BLOGS
Ciencias mixtas Ciencias mixtas

Los secretos de las ciencias para
los que también son de letras

Los biólogos también queremos alienígenas creíbles

Cuando ayer mencionaba la saga Alien/Prometheus, se me ocurrió pensar que algunos de los autores de ciencia ficción más celebrados han tenido o tienen formación científica. El cine del género, en cambio, y salvando los casos de adaptaciones de libros, suele tirar de guionistas que generalmente no tienen por qué contar con amplios conocimientos de ciencia. Y sin embargo, cada vez es más frecuente que los directores recurran a la asesoría experta para fundamentar sus películas en ciencia real. Ejemplos recientes son Interstellar, The Martian, The Arrival (La llegada) o Ex Machina.

Un xenomorfo de la saga Alien. Imagen de 20th Century Fox.

Un xenomorfo de la saga Alien. Imagen de 20th Century Fox.

Hay una aclaración que suelo hacer a menudo cuando la ciencia ficción salta en una conversación y alguien defiende que la ciencia ficción es fantasía y que, por tanto, todo es posible. Mi aclaración no es mía, sino del maestro Ray Bradbury; quien, por otra parte, decía haber escrito solo una obra de ciencia ficción, Fahrenheit 451. Bradbury distinguía entre ciencia ficción como el arte de lo posible, y fantasía como el arte de lo imposible. Esto tiene un significado claro: según Bradbury, y yo lo secundo, para que una obra sea considerada de ciencia ficción, lo que no sea ficción debe ser ciencia; es decir, que la ficción toma el relevo allí donde la ciencia no llega, pero podría llegar algún día.

Por ejemplo, e insisto en algo incluso sabiendo que no es popular e irrita a muchos: Star Wars no es ciencia ficción sino fantasía, como Harry Potter o El señor de los anillos, dado que la ciencia no aplica en la parte que no es estrictamente ficción. Creo que sobran los ejemplos cuando ni asoman cosas como trajes presurizados, microgravedad o rozamiento de reentrada atmosférica.

Pero se me ocurrió pensar también que hay algo curioso: cuando directores y guionistas consultan con científicos, suelen hacerlo con físicos o ingenieros. En cambio, ¿quién se acuerda de la biología? En el caso de Ex Machina, y como conté en un reportaje, se recurrió a la asesoría del genetista evolutivo Adam Rutherford. Y por supuesto, la saga Parque Jurásico ha contado con el apoyo del paleontólogo Jack Horner.

Pero me da en la nariz que en las películas sobre alienígenas aún no es costumbre buscar el consejo de expertos para retratar seres plausibles. Es cierto que en Alien/Prometheus se ha volcado un esfuerzo por dibujar un diseño fino de la biología de los xenomorfos, incluyendo un complejo ciclo vital. Y dado que tampoco soy un megafriki de la ciencia ficción, no estoy familiarizado con los videojuegos, los cómics y las novelas relacionadas con la saga, fuentes en las que suelen detallarse aspectos que no se desvelan explícitamente en las películas.

Pero sí tengo en casa y he visto muchas veces todos los episodios de la saga, y aún me pregunto cómo se resuelven ciertos aspectos; para empezar, ¿qué comen? ¿Cómo consiguen períodos de latencia tan largos en estado húmedo? ¿Cómo pueden hibridar con los organismos en los que se incuban? ¿Es su construcción anatómica compatible con una gravedad ligera como la de LV-426, y con otra más pesada como la terrestre (que suponemos artificialmente creada en las naves)? ¿Son compatibles la alta calidad y la alta cantidad de descendencia con la antigua teoría de selección r/K? Y todo eso incluso aceptando el fluido interno ácido.

Si hay entre ustedes algún megafan de la saga que tenga respuestas, lo agradeceré. Lo mismo que si conocen ejemplos de alienígenas biológicamente plausibles en el cine que se me hayan escapado. Como he dicho, no soy un experto en el género.

Pero tengan en cuenta que retratar alienígenas científicamente consistentes no es fácil. Hay que tirar de muchas disciplinas: genética, biología evolutiva, bioquímica, ecología, física anatómica, fisiología… Incluso la fisiología humana: ¿cómo es posible que los infectados por el Chestburster (el bicho que sale de dentro) se encuentren perfectamente y no tengan al menos dificultades respiratorias, cuando llevan dentro un cuerpo extraño que claramente está robando espacio a sus pulmones?

Recientemente me he topado con un caso de biología evolutiva (terrestre, claro) que explica cómo los organismos no pueden ser cualquier cosa, ni todo a la vez, sino que están limitados por una serie de factores fisiológicos, ecológicos y evolutivos. Un equipo de investigadores de la Universidad Rockefeller de Nueva York ha desentrañado las señales moleculares que en el embrión deciden si las células de la piel se dedican a la producción de sudor (glándulas sudoríparas) o de pelo (folículos pilosos).

Ambas cosas son mutuamente incompatibles: donde hay glándula sudorípara, no hay folículo piloso. Por eso los primates, con pelo menos denso, somos los seres más sudorosos del mundo (exceptuando, curiosamente, los caballos); y los campeones del sudor somos los humanos, que hemos perdido el vello en la mayor parte de nuestro cuerpo. Pero se supone que el pelo ayuda a la evaporación del sudor, y esto es especialmente útil en lugares como las axilas o los genitales, donde hay comunidades microbianas causantes del mal olor.

Esta evaporación es la que cumple la función crucial del sudor: enfriar el cuerpo cuando se calienta en exceso. Los mamíferos que no sudan tanto como nosotros deben recurrir a otros sistemas, como el jadeo. Pero como este mecanismo no es tan eficiente como el nuestro, el resultado es que los humanos somos corredores de fondo, mientras que otros mamíferos nos superan en velocidad, pero no en resistencia. Curiosamente, una vez más, con la excepción de los caballos, de los que hablaré más abajo.

Así me lo explicaba la directora del estudio publicado en Science, Elaine Fuchs: “La mayoría de los mamíferos necesitan un grueso abrigo de pelo para calentarse y como protección física. Aunque pueden correr más rápido, sus distancias son menores que las de los humanos dotados del sudor, y deben confinarse a ciertos climas. Los humanos abandonamos el grueso abrigo de pelo para tener glándulas sudoríparas; necesitamos abrigos en invierno, pero podemos correr maratones y sobrevivir en climas más extremos gracias a nuestra capacidad de sudar”.

Claro que a otros mamíferos también les resultaría ventajoso poder correr distancias mayores, para perseguir a sus presas o huir de sus depredadores. ¿Por qué nosotros hemos podido explotar extensivamente el fantástico mecanismo de aire acondicionado corporal que es el sudor, y no así otros animales? La respuesta es asombrosa: nosotros inventamos la ropa. “Si otros mamíferos no necesitaran sus gruesos abrigos para calentarse en tiempos fríos y como protección, ¡también podrían beneficiarse de las glándulas sudoríparas!”, dice Fuchs.

Ventajas como esta son el resultado de la evolución. Según Fuchs, en las especializaciones del tegumento, la piel, “ha habido quizá más prueba y error que en ningún otro órgano o tejido”. Otros animales tienen sus propias soluciones a sus propias necesidades, como las plumas o las escamas, pero resulta fascinante que “los apéndices de nuestra piel tienen raíces evolutivas similares a los dentículos y las alas de la mosca de la fruta; cada estructura es útil para el animal que la tiene, y cambiar a una estructura distinta ha tenido una ventaja durante la evolución”, me cuenta la investigadora.

Es más: Fuchs cita un maravilloso ejemplo de evolución en acción. “Hay una mutación puntual espontánea en un gen que resulta en un mayor número de glándulas sudoríparas, y que ha ido extendiéndose en la población humana en zonas cálidas y húmedas del sureste de Asia durante los últimos 30.000 años”.

Chewbacca. Imagen de 20th Century Fox.

Chewbacca. Imagen de 20th Century Fox.

Un caso interesante es el de los caballos. De acuerdo a la hipótesis de Fuchs, estos animales no han perdido el pelo porque lo necesitan para protegerse del frío y del entorno, pero sí han combinado ambas especializaciones de la piel de los mamíferos para poder sudar y así correr largas distancias. ¿Cómo lo han hecho? Todo apunta a que los responsables somos nosotros: los humanos domesticamos los caballos hace miles de años, y probablemente hayamos ido seleccionando artificialmente las variedades más resistentes a la carrera; aquellas con más capacidad de sudar.

Cuento todo esto para llegar a una conclusión: cuando inventamos seres de ficción, como los alienígenas, debemos tener en cuenta cómo la evolución puede haberlos dotado de los rasgos que proponemos; incluso detalles tan aparentemente nimios como el pelo o el sudor tienen que basarse en ciencia real. Lo cual me trae a la mente un ejemplo: Chewbacca y su raza, los wookiees. Con todo ese pelo es muy improbable que puedan sudar, así que deberían jadear como los perros. Es decir, si queremos que los aliens sean biológicamente creíbles.

18 comentarios

  1. Dice ser Ignotis parentibus

    Ana Obregon ya no os vale?

    15 Enero 2017 | 22:49

  2. Dice ser pablo

    Vaya sarta de gilipolleces…Querer aplicar las normas terrestres a extraterrestres (que por si no lo sabes explican claramente que los aliens se fusionan con el ADN del anfitrion) es una gilipollez y creer que todo el universo se rige por lo que ocurre en la tierra es de mas gilipollas aun, es de miras cortas y cerebro cerrado. Ni tu ni nadie sabe si existe vida extraterrestre y de que tipo sería en caso de existir. Ganas de rellenar para justificar la carrera.

    16 Enero 2017 | 01:26

  3. Dice ser hey!!

    Porque chuwaka tiene que sudar? lo mismo su cuerpo por dentro de es carton piedra o gas metano, le has visto en alguna pelicula beber?

    Imagino que eres de los que creeb que si un planeta no tiene la mismas caracteristicas que la tierra no tiene que tener vida, porque no puede tener vida un planeta gaseoso? porque no puede albergar vida un planeta rocoso si una pizca de agua? solo porque aqui es asi?

    Los mecanicos quieren saber como funciona el alcon milenario.
    Los carpinteros quieren saber como ahn construido las cloacas del dark souls,
    los ingenieros quieren una explicacion a la ciudad de gotan,

    16 Enero 2017 | 06:02

  4. Dice ser Chonclo

    Y yo quiero saber cómo no me he arrancado los ojos leyendo tu comentario.

    16 Enero 2017 | 08:25

  5. Dice ser roespiro

    Estás suponiendo que el resto del universo se rige por la biología terrestre, que está basada en el carbono. Un ser vivo de otro planeta podría tener una biología completamente diferente, basada en el silicio o en otro elemento. Incluso estás suponiendo que no existen más elementos químicos que los que conocemos. Podrían existir elementos desconocidos para nosotros, o diferentes isótopos estables de los que conocemos. Incluso, aún basándonos en el carbono, podrían tener órganos diferentes, capaces de realizar funciones que para nosotros, con nuestra estructura, sería impensable.

    Esa es la gracia del universo que desconocemos.

    Saludos.

    16 Enero 2017 | 08:41

  6. Dice ser UNO

    A ver, hombre, que te lo explico yo. Cuando vamos al cine a ver alienígenas queremos ver extraterrestre que o bien nos asusten o bien empaticemos con ellos. Nos importa un pito si su ciclo de gestación es adecuado o no. Por otra parte, ni tú ni ningún “exobiólogo” (una profesión casi tan útil como ser aerogeólogo) tiene ni la más puñetera idea de lo que pasa más allá de la troposfera en cuanto a biología se refiere.
    Aún os estáis llevando sorpresas con lo que hay en la tierra, como para pedir precisión en las elucubraciones sobre biología extraterrestre.
    Es como discutir sobre el sexo de los ángeles.

    16 Enero 2017 | 09:43

  7. Dice ser Otro

    Eso en caso de que la teoría de la evolución fuese real tal y como la planteas. Sabemos muy poco y pensamos que lo sabemos todo.

    16 Enero 2017 | 10:45

  8. Dice ser vaya_estupidez

    Pero, a ver…siempre se está con lo mismo, no somos el centro del universo, no lo seremos nunca, hasta ahora no se conoce límite (si lo hay, que tampoco se sabe), y se quieren aplicar a todo las normas “humanas”. Algo que nunca entenderé por supuesto.

    Ganas de rellenar un apartado escribiendo una sarta de tonterías que no están demostradas por nadie. Vuelve a ver Alien don escritor de artículos mediocres, ah! y vuelve a ver todas las sagas de todas las películas de alienígenas que se precien, lo mismo te llevas una sorpresa y descubres que una gran parte no tienen explicación humana y la razón es sencilla, NO SON HUMANOS.

    16 Enero 2017 | 10:59

  9. Dice ser Sociólogo Astral

    Desde que lo hacen todo con dibujos de ordenador ya no veo nada creible. desde Aliens no veo ninguna criatura alienígena creible.

    16 Enero 2017 | 11:22

  10. Dice ser sabino

    Pues veo muy lógico el articulo,

    16 Enero 2017 | 12:36

  11. Dice ser Mauricio

    Genial posteo, eso si algunas razas de perros suelen ser bastante aptos para correr largas distancias. Los siberianos incluso los usan para tirar trineos tripulados.

    16 Enero 2017 | 14:32

  12. Dice ser Fernando

    Toda mi vida me he dedicado a la fotografia y he sido un FANATICO de la ciencia ficcion (y fantasia) desde
    que aprendi a leer. Ahora bien, como buen observador; (y analista (IT) retirado ) quiero exponer lo siguiente: En mis
    50 o mas años haciendo fotografias de todo tipo; siempre me he topado con “rarezas” en ellas que producen
    efectos contrarios a la logica e incluso a la naturaleza misma de las cosas. Por ejemplo Haciendo tomas de
    noche en el patio de mi casa, he visto “aparecer” (en las fotos) objetos animados como pequeñas luces que se
    mueven a mayor velocidad que el obturador de la camara, de diferentes colores y a no mas de un par de
    metros de distancia. Esto ha sido ocasional pues tengo registros desde hace años en que aparecen diferentes
    “formas” (que se mueven) que se registran en la imagen como “gusanos” de luz, aunque es evidente que es un
    punto en movimiento.
    Pero bueno. La idea es esta, y en relacion al articulo:
    Se supone que la evolucion partio en las profundidades de los mares u océanos existentes hace millones de
    siglos. Y ahora existen seres no solo bajo el agua, sino en tierra, y en el aire.
    Pero que tal si ademas, no solo existen, sino que Habitan, inteligentemente seres evolucionados para subsistir
    en las altas capas de la atmosfera y sustentan su vida con todo lo que (entre vientos,nubes y agua) se mantiene
    por largos espacios de tiempo en la alta atmosfera . Y ellos no necesitan mas que vivir comer y reproducirse
    Entonces, serian casi etereos. Con una estructura morfologica parecida a la de las medusas de los oceanos pero de un material tan ligero como el aire. Particulas subatomicas unidas entre si que compartirian una masa mayor capaz de desarollar algo muy similar a un proto cerebro capaz de identificarse a si mismo asi como a su
    entorno. Viven de la energia que escapa del planeta (abajo) y son algo asi como “eternos”. Han evolucionado
    como entidades etereas que se dedican a observar lo que los rodea y cuiosean de repente cerca de la superficie
    disfrutando ver a esas monstruosidades que habitan la superficie solida. Y que no logran entender que diablos
    hacen alli. A sabiendas de que son tantos y tan diversos .
    Bueno Hasta aqui no mas los dejo pues creo que me alargue mucho. Si quieren saber mas: fgarin@

    16 Enero 2017 | 22:19

  13. Dice ser Fernando

    Que paso ???
    Por que el texto salio con esas separaciones.
    Vaya !!!!! que loco

    16 Enero 2017 | 22:21

  14. Dice ser Rompecercas

    El ornitorrinco no es biológicamente creible y sin embargo ahí está…jaja…A mi esto me parece otra prueba del carácter totalitario del cientifismo, que va a querer someter hasta la imaginación.

    La ciencia ficción va más allá de lo posible científicamente en cada momento, con el único límite la imaginación.

    17 Enero 2017 | 00:03

  15. Muy buen artículo al que hay poco que añadir, salvo en la mención de Star Wars. Yo en este caso no me voy a irritar, pero (je, je) aunque estoy de acuerdo en que Star Wars no se debe clasificar dentro de la ciencia-ficción, no cabe duda de que dentro de esta saga sí que hay ciencia-ficción por el mero hecho de que viajan en naves espaciales y se ayudan con robots con inteligencia artificial. La microgravedad se resuelve con motores de gravedad artificial y los trajes presurizados no son necesarios ya que mediante esta y campos de fuerza, la atmósfera se retiene. Es lo que tiene la tecnología de las galaxias lejanas.

    🙂

    17 Enero 2017 | 10:53

  16. Dice ser bionucleosis

    Hay algo que está claro que existe, lo desconocido.

    17 Enero 2017 | 16:19

  17. Dice ser bionucleosis

    Leyendo el blog y a Fernando n° 12, me viene a la memoria el caso de un comandante piloto de vuelos comerciales de Iberia, ya jubilado, con nombre y apellidos y al que entrevistaron en tv para contar su experiencia. Segundo piloto y tripulación, con nombre y apellidos de testigos, conectados a torre de control en todo momento.

    Cuenta que en un vuelo Madrid-Mallorca, en un momento dado, un objeto esférico de aprox. 1 metro de diámetro, se posicionó delante del morro del avión a unos 2 metros, 3, de distancia, como si estuviese suspendido pero obviamente a la velocidad del aparato, puesto que no llegaban a tocarse. En otro instante se colocó en un movimiento increíblemente rápido cerca de una de las ventanillas de cabina con el mismo efecto. suspendido en el aire y quieto.
    Cuando le preguntaron que aspecto tenía este objeto, que si tenía ventanas, si era de metal… este hombre tragó saliva y respondió: “Era algo orgánico, vivo; Era de material biológico, tenía venas y tenía toda la apariencia de… un ojo”.

    El caso es que les acompañó durante unos minutos más y se fue por dónde había venido. En una fracción de segundo, y a una velocidad extrema desapareció. A mí me desconcertó, que el tío lo contaba con veracidad concluyente

    Qué sabe nadie.

    Pero a todo esto, hay seres abisales fascinantes en los océanos, que se investigan poco. Puede que se hayan caído de la sopa de las sagas de ahí arriba (lo que es arriba es abajo). Los científicos a pesar de su escepticismo y lo sobrios que son algunos, convendrán acaso en que “todo es muy raro”. Intrínsecamente, quiero decir.

    17 Enero 2017 | 17:27

  18. Lo cierto es que todo lo que hemos visto en la ciencia ficción podría ser, o no, un alienígena. La gran mayoría de los seres vivios reunen ciertas características comunes, como la visión. A partir de ahí, a dejat volar la imaginación

    08 Febrero 2017 | 11:32

Los comentarios están cerrados.