BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Matanza y expolio de tortugas en Cabo Verde

Más de un millar de tortugas bobas son capturadas ilegalmente estos días en las playas de Cabo Verde, situadas a 600 kilómetros de las costas de Senegal. Las matan las pobres gentes de ese pobre país africano, especialmente en la isla de Boavista, cuando los animales salen por las noches a la superficie para enterrar sus huevos en las finas arenas del litoral. Los caboverdianos llevan 30 años sufriendo una terrible sequía y para ellos no se trata de una especie en peligro de extinción, sencillamente es comida fresca.

En Cabo Verde anidan unas 10.000 tortugas, la tercera población nidificante más importante del mundo. Cuando estuve allí en una ocasión, compré varias que me ofrecieron los pescadores y las solté. Me miraron como quien mira a un loco, o a un bobo. Otros turistas, me consta, se las zampaban en sopa por eso de lo exótico.

Se comprende así que estas capturas ilegales estén poniendo en serio peligro el futuro de la especie. Pero el auténtico problema no está en la costa sino en el mar abierto, donde la pesca del palangre, las nasas, los enganches accidentales en redes a la deriva y la contaminación está diezmando sus poblaciones. Más de 20.000 mueren al año en las costas españolas.

¿Y qué hacemos nosotros para evitarlo? Robarles los huevos.

Por segundo año consecutivo, los científicos españoles han expoliado en las zonas donde desarrollan un programa de protección y vigilancia varios nidos de tortuga boba. Desde allí sus huevos han sido cuidadosamente trasladados en avión y helicóptero a España. Con ellos se pretende que las tortugas vuelvan a criar en dos simbólicos espacios naturales, Jandía en Fuerteventura y Cabo de Gata en Almería.

El proyecto es criticado por distintos colectivos ecologistas, quienes destacan el elevado coste económico del plan, cuya cantidad exacta no ha sido hecha pública, y donde los intereses mediáticos y turísticos están por encima del interés por la recuperación ambiental del entorno. Como ejemplo señalan las poco rigurosas razones dadas respecto a que este proyecto “es una medida de gestión para prevenir las plagas de medusa”, en detrimento de un análisis exhaustivo de las verdaderas causas que provocan las aguas vivas.

Además se están incumpliendo todas las recomendaciones básicas internacionales respecto a las reintroducciones: no se ha hecho un estudio genético previo, no existen datos históricos recientes que indiquen que en los lugares elegidos había antes colonias semejantes, y la pesca y la contaminación las sigue matando en mayor número incluso. Soltar allí tortugas es condenarlas a muerte.

Pero hay más. Los responsables del proyecto de reintroducción calculan que deberán estar trayendo entre 1.000 y 3.000 huevos africanos durante al menos 15 años consecutivos antes de lograr el retorno de los primeros adultos. En Estados Unidos, con colonias en México, han tardado 35 años en conseguirlo. Una llegada que, a pesar de todo, el profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y director del proyecto de reintroducción, Luis Felipe López Jurado, considera “segura”, tras el nacimiento el pasado verano de las primeras 143 crías de tortuga en las playas majoreras de Cofete.

Otro de sus responsables, el investigador de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) Adolfo Marco, ha confirmado que sólo una cría de cada mil llega a adulto, lo cual se considera un índice de supervivencia bajísimo. Con estos datos, de las más de 15.000 tortuguitas que puedan nacer en Fuerteventura a lo largo de esos 15 años, tan sólo lograrán regresar a desovar a Cofete apenas una docena de ellas. Un magro resultado, a un precio altísimo, para una especie que no cría en Canarias desde hace varios siglos, mientras otras como el cuervo o la terrera marismeña se extinguen sin que nadie mueva un dedo. Pero claro, esas pobres venden menos, y la biología cada vez más es biopolítica.

5 comentarios

  1. Dice ser Ana Fernández

    Sueltan dos tortugas y dicen que acabarán con el problema de las medusas en el Mediterráneo. Nos toman a todos por tontos. Y nos seguirán tomando por tontos. Al final deben tener razón, somos tontos, pues tragamos carros y carretas sin el menor sentido crítico. Vemos la foto de una tortuguita recién nacida y creemos que todos los problemas medioambientales se han solucionado. Vaya circo el de nuestra sociedad. Los recursos de nuestros bolsillos dedicados a engañarnos con total impunidad. Bueno, no todos. Los que no roban los políticos ni reparten entre sus amiguetes.

    09 Octubre 2007 | 14:31

  2. Dice ser Adolfo

    La información que das sobre la muerte de tortugas en las playas la han generado las mismas personas que se traen huevos á Andalucia. Yo soy uno de ellos.Como dices el problema en el mar es gravisimo, pero tambien lo es en las playas de anidación de Cabo Verde. A este ritomo de caza, la poblacion se extingue en pocos años.Ante este grave problema. los mismos que traemos los huevos a Canarias o Andalucia llevamos 10 años trabajando intensamente en Cabo Verde tratando de reducir la caza de tortugas ilegal pero tolerada. Agradecemos cualqueir ayuda, por ejemplo como coluntarios en elc ampamento que organizamos en Boavista.En esta isla esta la unica colonia importante de anidacion de tortuga boba desde Sudáfrica hasta Europa. Si se extingue se acabó. Nosotros queremos ayudar a la especie a extender su area de anidación con estas reintroducciones.EN Boavista en 2007 se pusieron 1 millon de huevos aprox. De ellos por causas naturales mueren más de la mitad. Nosotros nos traemos 1000 seleccionados de nidos que se van a inundar seguro. No expoliamos nada. Por cada huevo que nos traemos estamos salvando más de 100 nosotros mismos. Si conseguimos crear nuevas zonas de anidación ayudaremos mucho a salvar a esta especie en nuestro entorno.Si teneis algun consejo para proteger mejor la anidación nos encantaria conocerlo.Adolfo

    06 Junio 2008 | 10:57

  3. Dice ser Adolfo

    Sobre la biopolítica, decirte que efectivamente son muchas las espcies y los ecosistemas que precisan atención. Yo por ejemplo llevo muchos años investigando como conservar camaleones, galápagos o lagartos o contribuir a frenar el declive global de los anfibios en todo el mundo. He publicado más de 70 articulos científicos internacionales sobre estos temas.A eso añadir que hay muchisimas especies de pajaros que deben ser protegidas pero sólo hay una especie de reptil marino que puede anidar en Andalucia o Canarias y está en peligro de extinción en todo el mundo. No lo desprecies.Efectivamente solo una de cada 1000 recien nacidos que entran al mar retornan almar. Quiza hasta menos. Pero por eso mismo, nosotros vamos a liberar en Andalucia o Canarias tortugas de 1 año de edad, edad en que la supervivencia puede ser entre 10 y 50 veces mayor. Eso hace viable el proyecto pues podrían retornar más de 100 madres en una primera generación (12-30 años). Si todo va bien, despues vendrían tortugas nacidas aquí. La experiencia de Mexico nos enseña que tortugas de 1 año liberadas al mar retornan a anidar donde se soltaron.

    06 Junio 2008 | 11:11

  4. Dice ser maria

    Hola les comento que en tabasco ponen alas tortugas en comales grandes para quitarles su caparazon y guisarlas no se conforman con matarlas si no hacerles pasar esta tortura, llamandolas gallinas de mar.

    07 Abril 2010 | 17:26

  5. Dice ser maria

    Todo esto sucede en tabasco mexico que queman alas pobres tortugas para sacarles el caparazon y poderlas guisar

    07 Abril 2010 | 17:28

Los comentarios están cerrados.