BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

La erosión se lleva en Canarias 300.000 camiones de tierra al año

El desierto avanza imparable en Canarias. O para ser más exactos, ya ha llegado a las islas. Como primer resultado de este fenómeno, casi la mitad de la superficie del Archipiélago está sometida a intensos procesos de erosión que se llevan al año 12 toneladas de suelo fértil por hectárea, la carga de 300.000 camiones de gran tonelaje.

El fenómeno afecta a casi la mitad del territorio canario, donde lluvias y viento tiran al mar miles de metros cúbicos de suelo fértil al año.

Unas 329.000 hectáreas de Canarias, el 43% de su superficie, están sometidas a intensos procesos de erosión debidos a la acción de la lluvia y el viento, siendo Fuerteventura y Gran Canaria las islas que sufren el problema de una forma más acuciante. Así de duras y contundentes son las principales conclusiones de un estudio elaborado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias sobre el diagnóstico del proceso de desertificación en el Archipiélago, que servirá de base para la puesta en marcha de un plan de lucha contra este problema.

Las espectaculares cifras son consideradas por los expertos mundiales como la activación de la alarma roja, pues supone entrar en los umbrales de erosión moderada, la de pérdidas de suelo entre 10 y 50 toneladas. El techo mundial está en sufrir un índice superior a las 200 toneladas. Sin embargo, los valores canarios tienen el agravante añadido de hacer referencia a terrenos insulares de reducida extensión y elevada población, situación que multiplica por cien los problemas derivados de esta erosión.

El informe encargado por el departamento autonómico advierte de que Canarias tiene un alto riesgo de desertificación en todas las islas, a excepción de La Palma. Así, Fuerteventura ocupa el primer puesto de la lista, con el 59,4% de su territorio expuesto a intensos procesos de erosión, seguida de Gran Canaria (56,7%). Le siguen en extensión La Gomera (47,1%), Tenerife (41,9%), Lanzarote (30,6%), El Hierro (15,8%) y La Palma (8%).

Además de un gran número de especies animales y vegetales en peligro peligran los ecosistemas y, especialmente, los agrosistemas. Con estos últimos también está desapareciendo un personaje fundamental en el control de la degradación ambiental: el agricultor. La crisis de la agricultura tradicional, con el consecuente abandono del campo, el sobrepastoreo y el aumento de la salinización de los suelos debido a la sobre explotación de los recursos hídricos, agravan una situación cada vez más preocupante y generalizada.

La desproporcionada urbanización del campo no sólo no ayuda a parar este proceso, sino que lo está acelerando gravemente. Donde antes se plantaban patatas se cultivan ahora viviendas, infinitamente más rentables para los especuladores. Los consumos de agua se han disparado y la contaminación del aire mata ya a más gente que muchas enfermedades. La solución a todos estos desequilibrios, más que difícil, resulta imposible.

En la imagen, corral de cabras en una terriblemente castigada ladera de Fuerteventura. Originariamente en estas montañas había bosquetes de acebuches y almácigos. Ahora sólo piedras.

6 comentarios

  1. Dice ser eros

    Vivo en Fuerteventura. No muy lejos de donde sacaste esa foto. Y es increible lo que ocurre aquí con la erosión. Lo que antes era el granero de Canarias ahora es un desierto. Un saludo

    03 Octubre 2007 | 01:56

  2. Dice ser Lucy Love

    Y de ahí directos a la península… en 50 años será todo un inmenso desierto 🙁

    03 Octubre 2007 | 08:21

  3. Dice ser Toño

    Ahora va a resultar que se quieren recolectar peras en un melonar. Se han abandonado casi por completo todas las prácticas (agrícolas y de sentido común) que secularmente habían servido para fijar algo de terreno y se han desarrollado hasta el máximo todas las altamente erosivas (ganadería extensiva de cabras, urbanismo sin control,…). Qué curioso que dos más dos sigan sumando cuatro, incluso en la era de la cibernaútica. Menos mal que ahora tenemos al cambio clmático para echarle a culpa de todos nuestros males.

    03 Octubre 2007 | 08:42

  4. Dice ser Juanma

    No echemos las culpas a las cabras. Nosotros somos terriblemente más voraces que ellas, arrasamos por igual con bosques y lagunas, con llanos y laderas. La desertización es un proceso natural de avance del desierto. La desertificación la provocamos nosotros con la mala gestión de la Naturaleza. Pero para muchos, incluidos nuestros descerebrados próceres, paisajes desolados como ése de Fuerteventura son lugares perfectos para construir una gran urbanización con varios campos de golf y espectaculares piscinas con SPA incorporado. Se denomina RESTAURACIÓN ECOLÓGICA, especulación salvaje que decimos en mi pueblo.

    03 Octubre 2007 | 11:36

  5. Dice ser wandernais

    Menudo percal. Desde luego la desertización en su máximo exponente está azotando a Canarias. Es tan fácil decir que se deberia recuperar el modelo de agricultura tradicional(nunca monocultivos extensivos) y bosques autóctonos como difícil su ejecución.

    03 Octubre 2007 | 12:45

  6. Dice ser Toño

    No echamos la culpa a las cabras. Se la echamos a un modo de desarrollo que apuesta por principios atilanos, olvidando que no estamos es terrenos conquistados y que vamos a tener que vivir en ellos. Hasta hace poco se sabía, y los usos del territorio eran de lo más conservadores. Actualmente no. Desde luego puede ser un nuevo motor económico para esta sociedad. Primero nos lo cargamos todo y luego invertimos en RESTAURACIÓN ECOLÓGICA.

    03 Octubre 2007 | 13:42

Los comentarios están cerrados.