BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Una nueva familia para Griso

Hace tres meses, el Diario de Avisos de Tenerife publicó en su sección “Avisos urgentes” la fotografía de un perrito abandonado. No tenía nombre, estaba ciego y muy enfermo. Lo habían encontrado en las inmediaciones de Agua García miembros de la asociación protectora de animales ANDA-Tenerife. Llevaba varios días caído en el fondo de la excavación de una casa derruida, a modo de gigantesca trampa, sin posibilidades de escape. Coincidió además con un violento temporal de viento y lluvia que duró varias semanas. Algunos vecinos le tiraban comida, que el pobre animal localizaba torpemente entre el barro gracias a su olfato. Cuando lo rescataron estaba a punto de morir.

En el anuncio del periódico daban un teléfono para que su dueño lo recogiera, pues el animal tenía collar y nadie podía imaginarse que una persona medianamente sensible había sido capaz de abandonar a su suerte a un ser tan indefenso. Por supuesto, el dueño no apareció.

A mi amiga Eva se le saltaron las lágrimas al leerlo. No se lo pensó dos veces. Si seguían sin tener noticias del propietario, ella se comprometía a cuidarlo. Parece lógico, pero con dos niños, un marido hiperactivo y una perra de 13 años, aumentar la familia es todo un acto de valor.

Hoy he conocido a Griso, como han rebautizado al perrito, y el emocionado he sido esta vez yo. Al entrar en la casa tropecé sin darme cuenta con él, pues lógicamente no me había visto. Pero venía precioso de la peluquería, después de varios meses de duros tratamientos veterinarios, y se le veía contento. Incluso me pareció descubrir una chispa de presumida coquetería en su blanca mirada.

El mérito, lógicamente, es exclusivo de Eva. Quien por suerte para Griso, trabaja como educadora de niños ciegos.

-“Con el perro he utilizado el mismo método que con los niños y ha funcionado a las mil maravillas” -me explica mientras tomamos una infusión en el salón de su casa. “El arnés de la correa sirve perfectamente como bastón. Si le doy un tironcito hacia arriba sabe que hay escaleras y levanta las patas. Si doy una palmada y digo bajar lo entiende a la primera. Al principio fue un poco difícil, pues no conocía la casa y se chocaba con todas las cosas, pero ahora, si no te explico que es ciego no te enterarías“. Y añade a modo de complemento pedagógico: “La comida y su cesta deben estar siempre en el mismo sitio. El orden es fundamental para un ciego”.

Como siempre, me gusta hacer de abogado del diablo. -¿Y no hubieses preferido otro perro mejor, de raza, sin discapacidad alguna, más joven al menos?

-“Precisamente fuimos a por él porque sabíamos que nadie lo iba a querer. Al lado tenían un precioso cachorro de Yorkshire, y la verdad es que con Griso llevamos gastado más dinero que si tuviese el mejor pedigree, pues padecía una neumonía, tenía parásitos e incluso problemas de próstata, pero le queríamos a él”.

-¿Y no os habían dicho que era un joven de tan sólo dos años?

-Eso en teoría. El veterinario le calcula más de 10 años.

Eva se siente muy contenta con este nuevo miembro de la familia, quien sabedor de a quién debe agradecer su actual buena suerte no la deja ni a sol ni a sombra allí por donde va. No la puede ver con sus vacíos ojos, pero sí con el corazón, y ese no miente.

7 comentarios

  1. Dice ser seco

    Colaboro en una protectora de Langreo, Asturias.Cada cierto tiempo vemos casos así. Uno no se lo explica y sólo desea que la persona que haya hecho esto, que haya abandonado o maltratado un animal pruebe en sus carnes el sabor del abandono. Ellos no saben por qué, de repente su mundo se vuelve patas arribas y aquellas y su punto de referencia desaparece dejándoles abandonados a su suerte y sin más armas que su instinto (en muchos casos insuficiente) para sobrevivir y sólo un pequeño porcentaje acaba en las saturadas instalaciones de en el mejor de los casos, una protectora.Sólo puedo decir.. gracias EVA por tu acción. Y a ti gracias por esta pequeña crónica que nos hace tomar impulsos y ver que para algunos (incluso los más difíciles) puede haber una salida.Saludos desde Asturias

    12 Septiembre 2007 | 08:55

  2. Dice ser Eva

    Admiro la sensibilidad de Eva y de toda su familia

    12 Septiembre 2007 | 18:04

  3. Dice ser Armas

    Si en el mundo existiera mas personas como Eva no existiría tantas desiguldades,ni discriminación….etc.

    12 Septiembre 2007 | 18:09

  4. Dice ser Monipeni

    Ole por griso y por tu amiga. Mi perra actual, y también la anterior, salieron de protectoras. Ambas adoptadas adultas, la primera con leishmania y filaria. Las superó para acabar sucumbiendo de una leucemia. Pero murió feliz y tranquila sabiéndose querida. La que tengo ahora tiene el cuerpo lleno de perdigones. También leishmania.Los perros adoptados que lo han pasado mal son lo más abnegado, lo mejor. Y desde un plano egoista, cuando tienes uno de esos días que necesitas sentirte mejor persona (y a veces es muy necesario), basta con dedicarles una mirada. No compraría un cachorro por nada del mundo.

    13 Septiembre 2007 | 08:32

  5. Dice ser Rosen

    Dale las gracias a tu amiga de mi parte (y de parte de Griso), me ha emocionado. un saludo!

    13 Septiembre 2007 | 11:14

  6. Dice ser Maria

    Ojalá hubiera más gente así. Un perro mestizo da el mismo cariño que uno con pedigree; y si es abandonado mucho más. Os lo puedo asegurar.

    17 Septiembre 2007 | 21:52

  7. Dice ser Maria Rosa L.

    Que Dios te bendiga EVA, no pense tener mis ojos con lagrimas pero es inevitable,al leer sobre Griso,que bello que existan personas como tu.Veo que la nota es del 2007, espero que esten bien.

    29 Marzo 2010 | 10:15

Los comentarios están cerrados.