BLOGS
Ciencias mixtas Ciencias mixtas

Los secretos de las ciencias para
los que también son de letras

‘Leche’ de cucaracha, ¿un superalimento para el futuro?

En ninguna fantasía futurista de mediados del siglo XX faltaba un elemento: la comida en píldoras, el alimento de los astronautas que estaba destinado a ser el de todos en ese futuro de coches voladores, trajes metalizados y viviendas subterráneas. Como expliqué aquí recientemente, esto no era solo una caricatura del futuro: el mismísimo Isaac Asimov vaticinaba que en este siglo todos estaríamos encantados de alimentarnos solo con comida precocinada.

Comida de la Estación Espacial Internacional. Imagen de Wikipedia.

Comida de la Estación Espacial Internacional. Imagen de Wikipedia.

Eran otros tiempos, y era el pensamiento de la modernidad. Pero después llegó la posmodernidad y, como ocurre con los cambios de ciclo, la balanza se desplazó hacia el extremo opuesto. Hoy impera la vuelta a la naturaleza, que ha dado lugar a toda una mitología seudocientífica basada en una errónea comprensión de los términos, pero que las marcas comerciales explotan hasta la saciedad; por ejemplo, aumentando los precios de los alimentos “orgánicos” un 30% o más, cuando la producción es solo entre un 5 y un 7% más cara.

Sin embargo, aún tenemos pendiente el problema de Malthus. Este economista británico calculó que el crecimiento de la población excedería la capacidad del planeta para sostenerlo, una idea que fue clave en el pensamiento de Darwin para llegar a la idea de la selección natural. Aunque el malthusianismo también ha tenido sus críticos, sigue pareciendo que el previsible crecimiento de la población humana a lo largo de este siglo será difícilmente sostenible con los recursos a nuestro alcance (y curiosamente, quienes piensan que sobra gente en este planeta no suelen darse por enterados de que ellos también son gente).

En el fondo, la moda de lo natural puede acabar rindiendo una inesperada ventaja social. Y es que, si aumentan las capas de población acomodada dispuestas a gastar una fortuna en productos “orgánicos”, tal vez los convencionales sean más accesibles para la población general. Imagino que los economistas tendrán un término para esto: un furor por un producto caro (ejemplo: iPhone) puede abaratar aún más los sustitutivos baratos (ejemplo: los demás), y esto sería bueno en el caso de los alimentos, ya que las diferencias nutricionales y medioambientales entre un alimento “orgánico” y otro convencional son, en el mejor de los casos, mínimas.

Pero aún más allá, la comida en píldoras aún es un asunto pendiente. O para ser más precisos, alimentos preparados baratos, completos y saludables que puedan aprovechar otras fuentes alternativas de nutrientes. En este paradójico planeta, el furor por lo “natural” coexiste en total armonía con la pasión por la fast food. Pero no es un secreto que la comida rápida no suele ser la opción más equilibrada.

Los tipos de Soylent han detectado este hueco, y han tenido una de las ideas más interesantes de los últimos tiempos. Si son cinéfilos o aficionados a la ciencia ficción, el nombre de Soylent les resultará familiar. Soylent Green era el título original de una película de 1973 protagonizada por Charlton Heston y Edward G. Robinson, y traducida aquí por alguien que se creía poeta como Cuando el destino nos alcance. La traducción es aún más penalmente castigable teniendo en cuenta que Soylent Green no era una alegoría de nada, sino el nombre de la clave de la trama, el único alimento común disponible en un mundo hiperpoblado.

Soylent. Imagen de Soylent.com.

Soylent. Imagen de Soylent.com.

No es realmente necesario que les reviente la película explicándoles cuál era la composición real del Soylent, dado que este detalle no aparecía en la novela de Harry Harrison que inspiró la película. En el libro, el alimento se fabricaba con soja (soy) y lentejas (lentils), lo que daba origen a su nombre. Ahora, la idea ha sido recogida por una empresa de Los Ángeles que fabrica un preparado líquido al que han denominado precisamente Soylent. Su objetivo es ofrecer un alimento barato ya preparado, completo, equilibrado y saludable, una opción para los que no tienen interés por la cocina o tiempo para dedicarle.

Soylent tiene además la osadía de revelar en la portada de su web que, aunque todos sus ingredientes (proteína de soja, aceite de algas, isomaltulosa, vitaminas y minerales) son de origen natural, algunos de ellos se producen industrialmente (es decir, que existen en el campo, pero no se cosechan, sino que se fabrican). No estoy seguro de que esto sea lo más acertado como estrategia comercial, pero alguien tiene que decir que la obtención de ciertos compuestos en biorreactores es más sostenible y medioambientalmente responsable que su cultivo. Les deseo suerte con esta aventura que abre brecha en un campo largamente olvidado como es la innovación alimentaria (NO confundir con la culinaria).

Es por todo esto que me ha llamado la atención un artículo aparecido en el Times of India a propósito de un estudio a su vez publicado en la revista IUCrJ de la Unión Internacional de Cristalografía. Un equipo de investigadores de India, EEUU, Japón, Canadá y Francia ha resuelto la estructura del cristal de una proteína concreta. Algunas sustancias pueden formar cristales, como la sal común, y los químicos estudian su estructura para saber cómo se organizan las moléculas en el cristal.

Cucarachas 'Diploptera punctata'. Imagen de Toronto University.

Cucarachas ‘Diploptera punctata’. Imagen de Toronto University.

En este caso se trata de una proteína procedente de la especie Diploptera punctata, la única cucaracha vivípara, es decir, que alumbra crías vivas en lugar de poner huevos. Lo peculiar de esta proteína es que se encuentra naturalmente formando cristales en un fluido que la madre produce para alimentar a su progenie; es decir, leche. Los científicos aislaron el cristal directamente del intestino de un embrión, toda una proeza técnica, ya que los estudios de este tipo suelen hacerse con cristales producidos in vitro.

Pero lo realmente peculiar de esta proteína es que se trata de un alimento fantástico: según los investigadores, un solo cristal contiene tres veces más energía que una masa equivalente de leche de búfala, a su vez más energética que la leche de vaca. Según dijo al Times of India el coautor principal del estudio, Sanchari Banerjee, “los cristales son como una comida completa: tienen proteínas, grasas y azúcares. Si miras su secuencia, tienen todos los aminoácidos esenciales”. Y aún más: los cristales van suministrando proteína a medida que se digieren, por lo que es un alimento de liberación lenta.

Claro que ordeñar cucarachas no es una opción viable. Pero los investigadores han obtenido la secuencia del gen que produce la proteína, con el objetivo de introducirlo en levaduras y utilizar estos organismos para fabricar grandes cantidades en biorreactores, como se hace hoy con otros muchos compuestos.

Está claro que la idea no será muy popular. Ya hay enorme resistencia a la propuesta de la FAO y de otras instituciones de extender el consumo de insectos, como para hablar de leche de cucaracha sin provocar el vómito general. Pero si algo les importa esto, recuerden: el furor de los alimentos “orgánicos” es una moda elitista en un primer mundo sobrado de recursos, algo muy parecido a un bolso de Gucci; hace lo mismo que otro bolso cualquiera, pero por más dinero. Lo que necesitamos para asegurar el futuro son soluciones sociales. Y aquí hay uno dispuesto a probar el Soylent, la proteína de cucaracha o cualquier otra innovación que ayude a que en este mundo no sobre nadie.

24 comentarios

  1. Dice ser paralitico cerebral

    Leche de mis cojones. Es que la cucaracha es un mamífero? pues entonces dejar de hacer a la sociedad mas tona de lo que es.

    31 julio 2016 | 13:44

  2. Dice ser KKK

    #1 Has leido algo más que el titular o como dice tu nick eres realmente paralítico cerebral?

    31 julio 2016 | 14:51

  3. Dice ser Javier

    Da gusto leer artículos así, muy ameno e interesante!

    31 julio 2016 | 14:58

  4. Dice ser Zacarías

    A ver, que no vamos a beber de la teta de una cucaracha, se está investigando la proteína que han aislado de este alimento. Yo no me llevaría mucho las manos a la cabeza con estas cosas, que cuando vas a por un paquete de salchichas al súper o te apretas un Kebab tan pichi, nadie te asegura ni te dan un listado de lo que estás ingiriendo.

    31 julio 2016 | 15:19

  5. Dice ser planeta sin hambre, sin sed y sostenible

    Lo interesante no es el producto en sí, sino la riqueza biológica que contiene y el proceso que lo crea.
    Por otra parte, el ser humano con alimento de sobra, también tendrá límite a razón de los porcesos contamiantes que nuestra especie provoca. Políticas planetarias de control de natalidad, mejora alimentaria y responsabilidad ecológica han de ser parte de esa evolución positiva.

    31 julio 2016 | 15:38

  6. Dice ser Vildorf

    Ya me veo media España ordeñando a cucarachas, en los criaderos.. Se acabó el paro.

    31 julio 2016 | 15:41

  7. Dice ser interesante

    Si vas a poner a la sal común como ejemplo de estructrura cristalina deberías hablar de organización de iones en el cristal (o átomos en último caso) ya que se trata de un cristal iónico. Para hablar de organización molecular se podría poner como ejemplo un cristal molecular: el hielo.

    31 julio 2016 | 15:58

  8. Dice ser hambre y sed

    bueno y si se come insectos y gusanos fritos o crudos que a la vez se tragan los pescados que comemos, por qué no vamos a tomar leche (proteína) de lo que sea.

    hasta la savia de un árbol, con corteza y todo.
    yo lo veo normal hasta que nos alimentemos de electricidad… que todo se andará.

    31 julio 2016 | 16:06

  9. Dice ser hambre y sed

    prefiero la idea de alimentarme con “leche de abeja”.
    al fín y al cabo la abeja recolecta entre las flores.
    la cucaracha es una apañada limpiadora, que lo mismo te deja sin un trozo de tarta abandonao o se zampa un cacho de la uña de un pie, que saltó y fue a parar a quién sabe dónde.

    lo que hace el alimentarse bien…

    31 julio 2016 | 16:15

  10. Dice ser vegetariano

    Con lo rica que esta la teta humana quien querria leche de cucaracha, aunque de todo hay

    por favor haganse vegetarianos, es un consejo

    31 julio 2016 | 17:48

  11. Dice ser Israel

    Genial redacción.

    31 julio 2016 | 17:51

  12. Dice ser Marcos

    Solo una matizacion:

    “algo muy parecido a un bolso de Gucci; hace lo mismo que otro bolso cualquiera, pero por más dinero”

    Si y no… Lo qu eha logrado Gucci es un diseno reconocido y generar ansias de tener uno de sus bolsos. Eso es lo complicado. Luego coger un cacho de piel y coserlo, eso lo hace hasta mi abuela. Pero nadie querria llevar un bolo de la Abuela de Marcos y, ni mucho menos, pagar por el.

    No es que el bolso de Gucci sea mas comodo y se lleve mejor la cartera dentro de el. Es haber llegado a esa posicion de generar placer cuando se lleva. Postureo? Estatus social? vale.. sea lo que sea…Pero hay que ser objetivos y valorar las cosas

    31 julio 2016 | 17:58

  13. Dice ser KEIKO

    hay de pensarlo da repelus…de por si las pobres son tan asquerositas andan por basureros y sus instintos de las otras no las hacen distintas ..hay que quedarse quieto mientras puedes obtener los proteicos de alimentos familiares conocidos ..uggg que asquito me da. cucarachas tetonas ,,que horrendo parece intramundo

    31 julio 2016 | 18:06

  14. Dice ser Alfredo

    ¿Por qué los super alimentos del futuro nunca son una naranja, el trigo, o el pollo?
    Siempre son el cereal de los Andes, las bayas del Tibet, las proteinas de las cucarachas…. Para que lo exótico o raro permita cobrar precios exorbitados.

    31 julio 2016 | 18:31

  15. Dice ser Sociólogo Astral

    La leche de cucaracha se bebe con cuchara….con cucharacha.
    GRACIAS POR VUESTRA ATENCIÓN. SIEMPRE DOY LO MEJOR QUE HAY EN MI CEREBRO.

    31 julio 2016 | 18:44

  16. Dice ser Comic XXX

    Parece una noticia sacada de un cómic!

    31 julio 2016 | 19:45

  17. Dice ser .

    Hola.

    No por mucho mezclar sensacionales descubrimientos en el campo de las cucarachas y mezclarlos con noticias de comida vamos a empezar a considerar comida a las cucarachas; las anuncieis como las anuncieis.
    Y en el momento que me las intentéis meter en la boca os meto yo un palo en la nuca.

    Llevo mucho tiempo viendo como enseñáis cosas repugnantes diciendo que eso será también comida.

    31 julio 2016 | 21:09

  18. Dice ser Contestataria

    Yo tampoco comería nada de eso, para comer basura, preferiría el Soylent Green de “Cuando el destino nos alcance”, que tampoco va a faltar.

    31 julio 2016 | 21:24

  19. Dice ser Iñigo

    Gracias por este artículo!
    Me ha gustado mucho!

    31 julio 2016 | 22:16

  20. Dice ser Para vegetariano

    Acabo de cenar carne picada y atun y esta riquisimo. Seguire comiendo la carne animal 😀

    31 julio 2016 | 23:51

  21. Dice ser Turay

    Vaya comentarios. Nadie os dice que comáis cucarachas. Pero demostrado está que no hace falta matar animales que poseen inteligencia para poder sobrevivir. Pero la humanidad está acostumbrada a ésto e ignora la realidad sublime. Somos destructores totales. Personas, animales, bosques… ¿Qué no ha destruido el humano?. Lo que no ha podido tocar. Para mi, el nacimiento de un espíritu inteligente merece el mismo respeto que otros. Al fin y al cabo, nuestra existencia es mera Aleatoriedad, bien podríamos haber sido plantas, vacas o, simplemente una roca. Si no entendéis esto es que ignoráis la química y vuestros orígenes.

    01 agosto 2016 | 10:41

  22. Dice ser Lola

    Siempre he leído que los insectos tienen muchas proteínas, pero yo sinceramente espero que el destino no me alcance a tener que alimentarme de estas cosas.

    01 agosto 2016 | 12:06

  23. Dice ser Gau

    Lo siento pero esto me parece una asquerosidad por muy nutritivo que sea, al igual que muchas otras mierdas que le echan a algunos alimentos procesados como por ejemplo el castoreo o el colorante rojo de cochinilla.

    La industria alimenticia cada día busca mas guarradas que echarle a la comida.

    Si supieramos todo lo que hacen con nuestra comida probablemente vomitariamos.

    01 agosto 2016 | 13:36

  24. Dice ser cesarfuenla

    @Marcos, siendo objetivos, la moda es postureo puro y duro. te vale para lo mismo un bolso de gucci que uno del rastro, eso es ser objetivos en cuanto a practicidad y utilidad. luego esta la calidad de los materiales, no te niego que uno del rastro en menos de un año lo tienes hecho polvo, y el de gucci a lo mejor lo puede llevar la nieta… aun asi, lo veo injustificable.

    01 agosto 2016 | 14:38

Los comentarios están cerrados.