BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Las 10 películas favoritas de Orson Welles

Orson Welles

Conmemorando el centenario del nacimiento de Orson Welles, que aconteció un 6 de mayo de 1915, no está de más que los cinéfilos recordemos cuales fueron las películas que más le marcaron, al menos de las correspondientes a la primera mitad del siglo pasado. Y es que la lista la elaboró en 1952.

De los títulos que destacó todos aún están considerados como obras maestras o grandes clásicos, aunque algunos de ellos no sean tan recordados hoy en día. Se crió con el cine mudo, por ello no es de extrañar que le apasionara.

 

1 – Luces de la ciudad (City Lights, 1931) de Charles Chaplin

Luces de la ciudad

De Chaplin había para elegir, pero la que más le gustó a Orson Welles es esta comedia muda realizada en pleno apogeo del cine sonoro. Contiene algunos de los gags más memorables del cine de Chaplin además de una historia de amor hermosísima, la del solitario vagabundo que se enamora de una chica ciega (Virginia Cherrill). Ella cree que es rico al oír el portazo de un coche de lujo. También es la película de Chaplin que hubiera elegido yo.

2 – Avaricia (Greed, 1924) de Erich Von Stroheim

Avaricia

No podía faltar la obra de uno de los más grandes, y excéntricos, cineastas de la época del Hollywood dorado de los pioneros. Stroheim, maestro también en saber presentar a sus personajes en unas pocas pinceladas, ideó un trágico y tremendo peliculón sobre los defectos de la naturaleza humana. Portentosa. Inabarcable. Ni el mismo Stroheim supo delimitarla con un montaje original que duraba 4 horas.

 

3 – Intolerancia (Intolerance, 1916) de David Wark Griffith

Intolerancia

En esos inicios del cine, Griffith destacó poderosamente por establecer las primeras bases del lenguaje cinematográfico, encuadres y movimiento, forma y contenido. Estaba El nacimiento de una nación (de la que precisamente este mismo año, el 3 de marzo, se cumplió el centenario de su estreno), sin embargo, Welles se decantó por esta superproducción que, además de por su historia, estructurada en 4 episodios, ha pasado a los anales del cine por los majestuosos y colosales decorados que se construyeron.

 

4 – Nanuk, el esquimal (Nanook of the North, 1922) de Robert Joseph Flaherty

Nanuk el esquimal

Más cine mudo, y si el cine intenta captar la realidad y la verdad no podía faltar un documental, uno de los grandes. El gran Flaherty cogió sus cámaras y se fue a rodar a tierras canadienses para reflejar la vida de los indígenas esquimales con la máxima fidelidad y naturalidad. El resultado, un documento de valor incalculable que todavía hoy se estudia en las escuelas de cine.

 

5 – El limpiabotas (Sciuscià, 1946) de Vittorio de Sica

El limpiabotas

Frente al cine más prefabricado, la fábrica de sueños de cartón y piedra de Hollywood, y con los estragos y miserias, durante y después, de la II Guerra Mundial, los italianos crearon escuela con el neorrealismo. La vida, pura y dura, sin tener que abrir la ventana sino acercándose a la gran pantalla del cine. Podría haber sido Ladrón de bicicletas, pero El limpiabotas obtuvo igualmente una acogida entusiasta.

 

6 – El acorazado Potemkin (Bronenosets Potyomkin, 1925) de Sergei Eisenstein

Battleship Potemkin

Considerada a menudo por los críticos como una de las grandes obras maestras del cine. La escena, visualización y montaje, en las escaleras de Odessa es reconocible para todo el mundo aunque no haya visto jamás la película. Más allá de ideologías, todo un símbolo de la rebelión del pueblo contra las injusticias sociales y de los que ostentan el poder… y elevando las capacidades del montaje a categoría artística.

 

7 – El pan y el perdón (La femme du boulanger, 1938) de Marcel Pagnol

La Femme du Boulanger

Nuevamente un retrato costumbrista y veraz sobre las gentes de un lugar,  las de una pequeña localidad de la Alta Provenza francesa. Desgracias y alegrías, sonrisas y lágrimas en una película magistral que, curiosamente, hoy en día no se acostumbra a citar demasiado. Una exaltación de la vida provinciana y más sencilla.

 

8 – La gran ilusión (La grande illusion,  1937) de Jean Renoir

La gran ilusion

Podría haber sido La regla del juego (1939), pero esta es sin duda la otra gran película que dirigió Renoir y que en su momento obtuvo una recepción excepcional. Fue considerada un certero retrato de la sociedad de clases de la época, una oda a la amistad, la libertad y la paz a partir de la historia de un grupo de prisioneros franceses (uno de ellos el inolvidable Jean Gabin) en un campo de concentración alemán durante la I Guerra Mundial (y el oficial alemán protagonista interpretado por Erich Von Stroheim).

 

9 – La diligencia (Stagecoach, 1939) de John Ford

La diligencia

El western, junto con el musical y el cine negro, es el género más genuinamente norteamericano. O al menos lo fue mucho antes de la llegada de los superhéroes… y también se puede decir que hubo un antes y un después a partir de esta obra maestra de quien fue uno de los más grandes directores de cine estadounidenses. Por su parte, John Wayne empezó a grabar su leyenda con letras de fuego. Tarantino homenajeará a este clásico, en gran parte y muy a su manera, en The Eightful Eight.

 

10- El pan nuestro de cada día (Our Daily Bread, 1934) de King Vidor

El pan nuestro de cada dia

Y de King Vidor quizá me hubiera esperado que hubiera elegido Y el mundo marcha (1928), Aleluya (1929), Duelo al sol (1946) o El manantial (1949), pero Orson Welles se decantó por otra historia donde la condición y tenacidad humana son protagonistas; y por el melodrama, pero también por una película de marcado tono costumbrista, casi documental. En ella, un matrimonio joven intentan sobrevivir como granjeros en los difíciles tiempos de la Gran Depresión Norteamericana. El futuro pasa por ellos, pero también en asociarse y fomentar el cooperativismo.

Va Openculture.com

( Imagen cabecera vía jeuxactu.com )

 

1 comentario

  1. Dice ser alejo

    Auténticos clasicazos del cine, varios de ellos en el dominio público hoy en día.

    http://cinelibreonline.blogspot.com/2015/04/diez-peliculas-clasicas-de-dominio.html

    06 mayo 2015 | 17:12

Los comentarios están cerrados.