Archivo de la categoría ‘espacio público’

Walk the solar system

25 abril 2012

Plutón a tiro de piedra (exactamente a dos millas). Jupiter a unos minutos de paseo. Saturno con forma de pelota de tenis. Y es que no hay nada para entender el sistema solar, como traducir sus distancias excesivas y colocarlas sobre un pedazo de ciudad. El proyecto Walk the solar system, desarrollado por la artista y diseñadora Louise O’Connor, transformó un barrio de Londres en una secuencia de planetas. La ruta entre  Kingsland Road y  Stamford Hill emulaba las distancias entre el Sol y  Plutón. Louise, para completar el proyecto, reclutó a algunos tenderos. Cada uno estaba ubicado en el lugar correspondiente a uno de los planetas. El fotógrafo Mark Henderson retrató a cada tendero con un objeto en la mano representando a un planeta. La foto de Jupiter, transformado en una naranja sujetada por Sömine, en la Kingsland High Street número 131, resume a la perfección este proyecto.

Uno de los objetivos de Louise O´Connor era hacer entendible una escala inconmensurable. A mí me interesa otra lectura. Walk the solar system es una ruptura cartográfica. Un desafío a las geometrías establecidas en el espacio urbano. El proyecto redescubre el paisanaje de la urbe (sus habitantes) que la rutina y hábitos nos esconde. Walk the solar system, en cierto sentido, es un grito situacionista. Crea situaciones imprevistas, huye de la vida programada, ilumina esquinas desde ángulos nuevos. Provoca interacciones. Posibilita nuevos flujos, intercambios y significados. Walk the solar system es un redescubrimiento personal que, además, incita a caminar, un acto subversivo en las ciudades big brother del siglo XXI. Lo más interesante: el nuevo yo que emerge tras las nuevas distancias está configurado por el otro. Su mirada nos descubre.

La nueva ciudad – la de siempre, la que no ves- están esperándote. Escoge la distancia que separa a algunos objetos / lugares. Modifícala. Proyéctala sobre tu entorno. Camina.

Mi web: bernardogutierrez.es Dirijo la consultora futuramedia.net En Twitter soy @bernardosampa

Fotografías, memoria colectiva y territorios compartidos

07 marzo 2012

 

¿El pasado de una ciudad puede influir en la vida de sus habitantes? ¿Las vivencias de nuestros antepasados pueden crear nuevos patrones de comportamiento? ¿Se puede reforzar la comunidad utilizando narraciones de otras épocas? El proyecto londinense Historypin brinda un sonoro “sí” a todas las preguntas anteriores. Historypin – un vídeo corto de presentación – es una plataforma que incentiva el uso de fotografías históricas. Gracias a la colaboración de Google Maps y We are what we do (que se define cómo “la compañía sin ánimos de lucro del cambio de comportamiento) cualquier persona puede abrir una comunidad e incentivar la búsqueda, archivo y geolocalización de fotografías de determinado ciudad, barrio o ciudad.

El resultado es un visual e interactivo paseo por calles en las que el pasado se superpone al presente en forma de añejas fotografías en blanco y negro. Historypin tiene un buscador en el que el internauta busca imágenes de un determinado punto del planeta en un año concreto. Además, en su apartado Community, la plataforma tiene un inventario de proyectos desarrollados por colegios, museos, patrocinadores o redes de voluntarios. Un gran logro: la plataforma es un vivero de plataformas. 

Hace unos días, me preguntaba en el artículo Ciudades, procomún y narraciones colectivas sobre cómo el pasado y el futuro se podrían relacionar en los espacios urbanos a través de las comunidades del presente.  En él, insinuaba cómo gracias a la tecnología los ciudadanos tienen la capacidad de crear narraciones colectivas, nuevos imaginarios sobre los espacios compartidos: “Las narraciones serán las articulaciones básicas para esa ciudad relacional de “lugares y redes” de la que habla el antropólogo Michel Agier. Las historias compartidas, en la ciudad fragmentada, deterritorializada, pueden ser una argamasa tan sólida como las relaciones de parentesco“. En el caso de Historypin, las imágenes de ese pasado colectivo, se transforman directamente en una relación de parentesco del presente: ciudadanos creando emociones en comunidad.

Mi web: bernardogutierrez.es Dirijo la consultora futuramedia.net. En Twitter soy @bernardosampa