BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Crítica: ‘Spectre’ – Ha vuelto el mejor Bond (y ya era hora)

En una de las escenas del nuevo Bond, Spectre, la psicóloga Madeleine Swann que encarna Léa Seydoux le dice al agente 007: “Eres un buen hombre”. Por si alguien lo dudaba. Héroe y canalla. Por muy asesino implacable (Bond se refiere, en la película, a sí mismo siempre como un “asesino” más que como un agente secreto), nuestro Bond, James Bond, es un hombre con corazón y alma, siempre dispuesto a darlo todo para salvar al mundo o a miles (millones) de vidas desbaratando los planes de los malvados de turno.

También, imprescindible, es un granuja chulo y seductor que pretende ser irresistible tanto para ellas como para ellos. Bond toma lo que quiere. Y aunque, en Spectre, el entrañable “Q” (Ben Whishaw) le enseñe el más lujoso y reciente modelo de Aston Martin, de diseño ultramoderno y blindado a prueba de balas, para acto seguido quitarle la miel de los labios informándole que no es para él, sino para el agente 009. En el momento que lo desee y le haga falta, se hará con la posesión del vehículo. Bond es… Bond.

Cada uno tendrá las películas Bond que más le apetezca. Por mi parte, lo siento fans, amigos y simpatizantes de la anterior Skyfall, por mucho que obtuviera estupendas críticas en los medios anglosajones y sea valorado como uno de los mejores, también el más oscarizado (con 2 estatuillas), me pareció, aunque interesante a ratos, excesivamente presuntuosa, grave y plomiza. En una palabra (poco científica y razonada), aburrida. ¿Cómo si Bond necesitara de coartadas trascendentales (un Bond no es humano, es un prototipo, una fantasía). Después de Quantum of Solace y Skyfall, el 007 de Daniel Craig (por muy buen actor que fuera) iba tomando mal camino. Afortunadamente, aquí está Spectre para reconducir las cosas a su sitio.

Spectre - Daniel Craig y Léa Seydoux 2015

( ®MGM/EON Productions. Distribuida en España por Sony Pictures )

Tiene la virtud de retomar toda la esencia de Bond, cínico, duro, divertido, indestructible, y al mismo tiempo mantener ese espíritu iniciado por la nueva saga de mostrar a un héroe más oscuro, vulnerable y atormentado por su pasado. El rasgo más distintivo aquí, el que hará a Bond más humano, está en el que deberá confiar en los demás, tanto para seguir adelante con su misión como para salvaguardar su propia piel. Bond es más solidario que solitario (incluso “Q” o Moneypenny, Naomie Harris, ganan algo de protagonismo).

Y siempre conteniendo algún aspecto que conecte con la realidad socioeconómica o política del momento, Spectre lanza sus redes, más bien sus tentáculos, en un argumento de “pesadilla orwelliana” en un mundo cada vez más globalizado; con los ciudadanos, y gobiernos, bajo una doble amenaza, vigilados por unos y otros, por propios y extraños; y de los métodos que Snowden denunció.

Pero, muy especialmente, se beneficia del hecho de contar tras las cámaras con Sam Mendes, el director más elegante y con más cuidado y gusto por el estilo visual que haya tenido nunca alguno de los 24 largometrajes de la saga. Y en esta ocasión le sale redondo (un simple detalle: esos árboles iluminados, casi de manera “espectral”, a lo largo de la carretera que conduce a una mansión en las afueras de Roma).

Una cincuentona Monica Bellucci está estupenda como chica Bond (aunque su presencia es brevísima), y su escena en el interior de su ostentosa mansión, en penumbras, donde la esperan y la siguen dos sicarios dispuestos a matarla, es otra inmejorable prueba de esa sofisticación y estilismo con el que Sam Mendes impregna la película. A la francesa Léa Seydoux, en cambio, le han llovido más las críticas, tildándola de demasiado gélida. Pero Seydoux sabe que una mirada o un gesto adecuado, aunque parezca fría, es capaz de derretir el corazón más helado.

Spectre - Daniel Craig y Monica Bellucci 2015

( ®MGM/EON Productions. Distribuida en España por Sony Pictures )

Luego están los gadgets (muy escasos, pero determinantes) o los juegos de persecuciones y pistas en distintos parajes del planeta (Tánger y el norte de Marruecos, Roma, México D.F:, Austria y Londres). La canción de Sam Smith, ¡oh, sorpresa!, suena muchísimo mejor, llena de sentimiento, en los títulos de crédito que escuchada fuera de la película. Mejor música de Thomas Newman y, sobre todo, no defrauda en cuanto a frases y escenas para enmarcar. Está, naturalmente, el trucado plano secuencia inicial ambientado en el Día de los Muertos en México D.F. (y lo del “día de los muertos” está relacionado con el argumento, en el que “alguien” que Bond creía fallecido realmente no lo está), con una espectacular secuencia de acción que culminará a bordo de ¡un helicóptero!.

Otra es la secuencia de lucha en un tren contra el esbirro Hinx (Dave Bautista), cuyo personaje es prácticamente un guiño al bestial, demoledor y hombre de pocas palabras Tiburón que interpretó el fallecido Richard Kiel (una de las muchísimas citas a las anteriores películas Bond que contiene); y memorable la de la tortura, en una sala blanca, aséptica, en su parte final. Pero este Bond no solo triunfa en sus momentos de acción (de los que no abusa), también en las distancias cortas, en los momentos personales e íntimos.

El único pero (porque Spectre también tiene sus defectillos) es, digamos (para no destripar nada de manera directa), que la idea de que distintos países acepten dejar toda su vigilancia y secretos en manos de otros no resulta para nada creíble.

Spectre se vislumbra como el fin de un ciclo. Sam Mendes no desea continuar, Craig tampoco, pero su contrato aún le une a una quinta entrega. Así que, por si acaso, cierra las conexiones entre las 3 anteriores, ofrece un guiño final a lo clásico, a lo que nunca muere ni pasa de moda (materializado en ese viejo Aston Martin) y le confiere a Bond el “descanso del guerrero” (¿momentáneo?) que se merece. Podría extenderme más, hablar de Moneypenny, el “M” de Ralph Fiennes o el villano que interpreta Christoph Waltz (tal vez tenga mayor protagonismo en futuras películas de la franquicia); pero lo dejo aquí. Se trata de un cierre emocionante. Spectre es muy buena en lo suyo (y habría sido aún mejor con 15 o 20 minutos menos).

Para finalizar, y más que nada por el reconocimiento (honorífico) internacional que tiene: ¿se merece Craig de una vez por todas una nominación al Oscar por su Bond?

 

Puntuación:

Icono 8

 

 

 

12 comentarios

  1. Dice ser MargaCG

    Es Bond, por lo que jamás puede ser mala, pero tampoco es un peliculón. Yo me quedo con Skyfall antes que con esta. Pero es Bond, es Craig… es EL HOMBRE

    09 noviembre 2015 | 08:37

  2. Dice ser Lolailós

    Pues, sinceramente, después del peliculón que supuso ‘Skyfall’, yo me esperaba mucho más de esta.

    Me esperaba más de Belucci por haber sido tan promocionada como ‘chica Bond’, y apenas sale unos minutos.

    Me esperaba mucho más de Waltz como villano. En cambio, apenas sale, y casi parece más afligido y atormentado que el propio Bond; no se justifica toda su maldad simplemente por los celos hacia su padre.

    Léa, la eterna francesa, ni fú ni fá, es una actriz plana, que sólo aporta el hecho de ser guapa… y ya. Ni ella ni su personaje hacen que entienda que Bond se enamore tan perdidamente de ella (seguro que en futuras tramas volverá a ser su perdición).

    Quizá sea por eso, por haber intentado volver a ser el Bond de siempre que no me ha gustado. Demasiado superficial, poco humano.

    Vale, Bond no es Batman, no hay que darle ese toque tan oscuro ni atormentado, peeero, prefería este nuevo toque más íntimo, más ver qué hay detrás del asesino infalible embutido en trajes a medida, coches de lujo y mujeres de quitar el aliento.

    Así, una vez más, tenemos espectaculares escenas de acción, un malo-maloso que intenta conquistar y/o destruir el mundo, y Bond, sin arrugar apenas el traje nos salva a todos de la mano de la chica más guapa del baile.

    P.D.: coincido en lo del Oscar, aun a pesar de que en esta última entrega le he visto un pelín flojo. como cansado del personaje.

    09 noviembre 2015 | 08:49

  3. Dice ser choco

    Yo la he visto este fin de semana, y me ha parecido espectacular

    aunque me ha mosquedao una cosa, Bond pide el martini con vodka agitado y no mezclado ¿ no era siempre al reves?

    09 noviembre 2015 | 09:47

  4. Dice ser Ana

    Punto 1: totálmente de acuerdo contigo: Skyfall fué muy bien acogida por los críticos, pero de las de Craig yo me quedo antes con Casino Royale y luego con Skyfall y Quantum of Solace, la última. La de Skyfall muy pretenciosa y a ratos un poco coñazo, si. Mucho bla,bla,bla y poca acción…y un malo muy amariconado (lo siento, aunque sea un buen actor)
    Punto 2: me encanta el James Bond de Daniel Craig. Junto con el eterno Sean Connery, creo que son los dos actores que mejor han sabido interiorizar el verdadero personaje de 007. Además el de Craig me gusta porque sangra, lo pasa mal, se le rompe la ropa(no lo suficiente)…Osea, es humano. Pierce Brosnan, y lo siento para quien le guste, me ponía pelin nerviosa. Eso de que te pases media hora de lucha y no se te mueva un pelo no hay quien se lo crea..
    Punto 3: Daniel Craig es mio. Y punto (bueno, si su mujer me lo deja un rato…)

    09 noviembre 2015 | 10:15

  5. Dice ser Sierra_1

    Personalmente me siguen pareciendo mejor en este orden:

    Casino royale, Skyfall, Spectre y quantum of solace

    Skyfall era un peliculon, no esta la primera por que Casino royale era simplemente perfecta.

    09 noviembre 2015 | 12:42

  6. Dice ser ikatza

    ¿Es una broma? Si precisamente me parece el Bond más ñoño de todas las películas de Daniel Craig. Ya me chirrió bastante que explotaran la relación maternofilial entre M y 007 en Skyfall, pero que en esta Blofeld resulte ser el hermanastro perdido de Bond es pretencioso y gratuito, no aporta nada a la historia.

    Y sobre la propia peli, no sé lo que me esperaba, pero me ha decepcionado un poco. Parece una hoja de estilo de las películas de James Bond, incluyendo base secreta en el crater de un meteorito y escena de tortura innecesariamente rebuscada.

    09 noviembre 2015 | 12:44

  7. Dice ser Soyen

    >aunque me ha mosquedao una cosa, Bond pide el martini con vodka agitado y no mezclado ¿ no era siempre al >reves?

    No, eso es algo que mucha gente no sabe, pero la traduccion se hizo mal… En ingles James Bond pide el Vodza Martini “Shaked, not stirred”. Es decir, agitado (en coctelera) y no removido con cucharilla. El traductor inicial se hizo un buen lio con las palabras ya que esta claro que en castellano “agitado” se asocia mas a coctelera que no “mezclado”. Si miras pelis donde se ve como se lo preparan, veras que es asi, en coctelera.

    En esta peli (por fin!) lo han corregido. Suena raro, pero es asi 😉 (Y reconozco q a mi me sigue saliendo “mezclado, no agitado” al pensar en ello, pero…:P jeje)

    09 noviembre 2015 | 13:18

  8. Dice ser FPC

    En mi opinión creo que Daniel Craig encarnó en esta entrega a un James Bond que fue vestido con mucho cariño, jocosidad y poca acción, dejó a un lado la frialdad y la seriedad con la que tomaba las cosas, la damisela en peligro no me logró cautivar como si lo hizo Eva Green en su momento, me pareció una película con una trama mucho menos arrebatadora que las anteriores incluso menos que Quatum of Solace (la cual en mi opinión es buena). El villano también a mi parecer careció de maldad y argumentos ya que los anteriores antagonistas mostraban ser en verdad estrago puro. En conclusión propia se trataba de una película que generalmente está enfocada en acción y espionaje en la que no me fue posible ver a un James espia, no digo que sea mala la entrega pero me gustarón mas las anteriores. Daniel Craig es James Bond por excelencia. (Todo esto lo escribo con mi más sincera y humilde opinión) Mi top personal de la saga protagonizada por Craig: 1.Casino Royale 2.Skyfall 3.Quantum of Solace 4.Spectre.

    10 noviembre 2015 | 06:18

  9. Dice ser kayman

    Lenta, aburrida, sin apenas acción. Perdiendo la esencia de 007.

    10 noviembre 2015 | 08:40

  10. Dice ser pilgrin

    Comparto lo de que siendo Bond, no puede ser mala pero sí, dista mucho de ser una gran película. Evidentemente no la considero de las mejores.

    Siendo la “chica Bond” más veterana de la saga, Monica Belucci, como he leído por ahí: “…su viuda logra en 5 minutos más química con Craig de la que conseguiría Lea Sedoux en 20 peliculas”. A mi, la Dra. no me derritió nada, me dejó igual de helado que el comprobar como al villano (esperaba con mucha expectación comparar a Oberhauser con el genial Silva de Bardem) tiene tan poca presencia (y guión a desarrollar). Un gran actor como es Christoph Waltz se queda en una réplica pobrísima.

    Espero que Craig cumpla el contrato que dicen tienen para una última entrega y se pueda despedir con otra gran misión. Y que vuelva “mi otra Shirley Bassey”, la magnífica Adele, porque este Smith tampoco me gustó

    11 noviembre 2015 | 09:26

  11. Dice ser fernando

    Ayer la fui a ver con un amigo, soy fanatico de Bond tengo todas las peliculas, Spectre por lejos es la peor pelicula de los ultimos 20 años, llegue a bostezar por lo aburido de la pelicula, muy predecible, es una lastima porque los dos villanos son enormes actores pero aparecieron 5 minutos cada uno y la chica bond, sin palabras.

    11 noviembre 2015 | 14:10

  12. Dice ser Edor

    Pues yo la acabo de ver….uf….yo pensaba que Bond se iba a la M….hasta que llegó Craig y Casino Royale….pero lo de hoy es un desastre, ya la música fatal y la película todo no entra ni con calzador, la trama es mala y poco creible y por mucho que se curren la fotografía te aburres ya que no engancha nada…..la chica, de lo peor y lástima de Craig, no me extraña que esté harto de Bond….con estas pelis…..pienso que Sam Mendez no está a la altura

    13 noviembre 2015 | 23:37

Los comentarios están cerrados.