BLOGS

La electrificación de Mercedes, Clase C300 BlueTec Hybrid

En el pasado Salón del Automóvil de Barcelona, tuve la ocasión de realizar un test del renovado Mercedes-Benz Clase C300 BkueTec Hybrid,  cortesía del concesionario oficial Mercedes-Benz Cars Sant Cugat y Mercedes-Benz España, a los que agradezco todas las atenciones y facilidades para realizar la prueba.

El renovado MB Clase C300 BlueTec Hybrid equipa un refinado motor diésel de cuatro cilindros, parecido al de la Clase C250, al que se añade una potencia extra y la eficiencia de un compacto motor eléctrico de 20 Kw (27 CV) y de unos impresionantes 250 Nm de par motor. El motor eléctrico, se alimenta de un pack de baterías de Ion-Litio situadas en la parte posterior del coche, que no modifican el espacio disponible respecto a otros modelos térmicos.

Elegante silueta del Mercedes C300 Hybrid. A.Payá

Elegante silueta del Mercedes C300 BlueTec Hybrid, por las calles de Barcelona. A.Payá

Esta configuración hace que el C300 BlueTec Hybrid tenga un refinamiento de otro nivel, ya que en los primeros metros, el coche avanza únicamente por la fuerza de su motor eléctrico, llegando a un punto donde se establece una transición, entrando en funcionamiento de manera casi imperceptible (en modo confort), de su propulsor térmico, para mantener un funcionamiento de ambos motores en paralelo.

El rodar del coche es muy suave, a pesar de sus anchos neumaticos y sus grandes llantas de 19 pulgadas. En la conducción se aprecia rápidamente el elevado par motor que la combinación del motor diesel y eléctrico aportan a este modelo. En la posición sport+, el coche acelera de 0 a 100 km/h en solo 6,7 segundos, una cifra propia de un deportivo, pero con la diferencia de que este modelo híbrido acredita un consumo combinado de solo 3,8 l/100 km.

Mercedes C300 Bluetec Hybrid

Trasera del Mercedes C300 BlueTec Hybrid. A.Payá

El C300 BlueTec Hybrid, permite seleccionar diferentes modos de conducción y relación del motor (Confort, ECO, sport, sport+ y individual) configuraciones que también modifican el tacto de la dirección y de la dureza de las suspensiones. El modo “individual” permite ajustar las relaciones del cambio (7 velocidades) y otros parámetros como la dureza del volante y de la amortiguación a gusto del conductor y memorizarla para futuros usos.

Mercedes C300 Bluetec Hybrid

Frontal del Mercedes-Benz C300 Bluetec Hybrid. A.Payá

El C300 BlueTec Hybrid  también cuenta con un sistema de frenos revisado, que incorpora la recuperación de la energía eléctrica. Además, de un compresor de refrigerante eléctrico que permite la climatización del aire acondicionado para operar cuando el motor de combustión está apagado, con el beneficio adicional de una función muy útil, como el ajuste de la temperatura previa a la entrada para calentar o enfriar el interior antes de subir.

En un futuro, espero poder realizar un test de la versión Plug-In Hybrid, concretamente del nuevo Clase C350 Plug-in Hybrid, que seguro nos aportará más potencial eléctrico.

Los comentarios están cerrados.