BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

¿Racistas y misóginos? Los Oscar se ganan su premio a la mejor polémica

Selma 2014

Ni Boyhood, ni Birdman, ni El gran hotel Budapest. Los Oscar 2015 son conocidos no tanto por los posibles ganadores sino por la ausencia de posibles nominados. La carencia de “diversidad”. El más reciente a añadirse a toda la polémica, nuestro querido George Lucas.

A los ilustres Académicos, que cada año comprueban como les llueven las críticas porque ésta u otra película no está incluida entre las finalistas, o porque no hay tal o cual intérprete que está magnífico, les ha llegado una época especialmente difícil, y más en tiempos muy revueltos, de protestas y disturbios raciales. El detonante, la muerte de un joven negro, Michael Brown, en Ferguson el agosto pasado a manos de un policía blanco. Antes, en julio pasado, Eric Garner, afroamericano de 43 años y asmático, también falleció por asfixia después que un policía, blanco, le aplicara una llave de estrangulamiento para inmovilizarlo y detenerlo por vender cigarrillos de manera ilegal en la calle. En noviembre, un niño negro de 12 años, Tamir Rice, fue abatido a tiros por la policía al creer que les estaba apuntando con una pistola real (era de aire comprimido). El 23 de diciembre, Antonio Martin, de 18 años, con cargos por asalto y robo, muerto en una gasolinera por agentes que habían acudido a una llamada de denuncia. Martin les estaba apuntando con una pistola.

Este es, en breves pinceladas, el panorama. Con tantas tensiones raciales no resueltas, que han salpicado y comprometido al mismo presidente Barack Obama, con la sensibilidad a flor de piel, los miembros de la Academia van y la lían aún más.

Selma - Ava Duvernay

Ava Duvernay

Ningún actor o actriz de color entre los 20 nominados en los apartados de interpretación, sea principal o de reparto. Con el debate sobre si debe de prevalecer la calidad artística o lo políticamente (socialmente) correcto en las nominaciones,  la película Selma, que narra la lucha por la defensa de los derechos civiles en la no menos turbulenta Norteamérica de los 60 liderada por Martin  Luther King, y reconocida allí como una de las mejores películas estrenadas el pasado año, se ha erigido en el estandarte. Su protagonista, David Oyelowo, encarnando a Martin  Luther King ha sido ninguneado. Sólo a un par de candidaturas opta Selma, a mejor película y mejor canción original. Y el agravante es que está precisamente realizada por la directora negra Ava DuVernay, también ausente entre los 5 finalistas a mejor dirección. Otro vapuleo añadido por “machista”a los académicos, sumado a que ninguna de las 8 nominadas a mejor película tiene a una actriz como gran protagonista. Todo hombres.

Las redes sociales, y las declaraciones públicas ante los medios han sido un polvorín estos últimos días. Tom O’Neil, fundador de Goldderby.com, uno de los portales de referencia en cuanto a predicciones de los Oscar, ni corto ni perezoso aseguró que “Haber nominado a (Selma) únicamente al Óscar por Mejor película y Mejor canción original es una vergüenza”.

“Es una pena que la Academia no haya aprovechado la oportunidad para premiar a una directora negra por primera vez”, valoró Sasha Stone, de la web Awardsdaily.com. O “Selma es un filme excelente que seguramente se interpretó y dirigió solo, aunque de forma magnífica”, opinó con sorna el actor Joshua Malina en su cuenta de Twitter. De hecho, a los pocos minutos del anuncio de los nominados este jueves, el hashtag #OscarsSoWhite (“Oscars tan blancos”) causó furor, convirtiéndose al cabo de poco en trending topic. Las críticas han sido demoledoras, valorando que más del 93 por ciento de los integrantes de la Academia sean precisamente blancos (y un 77 % tengan un promedio de edad de 63 años, y además hombres); o que es la segunda vez desde 1998 que no se nomina a ningún intérprete de color.

En contraste, el pasado año 12 años de esclavitud se llevó el Oscar a la mejor película, guión adaptado y para la actriz de reparto, y afroamericana, Lupita Nyong’o. O en la gala de la ceremonia de 2002 se produjo otro hecho histórico, por primera vez, el Oscar a la mejor actriz y actor protagonistas fueron a parar a intérpretes negros, los grandes Denzel Washington por Día de entrenamiento y Halle Berry por Monster’s Ball.

Django desencadenado

‘Django desencadenado’

Todas las opiniones, a favor o en contra, me parecen respetables. Pero menos la de Spike Lee. El director de Haz lo que debas, y uno de los artistas más combativos contra la desigualdad racial en Estados Unidos, hace años que destaca más por bocazas que por hacer buenas películas.

Naturalmente, no ha tardado en sumarse a la polémica. Ahí van algunas de sus mejores y recientes perlas:

“En 1989 ‘Haz lo que debas’ no fue nominada (a mejor película). ¿Qué película ganó en 1989? Fue ‘Paseando a la jodida Miss Daisy’. Razones como esta explican porque los Oscar no importan. Porque… ¿20 años después quien ve Paseando a Miss Daisy? La película no se enseña en las escuelas de todo el mundo, como sí se enseña ‘Haz lo que debas’.  Muchas veces en la historia ha sucedido que el mejor trabajo no es el premiado”. Así que, si viera hoy a Ava (DuVernay) le diría, ‘¿sabes qué?… Que se jodan. Has hecho una muy buena película, así que siéntete orgullosa de ello y empieza a trabajar en la siguiente”.

“Quizá están intentado ser más diversos pero cuando la Academia ve ‘Haz lo que debas’ o ‘Paseando a Miss Daisy’, siempre van a elegir a la película en la que aparezca el típico sirviente negro pasivo. La mayoría de las veces la gente vota algo con lo que se siente a gusto, no con algo por lo que se sientan amenazados”

(Sobre los Oscar a ’12 años de esclavitud’, a Denzel Washington, Halle Berry o Sidney Poitier) “Quien piense que este año va a pasar lo del anterior, es retrasado. Eso sólo pasa cada 10 años, es un ciclo, y cada vez que pasa no voy a dar volteretas de alegría por eso”.

Spike Lee también le atizó en su momento al mismísimo Clint Eastwood. Fue cuando realizó el díptico ambientado en la Segunda Guerra Mundial compuesto por Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima: “hizo dos películas sobre Iwo Jima que duran más de cuatro horas en total, y en las que no hay un solo actor negro en la pantalla”, dijo Lee. Cuando Eastwood le respondió, estilo Harry el sucio, mediante una entrevista a un medio británico, simplemente con un “debería cerrar la boca”, Lee le replicó “No estamos en una plantación de algodón, Clint”.

Ante el estreno de Django desencadenado, de Quentin Tarantino, Spike Lee declaró a The Hollywood Reporter que “La esclavitud americana no es un spaghetti western de Sergio Leone. Era un holocausto”. Tarantino, entonces, se limitó a recriminarle que si tenía algo qué decirle no lo hubiera hecho en persona, de tú a tú, tomando amigablemente un café para hablarlo, no de forma pública y sentenciando.

Aunque, normalmente los problemas no acostumbran a reducirse a “blanco” o “negro”, los Oscar se presentan este año animados. De cara a la gala del próximo 22 de febrero, se vislumbran fuertes nubarrones, con predicciones de fuertes oleajes de protestas y posible tormenta en forma de boicot.

( Imagen cabecera: ‘Selma’, que será distribuida en España por Wanda Vision )

 

14 comentarios

  1. Dice ser Bcn Cdad

    Hola.

    A estas alturas de la película, sería absurdo no deducir que como en todo ambito ha habido y seguirá habiendo ”mamoneos” de toda índole en los Oscar.

    Ahora bien, el usar dicho argumento de manera obligatoria cada vez que algo no es del agrado del ”menospreciado” es peor, porque frivoliza el tema.

    Las acusaciones de Spike Lee son un claro ejemplo de a donde ha llegado la situación hoy día. Él está muy de acuerdo con los premiados de raza negra, pero si analizamos un poco la concesión de dichos premios, posiblemente muchos han sido otorgados para quedar bien de cara a la galería, como el otorgado a Halle Berry… ¡pero eso para él y su colectivo no cuenta! Nada más buscan el quedar por encima del resto como sea, tal como hace el aceite sobre el agua.

    Saludos.

    18 enero 2015 | 20:48

  2. Dice ser Pijerío progre

    Para ser políticamente correctos, habría que darle un par de oscars a actores o directores negros, otro par para los gays, otros dos para latinos, alguna lesbiana nunca debería de faltar…..algún menor de edad, algún abuelete, algún asiático (chino, japonés o hindú, es lo de menos) y alguno más para progres que defiendan causas nobles (hambre en el mundo, guerras, injusticias sociales, etc….) y ya, si queda alguno, que se lo den a algún blanquito.

    18 enero 2015 | 21:13

  3. Dice ser La Espiga

    Estamos tontos.

    18 enero 2015 | 21:58

  4. Dice ser survey

    Pues nada, que se lo den a algún negro… Que parece que es lo importante, hacer ver que “todos somos iguales”.

    18 enero 2015 | 23:13

  5. Dice ser petreoº

    Cuanto racismo…es verdad!!!
    ¿cuantos Premios Nobel de Fisica,Quimica,Matemáticas,..negros hay…?Racismo,puro racismo.Pues todos conocemos la aportacion de los negros a las Ciencias.Si no fuese por los negros,todavia estariamos en la selva africana.

    18 enero 2015 | 23:39

  6. Dice ser El misoginista racista

    Blablabla merezco un premio por ser negro/mujer blablabla

    19 enero 2015 | 00:08

  7. Dice ser libertad

    Soy negra y a mi como si se meten el premio por el ano, yo vivo para otras cosas, cambio todos los premios del mundo por compartir cada día de mi vida con las personas que realmente me importan, si de verdad existe un dios , le pido salud y fuerza para mis padres, para que me duren mucho tiempo, tengo mucho aun que aprender de ellos y mucho amor que recibir.
    lo demás me importa un pimiento.

    19 enero 2015 | 01:09

  8. Dice ser Pichón

    Spike Lee, el artista anteriormente conocido como “Director”.
    Ahora es más famoso por acudir a ver a los Knicks, sólo vive del recuerdo ahora no hace ni un cortometraje mediocre.

    19 enero 2015 | 08:18

  9. Dice ser Arkeo

    Ahora que lo pienso, si nombráramos los diez mejores pintores de todos los tiempos, tampoco habría ningún negro,…. ninguna mujer. Esto habría que arreglarlo en los libros de textos, enciclopedias y demás. No puede ser. Por la igualdad ante todo.

    19 enero 2015 | 09:25

  10. Dice ser AreaEstudiantis

    Yo lo veo pura casualidad. Pero creo que en USA están un bastante sensibles con el tema.

    http://areaestudiantis.com

    19 enero 2015 | 09:53

  11. Dice ser Leim

    Sigamos censurando. Sigamos tapando bocas

    19 enero 2015 | 11:19

  12. Dice ser Warp

    El año pasado Ellen Degeneres soltaba una perla magnífica al empezar la gala “O gana ’12 años de esclavitud’ o todos somos racistas.” No se equivocaba.

    Cada año las películas oscarizables van teledirigidas. ¿Gravity no se llevó el Oscar a la mejor película porque no podían ser tachados de racistas o porque 12 Años era mejor? Me acuerdo cuando en los 80 estrenaban Amadeus o Gandhi y ya sabías hasta dónde iba a triunfar el academicismo rancio.

    Irónicamente, este año los títulos elegidos parecían buscar más la calidad artística que otra cosa y zas, en toda la boca: machistas y racistas. Pues nada, el año que viene, a por la cuota de normalización. Viva la discriminación positiva. Es como el año en que dieron el Oscar al perrete de The Artist, que hasta se inventaron una categoría en un alarde de perfecta estupidez.

    Si un año gana 12 años no somos racistas, si al siguiente no hay negros nominados, sí lo somos.

    Menudos idiotas.

    19 enero 2015 | 13:34

  13. Dice ser El_Soberano

    Desde luego que hay racismo y sexismo.

    ¡¡Cómo puede ser que gane un blanco y hombre, nada menos!!

    ¡¡¡Blasfemia!!!

    19 enero 2015 | 14:14

  14. Dice ser Manuel Cruz

    Los americanos son imbéciles y tienen lo que se merecen. Ya reza el dicho, siembra vientos y recoge tempestades, y todos esos malos rollos vienen de esas organizaciones subvencionadas por políticos para que idioticen a la sociedad y no puedan tomar las decisiones correctas conforme a la lógica, sino las “políticamente correctas”, es decir, las que les viene bien al partido de Obama, que es el que más ha trabajado por exarcerbar el problema tras los enormes réditos que supuso que le votaran sólo porque ya tocaba un negro en la Casablanca.

    Lo malo es que nuestros políticos forman parte de la borregada y se contagian por imitación; por ejemplo cuando la tonta del bote que tenemos de directora del observatorio de género declara públicamente que hay que abolir el piropo, no es ocurrencia suya, porque ella no piensa, sino porque lo ha leído en los boletínes que le pasan las feministas americanas, que lo propusieron el mes pasado con video viral manipuladísimo inclusive. Hay que hacer purga antes de que el mal se extienda más, porque a fin de cuentas lo único que buscan con estas cosas es instaurar otra casta más de parásitos ideologizados. Votantes profesionales pagados con el dinero de los demás, que como ya hacen en América recurrirán al matonismo para forzarnos a seguir sus imbéciles y contradictorias consignas hasta que todo el país se vaya a tomar por culo.

    Es lo que pasó con el PSOE del zapatero feminista, lo que sigue pasando con el PP, y lo que pasará multiplicado por diez con Podemos, que por copiar del partido demócrata estadounidense, copian hasta el “Yes we can”.

    19 enero 2015 | 14:23

Los comentarios están cerrados.