BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Entradas etiquetadas como ‘Woody Allen’

¿Es Kristen Stewart la mejor actriz de su generación?

Kristen Stewart - Cafe Society

( Kristen Stewart con Jesse Eisenberg en ‘Café Society’ ©Entertainment One Films )

Así lo piensa el director francés Olivier Assayas que estos días está de promoción de su nueva película, Personal Shopper, y que tiene a Kristen Stewart como protagonista absoluta. Además, la que fuera Bella Swan en la saga Crepúsculo está en racha. Su otro trabajo más reciente estrenado en cines ha sido Café Society de un Woody Allen que ha prescindido, al menos de momento, de su musa en las dos últimas películas, Emma Stone, por Kristen.

Recordemos que por Viaje a Sils Maria, también dirigida por Olivier Assayas y con Juliette Binoche como protagonista, Kristen obtuvo nada menos que el premio César a la mejor actriz de reparto, en febrero de 2015, y se convirtió en la primera actriz norteamericana en ganar el máximo galardón que otorga el cine francés. No solo hizo historia, en la cinematografía gala, sino que el cineasta quedó encantando con ella. En sus más recientes declaraciones, en una entrevista para ScreenDaily, no se quedaba corto en halagos:

Kristen tiene un alcance infinitamente más grande que muchas actrices de su generación. Posee una profundidad interior junto con una espontaneidad y naturalidad que la distingue. También tiene una comprensión innata del cine que me hace creer que ella también podría tener éxito dirigiendo.

Lee el resto de la entrada »

¿Reconoces las películas en las figuras de estos famosos directores?

Parecen más propias de una galería de terror. Unas estatuas que se diría surgidas de la mente de un David Cronenberg en plena fase de delirio creativo, el de las mutaciones de la carne que hicieron las delicias de sus fans en los 70 y 80. Pero, en realidad son obra del artista visual norteamericano Mike Leavitt que califica sus obras como “arte pop hecho con alma”, lo denomina “HiPop Project”, y los resultados son tan extraños como fascinantes.

La idea ha sido la de crear figuras de famosos directores fusionados con elementos de algunas de sus películas más conocidas. Estatuas de casi medio metro de altura (o de casi medio metro de largo) hechas a base de madera. Son los “King Cuts” y en ellas podemos ver a un Martin Scorsese que nos recuerda que fue el director de Taxi Driver y Toro Salvaje, a James Cameron convertido en un mutante na’vi o un Tarantino que “paga” sus excesos con la sangre y la violencia. Y todos encapsulados en trajes o adornados con pequeños detalles que hacen referencia a otros títulos emblemáticos de sus filmografías.

La obra de Mike Leavitt y más información puede verse en su web: mikeleavittart.com

Y a la pregunta de ¿Reconoces las películas en las estatuas de estos famosos directores? Las respuestas, al final.

Lee el resto de la entrada »

Las películas que más me han llamado la atención tras su paso por Cannes 2016

Cannes 2016 poster

( ©Cannes )

La edición número 69 del Festival de Cannes ya tiene Palma de Oro. El codiciado galardón, seguramente el más prestigioso entre el cine de autor, ha ido a parar, de nuevo, a manos del británico Ken Loach y su película I, Daniel Blake.

En cuanto al palmarés, ha sido un año marcado por la total disparidad de opiniones entre las elecciones del jurado oficial, que este año presidía George Miller, y las favoritas de los críticos. I, Daniel Blake gustó, pero sin entusiasmos, situándose en la parte media baja de la media de las puntuaciones.

O el exaequo a la mejor dirección para Cristian Mungiu por Bacalaureat y Olivier Assayas por Personal Shopper, esta segunda, una de las más silbadas en su proyección ante la prensa. Y el Gran Premio del Jurado para Juste la fin du monde, de Xavier Dolan, precisamente fue una de las peor valoradas en general.

Si desean, pueden comparar los premios de la sección oficial en la noticia con la tabla de puntuaciones de los críticos de Cannes.

Fuera de competición, han desfilado por allí los veteranos Spielberg con su película familiar Mi amigo el gigante, que aquí llega el 8 de julio, o Woody Allen con Café Society, protagonizada por Kristen Stewart y Jesse Eisenberg. Imprescindibles ambos. Dicen los cronistas enviados allí que ha sido una edición intensa, cargada de excelentes películas y sorpresas, buenas y malas. Sin embargo, de entre las numerosas películas presentadas no me resisto a destacar una docena de las que espero su estreno con más ganas.

Lee el resto de la entrada »

10 películas a las que seguir la pista tras su paso por Cannes

El Festival de Cannes, en su edición número 68, dio una vez más su veredicto y lo hizo con un jurado presidido por los hermanos Coen, siempre imprevisibles. Aquí se puede consultar la lista de los principales premiados.

Sin embargo, además de la competición oficial por la Palma de Oro, entre sus otras secciones paralelas se presentan innumerables obras cinéfilas. Una voragine de películas, largometrajes y cortos, entre los que más de un título interesante puede llegar a pasar desapercibido.

Desde la decepción que supuso el porno rodado en 3D del argentino Gaspar Noé y titulado Love (no lo duden, era una de las que más expectación habían causado a priori), al cine de animación más tierno y precioso con la nueva versión de El principito, dirigida por Mark Osborne, y que gustó, aunque con cierta tibieza.

La nueva adaptación de MacBeth, con una pareja de lujo, Marion Cotillard y Michael Fassbender, parece que tampoco fue la maravilla que se ansiaba; y Fernando León de Aranoa cumplió más que bien con Un día perfecto, rodada en inglés y con reparto internacional.

Y,  una vez más, los cinéfilos después de leer las crónicas de la prensa especializada destaca en La Croissette nos quedamos con ganas de ver un buen puñado de películas, y esperando que no tarden demasiado, como suele ocurrir, en llegar a nuestros  cines.

Sé que me dejo bastantes en el tintero, pero esta sería mi lista de las 10 que más me apetece ver tras su paso por Cannes.

 

Carol de Todd Haynes

Carol-2015

La vida de Adèle causó su revuelo, y se llevó la Palma de Oro, hace un par de ediciones en Cannes. Mucho más basada en las sugerencias y los detalles, esta historia de amor en la idílica, e hipócrita y restrictiva, Norteamérica de los años 50, también protagonizada por dos mujeres, fue una de las grandes favoritas de la crítica desde su presentación. Adaptación de una novela de Patricia Highsmith con tintes autobiográficos. Calculada al milímetro y aseguran que aún así con enorme capacidad para emocionar. Ellas, las amantes, son Cate Blanchett y Rooney Mara (la Lisbeth Salander de la versión yanqui de Millennium); y tras las cámaras Todd Haynes, director de Lejos del cielo, también ambientada en los 50, con Julianne Moore, es decir, su personaje, enamorándose en aquella ocasión de un jardinero negro. Rooney Mara se llevó (ex aequo con Emmanuelle Bercot por Mon Roi) el  premio a la mejor actriz.

Lee el resto de la entrada »

Kristen Stewart y Robert Pattinson en la era posCrepúsculo

Kristen Stewart y Robert Pattinson

Woody Allen la ha fichado para su nueva película, todavía sin título y a estrenar el año que viene, en 2016. Kristen Stewart se convertirá en “chica Allen” digamos que sustituyendo a nada menos que Emma Stone, la protagonista de sus dos más recientes obras, Magia a la luz de la Luna e Irrational Man (y que tiene previsto estrenarse en los cines norteamericanos a finales de julio).

Kristen formará parte, de momento, de un curiosísimo trío de protagonistas que se completa con Jesse Eisenberg y Bruce Willis (¿Quién de los dos hará de “otro yo” de Woody Allen?).

Puede que sea odiada por las fans de Robert Pattinson a causa de su infidelidad, también por los que aborrecen la saga Crepúsculo; además arrastra una cierta mala fama porque (casi) nunca sonríe. Pero demostró que tenía muy buenas dotes como actriz en Adventureland (2009), se arriesgó interpretando a una adolescente problemática y stripper en la producción independiente Welcome to the Rileys que, pese a ello, nadie vio (entre nosotros permanece inédita comercialmente) o en su esforzada y entregada actuación en On the Road (2012) del director brasileño Walter Salles, años atrás venerado por Estación central de Brasil o Diarios de motocicleta, pero a la que las críticas, ni el público, no le acompañaron en esta ocasión.

Lee el resto de la entrada »

Crítica: ‘Magia a la luz de la Luna’, Woody Allen y el carácter maravilloso del amor

Este mismo año, George Clooney estrenaba Monuments Men, dirigida y protagonizada por él mismo, una aventura bélica ambientada en la II Guerra Mundial digamos que simpática y sin mayores pretensiones. Tampoco fue especialmente del gusto de la mayoría (para mí, se quedó a medias en su fallida propuesta). Magia a la luz de la Luna (Magic in the Moonlight) se engloba en esta línea de cine que Clooney también deseaba recuperar con nostalgia, el de antaño, el de ese Hollywood dorado de la primera mitad del siglo XX.

Woody Allen retrocede a una época idealizada que le encanta, la de los años veinte (la de los “felices” de entreguerras) con música jazz y swing, y fotografía (estupenda de Darius Khondji) bañada en luces ensoñadoras. Todo a juego para recrear lo que sería una comedia hollywoodiense de las que tenían tanto éxito popular durante los 30 o 40, sólo que a todo color. Magia a la luz de la Luna gana enteros si, pese a ser un cine obsoleto, pensamos que fácilmente su pareja protagonista pudiera haber sido Carole Lombard, Katharine Hepburn o Claudette Colbert, por el lado femenino, o un Clark Gable, John Barrymore o Gary Cooper, en el masculino. Comedias tan previsibles como encantadoras, destinadas al gran público, muchas de ellas logrando trascender a su mera condición de entretenimiento para masas. En Magia a la luz de la Luna no hay los gags físicos de la screwball, sino una narración que se sustenta en lo discursivo (varias veces diálogos excesivos o redundantes) de sus protagonistas. Personajes que hablan mientras se pasean por mansiones, jardines, carreteras o playas rocosas de los parajes de la Costa Azul francesa.

Magia a la luz de la Luna Stanley, interpretado por Colin Firth, es un prestigioso mago (su nombre y apariencia artística es el del chino Wei Ling Soo) capaz de hacer desaparecer de escena a un enorme elefante gracias a sus trucos, también entregado a su otro pasatiempo favorito, el de desenmascarar a falsos médiums que dicen tener el don de contactar con el Más Allá. Definido como “un pesimista aburrido”, además de gruñón y descreído, acepta el encargo de un viejo amigo suyo para poner en evidencia a una bella joven, Sophie (una Emma Stone, actuando con los ojos bien abiertos y una ligereza maravillosa), que parece tener un don increíble y real como mística. Además, él es británico y ella norteamericana, nuevamente el choque y prejuicios entre culturas rivales está servido, aunque apenas se trate tangencialmente.

La posibilidad que el don de Sophie sea real hará replantearse en Stanley toda su rígida visión racional, experimentará un mundo intangible que escapa a nuestra lógica, en otras palabras, que la magia existe y no se puede descifrar, controlar o prever. Y naturalmente, Woody Allen con ello no nos está hablando de los espíritus y ectoplasmas sino del amor. A sus 79 años, en plena forma para entregarse a este ligero entretenimiento, vital y optimista, siguiendo temáticas a las que ya recurrió en Alice, La maldición del escorpión de Jade o Conocerás al hombre de tus sueños, el recurso de la magia y de un posible Más Allá, sólo para hablar de los misterios del corazón o de la necesidad de la ilusión y del engaño para ser felices. Como lo que nos ofrece el mismo cine, como en La rosa púrpura del Cairo.

Magia a la luz de la Luna se centra sobre todo en su pareja protagonista (aunque haya secundarios entrañables como la tía Vanessa, Eileen Atkins), y se olvida prácticamente de los demás (el amor es así, sólo mima a la pareja de enamorados). Por suerte, también posee sus propios momentos de magia. La escena del observatorio bajo el manto de las estrellas, en un lugar que se convertirá en idílico y simbólico para su pareja protagonista. Así como no pocos momentos inspirados en los diálogos. Stanley puede llegar a creer en que el don de Sophie sea real, pero no por ello deja de sentir un poco de desdén por considerarlo que “no es tuyo. Naciste con él”. Stanley prefiere valorar lo que se hace a base de trabajo, esfuerzo y talento, aprendiendo y mejorando con el tiempo. Lo que se adquiere a lo que viene concedido. Su otra frase de “Tengo sentimientos positivos irracionales” (hacia Sophie) es igualmente memorable.

Sin olvidar el diseño de vestuario creado por la asturiana Sonia Grande, con trajes y chaquetas tweed formales y más oscuros para Stanley, y en contraste modelitos mucho más juveniles, coloristas y alegres para Sophie, acentuando sus caracteres tan opuestos y aún así irrazonablemente destinados a sentirse unidos. Magia a la luz de la Luna podría parecer una “obra menor”, un divertimento tan “aburrido y previsible” como la misma concepción de la vida que tiene su protagonista Stanley, y más teniendo en cuenta que el pasado año Allen nos brindó una de sus mejores películas de los últimos años, Blue Jasmine. Sólo que resulta agradablemente entretenida y redonda en lo que pretende ser y es.

 

Puntuación:

Icono 6

 

 

 

 

( Imágenes: Warner Bros. )