BLOGS

¿Cambio de rumbo en General Motors?

Si en la década de los 90 se “acusó” a General Motors de “matar al coche eléctrico” en el polémico episodio del GM EV-1 (GM Electric Vehicle 1), parece que en este siglo, el gigante americano apuesta realmente por el desarrollo de la tecnología eléctrica en el sector de la automación. Primera prueba de ello, fueron las solventes propuesta como el  Chevrolet Volt y su “pariente cercano” Opel Ampera, ambos equipados con la tecnología Voltec de GM.

Cadillac ELR_001

Cadillac ELR. Cadillac Europe

En 2014 se comercializará en Europa su nueva apuesta eléctrica, ahora bajo la marca Cadillac y tecnología Voltec (de última generación). El GMC Cadillac ELR, es un coupé de lujo de 4 plazas (2+2) propulsado por un motor eléctrico que nos proporciona un contundente e instantáneo par motor de nada menos que 400 NM. La energía se la proporciona un pack de baterías de Iones de litio perfectamente integradas en el chasis, que en caso de necesidad, se alimentan (recargan) automáticamente de la energía eléctrica generada por un extensor de autonomía (range extended) de gasolina, sistema denominado en su conjunto como tecnología Voltec.

Cadillac ELR_008_Voltec

Cadillac ELR. Tecnología Voltec. Cadillac Europe

Según GMC, la autonomía 100×100 eléctrica de este coupé se sitúa entre los 40 y 60 km, dependiendo del perfil de nuestro trayecto y del modo de conducción. En el momento que la batería desciende de un cierto nivel de carga, se activa automáticamente el motor de gasolina, actuando como un generador eléctrico. Esta configuración nos permite recorrer unos 500 km totales con un consumo de 1,5 l/100 Km y unas emisiones oficiales de 35g/Km. Una propuesta muy interesante que convierte a este vehículo de lujo, en un coche practico y ecológico también para el día a día, que además resuelve el llamado “estrés de autonomía” que un coche 100×100 eléctrico puede provocar en algunos conductores.

Cadillac ELR_004

GMC ELR. Cadillac Europe

Parece que la fuerte irrupción en el mercado americano y europeo de la berlina de lujo eléctrica Tesla Model S, provoca reacciones en otros fabricantes como GM, pues se corre el riesgo de perder “el tren de la electro-movilidad”, más cuando  la demanda y las ventas en el segmento de las berlinas eléctricas (de lujo en particular), se prevé muy importante en los próximos años.  De hecho estos vehículos acumulan ya varios récords de ventas en mercados consolidados como el Noruego y algunos estados de los EE.UU. Como en muchas otras cosas, la oferta y la demanda impone su ley.

Para los que desconozcáis el caso del GM EV-1 y la polémica que provocó la más que dudosa gestión post-venta de ese producto en los años 90, aquí os dejo un video sobre la “vida y muerte” del EV1:

Los comentarios están cerrados.