BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Paul Walker, coches voladores y unas cervezas (‘Fast & Furious 7′)

No hay duda. La séptima entrega de Fast & Furious es y será la de más éxito de toda la saga, y será recordada como la obra póstuma del fallecido Paul Walker en su última encarnación en pantalla del agente Brian O’Conner. Walker encontró prematuramente la muerte un 30 de noviembre de 2013 y, por esas ironías del destino, la fatalidad quiso que precisamente fuera en un trágico accidente automovilístico.

Cuatro dobles de acción, trucajes digitales (de voz y cuerpo) y la colaboración de dos de sus hermanos, Caleb y Cody, ayudaron a que la “interpretación” pudiera completarse. Paul Walker y su Brian O’Conner están presentes en todo el metraje gracias a la pericia de los autores de la película. Se nota que se han aprovechado descartes, que hay planos generales en los que O’Conner parece estar algo ajeno a la acción real, a lo que sucede en pantalla (en varias escenas ha sido recreado mediante CGI); o que en muchos primeros planos abunda el maquillaje digital. Pero allí está. Descartada la posibilidad de volver a filmar un nuevo guión que no le incluyese, la película no oculta su voluntad de ser a la vez un lujoso monumento funerario a su memoria y también un espectáculo capaz de batir los récords de aparatosidad y audacia de la saga.

Y luego está Fast & Furious 7, la película, con un guión inverosímil y simplísimo (Chris Morgan firma de nuevo el guión), una mera excusa para ir hilvanando secuencias de acción, a cada cual más grande, más aparatosa y más asombrosa que la anterior y, lo que tiene más mérito, aún por irracionales y poco creíbles hacer que éstas no se atraganten o aburran. Así que poco importa todo el relleno dramático, romántico o de suspense, la abundancia de frases graciosillas facilonas o que ese mercenario y máquina de matar implacable, experto en explosivos, que interpreta Jason Statham tenga la curiosa virtud de aparecer en el momento más (in)oportuno en cualquier sitio, por lejano que esté, allí donde se encuentre nuestro equipo de héroes, armado hasta los dientes o al volante de un vehículo todoterreno portentoso clamando venganza.

Fast & Furious 7 poster

( Universal Pictures )

O el que sus protagonistas se golpeen, embistan sus autos chocando de frente, se estrellen desde lo alto de un edificio, un acantilado o lo que sea, y les lancen misiles. Saldrán ilesos. Fast & Furious 7 se ha ganado a pulso, y a golpe de acelerador, erigirse en un desfase total y en uno de los mejores ejemplos del llamado cine “palomitero” hecho a base de testosterona, anabolizantes y adrenalina.

Fast & Furious evolucionó desde sus humildes orígenes, allá por el verano de 2001, hasta progresar a partir de la quinta entrega, con Justin Lin en la dirección, hacia el terreno de lo más espectacular. De los Fast & Furious de O’Conner y Dominic Toretto (un Vin Diesel convertido en el indiscutible macho alfa del grupo) de corte más realista a abrazar el cine fantástico y de ciencia-ficción, asumiendo sus referencias al universo y la mitología Bond (Nathalie Emmanuel , Missandei en Juego de tronos, tiene hasta una nada disimulada escena de homenaje saliendo en biquini de las aguas de una playa), incluso al de los superhéroes; y entendiendo que las carreteras y el asfalto se han quedado pequeños para las piruetas y hazañas de sus protagonistas. Sus coches ahora desafían cualquier ley de la lógica y la gravedad, pueden convertirse en voladores, literalmente, saltando desde un avión o de un rascacielos a otro.

Y detrás de las cámaras, sustituyendo a Justin Lin (el verdadero responsable del resurgir de la saga) una elección insólita, la del malayo James Wan. Uno de los especialistas en el género de terror más reconocidos hoy en día gracias a Insidious o Expediente Warren se revela todo un curtido experto también en las “fantásticas” secuencias de acción. Los movimientos de cámara, los cambios de plano y el montaje no dan respiro, y además permiten seguir lo que está sucediendo en pantalla, aunque sea a ritmo frenético: Ello, junto con la multitud de explosiones y chicas en biquini o tanga mostrando sus encantos a ritmo de bakalao debe de ser la envidia de Michael Bay.

Pero cuando el espectáculo llegue a su fin, cuando se baje el telón ficticio de este Fast & Furious 7 lo que queda es el sentido homenaje a Paul Walker y la impresión de que esta entrega es una culminación. Después de ella, vendrán más, ya se ha anunciado la octava parte, y seguro que llegarán una novena y décima. Pero las secuelas seguirán un camino muy distinto. Seguro que intentando fichar a grandes estrellas, pretendiendo hacerlo todo aún más espectacular y grandioso, tal vez los coches se trasladen a alta mar, monten en patines o en tablas de surf, quizás se tuneen en naves espaciales. En cualquier caso, allí estará también el veterano Kurt Russell, actor icónico y uno de los recién incorporados a la saga como el enigmático Mr. Nobody (trasunto “M” de la saga) intentando convencer a Toretto de que la cerveza belga es mejor que la Coronita. Al fin y al cabo, de esto trata Fast & Furious, de coches, persecuciones, explosiones, tipos musculados, tías buenas, apología de la amistad y unas cuantas cervezas mientras se pasa un buen rato.

 

Puntuación:

Icono 6

 

 

 

 

 

4 comentarios

  1. Dice ser Fede

    Hola,

    Yo fuí a ver la peli ayer por la tarde, está claro que hablamos de una peli de acción que va cada vez a más en la saga, por lo que llega un punto en que hay cosas muy poco factibles, a lo Mision Imposible, pero me ha gusado y entretenido.

    Tengo que decir además que sobretodo me ha gustado como se desarrolla el final, la idea de como hacer “salir” el personaje de Paul Walker de la pelicula es bonito y respetuoso, y te emociona.

    Seguro que era un tio genial!

    Saludos

    08 abril 2015 | 14:13

  2. Dice ser prueba coche

    Sin duda un refrito…. no se, me parece demasiado repetirse

    http://www.probamos.com/category/automoviles/

    08 abril 2015 | 14:21

  3. Dice ser fausto

    ¡ vamooos teeete, el vin diesel tó mazao fum fum que guapa la peli !

    Para ver esto, prefiero ver las tetas de Ylenia en Interviú. Que vaya tetas más finas que tiene con lo basta que es. Mi pito las recomienda.

    08 abril 2015 | 14:45

  4. Dice ser Virginia Garcia

    De tu artículo se desprende que te has leído la nota de prensa, y no has ido a ver la película. Así al final, nos fiamos más de un bloguero “menosmola” que ofrezca una visión real de haber visto el filme.

    ¿Cielo sobre Tatooine? Si por mi fuera, en carbonita te metía, chaval…

    08 abril 2015 | 18:50

Los comentarios están cerrados.