BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Wes Craven, ¿cuáles eran sus películas de terror favoritas?

Wes Craven

Fue el padre de Freddy Krueger y Ghostface, y uno de los cineastas más reconocidos e influyentes del cine de género de las últimas décadas. Sus monstruos podían proceder de lo sobrenatural como en Pesadilla en Elm Street o La serpiente y el arcoiris; de personajes extraños, caso de Las colinas tiene ojos, y psicópatas asesinos que redefinían el slasher, en la celebrada saga Scream; pero también de personas normales y corrientes transformadas en bestias de matar, así era en La última casa a la izquierda (1972), su debut acreditado en el largometraje a los 33 años.

Sin embargo, de pequeño Wes Craven no lo tuvo fácil para acceder al cine a causa de sus padres, procedía de una estricta familia bautista para la que las películas eran “obras del diablo”. Empezó a verlas poco después de acabar su época de universitario. Aún así, y contra todo pronóstico o quizá porque creyó que de verdad aquello era algo diabólico, o demasiado placentero, lo cierto es que  se lanzó en sus inicios a rebuscar en los tabúes y los entresijos más prohibidos, y también a lo que daba dinero más fácilmente. Hizo sus pinitos rodando (bajo el seudónimo de Abe Snake) porno o conmocionando en su debut, por la crudeza y contundencia de la propuesta, y un bajísimo presupuesto que la hacia más aterradora por su aspecto amateur, más real, con la citada La última casa a la izquierda.

El pasado domingo 30 de agosto un cáncer cerebral pudo con él. Se lo llevó, pero queda su legado o esa serie televisiva basada en Scream que ha empezado recientemente a emitirse. También su quehacer y su gusto por el cine. Precisamente, el pasado mes de octubre, la revista The Daily Beast le preguntaba por sus 10 películas preferidas de género, el de terror. 10 títulos clave para un maestro del horror, seleccionadas, según su criterio, por lo que le gustaron o marcaron durante los años en que empezaba a descubrir su (algo tardía) pasión por el cine.

Amenaza en la sombra (Don’t Look Now, de Nicolas Roeg, 1973)

Amenaza en la sombra

“Fue una de las primeras películas que me cautivaron y asustaron al mismo tiempo, con las que tuve la sensación de estar viendo una obra de arte. Hay varias escenas en las que los padres vislumbran a su fallecida hija —vestida con el impermeable rojo con el que murió— al final de un callejón en Venecia. La sensación de que la niña es o bien un fantasma o la representación de su imagen torturándolos después de su prematura muerte, fue un ejemplo maravilloso (que no se he seguido) de la capacidad de asustar sin necesidad de mostrar sangre.”

 

Blow-Up (Michelangelo Antonioni, 1966)

Blow-Up

“Es muy misteriosa y no hay mucha violencia (…) Una película construida de manera magistral, magníficamente fotografiada, casi surrealista en su tratamiento sobre la inminencia de la amenaza y la fatalidad. Es una de las obras que me inspiraron a la hora de tomarme la libertad, incluso así lo hice en Pesadilla en Elm Street, de mostrar visiones macabras de la manera que la propia naturaleza del filme lo permitiera.”

 

Psicosis (Psycho, de Alfred Hitchcock, 1960)

Psicosis

“La escena que más me asusta es una en lo alto de las escaleras donde Martin Balsam, interpretando al detective, se acerca y hay una toma inclinada donde alcanza a verse lo que parece ser la madre con el cuchillo levantado sobre su cabeza, avanzando hacia él hasta apuñalarlo en el pecho, y él ni es capaz de moverse. Hitchcock hizo algo muy surrealista con la colocación de su actor, que parecía al caer hacia atrás que estuviera volando, a cámara lenta, con un efecto muy surrealista, onírico. Era absolutamente estremecedor.”

 

El manantial de la doncella (Jungfrukällan / The Virgin Spring, de Ingmar Bergman, 1960)

El manantial de la doncella

“La trama básica, que se inspira en un antiguo cuento medieval, fue el marcó que se convirtió en La última casa a la izquierda. En mi película, dos chicas se van de “peregrinación” y mientras están en el bosque se encuentran con un grupo de “pastores” que, salvajemente, las violan y asesinan. Eso era lo suficientemente horrible, pero lo realmente  aterrador para mí fue cuando estos pastores buscan refugio en medio de una tormenta y encuentran una casa, sin saber que es el hogar de una de las chicas que asesinaron. Los padres descubren restos de la ropa de la muchacha y se preparan para ejecutar la venganza. El padre irá matando sistemáticamente uno a uno de los pastores, es lo más terrorífico por eso la violencia es mas gráfica. Entre ellos hay un chico joven que viaja con los pastores y que tampoco se librará de la venganza. Encontré que hablar en una película americana sobre el tema de la venganza justificada podía ser sensacional. El filme me hizo pensar mucho sobre el tema, pero al final la venganza es como si fuera el asesinato de la misma inocencia de las víctimas, y de cómo personas normales pueden transformarse en víctimas o igualmente en asesinos. Me pareció fascinante.”

 

Repulsión (Roman Polanski, 1965)

Repulsion

“Fue la inspiración para varias de mis películas. Una mujer se queda sola en su apartamento y, poco a poco, su salud mental se va erosionando de manera que el apartamento se convierte en el símbolo literal de su psique. Hay un momento maravilloso donde ella, encerrada en su apartamento, ve cómo una de las paredes se agrieta, como si el edificio, ella misma, estuviera al borde del colapso. Años más tarde, cuando hice La nueva pesadilla de Wes Craven, empecé la película con un terremoto en Los Ángeles; vemos a Nancy, el personaje protagonista de Pesadilla en Elm Street, pero ya no es ella sino la actriz que la interpretaba, la real Heather Langenkamp, y cuando vemos las grietas en una de las paredes es la primera pista de que algo terrible va a suceder. Una de mis películas preferidas.”

 

La bella y la bestia (La belle et la bête, de Jean Cocteau, 1946)

La bella y la bestia 1946

“Poseía la idea sobre la casi-locura y la fábrica de la realidad siendo creada y reemplazada por cosas cercanas al surrealismo. Creo que he estado en general muy influenciado por el surrealismo, es como una especie de forma fuera de la ley de mirar el mundo como algo cercano a la locura, y especialmente me resultó aquí aterradora las escena en un pasillo oscuro donde los candelabros son manos. Creo que estos elementos me influenciaron cuando hice El sótano del miedo y, sin duda, para la secuencia alucinógena de La serpiente y el arcoiris en la que Bill Pullman está corriendo entre un muro de celdas, como si fuera una prisión, rodeado de manos y largos brazos que intentan alcanzarlo.”

 

La guerra de los mundos (War of the Worlds, de Byron Haskin, 1953)

La guerra de los mundos 1953

“En su momento, tuve que colarme en el cine con mi hermano mayor para verla. Hay una invasión de alienígenas y aterrizan en grandes platillos volantes, y lo que me daba mucho miedo de esos platillos era la manera en que colocaban largas estructuras con una especie de cabeza de serpiente, parecía que estuvieran escrutando alrededor de la sala para sentir la presencia de los humanos. Sólo recuerdo haber estado totalmente aterrorizado por esas imágenes.”

 

Frankenstein (James Whale, 1931)

Frankenstein-1931

“Creo que lo más espeluznante para mí, a parte de la increíble caracterización de Boris Karloff, fue una escena en la que el monstruo ha escapado de sus verdugos y está en un entorno bucólico, hay un pequeño lago y se encuentra con una niña. En su inocencia, ella no se da la vuelta, no grita ni corre, pero en la siguiente escena, está muerta. Queda muy claro que él la mato, y así es como una película puede mostrarte algo que tú pensabas que no se atrevería a mostrar. Obviamente, para los estándares de hoy en día, eso es bastante suave, pero en el momento en que la vi fue  impactante el mostrar a la niña muerta, y el cómo esa criatura la había asesinado.”

 

Nosferatu (F.W. Murnau, 1922)

Nosferatu 1922

“Esta película me inspiró para elegir a Michael Berryman en Las colinas tienen ojos. Michael Berryman había nacido con una serie de defectos de nacimiento que deformaron su cráneo, lógicamente tenía un aspecto totalmente fuera de lo común. Era un ser humano normal, pero era realmente aterrador. Nosferatu, absolutamente escalofriante, me parecía igualmente que no podía estar interpretado por un actor humano sino por una especie de monstruo, por un verdadero vampiro.”

 

La Mala semilla (The Bad Seed, de Mervyn LeRoy, 1956)

Mala semilla 1956

“Creo que era tan revolucionaria y anti-americana, la pequeña y bonita niña nunca podría ser mala. Después, en La profecía, ocurría algo similar con un niño diabólico, pero en La Mala semilla, en su época, fue de lo más impactante ver a esta niña de aspecto inocente comenzando a matar gente de forma fría y desalmada. Su guión era muy inteligente, y siempre me sorprendió que no hicieran un remake de ella.”

 

( Imagen cabecera: NBCNews.com )

 

1 comentario

  1. Dice ser kaltan

    Auténticos clásicos como no podía ser de otra forma. El gran maestro del terror, Pesadilla en Elm Street es para sin duda su mejor película.

    http://rodajesdepeliculas.blogspot.com/2015/08/pesadilla-en-elm-street-imagenes-del.html

    02 septiembre 2015 | 11:10

Los comentarios están cerrados.