BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Archivo de la categoría ‘Ensayo’

Las claves del éxito de los superhéroes de Marvel en el cine

Aunque nadie posee la fórmula del éxito cinematográfico, Marvel Studios ha logrado en poco más de un lustro ganarse la admiración y expectación de millones de seguidores en todo el mundo.

Especialmente desde su aventura produciendo en solitario, en 2008 con Iron Man; y reforzada al año siguiente con la adquisición de la compañía, Marvel Entertainment, por parte de Disney.

Hasta el momento, 10 películas en 6 años (además de las coproducciones de X-Men, la serie Lobezno o el reinicio de The Amazing Spider-Man) y Marvel Studios es toda una garantía para los fans, pese a los (lógicos) cambios que en su adaptación a la gran pantalla hayan podido tener historias y personajes.

Atrás quedaban otros triunfos en la gran pantalla como la trilogía de Spider-Man dirigida por Sam Raimi, la franquicia de los X-Men o las de Blade (que se inauguró con la primera película oficial bajo el sello Marvel Studios).

No es tarea nada fácil condensar en unas pocas líneas lo que requeriría un libro entero. Lo siguiente es un (intento) de guía rápida del “secreto del éxito de Marvel Studios”, de la mano de 4 de sus mejores películas, en la que en materia de superhéroes en el cine “ha logrado cambiar las reglas del juego”.

 

Iron Man ( 2008 )

Iron Man 2008

Aprendiendo de los errores. De ellos se aprende y en los batacazos de Hulk o Darevedevil algo les faltaba, algo les sobraba que irían corrigiendo.

Cameos. No asegura ni mucho menos un mínimo de éxito, pero es un plus añadido, con Stan Lee o breves apariciones de superhéroes y villanos. En Iron Man el más recordado es la aparición de Nick Furia, empezando a reclutar vengadores

Carisma. El dar con un intérprete que posea el magnetismo necesario para encarnar al personaje, en ello Robert Downey jr. ha sido el pilar básico del éxito de Iron Man (también se intentó con Edward Norton para relanzar Hulk).

Merchandising. No parten de cero, existe todo un material de base que ha promocionado, y sigue promocionando, lo relacionado con el universo Marvel: camisetas, muñecos, videojuegos… y naturalmente su fuente original, los cómics.

Plan maestro. Cuando Marvel Studios anunció que reuniría a todo un equipo de superhéroes en una misma película y además realizaría otras con cada uno de los superhéroes por separado, la noticia fue recibida con escepticismo. Pero, con disciplina y perseverancia, el tiempo le ha dado la razón en su meticuloso proyecto (Disney hará una estrategia similar con las nuevas películas del universo de Star Wars con varios spin-off, como el de Han Solo).

Postcréditos. Las escenas que aparecen después de los títulos de crédito finales, avanzando las conexiones o lo que podrá ocurrir en futuras entregas, a modo de serial; o bien escenas de bromas entre colegas como la de Iron Man 3, con Tony Stark/Robert Downey jr. y Bruce Banner/Mark Ruffalo.

Robert Downey jr. Sin más. Ya no es posible imaginar otro Iron Man sin él. Le ha dado el punto justo de socarronería y “carisma” a Tony Stark.

 

Los vengadores ( 2012 )

Los vengadores 2012

Disney. La asociación con The Walt Disney Company asegura una película para todos los públicos, abarcar prácticamente a todos los sectores y edades de sus espectadores potenciales.

En equipo… mejor. Los crossovers se han revelado como parte esencial de esta fórmula que funciona. Si ya tenían su atractivo en los cómics, en el cine también han funcionado a las mil maravillas. Los vengadores arrasaron en taquilla con más de 1.500 millones de dólares en todo el mundo ( Warner Bros. y DC toman nota en Superman vs Batman: Dawn of Justice o desarrollando La liga de la justicia).

Efectos visuales. Puede parecer evidente, pero es un apartado esencial. Los efectos especiales deben ser espectaculares e impecables, los mejores del momento para mejorar la credibilidad de la historia o evitar que algo chirríe. Ya se anuncia que Los vengadores 2 tendrá récord de tomas con efectos especiales, unas 3.000.

Joss Whedon. Su larga experiencia en las series televisivas, sobre todo con Buffy Cazavampiros o la mítica Firefly (pese a que fue cancelada por falta de audiencia), como director, guionista y productor; y su estilo propio, con las ideas claras, obraron el milagro de que tanto superhéroe junto no sólo no desentonase sino que se convirtiera en la gran referencia del género en los últimos años (junto con la trilogía Batman de Christopher Nolan). “Se trata de hacer una película personal y distinta. No sólo pensando en la taquilla”, declararía Whedon.

Villanos. La elección de un rival a la altura es esencial, sean alienígenas desconocidos o un viejo amigo como Loki.

 

Capitán América: El soldado de invierno ( 2014 )

Capitan america 2

Chris Evans. Consolidar a un superhéroe tan sosainas, poco interesante y tan “americano” tiene un enorme mérito. De menos (o normal) a más: en Capitán América: El primer vengador no estaba nada mal, pero se posicionó mucho mejor en cuanto a liderazgo a su paso por Los vengadores y estuvo pletórico en este Soldado de invierno.

Directores nuevos. Apostar por directores con talento, también dispuestos a arriesgar, pero que sean casi debutantes o poco conocidos, ¿quién daba antes 4 euros por los hermanos Anthony y Joe Russo? Ahora incluso ya se habla de ellos para dirigir la tercera y cuarta de Los vengadores.

El Mal. En la lucha por evitar la destrucción del mundo o su dominio por parte de tiranos y dictadores, el nazismo representa históricamente lo más, el Mal absoluto. La organización terrorista Hydra recoge esa amenaza neonazi.

Guión. Enésima demostración que por muchos efectos visuales, sin una buena historia o al menos que te mantenga pegado a la butaca, la película no funciona.

Secuelas. Uno de los objetivos, logrado en este caso, es que la secuela sea mejor que la antecesora. Objetivo cumplido.

Secundarios. Conseguir que incluso superhéroes mucho menos carismáticos brillen. Scarlett Johansson bordó a la viuda negra en El soldado de invierno. Aún sin película propia, pero dejó de ser secundaria para convertirse en coprotagonista.

 

Guardianes de la galaxia ( 2014 )

Guardianes de la galaxia

Humor. No todo debe ser tensión o solemnidad. Si Guardianes de la galaxia, a la que muchos vaticinaban un sonoro pinchazo, ha gustado es ante todo por sus dosis de humor y desenfado; unido a unos personajes con gancho (y hacer esto con un árbol o un mapache, a no ser que sea en animación, tiene miga).

James Gunn. El director ya era un hacha en esto del humor, pero fue otra apuesta arriesgada por un desconocido por parte de Marvel. Su anterior filme, Super, oscilaba grotescamente entre el cine de superhéroes amable y lo más trágico y patético. Una mezcla explosiva que no funcionó… excepto para señalar que James Gunn quizás poseía ese talento especial. En su salto a las grandes superproducciones, su toque personal es evidente, incluso mediante esa selección de canciones ochenteras awesome Mix.

Referencias y Easter Eggs (contenidos ocultos). Múltiples referencias cinéfilas, al universo Marvel, a personajes y villanos relacionados con los cómics, a posibles futuras entregas. Otro bonus añadido para ir enganchando a los fans.

TV. A Agentes de S.H.I.E.L.D. (el mismo Joss Whedon fue director y uno de los guionistas del episodio piloto), con personajes de carne y hueso, le seguirá la serie de animación de Guardianes de la galaxia y quien sabe si pronto se le añadirán Daredevil, Luke Cage, Los Defensores, Sharon Carter… Marvel sigue expandiendo su universo a otros medios.

 

Bonus track:

Thor. Chris Hemsworth, su “hermano” Loki (Tom Hiddleston) o la recreación del Reino de Asgard es lo más destacable que he encontrado en las dos entregas. En muchos aspectos, con altibajos e inferiores a los otros títulos citados.