BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Archivo de la categoría ‘Crónicas de cine’

‘La llegada (Arrival)’: Descifrando un par de mensajes “extraterrestres”

La llegada (Arrival) 2016

( ©Sony )

Hay que aplaudir la valentía de una película como La llegada (Arrival). Colar entre la programación de un gran número de multisalas lo que es más una propuesta de cine filosófico que un blockbuster que pueda agradar fácilmente. Ni siquiera su misma fotografía, de colores apagados, o una música de acordes desconcertantes y fríos creada por el islandés Jóhann Jóhannsson pretende impresionar o presentarse como especialmente atractiva. Es lo que ofrece el canadiense Denis Villeneuve (el “elegido” para esa esperada secuela de Blade Runner), no demasiado lejos de Enemy, su película más psicológica e íntimamente hermética hasta el momento o del cine de Terrence Malick.

Doce naves aparecen repentinamente en otros tantos puntos del planeta. Allí, quietas, estacionadas e intentando establecer metódicos y limitados contactos con los humanos por alguna inescrutable razón. Una avanzadilla alienígena dotada de una tecnología y conocimientos demasiado superiores también supone una amenaza para la humanidad. Y es que en nuestra historia, el pez grande (el mejor armado) se come al chico. El ejército de los Estados Unidos recurrirá entre sus especialistas a reclutar a una experta en lingüistica, “una de las mejores del mundo”, Louise Banks (Amy Adams) para descifrar el por qué están allí esos alienígenas y, lo más importante, conocer cuáles son sus intenciones. Basándose en una historia corta, La histoira de tu vida, escrita por Ted Chiang, es la mejor puesta al día y con vida propia de Encuentros en la tercera fase de Spielberg o Contact de Robert Zemeckis.

Lee el resto de la entrada »

‘Que Dios nos perdone’, la opción de un buen thriller

Entre los estrenos de este fin de semana hay dos que muy probablemente se llevarán la mayor parte del pastel de la taquilla. En fechas tan cercanas a Halloween el terror de Ouija: El origen del mal, y que tiene el poltergeist añadido de situarse a años luz, en cuanto a calidad, de su predecesora de 2014, atraerá a muchos espectadores; luego está la nueva adaptación de un superhéroe de Marvel, quizá no tan carismático como otros, pero que puede convertirse en una de las sorpresas cinematográficas de la temporada, es Doctor Strange (Doctor Extraño) y con el atractivo extra de tener como protagonista a Benedict Cumberbatch. Pero, a estas dos buenas opciones otra es darle una oportunidad a un thriller de factura española, Que Dios nos perdone.

Podría pasar desapercibida. Y es que está el precedente de otro thriller excelente como es Tarde para la ira, el inmejorable debut como director de Raúl Arévalo, que obtuvo grandes críticas, mejores recomendaciones aún a través de tuits y, pese a todo, pasó por nuestra cartelera sin pena ni gloria y, para más inri, con la mancha de que el título español más taquillero de las últimas semanas fuera… Cuerpo de élite. Y esto aterroriza, pensar que una notable película, y hecha aquí, pueda pasar sin suscitar interés entre el público. Que Dios nos perdone, dirigida por Rodrigo Sorogoyen ( que empezó a destacar con su segundo largometraje, Stockholm, en 2013), actualiza y lleva a nuestro contexto el cine negro, un género tan reconocido y que, sobre todo durante los años 40 y 50, dio algunas de las mayores obras maestras del cine norteamericano.

Lee el resto de la entrada »

Sitges 2016: Daniel Radcliffe rompe con su imagen de Harry Potter en ‘Swiss Army Man’

Swiss Army Man

( ©Disney )

Daniel Radcliffe haciendo de cadáver. No uno cualquiera, sino de esos que cobran vida. Pero no para volverse un zombi rabioso sino en una especie de osito de peluche (o de compañero imaginario perfecto). Daniel Radcliffe, es decir, su personaje se tira pedos constantemente en pantalla. Es una explosión continua de gases, vomita agua y tiene unas erecciones tan incontrolables como dinámicas. Su rostro modelado por la rigidez de su condición de muerto moldea su semblante en grotescas expresiones de alegría, tristeza o desconcierto. Y la cámara también recoge algunos primeros planos de su trasero (ya está curtido en ello, como lo demostró en las representaciones teatrales de la obra Equus). Los fans de Harry Potter van a alucinar con su personaje.

El personaje de Radcliffe se convierte en el mejor amigo del protagonista, interpretado por Paul Dano, un tipo atormentado falto de cariño y comprensión, que padeció mobbing de pequeño, que siente que su padre siempre estuvo demasiado alejado de él, que ve a la mujer de sus sueños demasiado inalcanzable y que vive en su propia isla desierta. Es un náufrago social; solitario, a la deriva y con tendencias suicidas. Tal vez por ello, ese cadáver putrefacto y flatulento, que un día aparece flotando en la playa, es su compañero ideal y un “hombre multiusos” con los que aprovisionarse de agua para beber, usarlo como moto de agua (!) o como bazoka y arpón (!!!).

Lee el resto de la entrada »

Sitges 2016: ‘Crudo (Grave)’, la película de canibalismo que provoca desmayos

Crudo (Grave / Raw) 2016

( ‘Crudo’ ©Universal )

Era la película que Sitges estaba esperando. La que llegaba con una aureola de cine extremo, y hype añadido, desde que en su proyección en el pasado Festival de Toronto saltó la noticia de que más de un espectador se desmayó ante la crudeza de alguna de sus escenas. Crudo (Grave) es el debut en el largometraje de la directora francesa Julia Ducournau y… ¡Vaya debut!

Su escenario principal es una facultad de veterinaria con las novatadas que deben aguantar los nuevos alumnos, y la crudeza de algunos de los vídeos que se graban impasiblemente a través de móviles. Aparentemente el telón de fondo de la historia principal, pero es lo que realmente da más miedo. Transmite la crueldad, la parte animal de los seres humanos y las relaciones de sometimiento de unos y otros, sea en la escuela o en otros ámbitos de la vida. La supeditación a unas normas establecidas y al poder. En todo ello, el canibalismo, un tema tabú, acaba siendo más una metáfora sobre transgredir imposiciones y reglas. Eso sí, a lo bruto.

Julia Ducournau, cineasta que ha declarado en más de una ocasión su obsesión por el cuerpo, expone unas imágenes artísticas, muy cuidadas, impresionistas y sin escatimar momentos morbosos, desde una depilación brasileña a otras escenas asquerosillas relacionadas con las prácticas de los aspirantes a veterinarios. Luego está su protagonista, la tímida Justine (Garance Marillier), y la historia de su despertar a la edad adulta y sexual. Sus padres la han convertido en una devota seguidora de las dietas vegetarianas, pero todo cambiará cuando, en uno de esos actos de iniciación de los veteranos (uno de ellos recuerda a Carrie), es prácticamente obligada a comerse un trozo de riñón crudo de conejo.

Lee el resto de la entrada »

Sitges 2016: ‘Jeeg Robot’, no todos los superhéroes son de Marvel o DC

Jeeg Robot

( ©RAI Cinema )

No había leído una sola crítica mala de Lo chiamavano Jeeg Robot (They Call Me Jeeg Robot, en su título internacional). Tampoco es que abundaran. También me resultaba curioso que hubiera ganado nada menos que siete premios David de Donatello (había sido nominada hasta en dieciséis categorías), los que concede el cine italiano. Entre ellos, premios para su director, Gabriele Mainetti, en el apartado de dirección novel, para sus actores principales (Claudio Santamaria e Ilenia Pastorelli) y también secundarios (Luca Marinelli y Antonia Truppo).

Una de superhéroes a la italiana y poniendo en escena un guion original. Su (super)héroe inicialmente no puede ser más anodino, antisocial y mediocre. Enzo (Claudio Santamaria) es un ladronzuelo de muy poca monta que vive prácticamente recluido en su piso del extrarradio de Roma, en calzoncillos, viendo videos porno, fumando y comiendo natillas. Odia estar con gente. El personaje que empezará a despertar en él sentimientos más humanos, de protección, amor y deseo, será el de la hija de uno de sus vecinos (uno de los pocos casi amigos que tiene Enzo). Ella, su princesa, es Alessia (Ilenia Pastorelli), una muchacha que vive en su propio mundo de fantasía, el de las tramas, universos y personajes de la serie televisiva Steel Jeeg (Kotetsu Jeeg). Un manga protagonizado por Jeeg, el robot de acero, y que pronto tuvo su adaptación en una serie de animación japonesa, producida por Toei Animation y cuya primera tanda de episodios se emitió en 1975.

Lee el resto de la entrada »

Sitges 2016: ¿Creéis en las historias de ‘La bruja de Blair’?

Blair Witch 2016

( ©Entertainment One Films Spain )

Hace diecisiete años, El proyecto de la bruja de Blair se hizo leyenda. Una película de terror que arrasó en taquilla, sobre todo en la norteamericana, porque al principio muchos espectadores llegaron a creer que aquello era verdad. La técnica del found footage (metraje encontrado) daba esa sensación de realidad, de falso documental, a partir de unas supuestas cintas de vídeo halladas en un bosque después de la misteriosa desaparición de un grupo de jóvenes.

Y dio sus frutos, más allá, inaugurando un nuevo subgénero, similar al filón que explotaría después la saga Paranormal Activity. Permitía rodar con un presupuesto ínfimo, experimentar con una nueva concepción de mostrar el terror. El espectador podía, en principio, identificar como algo más cercano por su textura de vídeo casero o incluso sentirse más dentro de la historia con abundancia de planos subjetivos (cómo si fuera él mismo espectador el que estuviera allí, filmando todo aquello. Un testigo en primera persona).

Lee el resto de la entrada »

Sitges 2016: Anne Hathaway, una chica “Colosal”

Colossal 2016 - Anne Hathaway

( Anne Hathaway en ‘Colossal’ ©Brightlight Pictures )

¿Cómo rodar una película de monstruos (“kaijus”) prácticamente sin presupuesto? o… ¿cómo rodar una comedia romántica sobre tormentosas relaciones amorosas sin seguir caminos trillados?… Se me ocurre otra pregunta, ¿cómo hablar incluso sobre la guerra de sexos, con un toque femenista, desde un punto de vista totalmente distinto? Bueno, todo esto y más es lo que pretende Nacho Vigalondo en Colossal. El presupuesto ínfimo está allí, apenas 5 millones de dólares y coproducción entre España y Canadá, y lo demás, también.

Colossal es otra de esas películas destinadas a dividir al público. Personalmente añadiría que el ritmo se resiente de una duración algo larga. Debo confesar que durante una hora (quizá algo más) pensé que su historia resultaba morosa. No justificaba tanto metraje para incluir algunas escenas, eso sí, realmente sorprendentes e hilarantes. Me parecía como si hubiera tres películas en una, la de kaijus, la romántica y otra que interpretaba una Anne Hathaway excelente, sí, pero demasiado perfecta. Hathaway es Gloria, una mujer con serios problemas de adicción al alcohol. Tras una ruptura con su pareja, regresa a su pueblo natal, sin trabajo y sin blanca, donde intentar recomponer su vida bajo el techo de su vacía casa familiar.

Lee el resto de la entrada »

Sitges 2016: ¡Zombis al tren!… y Max von Sydow ‘el conquistador’

Train to Busan 2016

( ‘Train to Busan’ ©A Contracorriente Films )

Una plaga que se extiende imparable, hordas de zombis sedientas de carne y sangre, humanos que son más malotes que los mismo zombis, moralejas sobre la necesidad de ayudarnos unos a otros en lugar de ser egoístas, fortachones con un corazón de oro, una mujer embarazada, una joven pareja de enamorados, también una entrañable pareja de abuelitas, una niña falta de cariño y atención, un padre que se ha entregado a su trabajo y descuida sus deberes como progenitor y… zombis, muchos zombis por todas partes. Nada nuevo… ¿Nada nuevo?

Un montón de tópicos y personajes estereotipados pasados por el túrmix de un director surcoreano, Yeon Sang-ho (curtido en largometrajes de animación), con ganas de agradar al público y, ¿qué tenemos? Una de las mejores y más entretenidas películas de zombis que puedan imaginarse: Train to Busan (Busanhaeng).

No es de extrañar que se haya convertido en todo un fenómeno de taquilla en su país. Estaba la curiosidad de los surcoreanos de ver en la gran pantalla como convertían sus ciudades, calles y sobre todo estaciones de tren, las de Seúl o Busan, en territorio feroz tomado por millares de zombis correteando por allí. Tampoco es que nos encontremos ante los zombis más terroríficos y putrefactos vistos jamás, tampoco abunda la sangre o las vísceras; mucho más, en cambio, cierto sentimentalismo, pero la intención de Yeon Sang-ho era la de llegar al máximo posible de audiencias.

Lee el resto de la entrada »

“Es un mundo extraño”. 30 años de ‘Terciopelo azul’

Terciopelo azul

Isabella Rossellini en ‘Terciopelo azul’

La música elegante, evocadora y sinuosa de Angelo Badalamenti mece una tela de terciopelo azul a modo de cortina. Es la primera imagen, y sonido, del cuarto largometraje de David Lynch. Son los títulos de crédito y pronto darán paso a escenas idílicas de una (ficticia) población norteamericana llamada Lumberton: unas preciosas rosas rojas contrastando con un cielo muy azul, bomberos que saludan amablemente a su paso o colegiales cruzando libres de temor un paso de peatones, hasta llegar a un hombre que está regando tranquilamente el jardín de su casa. Todo de postal.

No transcurrirá mucho más tiempo para revelarnos que junto a ese remanso de paz convive algo oscuro, siniestro y repulsivo (quizá tan asqueroso como fascinante). El hombre que riega el jardín sufre un repentino ataque al corazón, un perro se acerca y aprovecha para beber del chorro de la desbocada manguera, sin dueño que la sujete, un bebé andando solo y desorientado cerca y allí mismo, a unos pocos palmos del cuerpo caído, la cámara nos acerca hasta ese submundo escondido mostrándonos centenares de hormigas inmersas en la frenética actividad de su propio otro cosmos.

Lee el resto de la entrada »

No hay lugar para los segundones (‘Top Gun’, 1986)

Top Gun 1986

( ®Paramount )

“Caballeros, en esta escuela se aprende a combatir. No hay premio para el número dos”. Lo decían, muy chulos ellos, en Top Gun. Y puede que la frase hoy en día no tenga nada de leiv motiv. En estos tiempos de crisis, también de valores, la lucha es otra. Lo importante es sobrevivir, ir haciéndose un lugar en el mundo, aunque uno no sea el mejor.

Pero entonces, las consignas de Top Gun, lideradas por su gurú y fuera de serie “Maverick” (Tom Cruise), fueron recibidas de otra manera. No solo fue un taquillazo en medio mundo sino que también lanzó el estilismo que más ha perdurado de las chupas de cuero militares, potenció la venta de gafas Ray-Ban y multiplicó por cinco los voluntarios que se apuntaron a formar parte de las Fuerzas Aéreas de la Armada de Estados Unidos.

Tony Scott plasmó unas prodigiosas imágenes aéreas y una filosofía de vida tan sencilla como efectiva. Top Gun invitaba a ser el número 1, al buen rollismo entre compañeros, a defender la patria de los enemigos externos. Y todo ello recompensado con el ligarse a la rubia más impresionante del lugar (aquí materializada en Kelly McGillis), que además no tenía nada de tonta. El sueño de todo machote ¿hetereosexual?

Lee el resto de la entrada »