BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Joe Cocker: Oficial, caballero y seductor

Joe Cocker

Hay voces que son inimitables. A pesar que muchos se empeñen en emularla, ni a la suela de los zapatos. Joe Cocker era Joe Cocker, una voz también íntimamente ligada a la historia del cine.

Rock, blues, soul. Su voz grave, profunda y rasgada era buena, muy buena, irresistible en las distancias cortas. ¿Acaso el striptease que se marcó Kim Basinger en 9 semanas y media ante un expectante Mickey Rourke habría sido lo mismo sin su You Can Leave Your Hat On? “Con el  sombrero haz lo que quieras, pero el resto te lo puedes quitar todo” cantaba el muy pillo. El tema era original de Randy Newman que lo compuso en 1972. Con Joe Cocker se convirtió en uno de los himnos más eróticos popularizados por el séptimo arte. Era en 1986.

 

Pocos años antes, en 1982, Oficial y caballero (An Officer and A Gentleman) a pesar de tener a la maravillosa Debra Winger como protagonista femenina y convertirse en todo un pelotazo en su momento en las taquillas de medio mundo, únicamente ha perdurado por 2 razones: una, la consolidación de Richard Gere como sex symbol de los 70 y 80; y dos, la balada Up Where We Belong, cantada a dúo con Jennifer Warnes. La canción se llevó el Oscar.

 

El gangster y traficante de drogas Carlito Brigante que interpretaba Al Pacino en Atrapado por su pasado (Carlito’s Way, 1993) era duro, las había pasado canutas, aunque estaba dispuesto a romper con sus fechorías criminales y redimirse. Pero no le dejaban. Joe Cocker le dedicó una hermosa elegía (a Carlito y a su gran amor Gail, encarnada por Penelope Ann Miller) por medio de You Are So Beatiful, un tema de a mediados de los 70 (compuesto por Billy Preston, Bruce Fisher y Dennis Wilson) que fue el mayor éxito de Cocker hasta la llegada de Oficial y caballero.

 

En los últimos años pudimos oírle en Las nieves del Kilimanjaro, El vuelo (Flight) o Across the Universe. También participó en el oscarizado documental A 20 pasos de la fama. Cocker agarró la cumbre del éxito musical a finales de los 60, y desde entonces no descendió. Hasta que un 22 de diciembre, un cáncer de pulmón se  llevó los últimos susurros del cantante británico. Tenía 70 años.

 

Los comentarios están cerrados.