BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Crítica: ‘Relatos salvajes’, magistral inyección de humor (y furor) balsámico

Relatos salvajes

 

¡Hay muy mala leche! Será la crisis, tanta noticia sobre granujas corruptos, los problemillas del día a día, el sobreesfuerzo en el trabajo para hacer más cobrando menos (y esto los que tienen empleo), no sé… pero hay muchísima crispación acumulada. Cada vez se hace más difícil no traspasar la delgada línea que nos separa de ser civilizados a comportarnos como auténticos animales con nuestro prójimo. Los obstáculos de la burocracia, la corruptela política, las injusticias sociales, las reglas del juego que impone el sistema capitalista, la soberbia de los banqueros, los piques entre vecinos, el ponerse provocador al volante de un vehículo, el imbécil ese que te mira o contesta mal sin que venga a cuento. Infinidad de pequeñas agresiones nos van carcomiendo por dentro, nos pueden hacer estallar en cualquier momento.

Afortunadamente, el director argentino Damián Szifron ha tenido a bien regalarnos esta película-catarsis que es Relatos salvajes y en la que predomina un humor negrísimo, desternillante. Y, ¿De qué va? Básicamente de personas que están hasta los coj… de todo y revientan. Pierden el control. “Los hijos de puta gobiernan el mundo. Y así está el país: todos quieren que estos personajes tengan su merecido, pero no quieren mover un dedo”, es la frase que pronuncia uno de los personajes, una cocinera (Rita Cortese), y que inmediatamente se gana los vítores y aplausos del espectador. ¿Qué está pasando? 6 historias independientes con el nexo en común de la venganza, en mayor o menor medida, y en las que sus protagonistas se dejan llevar hasta las últimas consecuencias con una violencia devastadora. No es para aplaudir o al menos para reconocerlo, pero es que en el fondo responde a lo que en más de una ocasión nosotros mismos desearíamos hacer. Lo dicho, Relatos salvajes es una liberación frente a tanta frustación y angustia almacenada.

El primer episodio, el de introducción a bordo de un avión, empieza tranquilamente, con calma chicha para repentinamente subir su tono hasta la colisión final, ¡zas! Seguidamente los títulos de crédito iniciales con los nombres de los intérpretes y del principal equipo técnico acompañados de imágenes de animales salvajes y civilizados al mismo nivel (El director, Damián Szifron, eligió la de un zorro rojizo).

Relatos salvajes 2014Lo que seguirá a continuación es un tour de force continuo, plagado de giros inesperados y montado, fotografiado y dirigido de maravilla. Todo lo que uno pueda llegar a pensar que no puede suceder, ocurre y sus intérpretes están enormes, desde los protagonistas a los más secundarios. En breves pinceladas se comen la pantalla. No es cuestión de hacer una lista, demasiado larga (Leonardo Sbaraglia o Ricardo Darín entre los más reconocidos). La historia protagonizada por Darín está, estratégicamente, colocada en medio.

Cuentan los cronistas que en el festival de Cannes arrancó una ovación de 10 minutos al término de la proyección, que en Toronto el público aplaudió de pie, en Sitges doy fe que las complicidades, risas y aplausos fueron constantes con sonora aclamación también al final. En Argentina ha sido un taquillazo, más de 3 millones de espectadores (¡Ay! En cambio, aquí ha habido muchas risas con Ocho apellidos vascos con esos chistecillos y tópicos entre andaluces y vascos, y su factura no pasaba la de ser un telefilme de domingo por la tarde). Y menciono distintas ciudades, países, sensibilidades en las que se ha podido ver con excelente acogida para demostrar la universalidad de los personajes y situaciones que desarrolla.

¿Obra maestra? Habla de la propia condición del ser humano y de un modo singular. Pasen, vean y juzguen por ustedes mismos. Se asombrarán poniéndose al lado de estos “indignados” hastiados y puteados. Szifron eleva el concepto de hiperrealismo al cubo y no deja de pisar el acelerador hasta el final, arrasando con todo; aunque para evitar que se la pueda tildar de reaccionario, o de realizar apología de la violencia, prefiera terminar con una reconciliación entre unos personajes determinados. Juntar humor con reflexión no es habitual, al menos nadie podrá negar que Relatos salvajes lo consigue. Por mi parte, me la apunto como firme candidata a película del año. Tal vez sea por esa ración de ira reprimida que también hay en mí o el que todos llevamos nuestro propio “relato salvaje” a punto de detonar.

Puntuación:

Icono 10

 

 
Barra azul

Damián Szifron y sus ‘Relatos salvajes’

Damián SzifronEscrita y dirigida por el mismo Damián Szifron (también ha sido el montador junto con Pablo Barbieri), de 39 años, Relatos salvajes es su tercer largometraje. Ha contado con coproducción española de los hermanos Pedro y Agustín Almodóvar. La música la ha compuesto el 2 veces ganador del Oscar Gustavo Santaolalla y es la película argentina elegida para presentar a las nominaciones a los Oscar de mejor producción de habla no inglesa. Szifron, curtido en series televisivas argentinas como Hermanos y detectives o Los simuladores, llegó a destacar en cine con su segunda obra, la comedia de acción Tiempo de valientes (2005).

Entre los referentes, ¡Jo, qué noche! de Scorsese o la mismísima Pulp Fiction de Tarantino (por su violencia y por estar estructurada en varios episodios), sin embargo en Relatos salvajes no hay conexión alguna entre un segmento y otro, son historias no entrecruzadas. También algunos de sus episodios pueden recordar a Un día de furia que protagonizó Michael Douglas o El diablo sobre ruedas de Spielberg. Aunque Damián Szifron preferiría citar a los episodios de la mítica The Twilight Zone (La dimensión desconocida) creada por Rod Serling, y los Cuentos asombrosos impulsados también por Spielberg.

 

 

1 comentario

  1. Dice ser Gori

    Es una película increíble. No entiendo nada de cine pero me gusta y mucho !!

    El ver el proceso y el pasaje de las emociones, sentimientos de lo diferentes personajes de un polo al otro.

    Los temas tratados, lo q muchos no se animan a decir, las emociones en carne viva y el Director magistral. Un hombre re-joven y con mucho talento. Antes de ver la película lo oí hablar en un programa periodístico y me llamó la atención el contenido de lo que decía. Lejos de ver si de acuerdo o no con algunos de su forma de sentir, él deja ver sus sentimientos, es transparente y es un apasionado por lo que hace. !!

    Tanto me gustó la película que la ví con una amiga. Y luego le dije a mi marido que lo acompañaba y la veíamos juntos. Pero no se crean que lo hice obligada o por cortesía. Me moría de ganas de verla otra vez. Porque sabía que le iba a encontrar tantas aristas y detalles qué no había percibido talvez de primera. Es tal la riqueza que tiene : los actores notables !!

    Y si tuviera que decir lo último. Tanto me gustó , tan rica es esta peli en lo que plantea , en la actuación de cada personaje, no importando si es el protagónico o no , todos son especialmente brillantes en lo que hacen. El despliegue en el último capítulo es impresionante !!La música, la ambientación …!

    Se me convirtió en adicción !! Por primera vez digo que podría ver una película por tercera vez. ! Estaría igual de atenta y concentrada. Es como que oyera por 3era vez un concierto . Bueno c “Relatos Salvajes” me pasó esto ! Podría proponerse un “Relatos salvajes” 2da parte ??

    22 octubre 2014 | 19:27

Los comentarios están cerrados.