosa que son los vientos alisios que vienen desde el golfo de Mexico que hace que todo el año haga buen tiempo, bochorno es solo unos dias en verano (4 o 5 dias a lo sumo) el resto buen tiempo, especialmente en invierno que hace un poquito mas de fresquito por las mañana es super agradable.Yo he estado varias veces en sitios de la peninsula como Madrid, Barcelona, Valencia… y me encontrato con que alli hacia muchisimo mas calor que aqui, si digo que en pleno mayo (29 y 30, durante el festimad) casi me deshidrato en madrid no creo que exagere nada… y es que el problema de estos sitios es eso, que o las temperaturas son exageradamente altas o son al contrario.

    02 Enero 2008 | 20:36

  10. Dice ser simonpla

    La politica actual, trata al ciudadano como inmaduro, como si no fuésemos capaces de pensar por nosotros mismos.Hablan del calentamiento global, y tiran andanadas fuera de plano para distraernos de la realidad. Nadie nos cuenta, a no ser nuestros profesores de física cuántica, de la realidad diaria y sus influencias. Ya en la época de Marconi, para el uso de las ondas de radio, se mandaron sistemáticamente bombas a la estratosfera para permitir la salida de las ondas de radio. Cada vez que una nave sale al espacio debe hacerlo por uno de los agujeros de la capa de ozono, ya que de no hacerlo así, explotaria en el espacio combustionandose. Así mismo, todos los satélites que tenemos actualmente en órbita, lo hacen saliendo al espacio de igual modo. Hablan de la incidencia de el gasto de energías eléctricas, o de combustión como es la gasolina, pero no hacer politicamente nada para dar paso a energías alternativas, ya que el uso del petroleo y la gasolina, dan enormes beneficios. Son los famosos intereses creados. Además, una sola de las pruebas nucleares que se llevan a cabo, con la explosión descomunal, y megatones para asustarse, incide en el clima infinitamente más que cualquier otra cosa.Una sola de esas pruebas nucleares es como cientos de veces una explosión del volcán Etna, por ejemplo.Nos tratan en actitudes paternalistas, impropias de sociedades avanzadas, son manipuladores…porqué sino están acabando con las carreras humanistas…un pueblo culto es el peor enemigo de la politica establecida…

    03 Enero 2008 | 08:09

  11. Dice ser Mmm

    Entre tanto… tu que propones… ¿Cual es la posible solución? ¿Que podemos hacer?

    03 Enero 2008 | 10:12

  12. Dice ser Chelo

    En primer lugar lo del cambio climatico lo creere cuando en diciembre me pueda bañar en una piscina al aire libre en Burgos y aun asi no le hare ascos dire que por fin ya era hora, yo tambien soy una refugiada climatica he huido del frio, y no vuelvo ni atada si quieren frio los de Green Peace que se vayan al polo sur pero que dejen a la humanidad en paz

    03 Enero 2008 | 12:28

Los comentarios están cerrados.