BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

En épocas de crisis, los Oscar prefieren películas de bajo presupuesto

La La Land 2016

( ‘La La Land’ ©Universal )

Es una interpretación, claro, y no lo digo yo sino el estudio que ha elaborado Cuponation.es. La web, dedicada a cupones de descuentos y códigos promocionales, se ha dedicado a recoger todos los presupuestos de las ganadoras del Oscar a la mejor película y el resultado, por lo menos curioso, es que en tiempos de mejor bonanza económica ganan superproducciones, pero en tiempos de recesión los académicos de Hollywood prefieren no hacer ostentaciones y decantarse por propuestas más contenidas en cuanto a presupuestos. También una forma por intentar promocionar películas que, seguramente, sin toda publicidad extra que acarrea los Oscar pasarían más inadvertidas de cara a taquilla.

Estos son algunos de los datos más relevantes del análisis (con las cifras en millones de dólares y actualizadas según la inflación):

Titanic, estrenada en 1997, es la producción más cara de la historia a la que ha ido a parar el Oscar a la mejor película. Costó la friolera de 300 millones de dólares.

La media de presupuesto de las películas ganadoras de la estatuilla es de 41 millones.

La última película con mayor presupuesto en ganar el Oscar fue Infiltrados (2006) de Scorsese. Costó 110 millones de dólares. Fue en la ceremonia de 2007 y, al año siguiente, en 2008, empezó la crisis financiera que todavía nos afecta.

En los últimos ocho años, el presupuesto medio de las ganadoras ha sido de 21,6 millones. Un coste similar al de títulos como Rebeca (1940), ¡Qué verde era mi valle! (1941) o La Señora Miniver (1942). Es decir, en plena Segunda Guerra Mundial.

Solo hay dos periodos en los que la Academia apostó por superproducciones de 125 millones de dólares o más. El primero empieza en los años de recuperación una vez terminada la Segunda Guerra Mundial con la producción de Ben-Hur en 1959 y 131.8 millones de dólares de presupuesto, Lawrence de Arabia (1962) con 120 millones de dólares actuales y My Fair Lady (1964), que costaría 132 millones de dólares si se rodase hoy. El segundo periodo, con el fin de la Guerra Fría y los años de prosperidad de los noventa, comienza en 1994 con Forrest Gump y concluye con el lanzamiento de Infiltrados en 2006 pasando por Braveheart (1995), Titanic (1997), Gladiator (2000) y El Señor de los Anillos: el retorno del rey (2003).

 

También ha confeccionado un gráfico con el seguimiento de todas las películas en función de lo que han costado.Presupuesto películas ganadoras del Oscar

Y este ha sido el presupuesto (entre paréntesis) de las nueve nominadas a mejor película en esta edición: La llegada (47), Hasta el último hombre (40), La La Land (30), Figuras ocultas (25), Fences (24),  Lion (12), Comanchería (12), Manchester frente al mar (8,5), Moonlight (5). La media es tan solo de 20,3 millones de dólares.

Viendo todo esto, por mi parte solo puedo añadir un comentario… ¡Qué ganas tengo de que el Oscar a la mejor película se lo lleve una supermegaproducción espectaculaaaaar!

 

Los comentarios están cerrados.