BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

La Fiesta del Cine… y lo que cuesta ver una peli cuando no es “fiesta”

Fiesta del cine

Esta semana empieza otra “Fiesta del cine”. Serán 3 días, a partir de este lunes día 27 de octubre, con las entradas a 2,90 euros en más de 3.000 salas, previo registro en una web y luego presentar la debida acreditación impresa o vía móvil en la taquilla de la sala. En la anterior ocasión, en abril pasado, fue todo un “taquillazo” y se registraron más de 1,8 millones de espectadores. Con lo que cuesta todo, y las entradas de cine, el precio es un chollo en estos tiempos de precariedad laboral y económica. Pero, ¡imagínense que “fiestaza” habría si se hiciera de jueves a domingo, 4 días y además cayendo en fin de semana! No es tan mala idea, y es que las cifras de asistencia de espectadores que, desde hace meses y meses, están teniendo los cines españoles son alarmantes.

Es realmente preocupante (¿apocalíptico?) el bajo número de asistencia a nuestros cines. Mientras grandes blockbusters como Guardianes de la galaxia, Perdida (Gone Girl), X-Men: Días del futuro pasado, Capitán América: El soldado de invierno…. por poner algunos ejemplos, han sido o están siendo un taquillazo en medio mundo, en el nuestro van acumulado cifras bastante normalitas, y en algunos casos, pongamos el de Godzilla o Divergente, incluso ridículas con algo más de 2 millones de euros de recaudación cada una. Y si esto ocurre con las grandes producciones que no afectará a películas más de cine de autor, independientes o con una comercialidad muy limitada que además tardan siglos en estrenarse entre nosotros. Curiosamente, ¿y quién lo iba a decir?, la tabla de salvación ha llegado este año gracias a producciones españolas (en 2012 ocurrió algo parecido, en el último trimestre del año, con el taquillazo de Lo imposible).

Viendo las largas colas que se forman en las “fiestas del cine” no estoy descubriendo nada si digo que hay hambre de ir al cine, pero a unos precios razonables. Esto y no otra razón, como las descargas y streamings “piratas”, es lo que está alejando a los espectadores y, lo que es más preocupante, a futuras generaciones de espectadores muy jóvenes que a este paso perderán la costumbre de acudir a una sala para ver una película en la llamada “gran pantalla”.

Cuando-despierta-la-bestia-cartel¿Por qué hay que pagar 8, 9 o más de 10 euros únicamente por una entrada de cine? Puede que el precio no sea realmente tan alto, pero en un país con graves problemas de empleo, sueldos míseros y el nivel de vida por los suelos, vamos sumando y sumando y luego es que ya no queda para poder ir al cine.

El pasado viernes, la película de terror danesa Cuando despierta la bestia se estrenó en VOD (bajo demanda) en una plataforma digital legal de reciente creación. El precio, también razonable para lo que es un estreno en nuestro territorio, es de 2,99 euros (su adquisición permite el acceso al visionado de la película durante 48 horas). Naturalmente no es ni el Interstellar de Nolan o Los juegos del hambre 3, pero no quiero ni pensar en manos de las grandes multinacionales lo que costaría alquilar una película de estreno online: 8 o 9 euros mínimo.

Las “descargas piratas” permiten ver más películas, series o audiovisuales, y lo permite simplemente porque no hay que pagar (al menos no más de lo que cuesta tu tarifa de ADSL), ¡vaya! lo que quisiéramos todos, o lo que viene haciendo la televisión desde hace años. Que medio millón de usuarios se hayan “descargado” una película no significa que ese medio millón habría acudido al cine a verla, y no se trata de hacer apología de nada ni populismo, pese a que desde algunos sectores les interesa señalarlos como el gran Mal.  Tendrán su parte de culpa, claro, pero el problema también es esa sensación que ya no se nos quita de encima de que cuando se hace todo por la “vía legal” otros (unos pocos, se aprovechan más de la cuenta), el precio final parece hinchado, y es que con tanta corrupción y comisiones ilegales, uno llega a pensar que esto se ha extendido a todo.

Lo ilícito y reprobable es que se pueda hacer sin el consentimiento del autor o del propietario de los derechos. No me niego a pagar para ver una película, al contrario, nada más lejos de mi intención contribuir a quitarles el pan a los profesionales que puedan vivir de ello o el que no lleguen a producirse más obras; pero viendo los precios abusivos que hay que pagar y pensando que podrían ser más bajos, y viendo como están las cosas o el tejemaneje que se traían los de la SGAE. Pues, eso, el dinero mejor en mi cartera que en la de otros. Yo mismo también me estoy acostumbrando, cuando no hay “fiesta del cine”, a acudir a sesiones matinales del domingo porque los precios son más reducidos, o comprar DVDs o Blu rays aprovechando las jugosas ofertas que hay ahora de 3×2, 2×1 o descuentos que pueden llegar al 50 %. ¡Eso son precios asequibles!.

Los-cazafantasmas-2-VHS¿Pero, en qué medida perjudican las “descargas piratas”? En tiempos anteriores el cine ya ha vivido, y ha debido sobreponerse, a otros competencias legales cargadas de contenidos también masivos en materia de audiovisuales como fueron la llegada de la televisión sobre todo en los cincuenta o el auge de los videoclubs en VHS, Beta o 2000, y ello no excluyó, pese a lo cómodo y tranquilo que resulta ver una película en casa, el querer contar con otras experiencias, yendo también al cine.

Volviendo a la Fiesta del Cine, los empresarios del sector, exhibidores, dicen (y me lo creo) que no sería viable que las entradas costaran siempre 2,90 euros, o incluso 4 o 5, y sus esfuerzos, desde hace años, para ir sobreviviendo son encomiables. Ya ni hablo de lo del gobierno, con el 21 % de impuesto para cultura (por otro lado normal en un gobierno que lo único que le preocupa en materia de “cultura” es preservar la fiesta nacional de los toros). El ivazo, por sí sólo, ya colocó el coste de una entrada media en España en los 7,20 euros, cuando lo que se necesita es un IVA cultural reducidísimo, simbólico.

En fin. Lo importante aquí es que aún podamos alegrarnos de hablar de “fiesta del cine”, porque cuando se hable de “el día del cine” es que la cosa está jodida, significará que las salas de cine están definitivamente o casi extinguidas. Obsoletos lugares de exhibición de películas que pertenecen al pasado, y ese “día del cine” serviría para honrar su memoria o quizá recordar que todavía subsiste alguna sala de cine con pantalla grande y que estaría bien que, alguna vez, nos pasáramos por ella.

Mientras, aprovechen estos días, que hay una oferta variada y películas muy buenas en cartelera.

( Foto cabecera: Jorge París )

 

 

13 comentarios

  1. Dice ser eyyyy

    ni a 3 euros, ahora que les den!

    27 octubre 2014 | 12:57

  2. Dice ser Pos yo si voy

    Que el precio del cine es abusivo creo que todo el mundo estamos deacuerdo. Pero, sinceramente creo que el principal problema de las salas de cine no es únicamente el precio, si no, simplemente las propias películas… porque una película haya costado grabarla 680,000.000.000 millones de euros no quiere decir que sea una buena película. Yo voy a menudo al cine, (no todo lo que me gustaría), pero no voy no por el coste (que influye) si no porque no hay nada en condiciones (para mi gusto) que ver.
    Creo que algunas productoras de cine se han dado cuenta de ello, y están intentando hacer proyectos interesantes, quizás con menos presupuestos, pero más interesantes para el espectador, y creo que veremos el cambio poco a poco en el cine.

    27 octubre 2014 | 13:09

  3. Dice ser Kax

    Si el cine no da para vivir ¿cómo es que muchos actores y directores ganan millonadas? Que el sector reparta mejor los beneficios. Una sala llena con la entrada a 3 euros es muchísimo mejor que una vacía con la entrada a 8 ó 9 euros. Además, se lo han montado extremadamente mal llevándose los cines a los centros comerciales y cerrando los de la ciudad, etc. Lo han hecho todo por la pasta. Ahora toca recoger los resultados.

    27 octubre 2014 | 13:58

  4. Dice ser Moika

    A ver. ¿Que 8-9 euros no es tanto? Haré calculos usando la cifra de 9

    Estoy casada, si quiero ir con mi marido (cosa lógica) ya son dos entradas: 18 euros, transporte (al menos en Tenerife) por los dos ida y vuelta 5 euros. Más algo que comer, nada de ir a cenar a ver una película, cosa poca, un refresco y un paquete de galletas coste que subiría según dónde lo compre, si es fuera, 3 euros, si es en el cine mismo la cifra puede subir hasta 6 euros.

    Comprando fuera y sumando 5 euros de cualquier tipo de extra, ir al cine cuesta 31 euros y estamos hablando de una pareja. Ya ni quiero pensar en una familia de dos o más hijos. Que ir al cine no es solo pagar la entrada, lógicamente frente a este gasto que pocos pueden muchos optarán por otras formas de acceder a algo que debería ser más accesible para que todos saliesen ganando.

    No va a estar jodida la cosa con semejantes precios.

    27 octubre 2014 | 13:59

  5. Dice ser Ana

    Totalmente de acuerdo en muchos puntos, voy al cine cuando puedo, normalmente ciencia ficción o fantástico. En los 90 iba de dos a tres veces por semana, de día del espectador en día del espectador aprovechando que en Barcelona, Hospitalet y Cornellà no siempre coincidía… de ahí he pasado a disfrutar del descuento que la tarjeta cinesa me ofrece en cines que casi no tienen clientes, como la Farga de Hospitalet pero últimamente por falta de tiempo (que no de ganas) ni siquiera he podido ir en los últimos tres meses.
    Lo que sí es cierto es que sigo descargando, comprando BluRays, y que tengo muchísimos DVD porque sigo adorando el cine.

    No entiendo que haya que pagar tanto por una entrada y por otra parte que sea viable ponerla tres días a ese precio. De verdad no hay un término medio? tanto hay que pagar a las distribuidoras por proyectar la película? No he examinado de dónde salen los costes y cómo pueden justificar el precio, pero lo que está claro es que cerrar es cada vez una opción más realista en vista de las salas vacías cada día y tener que pagar X sueldos fijos al mes.

    Bajen precio, volverán a tener las salas llenas… (ahora que lo pienso me encanta que seamos los únicos de la sala!! no los bajen!! xD)

    27 octubre 2014 | 14:26

  6. Dice ser Miguel Ángel

    ¿Se puede saber porque la gente siempre infla el ir al cine contando con el minutaje desde que se levanta?Joder es el único sector donde te incluyen transporte,comida,y ya mismo hasta el agua que se ha gastado para ducharse antes de ir.El cine vale 8 o 9 euros.Punto.Lo demás no lo metais dentro del cine porque no les atañe.¿O cuando vas al supermercado cuentas si has tenido que coger el coche,o te has parado a desayunar antes o algo así?

    27 octubre 2014 | 15:25

  7. Dice ser Yoyo

    Este verano, con motivo de una promoción, obtuve una entrada gratis para ir a ver una película de mi elección en cierto cine de Madrid. Hacía muchísimo tiempo (años) que no iba, y no porque no me guste. Antes iba mucho, hasta que a algún iluminado se le ocurrió exprimir a la gallina de los huevos de oro y echar la culpa a la piratería. Uh, qué malos, esos piratas.

    A lo que iba. Fui yo tan contento con mi entrada gratuita al mostrador, elegí la película y se me ocurrió preguntar cuál era el precio estándar de una entrada, por la cosa de repetir otro día y eso. El tío, sin despeinarse lo más mínimo, me dijo que 9,90€. Cuando recuperé el conocimiento le pregunté si no tenían bonos o algo para que la hostia fuera un poco más llevadera. Me dijo “sí, claro, por supuesto, tenemos bonos de cinco películas a 44 euros” (8,80€ la peli), “y de 10 a 77” (7,70€ la película, un chollo, vamos). Que a uno le dan ganas de decir “pues me estás viendo por aquí porque vengo de gratis, pero con estos precios ya me has visto otro día”. Pero bueno, me callé. Total, p’a qué.

    En fin, que paso para dentro y se me ocurre visitar la tienda de guarrerías (era una película larga y me apetecía una coca-cola, qué demonios). Cojo una botella de esas de un litro, y cuando voy a pasar por caja, la empleada, con la misma sonrisa estúpida que el de la taquilla, me suelta “son 4,10€”, así, sin anestesia ni nada.

    -Ah -le digo, dejando la botella sigilosamente de vuelta en su estante, como el que está robando o haciendo algo peor-. Y así más barato, ¿qué tiene?
    -Pues mire, tenemos un vaso de medio litro por sólo 3€. ¿Le pongo uno, señor? ¡Oiga! ¿Dónde va tan corriendo?

    Luego uno reflexiona. Antiguamente, cuando yo era un chavalín, mis padres nos solían llevar al cine a mi hermano y a mí a pasar la tarde comiendo palomitas y viendo Star Wars, ET, y hasta las típicas películas de hostias con la mano abierta de Bud Spencer. Hoy en día, un plan similar te cuesta… veamos… 10€ x 4 entradas… más calcula una media de 6€ / persona en palomitas y mierdas varias… total, 64 palos. Casi 11.000 pesetas una tarde de cine. Sí, lo digo en pesetas porque ahí es cuando tomamos conciencia de la verdadera dimensión de la estafa a la que nos están sometiendo. En euros no suena tan crudo.

    Que la culpa es de los piratas, sí, sí. A otro con ese hueso.

    27 octubre 2014 | 15:31

  8. Dice ser Alex

    Muy triste la verdad.
    Yo vivo en Edimburgo y aqui tenemos la cadena de cines Cineworld, que por £16 al mes, puedes ver todas las peliculas que quieras, increible.

    27 octubre 2014 | 15:33

  9. Dice ser acerswap

    @Miguel Angel
    Se añade todo eso porque se compara con las descargas. Tu no te desplazas cuando vas a verla en casa, ni sueles hacer un gasto adicional en bebida o comida, ya que tiras de lo que tienes en la nevera, o lo compras mas barato que en el cine.

    @Ana
    La culpa del problema con las distribuidoras en gran parte es de la SGAE. Las distribuidoras operan con un sistema de porcentajes + recaudacion minima. Esto es, la distribuidora pide un tanto por ciento de la recaudacion, pero garantizando una cantidad minima. Si la SGAE dice “este es el pais mas pirata del mundo”, las distribuidoras piden una cantidad mas alta para garantizar los beneficios. Si se pide una cantidad mas alta, los cines suben los precios para minimizar las posibilidades de perder dinero.

    27 octubre 2014 | 16:11

  10. Dice ser Lola

    Como mi marido y yo somos jubilados, tenemos un descuento que unido al del día del espectador nos sale bastante económico, de todos modos si comparo las 80 pesetas que me costaba el cine cuando ganaba 14000 pesetas con lo que cuesta ahora comparado con la pensión la proporción es prácticamente igual.

    28 octubre 2014 | 10:37

  11. Dice ser AHORRADOR

    No me creo que los empresarios del sector sean tan ineptos que no se den cuenta de que le verdadero problema de qu no vayamos la cine es su precio estafa. aunque viendo como se mueve el empresariado español, me espero cualquier cosa.

    Ahorra en tu factura electrica. http://energiasolaraislada.blogspot.com.es/2014/10/resumen-led.html

    28 octubre 2014 | 18:41

  12. Dice ser Trigolimpio

    EL CINE ESPAÑOL ESTÁ MAL GESTIONADO
    .
    …Querido Carles, los problemas del cine español comienzan por su mala gestión económica. Y eso lo sabe perfectamente el señor Enrique González Macho, por ser, además del recién reelegido Presidente de la Academia de Cine, productor, distribuidor y hasta exhibidor. Macho sabe que nuestro cine no deja de ser otro sector económico más en España, como la construcción o el turismo, y que, por tanto, su supervivencia y desarrollo están en la apuesta por la innovación y la búsqueda de patrocinadores. Decir otra cosa es querer engañar a la gente.
    .
    …Este presidente parlanchín, muy dado al victimismo y a promover espectáculos lamentables en los Goya, señala como causas de la debacle sectorial lo que tan sólo son consecuencias: el IVA y la PIRATERÍA (fruto del desempleo).
    .
    …El 1º, consecuencia de esta crisis galopante que la tenemos que solucionar entre todos. Si los ciudadanos y las empresas soportamos el pellizco impositivo, es de justicia que el sector del cine también colabore. Resulta indignante la insolidaridad de este gremio o el querer escudarse en su condición de cultura. Mire usted, señor Macho, si a lo suyo prefiere llamarlo IVA cultural, otros podrán llamar a su sector IVA alimentario o de vivienda. Y estos sí que van antes que la cultura.
    .
    …La 2ª consecuencia, y no causa, del cierre de las salas de cine es el maldito paro. Según los últimos datos de la EPA, somos ya 5.427.700 personas sin trabajo y con pocas esperanzas de obtenerlo a corto o medio plazo. Y más de millón y medio de familias tienen todos sus miembros en paro. Si un par de entradas valen lo mismo que medio queso o la mensualidad del ADSL, lo normal es que las familias se priven de meterse en un cine durante hora y media y escojan lo básico. Tener alimento o internet para estudiar o trabajar en casa es más importante que la cultura, como usted dice señor Macho. Además el paro juvenil ha subido y las pagas semanales no dan para todo. Entre la dicotomía, sala de cine-copa sabática, los jóvenes optamos por las clásicas relaciones sociales en el pub. Para lo otro, ya está internet.
    .
    …Luego está lo de querer vivir de la sopa boba del Estado. Mire usted, señor Macho, deje ya de querer reflotar su sector mediante nuevos marcos legales, subvenciones, exenciones, cánones digitales y entradas caras, y potencie la innovación del cine. La gente está demostrando en estos 3 días que quiere ver películas en las salas, pero a precios más conectados con la realidad. Si esos precios no sirven para mantener el negocio, busque nuevas fórmulas de venta (abonos mensuales, 2×1, 3×2…), innove (cine a 2€ por internet online, café-cines, autocines, sesiones golfas a mitad de precio… ). Pero no abuse del bolsillo del pobre ciudadano. No sea trincón.
    .
    …Que para trincones ya están los directivos de la SGAE (Teddy Bautista, Ramoncín, Ricardo Azcoaga). El último: don Pedro Farré, un ex directivo de la SGAE que se ha sentado hoy delante del juez Honrubia, acusado de apropiación indebida y falsedad documental. El Fiscal Anticorrupción pide para él una pena de 4 años y 10 meses por gastarse en putas el dinero de la SGAE. Precisamente el dinero que ustedes, señor Macho, quieren después que nos gastemos en las salas de cine. Sinvergüenzas.

    29 octubre 2014 | 01:06

  13. Carles Rull

    Trigolimpio: Pues sí. Amén a casi todo. El cine español, sea industria o no, sólo será libre cuando no dependa de las subvenciones del Estado. Añadir que para el cine español sería bueno potenciar al máximo el mercado latinoamericano (es una idea en mente también de algunos productores, directores y actores), y que ese IVA al 21 % es demasiado… en un contexto de crisis económica, la cultura, el arte (o el cine) queda debajo de la escala de prioridades. Antes, lógicamente, alimentación, vivienda, trabajo, salud, educación… pero con el tiempo, la historia dice que luego es lo que también contribuye a dar prestigio a una país: un Cervantes, un Buñuel, un Gaudí… En cuanto a los cines, como no bajen los precios, en 2 años ¡adiós salas de cine, adiós!

    29 octubre 2014 | 19:57

Los comentarios están cerrados.