BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Sáhara pierde el norte, o la historia de una foca friolera

Como en la poesía de Alberti, pero con una foca polar en lugar de la famosa paloma que “por ir al norte fue al sur”. Eso es exactamente lo ocurrido a Sáhara, la foca de casco (Cystophora cristata) salvada de una muerte segura cuando apareció el año pasado, muy debilitada, en el puerto saharaui de El Aaiún. Una vez más el entusiasmo del veterinario y biólogo Pascual Calabuig, director del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo de Gran Canaria, logró lo imposible, salvar al animal a pesar de las gigantescas dificultades técnicas, materiales y hasta políticas para poder moverse en tan conflictiva región africana. Incluso fue necesario un permiso especial de la familia real de Marruecos.

Gracias a su tenacidad se consiguió trasladar al animal al Instituto Canario de Ciencias Marinas, primero, y al zoológico Loro Parque de Tenerife después, donde terminó de recuperarse.

La despistada foca de aguas heladas se encontraba a miles de kilómetros de sus zonas habituales de campeo, en las templadas aguas saharianas. Por esta razón, en lugar de devolverla al mar Atlántico, se decidió ahorrarle el viaje y trasladarla en avión a un santuario de focas de Gran Bretaña, liberándose el pasado 9 de octubre en Orkney, norte de Escocia.

Pero a Sáhara no le gusta el frío. Y tomó de nuevo rumbo hacia el sur. Ante el asombro de los expertos, el ejemplar apareció la pasada semana en el puerto vizcaíno de Ondarroa, a 2.000 kilómetros del lugar de suelta. “Apareció en la rampa del muelle, como si nada”, explica un todavía asombrado Calabuig.

Mientras, en Escocia, los responsables del Seal Sanctuary, la asociación responsable de su liberación, alucinaban en colores frente a la pantalla del ordenador. Desde allí seguían minuto a minuto sus movimientos gracias a un emisor de control satélite instalado en su dorso. Y la foca en ese momento ¡se movía por el interior del País Vasco y a 100 kilómetros por hora! Fue Pascual Calabuig quien les resolvió el misterio. El animal no era candidato al Guinness de los Récords. Estaba siendo trasladado en automóvil al Centro de Recuperación de Gorliz.

¿Se le enviará de nuevo a Escocia? Está por decidir, aunque es donde mejor la pueden cuidar. Si se recupera, pues de momento, como reconoce Pascual, la impresión es mala. Además de desorientada, Sáhara está de nuevo enferma. Por eso se dejó coger con tanta facilidad.

Imágenes de Sáhara en Canarias. Comiendo hielo de manos de Pascual Calabuig, y recibiendo las atenciones veterinarias de Sara Capelli y Víctor en las instalaciones de Loro Parque.

5 comentarios

  1. Dice ser Ayari

    Aun hay en el mundo personas de buen corazon que ayudan a los indefensos

    20 Noviembre 2007 | 15:30

  2. Dice ser Cold

    Pobres animales.Hay científicos que dicen que están perdiendo la orientación a causa de una posible inversión de los polos magnéticos de la Tierra, allá por el 2012.No nos olvidemos que los animales siempre tienen un instinto más desarrollado que el nuestro…

    20 Noviembre 2007 | 16:11

  3. Dice ser PILAR

    SUERTE Y FUERZA, AVENTURERA SURCA-MARES!!!QUE HISTORIA MÁS BONITA; OJALÁ LA HISTORIA DE LA PERRITA CIEGA Y ENFERMA LLAMADA DULCE, SEA LA MITAD DE TIERNA, Y ELLA SEA AFORTUNADA CON ALGUIEN QUE LA CUIDE…

    20 Noviembre 2007 | 17:08

  4. Dice ser regina

    Me ha encantado el comentario. Yo vivo en Bilbao y ya leí en 20 minutos la historia de la foca. Me pareció super preciosa. De esas noticias que apenas nadie hace caso y menos publica. Ahora he leído la columna y me ha parecido un puntazo. Si además, miras la sonrisa del columnista, te alegra un poco más el día.

    20 Noviembre 2007 | 17:39

  5. Dice ser E.

    Me encantan las focas. Creo que tienen cara de buenas.

    20 Noviembre 2007 | 23:35

Los comentarios están cerrados.