BLOGS
Con reservas Con reservas

"Lo que tenemos que hacer es montar un bar. Y si no funciona, lo abrimos". Viejo adagio periodístico

Jugarte la vida y no poder pagar tu casa: la realidad del reportero freelance de guerra

Ricardo García Vilanova (izda.) y Javier Espinosa, recién llegados a Madrid. (EFE).

Ricardo García Vilanova (izda.) y Javier Espinosa, recién llegados a Madrid. (EFE).

(Esta entrada ha sido actualizada el 7 de abril de 2014, a las 19 horas, con los datos de recaudación de las campañas mencionadas). *

El pasado domingo aterrizaron en Madrid dos periodistas españoles que fueron secuestrados en Siria en septiembre de 2013. Habían sido liberados de su cautiverio unas horas antes. Ambos cubrían sobre el terreno el conflicto armado. Uno, Javier Espinosa, lo hacía contratado por un medio de comunicación (El Mundo); el segundo, Ricardo García Vilanova, reportero gráfico, trabajaba como freelance (sin salario fijo ni estable, sus ingresos dependen de lo que unos medios u otros le ‘compren’ en cada momento).

Ambos se juegan la vida casi a diario para que el resto del mundo conozca lo que que ocurre en países a los que la mayoría de medios de comunicación ya no envían corresponsales. Y se la juegan para dar a conocer las injusticias y desigualdades que nosotros preferimos obviar desde nuestro mullido sofá. Ponen en riesgo sus vidas porque las gentes que viven atrapadas en esas realidades ‘lejanas’ merecen que se conozca su situación y porque la difusión de su sufrimiento puede suponer el principio del fin del mismo. Tan simple, tan complejo.

Javier y Ricardo se enfrentan ahora a unos meses de recomposición vital, de reubicación, de autorreconstrucción. Pero Ricardo no ha obtenido un salario durante los meses que ha permanecido secuestrado ni lo tendrá durante el tiempo que dure su necesaria recuperación.

Los gastos mensuales que debía cubrir Ricardo en concepto de hipoteca, gastos corrientes, seguros, impuestos, etc., eran aproximadamente de 2.000 euros. Durante los más de 6 meses que ha estado secuestrado, sus deudas superan los 12.000 euros, y necesitará de un tiempo para recuperarse de las secuelas de un cautiverio tan largo y poder estar en condiciones de volver a trabajar.

Además, durante estos meses de secuestro ha perdido su principial herramienta de trabajo: su equipo gráfico, sus cámaras.

Por eso algunos compañeros periodistas han puesto en marcha estas dos campañas de ‘crowdfunding’ (financiación colectiva):

1. Libya Close Up (en Twitter, #supportRicardoGV). Busca recaudar fondos para editar un libro bilingüe, Libya Close Up, con su trabajo fotográfico sobre Libia. La campaña tiene como objeto conseguir 30.000 euros.

Félix Flores, autor de los textos, Edith Stone, responsable del diseño, Jon Lee Anderson, prologuista, y la editorial Blume, responsable de la publicación y la plataforma Verkami, que colabora de una manera especial, han renunciado a todos sus derechos para hacer posible que los beneficios de este proyecto sirvan para pagar los gastos fijos que este fotoperiodista acumula desde el primer día de su secuestro.

(…)

El coste de producción aproximado del libro es de 12 euros, incluyendo el trabajo de preimpresión, el papel, la impresión, la encuadernación y las comisiones bancarias por las aportaciones. Así pues, con una aportación unitaria por libro de 30 euros, quedará una cantidad aproximada de 18 euros por ejemplar para Ricardo.

Si conseguimos sacar adelante esta publicación, Ricardo recibirá por su trabajo la cantidad aproximada de 18.000 euros. Si logramos superar esa cantidad, podremos realizar una tirada superior y aumentar así la cantidad que percibirá Ricardo.

2. For Ricardo. Recauda fondos para que Ricardo García Vilanova pueda reemplazar su equipo fotográfico, perdido durante los seis meses de cautiverio. El objetivo es lograr 20.000 euros.

La notable obra de Ricardo ha arrojado una luz intensa sobre el sufrimiento de los sirios en una salvaje guerra que dura ya tres años, cosechando numerosos premios. Mientras trabajaba en el norte de Siria en septiembre de 2013, fue secuestrado por extremistas, y su equipo fotográfico, robado junto con siete meses de su vida profesional. Esta iniciativa se pone en marcha para que aquellos que apreciamos y admiramos su trabajo y su coraje -y que entendemos el valor de estas imágenes para ayudar a otros- le proporcionemos algún tipo de ayuda. Como freelance, él regresa a su vida profesional sin el respaldo de un medio de comunicación, y estas contribuciones le ayudarán a ponerse de nuevo en pie y a retomar su su trabajo lo más rápido posible (traducción propia del texto en inglés de la campaña; disculpad si hay inexactitudes).

—————————————————————————–

En este momento hay alrededor de una veintena de periodistas secuestrados en Siria, la mayoría sirios, pero también algunos europeos, entre ellos cuatro franceses. Como ciudadanos, deberíamos sentirnos en deuda con todos ellos.

——————————————————————————

* Datos de recaudación actualizados a las 19.00 horas del 7 de abril:

  • En Libya Close Up ya se han obtenido 31.701 euros, por encima de los 30.000 que se buscaban en un principio. Objetivo cumplido, por tanto.
  • En For Ricardo la recaudación va por 16.083 euros. La meta es lograr 20.000 euros.

4 comentarios

  1. Dice ser Iñigo

    Gastos por 2.000 euros mensuales????? Es lo que tiene llevar una vida de rico sin serlo……… y ahora encima piden donaciones……….yo flipo, muchas familias viven casi con la mitad de ese dinero y no andan llorando ni mendigando.

    04 Abril 2014 | 13:56

  2. Dice ser Carlos

    Gastos de 2.000 euros mensuales por mantener su casa y su negocio, que es de alto riesgo y con viajes. (Aquí iba un insulto, pero mejor me lo ahorro).

    05 Abril 2014 | 10:25

  3. Dice ser Eddy del Valle

    Bueno me gustaría hacer una donación impresionante porque siempre es mejor dar que pedir, pero todo mi capital no llega en este momento a 50 Euros y con eso estoy viviendo así que si os sobra algo, no dejen de contactarme

    07 Abril 2014 | 23:06

  4. Dice ser Lydia

    Creo que se debería tener un poco más de respeto con los comentarios. Este hombre ha estado secuestrado y ha vivido un cautiverio.
    Y como freelance, creo que los gastos se justifican, era un autónomo, él se tenía que pagar el material fotográfico (que barato no es), las dietas, el transporte, sus contribuciones como autónomo, más a parte sus gatos de vida diaria dentro de su hogar. Creo que ya podéis imaginar de donde salen los 2000 euros en gastos.

    16 Abril 2014 | 13:35

Los comentarios están cerrados.