BLOGS
Ciencias mixtas Ciencias mixtas

Los secretos de las ciencias para
los que también son de letras

Selena Giménez-Ibáñez, científica distinguida porque ella lo vale

Selena está a punto de publicar en Nature. Para un científico, publicar en Nature es como jugar en la Champions para un futbolista. El problema consiste precisamente en que haya que establecer este símil y no el recíproco: si llegara el imposible día en que pudiéramos explicar lo que significa la Champions para un futbolista asemejándolo a publicar en Nature, habríamos logrado que la ciencia ocupara el lugar que le corresponde en este país. Y quizá ese día los investigadores españoles emigrarían al extranjero simplemente para dar una vuelta.

Pero mientras, en el planeta Tierra, a Selena Giménez-Ibáñez se le cerraron las puertas para doctorarse en España. Tenía claro que lo suyo eran las enfermedades de las plantas, y que el suyo debía ser el laboratorio de fitopatología molecular que dirige Roberto Solano en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC). Los investigadores españoles suelen doctorarse aquí para después debutar como postdoctorales en el extranjero. Pero para Selena, un título calentito de ingeniera agrónoma y un proyecto de fin de carrera en la Universidad holandesa de Wageningen no bastaron para conseguir una beca que sufragara su tesis. “Eran tiempos complicados, no había becas”, se lamenta. Así pues, se lanzó a la piscina antes de saber nadar. Y no a cualquier piscina de barrio, sino a una olímpica: envió su currículum al Sainsbury Laboratory en Norwich (Reino Unido), “el tercer centro del mundo en plantas y sus infecciones. Me acogieron y me dieron la beca directamente”, explica Selena.

La investigadora Selena Giménez-Ibáñez, en el Centro Nacional de Biotecnología. Foto: Julio Hernández.

La investigadora Selena Giménez-Ibáñez, en el Centro Nacional de Biotecnología. Foto: Julio Hernández.

Por suerte para nosotros, Selena quería regresar, a pesar de que le ofrecieron hasta un postdoctorado en la Universidad de Cambridge. “Tenía ganas de volver y aportar aquí”, recuerda. Con su doctorado y unas diez publicaciones en el bolsillo, regresó a España para retomarlo donde lo había dejado: en el laboratorio de Roberto Solano, donde lleva ya tres años dirigiendo la línea de investigación que se trajo de Inglaterra, destinada a desentrañar los mecanismos moleculares de las infecciones en plantas. “Las bacterias inyectan unas 30 moléculas dentro de las células de la planta y eso causa una enfermedad. Si conseguimos identificar qué mecanismos de la planta están bloqueando esas moléculas, podremos crear plantas resistentes al patógeno”, resume.

Lamentablemente, en ciencia nunca llega ese remate final sobre comer perdices. La beca Juan de la Cierva que consiguió Selena tiene, como todas las becas, fecha de caducidad. Después del primer postdoctorado, para todo científico en España se abre la perspectiva de un ancho barranco cuyo fondo no se ve. “Decidí buscar financiación europea”, explica. Ahora esta valenciana de 34 años es noticia porque ha sido merecedora de la beca internacional Unesco-L’Oréal para mujeres investigadoras. Es una de las 15 científicas becadas este año en todo el mundo, solo tres en Europa, y la tercera española que lo ha conseguido en las 16 ediciones de este programa. Para entendernos (hasta que llegue ese día del que hablábamos), algo así como ganar el Balón de Oro.

Con su flamante presente y su barranco bien salvado, Selena habla ahora con satisfacción de su próximo futuro. El período cubierto por la beca, un año ampliable a dos, le permitirá investigar en un equipo de la Universidad de Warwick (Reino Unido) con el que ya ha colaborado. “Pero volveré”, advierte. “El proyecto me permitirá posicionarme para conseguir independizarme”.

Y a su regreso, investigadores como Selena importan más allá de lo puramente científico; también traen de vuelta modelos de buenas prácticas que contribuyen al progreso del sistema de ciencia. “Por supuesto que los recursos son importantísimos”, comenta. “Pero no es la única diferencia. En Inglaterra los centros son más autosostenibles porque cuentan con departamentos de patentes que sacan rendimiento económico de sus resultados, lo que les permite depender menos del estado. En España centros como el CNB ya cuentan con esto, pero en las universidades no es tan común; es una cultura que debe empezar a moverse. En el Sainsbury tenían un lema: tú dedícate a pensar, que de lo demás ya nos ocupamos nosotros”, ríe. La ilusión le rebosa, y no es para menos: el próximo 19 de marzo viajará a París para recibir la beca de manos del Nobel Günter Blobel en La Sorbona. Pero es que, además, está a punto de publicar en Nature: “Casi lo tenemos, yo creo que es inminente”.

10 comentarios

  1. Dice ser ronco

    No es por este caso.

    Pero no te creas todo lo que te digan y lo que te cuenten, o lo que se publique.

    Recuerda el caso de Hwang Woo-suk.

    Ten mucho cuidado.

    11 marzo 2014 | 22:16

  2. Dice ser ADS

    nature?? la misma revista en la que muchos científicos se niegan a publicar por publicar estudios fraudulentos que muchas veces se niegan a rectificar o retirar?

    O.K.

    12 marzo 2014 | 07:57

  3. Dice ser ana

    Se van los cerebros y se queda la morralla. Q bien!!!!

    12 marzo 2014 | 09:29

  4. Dice ser ha

    Ana, la morralla que quita la basura de las calles para que no haya infecciones ni ratas? la morralla que hace que comas todos los días cultivando verduras y dedicándose a la ganadería? la morralla que pesca en el mar y que de vez en cuando mueren ahogados? la morralla que levanta un edificio donde van a vivir personas? La morralla que chóferes que trasladan las cosas de un sitio a otro para poder usarlas?

    EN ESTE PAÍS SE COME MIERDA SIN CONOCIMIENTO,

    TODOS LOS TRABAJOS SON IMPRESCINDIBLES, ESPECIALMENTE LOS QUE MENOS VALORADOS ESTÁN EN ESTE PAÍS. RECUERDALO LA PRÓXIMA VEZ QUE DESPRECIES A NADIE.

    12 marzo 2014 | 09:54

  5. Dice ser nasciturus

    Estoy de acuerdo con quienes indican que no hay manera de verificar el dato.

    Pero estoy convencido de que esos mismos reconocen que existen muchos casos de científicos de calidad [sin exagerar] que están trabajando para países que no son España.

    En todo caso, para esos mismos, tenemos ejemplos de gente de primera fila que se han vuelto a USA desesperados.

    Y la conclusión es esa: marianico el registrador, como dijo una vez María Moliner de la Reina, ¿qué va a saber de eso? tienen la sensibilidad de un pedrusco.

    Pero además, si marianico y la gordita dejan todo esto en manos de dos filibusteras como la Mato y la Ibañez, puede ser que la noticia no sea cierta, pero encierra un paradigma muy importante [ya saben, un paradigma]

    ¡Venga, a ser negando lo evidente!

    12 marzo 2014 | 10:08

  6. Dice ser Ánimo

    Enhorabuena!!! Porque el trabajo, constancia, voluntad, sacrificio y calidad que hay que tener para llegar donde estás no está al alcance de casi nadie.

    Y a la vista está, ya que la mediocridad de muchos sólo les permite hablar sobre balones de oro…

    12 marzo 2014 | 10:34

  7. Dice ser Luis

    Aqui solo triunfan los mediocres, los chorizos, los enchufados y los politicos

    12 marzo 2014 | 10:47

  8. Dice ser Víctor

    El camino del investigador no es nada fácil. Yo mismo he decidido probar suerte en el extranjero porque en España se están cerrando las puertas al progreso. Historias como la de Selena me animan a continuar y a tirarme a la piscina sin miedo a ahogarme. Esta historia debería servir de ejemplo para todos. Para progresar personal y profesionalmente a veces hay que aventurarse. Sed valientes y no tengáis miedo a salir al extranjero. Para evolucionar hay que salir de la zona de comfort. Eso muchas veces significa alejarte de tu familia y amigos. Pero a la larga te alegras porque te realizas como persona. Yo, personalmente prefiero deambular por el mundo y luchar por mis sueños y mis metas que quedarme en casa frustrado y amargado por lo que pude hacer y no hice. ¡Mucha suerte a todos!

    12 marzo 2014 | 11:49

  9. Dice ser Selena

    Hola a todos
    Soy Selena. Solo aclarar un par de cosas que creo que se estan desvirtuando o no se tenian muy claras desde el principio.

    1-Para publicar un trabajo cientifico hay que pasar revisiones de calidad por expertos en el campo, que antuan anonimamente. Publicar en ciencia no funciona del rollo, yo digo esto, y te lo publican porque tu lo vales…Has de pasar muchos filtros. De media se tarda entre 6 meses y 1 ano en publicar en una buena revista de prestigio con todos los controles que te piden (una vez que tu consideras que ya estas listo para enviarlo). Asi que tirarse el moco no es tan sencillo. Obviamente, hay casos puntuales de gente que ha publicado cosas irreales, vamos mentiras, como el chino del que se ha hablado, pero creo que son cosas muy puntuales. Si mientes y te pillan tu carrera cientifica ha muerto en este planeta. No creo que mucha gente se arrienge a eso.

    2- Aqui solo se premia el trabajo de una persona. Nosotros los cientificos, respteamos todos los trabajos, desde basurero hasta lo mas alto. No se en que punto esto no ha quedado claro. Pero hay una cosa que es cierta, la inversion en ciencia contribuye al desarrollo de la sociedad. Y cuanto mas desarrollada es una sociedad, mejor viven los ciudadanos y los hijos de los ciudadanos en un futuro. Acabar con la ciencia y con la educacion, no contribuye s sacar a los mas desfavorecidos socialmente de esa capa para nada. Lo de basura social…era completamente innecesario. Aqui o toda la sociedad se agrupa y lucha junta por sus derechos ciencia, laborales etc… o nos hundimos todos…podemos dejar ya de tirarnos piedras los unos a los otros?

    3- Apoyo incondicionalmente que cuando alguien hace un buen trabajo se le reconozca ya sea de la forma que sea y se dedique a lo que se dedique. Basta ya de negatividad por favor! No todo es una basura aqui.

    4- Pero vamos a ver…tan dificil es pensar que en Espana se hace buena ciencia? De primera en ciertos campos. Yo he estado fuera en dos paises, y senores, se nos valora muy bien.

    5-Para hacer un buen trabajo, solo hace falta trabajar en lo que a uno le gusta. Y si lo que haces no te gusta, pues cambias y te reciclas, la vida no es una vida recta. Victor, te animo a que tires para adelante. La ciencia es complicada, pero con esfuerzo, mucha imaginacion, pasion e impetu se abren puertas. Recuerda que las oportunidades no aparecen, se hacen que aparezcan!

    Hagamos el favor de ser mas proactivos y positivos, los cambios que necesitamos no van a venir solos

    Selena

    12 marzo 2014 | 22:32

  10. Dice ser Juan

    Ahora que Loreal tiene un montón de líneas de productos para hombres, no entiendo por que los becados sólo puedan ser mujeres…

    12 marzo 2014 | 23:03

Los comentarios están cerrados.