BLOGS
Ciencias mixtas Ciencias mixtas

Los secretos de las ciencias para
los que también son de letras

Hay que buscar fósiles en Marte y Venus

Para un biólogo puede ser frustrante saber que nunca conoceremos con certeza cómo nació la vida en este planeta, el único en el que hasta ahora sabemos que existe. Todavía no disponemos de un relato, según el vocablo de moda, lo suficientemente completo y sólido para explicar de pe a pa cómo pudieron surgir las primeras moléculas replicativas autocatalíticas.

Ilustración de la Tierra temprana durante el Bombardeo Intenso Tardío. Imagen de Simone Marchi / NASA.

Ilustración de la Tierra temprana durante el Bombardeo Intenso Tardío. Imagen de Simone Marchi / NASA.

No se asusten por los términos: lo único que esto quiere decir es que, mucho antes de llegar a algo tan increíblemente sofisticado como una célula, debemos tener una molécula capaz de contener información y de copiarse a sí misma sin ayuda de otras. El ARN, que empleamos como copia desechable del ADN de nuestros cromosomas, podría hacer todo esto. Pero ¿cómo explicar la formación espontánea de ARN? Algunos experimentos interesantes que he contado aquí dan alguna pista, pero todavía no estamos ahí.

No solamente ignoramos cómo arrancó la vida en la Tierra. Tampoco sabemos cuándo. Y es muy difícil que lleguemos a saberlo con certeza. Los científicos emplean dos métodos básicos para buscar rastros de vida en las rocas antiguas. Uno, indirecto, es la presencia de señales químicas que delaten la intervención de seres vivos; por ejemplo, la oxidación de ciertos componentes de la piedra por el oxígeno desprendido por bacterias fotosintéticas.

El otro, directo, es el estudio de fósiles. Pero los fósiles de bacterias no son tan evidentes como los de un tiranosaurio. Estos bichos unicelulares forman alfombras (biofilms) en los que atrapan pedacitos de roca. Tales estructuras, llamadas estromatolitos, perduran guardando ese rastro antiguo de las bacterias que las formaron. Pero no siempre es fácil diferenciar si una estructura concreta de roca se formó por acción de las bacterias o se debió a procesos puramente químicos sin participación de nada vivo; en ocasiones los científicos defienden posturas contrarias.

Por otra parte, todo esto depende de encontrar rocas lo suficientemente antiguas, y tampoco es fácil. La cifra manejada hoy es que la Tierra tiene unos 4.540 millones de años. Actualmente el mineral más antiguo conocido tiene una edad confirmada de 4.374 millones de años; se trata de un zircón, un cristal microscópico de silicato de circonio (no confundir con la circonita, que es un óxido de circonio artificial) que puede perdurar inalterado durante períodos tan increíblemente largos. Pero se trata de un hallazgo raro: de más de 100.000 zircones recogidos por los investigadores en el mismo lugar, las Jack Hills de Australia, solo tres alcanzaban una edad tan anciana.

Zircón de 4.374 millones de años, el mineral más antiguo hallado en la Tierra. Imagen de John Valley / Universidad de Wisconsin.

Zircón de 4.374 millones de años, el mineral más antiguo hallado en la Tierra. Imagen de John Valley / Universidad de Wisconsin.

Con respecto a las pruebas de vida más antiguas, las cifras bailan. El método indirecto, el del rastro químico, sugiere posibles huellas de vida hace 4.100 millones de años, según un estudio de 2015 que encontró carbono de posible origen biológico dentro de un zircón. Pero las pruebas directas, las fósiles, llegaban hasta ahora a los 3.480 millones de años para la muestra más antigua generalmente aceptada por los científicos. El año pasado se describió el hallazgo en Groenlandia de otro posible fósil bacteriano más antiguo, de 3.700 millones de años, pero no convenció a todos los expertos.

Ahora, un nuevo estudio extiende el registro fósil de los primeros seres vivos sobre la Tierra hasta al menos 3.770 millones de años atrás. Los autores han descubierto microfósiles en el llamado cinturón de Nuvvuagittuq, en Quebec (Canadá), donde se encuentran algunas de las rocas más antiguas del mundo. Se trata de minúsculos tubos y filamentos de hematita, un óxido de hierro; según los investigadores, estas estructuras son similares en forma y composición a las que actualmente forman las bacterias en las llamadas chimeneas negras, las fumarolas hidrotermales marinas donde hoy se piensa que pudo nacer la vida terrestre.

Posible microfósil de al menos 3.770 millones de años, el rastro de vida más antiguo conocido. Imagen de Matthew Dodd.

Posible microfósil de al menos 3.770 millones de años, el rastro de vida más antiguo conocido. Imagen de Matthew Dodd.

Es más: los autores del estudio apuntan que la edad de los presuntos fósiles podría llegar incluso a los 4.280 millones de años, una fecha que nos acercaría a un tiro de piedra del nacimiento de la Tierra. Sin embargo, como en el caso de la roca de Groenlandia, tampoco todos los expertos están convencidos de que los tubos y filamentos de Canadá sean realmente la pistola humeante de la presencia de bacterias; algunos opinan que podrían ser el resultado de un proceso químico.

Tradicionalmente se ha planteado una objeción para que la vida pudiera comenzar tan pronto en la historia de la Tierra, con independencia de las posibilidades de la biología: entre 4.100 y 3.800 millones de años atrás, la Tierra y los demás planetas interiores del Sistema Solar estuvieron sometidos a lo que se conoce como el Bombardeo Intenso Tardío, una lluvia de asteroides que, entre otros efectos cataclísmicos, provocó la formación de la Luna. Según la visión clásica, este fenómeno habría impedido que cualquier amago de vida progresara hasta que las cosas comenzaron a calmarse. Sin embargo, recientemente algunos investigadores han sugerido que tal vez el bombardeo no fue tan letal como se creía.

Pero suponiendo que, en contra de lo que parece, la probabilidad de aparición de la vida fuera alta, y hubiera ocurrido en un momento temprano de la historia de la Tierra; suponiendo que el Bombardeo Intenso Tardío no hubiera sido tan intenso; y dado que en aquella lejanísima época nuestros vecinos Marte y Venus pudieron haber sido tan habitables como nuestro planeta, o incluso más… Entonces llegamos a una conclusión que no es nueva, pero que cada vez parece más un teorema que una mera especulación: si la vida surgió aquí, tuvo que surgir allí.

Si esperamos hallar vida en otros lugares del universo, deberíamos buscar fósiles bacterianos en Marte y Venus. Si existen, tendríamos un indicio a favor de la posibilidad de vida allí donde se den las condiciones adecuadas (un indicio, no una prueba; la vida en Venus, Marte y la Tierra podría tener un único origen). Si no existen (aunque esto es imposible de verificar, ya que la ausencia de prueba no es prueba de ausencia) sería un apoyo más para la hipótesis de que la vida es una carambola muy extraña e improbable.

Evidentemente, es mucho más fácil decirlo que hacerlo; sobre todo en el caso de Venus, donde las escasas sondas que han osado posarse han aguantado un máximo de un par de horas antes de reventar bajo su presión atmosférica, 90 veces la terrestre, y de calcinarse con su temperatura de 462 grados. Pero cada vez parece más claro que la respuesta a la gran pregunta puede no estar en alguna estrella lejana y en sus planetas posiblemente habitables, sino mucho más cerca, tal vez enterrada bajo el suelo de nuestros vecinos más próximos.

7 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    En el Senado ya hay un montón de fósiles.

    Clica sobre mi nombre

    08 Marzo 2017 | 13:27

  2. Dice ser Nunca ocuparéis el lugar Dios, cerdos

    Buscar los fósiles de vuestra puta madre que esta más cerca.

    08 Marzo 2017 | 16:22

  3. Dice ser ni idea, pero hay que imaginar

    El origen de la vida en el planeta Tierra siempr elo he visto como un proceso endógeno, con todas las circunstancias en su formación que pudieran estar implícitas. No creo qu ela vida venga de fuera como sembrador que deja semilla en territorio estéril. Si el territorio se ahce fértil, proclive a albergar vida, pues más posible se hace que se produzca dentro, en sí mismo, desde sí mismo. Y si vienen bacterias de fuera, es más posible que ya estén dentro, cosa que no quita que también vengas de fuera… Si el medio no las acepta, ya pueden venir toneladas. Es igual. Pienso qeu la vida nació en el planeta desde el momento en que se dieron condiciones básicas para aparecer, para generarla. Y eso puede andar casi por los inicios. Qu eluego se desarrolle con mayor o menor éxito viene condicionado por las circunstancias posteriores (evolución, qu eno es una lucha por la supervivenvia en sí, sino un desarrollo natural de procesos que experimentan organismos vivos ante cambios en la natura que les mantiene en vida posible). Las especies no tienen en sí el poder de evolucionar por su gusto, sino que se adaptan de manera inconsciente. No tienen por que ser las más poderosas las que se mantengan, las más supuestamente fuertes. La fortaleza en la evolución debe ser muy relativa. Unos cambios en los patrones químicos puede desembocar en el favorecimiento de unas especies y la destrucciónde otras. Y entre tanto baile puede haber influencia externa de partículas que encuentren… entonces habría que buscar organismos iniciales en cuerpos extraterráqueos. ¿En qué modo podrían estar? ¿Qué bichos podrían soportar los cambios radicales de presiones, temperaturas, radiaciones, si vagan por el espacio? ¿Bacterias en cuerpos rocosos intocados que mantengan la sustancia en su estado primigenio? ¿En ese caso serían las únicas que aportaron su semilla a la vida? ¿Cómo existían en el caos? ¿Qué sería el caos, qué la sustancia viva? Ni caso, Tengo un cacao mental que no me aclaro.

    08 Marzo 2017 | 17:23

  4. Dice ser Catolico

    La vida la creo Dios, y la Tierra es el centro del Universo. El que diga lo contrario es un hereje pecador que merece morir.
    Amen.

    08 Marzo 2017 | 19:18

  5. Dice ser Amén

    Biblia en Romanos 1:24-27:

    “Por eso Dios los entregó a los malos deseos de sus corazones, que conducen a la impureza sexual, de modo que degradaron sus cuerpos los unos con los otros. Cambiaron la verdad de Dios por la mentira… Dios los entregó a pasiones vergonzosas. En efecto, las mujeres cambiaron las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza. Así mismo los hombres dejaron las relaciones naturales con la mujer y se encendieron en pasiones lujuriosas los unos con los otros. Hombres con hombres cometieron actos indecentes, y en sí mismos recibieron el castigo que merecía su perversión.”—La Nueva Versión Internacional

    Así sea.

    Amén!

    08 Marzo 2017 | 23:01

  6. Dice ser famosos desnudos

    La información que nos llega a los ciudadanos es mínima. A saber lo que habrán investigado y descubierto ya…

    09 Marzo 2017 | 11:24

  7. Dice ser paul

    Hola
    este mensaje está dirigido a cualquier persona que está buscando financiación o préstamo, quiero decirles que somos un grupo de financieros en colaboración con el banco, que puede ayudarle a realizar su proyecto.
    el interesado en contacto con nosotros para obtener más información sobre nuestros términos y condiciones
    E-mail: jean-paul-roussel@hotmail.com

    12 Marzo 2017 | 22:40

Los comentarios están cerrados.