BLOGS

Archivo de la categoría ‘Recarga coches eléctricos’

Los supercargadores de coches eléctricos Tesla, llegan a España

La noticia de estos días es la puesta en macha de la primera estación de “supercargadores” en territorio español del fabricante de coches 100×100 eléctricos Tesla Motors, concretamente en Girona frente al Hotel Ibis Costa Brava (ver localización). Esta primera estación, compuesta por cuatro puntos de carga de 120 kw permite una recarga del 80% de la batería en unos 30 minutos.

supercharger_Tesla

Estación virtual de supercargadores Tesla equipada con energía fotovoltaica. Tesla

Con la puesta en macha de esta primera estación de carga rápida, se facilita la entrada de los usuarios de Tesla Motors a la Península Ibérica así como su salida hacia Francia, donde Tesla ya cuenta con una amplia red de supercargadores.

girona-supercharger-june-2015

Primera estación de supercargadores de Tesla en Girona. Drive&Dream

Las previsiones de Tesla en nuestro país, para el este año 2015, prevén  la puesta en marcha de dos estaciones más, situadas en las ciudades de Tarragona y Zaragoza, abriendo  así el camino hacia los dos principales ejes de comunicación de nuestro país (central y mediterráneo). Para los próximo años, la expansión de estos cargadores, se completaría con la entrada en funcionamiento de estaciones rápidas en Barcelona y Madrid, así como en otras ciudades estratégicas que permitan completar  el servicio de recarga en los ejes principales, llegando hasta Portugal.

teslasuperchargers_previsión

Evolución prevista de los supercargadores Tesla en el sur de Europa. Micocheelectrico

Un dato a tener en cuenta de estos cargadores es que su uso y por lo tanto el coste de la recarga de energía, es totalmente gratuito para los clientes de la marca Tesla.

 

Recarga inalámbrica de alta eficiencia para coches eléctricos

Hace unos meses, os hablé del sistema de recarga inalámbrico patentado por la compañía HEVO Power (ver post), que consiste en utilizar elementos de aspecto similar al mobiliario urbano típico de una ciudad, como por ejemplo las tapas de alcantarillado, que tienen la función de recargar de forma inalámbrica vehículos eléctricos.

Hoy os presento otra propuesta desarrollada por el Instituto de Sistemas Integrados de Tecnología de Dispositivos Fraunhofer (Munich), que nos propone un sistema integral de recarga inalámbrica, que se diferencia de los desarrollados  hasta la fecha, por situarse directamente sobre el pavimento sin necesidad de realizar grandes obras o instalaciones.

Recarga vehículos eléctricos por cable

Actuales sistemas de recarga mediante cable. Pddnet

Según sus promotores, la eficiencia energética de este sistema inalámbrico de recarga de vehículos eléctricos, se sitúa en el 95% en cargas de potencia de los 3 Kwh, la equivalente a la de un “enchufe” convencional de 220 V a 16 A. Esta elevada eficiencia (similar al cable) se consigue mediante un novedoso sistema de aproximación entre el emisor de energía (cargador) y el receptor (vehículo), reduciendo la distancia de transmisión y las pérdidas de energía que presentan otros sistemas.  No se especifican porcentajes de eficiencia para potencias superiores.

Sistema de recarga inalámbrico de Fraunhofer IISB

Primer prototipo del sistema de recarga inalámbrico de Fraunhofer. Newslocker

En todo caso, con estos sistemas se consigue simplificar y hacer mucho más cómodas para los usuarios, las recargas de los coches eléctricos, así como la supresión de los diferentes formatos de “enchufe” que presenta la actual red de recarga. Hay quien dice que estos sistema evitan los actos de vandalismo, y estoy seguro que así es, de todos modos yo nunca he sufrido ningún tipo de acto vandálico en 4 años de movilidad eléctrica,  y dudo mucho que alguien tenga interés en manipular un cable con tensión eléctrica. Alguno de vosotros ha sufrido algún percance de este tipo?

 

 

 

 

 

 

 

 

Carga inalámbrica: ¿adiós a los cables?

No ha hecho más que comenzar la “guerra” de los tipos de enchufes para los coches eléctricos y ya tenemos una alternativa que en un plazo no muy lejano, nos puede ofrecer una solución muy interesante que podría dejar a los cables totalmente “fuera de juego”.

Hay quien opina que la carga inalámbrica es una gran alternativa, por comodidad de uso, para evitar problemas de vandalismo y problemas con los diferentes tipos de enchufes. Yo personalmente nunca he tenido ningún problema en cuanto a vandalismo pero sí alguno por el tipo de enchufe, aunque con el tiempo te preparas para todo (adaptadores, etc..).

Qualcomm-Halo inalámbrica

Esquema del sistema de carga inalámbrica. Qualcomm-Halo

Uno de los principales aspectos que debe mejorar la tecnología inalámbrica es la reducción de la pérdida de energía durante el proceso de carga, pues en la actualidad los sistema basados en la resonancia electromagnética o inducción representan una pérdida de eficiencia energética de entre el 5 y el 10% . Con el paso del tiempo, se llegará a conseguir una eficiencia asimilable a los  sistemas directos mediante cable-conector. De hecho, hay fabricantes que ya aseguran haber alcanzado el mismo rendimiento que los actuales sistemas por cable.

Existen una cuantas iniciativas que se pondrán en el mercado en los próximos meses, en concreto destacaría tres:

La compañía norteamericana HEVO Power ha diseñado un sistema de recarga inalámbrico mediante resonancia electromagnética, que simula el aspecto de las tradicionales tapas de alcantarillado de las ciudades. Este proyecto ha contado con la colaboración de la Universidad de Nueva York y según sus creadores, consigue un nivel de eficiencia equiparable al cable. Por lo visto, el proyecto está autorizado por la ciudad de Nueva York para su instalación en una primera fase de pruebas.

Carga inalámbrica Hevo Power

Sistema de carga inalámbrica de HEVO Power, simula la tapa de alcantarillado. Dailymail

Otra propuesta nos llega de la mano del equipo de ingeniería de Bosch Automotive Service Solutions y Evatran, que han presentado el primer sistema de recarga inalámbrico doméstico. Actualmente este sistema estará disponible para los modelo Nissan Leaf y Chevrolet Volt, aunque se espera ampliar la gama de modelos compatibles con este equipo. El coste de este sistema doméstico, si bien varia según el modelo de coche, oscila los 2.000 euros/unidad.

evatran-bosch-wireless-charging-02-740x425

Propuesta domestica de Bosch-Evatran. Ecomento

La compañía Qualcomm-Halo también dispone de esta tecnología de recarga por inducción o resonancia, pero en este caso, van un paso más allá y proponen un sistema que denominan “Dynamic Charging”, que consiste no solo en una recarga estática (con el vehículo parado o semi-parado), sino en una carga en movimiento mediante un sistema similar a los utilizados por los operadores de comunicaciones, pero instalado bajo el pavimento de las carreteras y autopistas, nos permitirá realizar recargas en continuo y garantizar así la realización de largas distancias, sin necesidad de parar.

L-dynamic-charging-qualcomm-halo

Sistema de carga dinamica de Qualcomm-Halo. Gigaom

Personalmente opino que la recarga inalambrica, nos puede aportar muchas soluciones técnicas en el campo de la movilidad eléctrica, sobretodo en aquellas relacionadas con el transporte público, como por ejemplo para las lineas regulares de autobús de nuestras ciudades, donde la ubicación de estos sistemas es evidente (ruta conocida, paradas de Bus, etc..). Veremos como evoluciona la tecnología y hasta que punto los principales fabricantes de automóviles se suman a ella.

 

 

Recarga rápida: objetivo reducir los tiempos de espera

Es evidente que uno de los principales handicaps para el despliegue de la movilidad eléctrica y en concreto de los coches a baterías, es conseguir una reducción en los tiempos de recarga. En este sentido, los californianos de Tesla lo tiene muy claro desde el principio, fundamentalmente porque sus vehículos son en la actualidad,  los que más energía almacenan en sus baterías ( 85 kwh. 3 veces más que la competencia ) y en consecuencia precisan de más potencia para su recarga. Pero no todo se consigue a base de “fuerza bruta” y muchos KW.

Supercargador Tesla

Supercargador Tesla de 120 Kw. Teslamotors

La necesidad de recargar estas baterías en tiempos razonables, “les obliga” a ser uno de los principales desarrolladores de sistemas de recarga de alta compresión-potencia. En la actualidad, Tesla dispone de una amplia red de “supercadores” en aquellos países donde comercializa sus vehículos que además es totalmente gratuita para sus clientes. La potencia máxima a la que trabajan estos equipos es de 120 Kw, una potencia impensable hace muy poco tiempo, que es capaz de recargar los vehículos más potentes de la marca en aproximadamente 40 minutos.

tesla-to-create-100-strong-supercharger-fast-charging-network-in-us_1

Recreación digital de lo que podría ser el nuevo supercargador. Autoevolution

No conforme con esto, Tesla trabaja junto con el EPRI (Electric Power Research Institute) en el desarrollo de nuevos y más potentes equipos de recarga,  que se acerquen a tiempos de espera de entre 5 y 10 minutos, un tiempo muy razonable si tenemos en cuenta que recargamos una batería de 85 kwh (Model S) que nos permitiría realizar unos 450 km más. Para conseguirlo, no se centran únicamente en aumentar la potencia bruta (Kw) de los equipos de recarga, sino también en la electrónica de control de la batería, los sistemas de refrigeración del conjunto y otros elementos básicos para conseguir una recarga “ultra rápida”, pero al mismo tiempo,  que garantice una correcta durabilidad de todos los elementos implicados, ya que, a más potencia de compresión mayor es la fricción que el paso de esta potencia ejerce sobre todos los elementos del sistema.

tesla-supercharger-network-02.jpg.662x0_q100_crop-scale

Elon Musk explica la estrategia de Tesla sobre supercargadores. Treehugger

 

 

¿Cuánto pagaré de electricidad si compro un coche eléctrico?

En mi anterior post, hice una primera introducción sobre los diferentes y más comunes sistemas de recarga para los coches eléctricos. Hoy calcularemos “cuanto nos subiría la factura eléctrica” si nos decidiéramos por la compra de un “coche con enchufe”. Compararemos  los resultados con los consumos en combustible de un coche “tradicional” de similares características y prestaciones.

La factura de un coche eléctrico

Factura eléctrica. Domoelectra

Evidentemente, el consumo de energía de nuestro coche eléctrico, dependerá de los kilómetros recorridos y de nuestro estilo de conducción, a más kilometros, más energía consumida y cuanto más deportiva (menos eficiente) sea nuestra conducción, más KWh de energía consumirá nuestro coche. Para que tengamos una primera referencia, os diré que el consumo promedio de un utilitario eléctrico se sitúa entre los 14 y los 19 KWh/100 KM en situaciones de uso normal (no en ciclos de homologación poco realistas que apuntan algunas marcas). En el caso de una conducción extremadamente enérgica, el consumo podría situarse entre los 20 y los 25 kWh/100 km.

La factura eléctrica que “nos llegaría” si considerásemos estos dos perfiles de conducción seria aproximadamente la siguiente:  Para una conducción normal, aplicando un consumo promedio de 16,5 KWh/100 km, y  un precio de  0,06 €/kwh (precio medio según tarifa super-reducida o valle), resultaría un gasto total de energía de aproximadamente 1,20 euros (IVA incluido) por cada 100 km recorridos. En el caso de una conducción deportiva, considerando un consumo promedio de 22,5 kwh/100Km, el coste en energía seria de  1,63 € (IVA incluido).

oto-coche-electrico

Punto de recarga público. En muchos casos gratuito. Upyd

Si calculamos el gasto en gasoil  (precio medio de 1,35 €  el litro) de un coche de combustión de similares características (utilitario medio de 100 CV de potencia y un consumo eficiente de 5,5l/100 Km), éste resultaría ser de 7,4 euros. En el caso de una conducción más deportiva o ineficiente (que representaría un consumo aproximado de 7l /100Km) el gasto seria de unos 9,45 € . En resumen, el coche eléctrico supone un gasto  entre 6 y 7 veces menor al de un coche de combustión interna.

¿Cómo y dónde recargar el coche eléctrico?

Muchos de vosotros preguntáis sobre cómo y dónde recargar un vehículo eléctrico, llegando a ser  una de las cuestiones más repetidas en este blog. Pues bien, hoy os propongo una primera introducción a los diferentes sistemas de recarga y cómo localizarlos.

Primero de todo, os describiré de forma sencilla los modos de carga mediante “cable-enchufe” más extendidos, que son básicamente cuatro:

Modo1: La carga convencional  (carga lenta) mediante un enchufe propio de una vivienda, que por lo general nos ofrece 16 amperios, 230 voltios y una potencia de unos 3,7 KW. En este enchufe podremos conectar nuestro vehículo eléctrico y recargar la batería en un tiempo de entre  6 y 10 h. Los fabricantes denominan a esta conexión “modo de carga de emergencia”, ya que los enchufes convencionales no se diseñaron inicialmente para la recarga intensiva de vehículos. Se recomienda limitar (lo permite el coche) dicha carga hasta un máximo de 10 amperios. Para ampliar la intensidad hasta los 16 amperios, existen sistemas de conexión “wall box” más seguros y homologados para este uso. Ideal para una recarga nocturna a tarifa reducida.

IBIL-TIPO 1-2.CAM00175-1024x768

Punto de carga modo 2 (incluye modo 1) instalado en la feria Expoelectric-EVS27 BCN. IBIL

Modos 2 y 3:  Recarga conocida como semi-rápida a 32 amperios y 230 voltios o a 16 amperios y 410 voltios (en modo trifásico), aptas para su instalación en domicilios particulares, comercios, aparcamientos, etc. Nos ofrece una potencia 6,5 a 7,3 KW,  que nos permitirá recargar nuestro coche eléctrico en un tiempo de entre 2 y 4 horas. Para acceder a este tipo de recarga, será necesaria la instalación de un equipo específico para este fin, denominado “wall box”. Existen diferentes fabricantes y modelos. También se puede adquirir junto con el vehículo, como un equipamiento más (incluido el servicio de instalación). Esta opción nos permitirá contratar una recarga nocturna a tarifa reducida.

Berlin_-_Potsdamer_Platz_-_E-Mobility-Charging

Instalación pública del modo 2 (tipo 3-Mennekes) en Berlin. E-Mobility

Modo 4: Instalación de alta intensidad, con una potencia aproximada de 50 KW, que nos proporcionará una recarga de la batería en un tiempo de entre 15 y 30 minutos. Esta carga es la que más se asimila a un repostaje tradicional de combustible. A mi me gusta llamarla “electrolinera”. Este servicio nos lo ofrecen diferentes gestores de recarga y se instalan en lugares públicos como: centros comerciales, vía publica o incluso en gasolineras tradicionales como un servicio más. Para el año 2020, la Unión Europea tiene previstos más de 40.000 puntos de recarga en el territorio Español, eso sin contar con otras iniciativas privadas o de los propios fabricantes de vehículos.

recarga rápida 50 KW

Punto de recarga rápida de 50 KW “electrolinera”. IBIL

Existen diferentes sistemas de localización de puntos de carga en webs, GPS i aplicaciones para smartphones, que ya trataré en un post específico. Si pincháis (Aquí) accederéis  a la web del proyecto Movele (Movilidad eléctrica) del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y su mapa de localización de puntos de carga (incluye su tipología y potencia). También podréis consultar todas las novedades en materia de legislación sobre el vehículo eléctrico e infraestructuras, así como de tarifas eléctricas reducidas.