BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

10 películas a las que seguir la pista tras su paso por Cannes

El Festival de Cannes, en su edición número 68, dio una vez más su veredicto y lo hizo con un jurado presidido por los hermanos Coen, siempre imprevisibles. Aquí se puede consultar la lista de los principales premiados.

Sin embargo, además de la competición oficial por la Palma de Oro, entre sus otras secciones paralelas se presentan innumerables obras cinéfilas. Una voragine de películas, largometrajes y cortos, entre los que más de un título interesante puede llegar a pasar desapercibido.

Desde la decepción que supuso el porno rodado en 3D del argentino Gaspar Noé y titulado Love (no lo duden, era una de las que más expectación habían causado a priori), al cine de animación más tierno y precioso con la nueva versión de El principito, dirigida por Mark Osborne, y que gustó, aunque con cierta tibieza.

La nueva adaptación de MacBeth, con una pareja de lujo, Marion Cotillard y Michael Fassbender, parece que tampoco fue la maravilla que se ansiaba; y Fernando León de Aranoa cumplió más que bien con Un día perfecto, rodada en inglés y con reparto internacional.

Y,  una vez más, los cinéfilos después de leer las crónicas de la prensa especializada destaca en La Croissette nos quedamos con ganas de ver un buen puñado de películas, y esperando que no tarden demasiado, como suele ocurrir, en llegar a nuestros  cines.

Sé que me dejo bastantes en el tintero, pero esta sería mi lista de las 10 que más me apetece ver tras su paso por Cannes.

 

Carol de Todd Haynes

Carol-2015

La vida de Adèle causó su revuelo, y se llevó la Palma de Oro, hace un par de ediciones en Cannes. Mucho más basada en las sugerencias y los detalles, esta historia de amor en la idílica, e hipócrita y restrictiva, Norteamérica de los años 50, también protagonizada por dos mujeres, fue una de las grandes favoritas de la crítica desde su presentación. Adaptación de una novela de Patricia Highsmith con tintes autobiográficos. Calculada al milímetro y aseguran que aún así con enorme capacidad para emocionar. Ellas, las amantes, son Cate Blanchett y Rooney Mara (la Lisbeth Salander de la versión yanqui de Millennium); y tras las cámaras Todd Haynes, director de Lejos del cielo, también ambientada en los 50, con Julianne Moore, es decir, su personaje, enamorándose en aquella ocasión de un jardinero negro. Rooney Mara se llevó (ex aequo con Emmanuelle Bercot por Mon Roi) el  premio a la mejor actriz.

 

Dheepan de Jacques Audiard

Dheepan 2015

No cosechó los elogios unánimes que en su momento obtuvo Un profeta, tampoco estaba entre las principales favoritas; pero gustó y finalmente se llevó la Palma de Oro a la mejor película. Sus protagonistas son una (falsa) familia de inmigrantes huyendo de la guerra de Sri Lanka e instalados, sobreviviendo a duras penas, en los suburbios de París. Cuentan que tiene unas escenas de acción hacia el final extraordinarias.

 

Green Room de Jeremy Saulnier

Green-Room-2015

Ultraviolenta y plagada de humor negro. Además de rodada con un presupuesto bajísimo. Es algo así como el The Warriors de este siglo XXI, con un grupo de Skinheads acosando a una banda de Punks; unos y otros están capitaneados por el veterano Patrick Stewart (el profesor X de la saga X-Men) y Anton Yelchin (Chekov en las recientes entregas de Star Trek dirigidas por J.J. Abrams)

 

Inside Out (Del revés) de Pete Docter y Ronaldo Del Carmen

Inside-Out-2015

( ©Disney/Pixar )

Aunque proyectada fuera de la competición oficial, la mayor ovación del festival se la llevó la que, aseguran, es la nueva maravilla del director de Up metiéndose literalmente dentro de la cabeza de una niña, a punto de dejar atrás su infancia, para mostrarnos como se rigen sus emociones (y éstas cobrando vida propia). Emocionante, divertidísima y a la vez triste y nostálgica. Sólo le han llovido alabanzas. A nuestros cines llegará el 17 de julio.

 

Irrational Man de Woody Allen

Irrational-Man-2015

Woody Allen contándonos sus historias de siempre, o al menos a simple vista. La relación entre un profesor de filosofía con una de sus alumnas tiene a una pareja protagonista con la que ya dan ganas de ver la película: Joaquin Phoenix y Emma Stone. Pero, parece ser que Allen deja más de lado la comedia para hacer una drama romántico más bien seriote que da un giro, tipo Match Point, hacia el thriller. Su estreno entre nosotros está previsto para el 4 de diciembre.

 

Sicario de Denis Villeneuve

Sicario-2015

Y otro thriller, este ambientado en la zona fronteriza entre México y Estados Unidos con los esfuerzos para luchar contra el narcotráfico. Emily Blunt es una agente de la Cia (en un personaje que ha sido comparado con el de Jessica Chastain en La noche más oscura); Josh Brolin interpreta a su jefe, y Benicio del Toro es uno de los expeditivos agentes. El canadiense Denis Villeneuve, que el pasado año estrenó uno de los mejores thrillers norteamericanos de los últimos años, Prisioneros; y una obra tan inclasificable como Enemy, se centra más en crear un clima de tensión más que de acción. Las mejores alabanzas, para Del Toro y la dirección de Villeneuve. Su estreno aquí también podría acontecer a mediados de diciembre.

 

Son of Saul de László Nemes

Son-of-Saul-2015

El reverso, aún más oscuro, de La vida es bella. A punto de terminar la II Guerra Mundial y en pleno campo de concentración de Auschwitz, la historia de un judío, uno de los llamados sonderkommando (de los que cooperaban con los nazis con la esperanza de salvar sus vidas), empeñado en un último acto de redención y piedad: darle a un niño el mejor entierro posible. El director húngaro László Nemes (fue asistente de cámara de Béla Tarr) ha realizado uno de los debuts más contundentes y conmovedores que se recuerdan en La Croissette dándole un toque distinto, macabro y heróico, al tema del Holocausto. Obtuvo el Gran Premio del Jurado, que es el segundo premio gordo de la competición oficial, y el FIPRESCI (Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica).

 

The Assassin de Hou Hsiao-Hsien

The Assassin

Bastantes espectadores abandonaron a mitad de las proyecciones, pero los que resistieron hasta el final parece ser que se encontraron con una obra maestra, llena de poesía y virtuosismo. Ambientada en la China del siglo IX, una muchacha se entrena para eliminar a los tiranos que gobiernan en su país. Estética cuidadísima, un ritmo pausadísimo (causa de esos abandonos) y filmada en soporte digital. ¿La obra definitiva en el género wuxia? El Jurado de los Coen no fue indiferente ante esta propuesta y la recompensó otorgándole el premio a la mejor dirección.

 

The Lobster de Yorgos Lanthimos

The Lobster 2015

Canino aún la recuerdo como una de las grandes propuestas, por enigmática y sorprendente, del cine de autor de los últimos años. Su director, el griego Yorgos Lanthimos da el salto al cine anglosajón y  vuelve a la carga con una extraña historia de amor futurista, o algo así.  En una sociedad distópica, los solteros son enviados a un hotel y allí se les asigna un animal (el protagonista elige ser “la langosta” del título”). En el plazo de 45 días deberán encontrar pareja o de lo contrario se les tomará por el animal que han elegido y se les dará caza. ¡Vaya! que el estar soltero está prohibidísimo y el tener pareja debe ser una de las principales preocupaciones de cualquier mortal. Humor negro y críptico para reflexionar sobre la soledad, y poner en cuestión prejuicios sociales y obsesiones personales. Sus protagonistas, Colin Farrell y Rachel Weisz. Obtuvo el premio del Jurado.

 

La juventud (Youth / La giovinezza) de Paolo Sorrentino

Youth-2015

Expectación después de La gran Belleza, una de las producciones europeas más premiadas, con Oscar a la mejor película de habla no inglesa y mejor película europea incluidos. Sorrentino puso el listón muy alto, y más teniendo en cuenta que sus protagonistas son Michael Caine y Harvey Keitel, siguiendo los pasos del gran Jep Gambardella (Toni Servillo), pero en un balneario de los Alpes suizos. Perdido el efecto de originalidad, se ha dicho que es muy irregular (de lo banal a lo genial con demasiada frecuencia); y el director italiano ha vuelto a ganarse admiradores y detractores a partes iguales. Entre su reparto, también está Rachel Weisz o una veterana Jane Fonda. Se esperaba premio al mejor actor para Michael Caine, pero se fue de vacío en el Palmarés oficial.

 

Los comentarios están cerrados.