BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Crítica: ‘Ouija’, terroríficamente mala


Habitualmente prefiero comentar películas que me hayan gustado o me hayan estimulado más. Con Ouija voy a hacer una excepción porque presenta, narrativa y cinematográficamente, una curiosidad. La verdad es que no empieza nada mal (y tampoco nada bien para una de sus dos protagonistas iniciales), hay una cierta atmósfera inquietante en sus primeras escenas (los recorridos de la cámara por decorados y accesorios resultan razonablemente amenazadores), y una muerte resuelta con elegancia formal.

Sigue, de manera más o menos hábil, con la presentación del grupo que conformará los personajes principales, todos ellos adolescentes jóvenes y guapos. Se espera que pronto empiece a suceder algo más, al tiempo que los contactos que se van haciendo con el Más Allá mediante la susodicha Ouija van creando sus expectativas. Pero recorrer con la cámara estancias y encuadrar a objetos o armarios con la puerta abierta ya no basta. Hay que avanzar. El nivel se mantiene razonablemente tolerable hasta que entran en escena las primeras apariciones fantasmales y, más adelante, empiezan a producirse las primeras muertes.

A partir de aquí va decayendo hasta llegar a cotas lamentables. Su pobreza de ideas y expositiva queda en evidencia, los maquillajes son pésimos y el guión demasiado trillado, simple y tópico. También, a estas alturas hace ya varias escenas que hemos descartado que alguna de las interpretaciones sea medianamente buena, con personajes monótonos incluso ante los momentos que más deberían temer por sus vidas. Su principal protagonista, Olivia Cooke (su trabajo más destacable hasta el momento es en la televisiva Bates Hotel) es un claro ejemplo, misma cara, misma expresión sea para expresar aflicción, terror o audacia. Olivia Cooke también ha tenido otro patinazo reciente con El estigma del mal (The Quiet Ones) de género terrorífico-insípido.

Ouija 2014Cuando la película está prácticamente terminada y uno llega a creer que la cosa no puede ir a peor, se nos remata la faena con una de esas típicas escenas finales destinadas a dejarnos con un posible último susto y un “continuará”, igualmente deporable. Por todo esto, y aquí está la principal curiosidad de la que hablaba, Ouija prosigue una interesante, impecable e imparable evolución negativa: de no es gran cosa a peor. Hay propuestas que son irregulares, otras que empiezan mal y sabes que no van a mejorar, pero pocas veces recuerdo haber visto una progresión tan regular y perfecta hacia el abismo de lo rutinario y mediocre en este sentido.

Tras esta Ouija está la compañía de juguetes Hasbro (aún contando los billetes generados por la franquicia de Transformers), pasándose al cine de terror de bajo presupuesto (y nulo talento) con la complicidad de Platinum Dunes, en la que participa Michael Bay.

Que sus intérpretes hayan aceptado participar en una propuesta de estas características se entiende; ya se sabe, son jóvenes, deben abrirse camino, participar en una de terror siempre resulta divertido. En cambio, comprendo menos que un director debutante, Stiles White, partícipe también como guionista (y con amplia experiencia en su currículum en el departamento de producción de efectos visuales, y como coguionista en Señales del futuro o The Possesion. El origen del mal), se entregue entusiasmado a semejante engendro, que no intente mejorar en algo al menos su argumento (Spoiler gordo. No leer si no se ha visto la película: ¿por qué el fantasma villano de la función mata si quiere algo de los vivos?: que le descosan la boca para poder deshacerse de la madre. Fin spoiler).

Sólo da para unos 80 minutos, porque no da para más, se agotan las ideas y entre las pocas imágenes icónicas de terror en las que se apoya sólo destaca la de bocas cosidas (aparte queda una inquietante escena en el interior de un túnel). Quizá pueda entretener a una parte del público al que va destinado, pero hay que ser más exigentes.

En definitiva, que el principal fenómeno paranormal producido es el éxito que pueda haber tenido en taquilla (en Estados Unidos llegó a ser número 1 en el fin de semana de su estreno), costó sólo 5 millones de dólares y en los cines norteamericanos ha recaudado más de 50. Esto traerá sus lógicas y nefastas consecuencias en formato de más secuelas. Debería de generar algo de debate sobre si productos como Ouija son en realidad un negocio o un fraude.

Respecto a otro de los famosos juegos de mesa de Hasbro, recordemos que está en proyecto desde hace años realizar una especie de comedia fantástica basada en el popularísimo Monopoly (un proyecto que ahora mismo está en el limbo, pero del que hay un guión y en su momento estuvo implicado para dirigirlo Ridley Scott). Miedo me da si algún llega a hacerse.

 

Puntuación:

Icono 2

 

4 comentarios

  1. Dice ser LolailosLalalas

    No la he visto, pero parece otra peli del montón…

    ¿Por qué cuesta tanto hacer filmes buenos de miedo?

    La última con la que lo pasé mal fue “Expediente Warren”, y de esa hace algún tiempo ya.

    19 diciembre 2014 | 12:38

  2. Dice ser Warp

    Con todos mis respetos, esta crítica es un timo. Yo creo que ya sabías positivamente qué ibas a encontrarte ¿realmente esperabas sorpresas? El cine de terror adolescente es el mismo desde los años 80 y Ouija no se plantea desde la cinematografía, sino desde el estudio de marketing: chavales de 16 años gritando por tonterías ante la pantalla. Dentro de 20 años será reivindicada por los actuales críos que la disfruten. No es cine, es negocio, y aquí les ha salido redondo.

    Respecto a Expediente Warren, fue un timo como un piano, un refrito de todas las películas del género desde el 80 hasta el 90. La única que me ha sorprendido mínimamente estos años fue Insidious y por supuesto The Cabin in the Woods, a pesar de sus errores. Al menos le pusieron ganas.

    19 diciembre 2014 | 18:19

  3. Dice ser Muammar al Qhaddafi

    Expediente Warren está bien, la verdad, aunque su precuela, Annabelle, sí que es la leche.

    19 diciembre 2014 | 20:45

  4. Dice ser Señor de las Pesadillas

    Yo e visto está peli(Ouija) y como dicen, destinada al público adolescente, no enseña nada nuevo a los que nos gustan las películas de este genero.

    Me encantó expediente Warren, genial, y si está basada en hechos reales mucho mejor; mejor que Annabelle me pareció… También basada en hechos reales, peliculón, es “la cuarta fase”, realmente perturbadora.

    20 diciembre 2014 | 10:03

Los comentarios están cerrados.