BLOGS
Ciencia para llevar Ciencia para llevar

CURIOSIDADES CIENTÍFICAS PARA COMPARTIR

Efecto Matilda: ser mujer resta puntos en el currículo científico

Marta I. GonzálezPor Marta I. González*

A mediados de los años 60, Jocelyn Bell Burnell llegó a Cambridge como estudiante de doctorado. El equipo al que se incorporó, el del astrofísico Tony Hewish, trabajaba en la detección de los cuásares, objetos astronómicos muy lejanos y tremendamente energéticos. Jocelyn se encargó de analizar la montaña de datos proporcionados por el potente radiotelescopio que también había ayudado a construir. Y en esta tarea se encontró con extrañas señales de radio que se emitían a intervalos regulares. Atribuidas en un principio a alguna lejana civilización extraterrestre, pronto quedó en evidencia que se trataba de fenómenos naturales: estrellas de neutrones que emitían radiaciones periódicas y a las que llamaron púlsares. Tony Hewish recibió el Premio Nobel por este descubrimiento en 1974 junto a Martin Ryle y, sin embargo, la contribución de Jocelyn Bell Burnell no fue reconocida. La ciencia de vanguardia es un trabajo en equipo, pero los premios Nobel solo se conceden a un máximo de tres investigadores. Y son los científicos de prestigio que dirigen los proyectos los que reciben las recompensas y el reconocimiento.

Jocelyn Bell en 1967

Jocelyn Bell Burnell / Roger W Haworth.

Este es un caso de lo que el sociólogo Robert K. Merton denominó efecto Mateo en la ciencia. En el evangelio según san Mateo (25, 14-30), la parábola de los talentos se cierra con una lección inquietante: “A todo el que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará”. Aunque este efecto puede encontrarse en cualquier ámbito de la vida humana, Merton señaló el modo en el que funciona en la ciencia: concentrando cada vez más recursos en forma de mejores puestos de trabajo, financiación, publicaciones o premios en manos de aquellos investigadores que ya han alcanzado reconocimiento, y dificultando que los investigadores que empiezan accedan al sistema de recompensas. Jocelyn, una simple estudiante de doctorado, habría sido una víctima más del efecto Mateo.

Pero para la historiadora de la ciencia Margaret Rossiter la cuestión no termina ahí. Además de ser una estudiante de doctorado con su prestigio científico todavía por construir, Jocelyn Bell Burnell era una mujer. Las mujeres, defiende Rossiter, son más vulnerables al efecto Mateo. Margaret Rossiter bautizó esta variedad como ‘efecto Matilda’, en honor a Matilda J. Gage, sufragista neoyorkina de finales del siglo XIX que identificó y denunció la invisibilización de las mujeres y sus méritos en otros contextos (incluso en la propia Biblia). Rossiter ofrece una larga lista de ejemplos de científicas a las que el sistema de recompensas de la ciencia trató injustamente por su sexo. Las contribuciones de Lise Meitner al descubrimiento de la fisión nuclear o de Rosalind Franklin al de la estructura de doble hélice del ADN, por ejemplo, no fueron reconocidas en su momento, aunque sus colegas varones recibieron sendos premios Nobel por ellas.

Efecto Matilda

Efecto Matilda/IlluScientia /Wikimedia Commons.

Estudios recientes también alertan de que, incluso hoy, ser mujer resta inadvertidamente puntos del currículo científico. Investigadores de la Universidad de Yale mostraron en 2012 cómo los evaluadores (independientemente de su sexo) puntuaban más alto y estaban dispuestos a ofrecer un salario mejor a un potencial candidato a un puesto de laboratorio cuando creían que el currículo que juzgaban era el de un hombre que cuando creían que era de una mujer. En las mejores instituciones científicas del mundo, becas, puestos de trabajo e incluso el espacio en los laboratorios se distribuyen desigualmente entre personas con los mismos méritos y diferente sexo.

Es tan perverso el efecto Matilda (¡y a menudo tan invisible!) que el propio Merton sucumbió al mismo, ya que su publicación sobre el efecto Mateo está basada en las entrevistas y materiales de Harriet Zuckerman. Años después, Merton se casaría con Zuckerman… y también reconocería que aquel artículo debería haberlo firmado en coautoría con ella.

La celebración del Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo, es un buen momento para recordar la pervivencia de las desigualdades entre géneros en ciencia. El efecto Matilda multiplica la perversión del efecto Mateo al otorgar más prestigio a los hombres, no por sus méritos científicos, sino por el simple hecho de haber nacido varones. Y esto es algo que ni la ciencia ni la sociedad se pueden permitir.

*Marta I. González es investigadora del CSIC. Actualmente trabaja como profesora de Filosofía de la Ciencia en la Universidad de Oviedo.

18 comentarios

  1. Dice ser Sparks

    También ayuda mucho si tienes un nombre anglosajón y eres yanki.

    … o como poco ruso o alemán.

    Porque quién se va a fijar en los descubrimientos de un pobre científico español….?

    05 Marzo 2015 | 09:41

  2. Dice ser Mahoho

    Ya pero no veo a ninguna por ir a la mina a picar piedra… Siempre se quejan por lo mismo, si no te gusta no firmes el contrato nadie te pone una pistola en la cabeza. Igualdad, pues igualdad para todo no solo para lo que ellas quieren….

    05 Marzo 2015 | 09:53

  3. Dice ser Jon

    Pues que quieres que te diga … no lo veo.

    por ejemplo donde trabajo (unc entro de polimeros) has mas mujeres que hombres … y la verdad es que la autora cite ejemplos de los anos 50 pues tampoco ayuda.

    Que la autora hable de conseguir un puesto de trabajo en el ambito no academico, me cuadra mas, si que es cierto que por el tema de maternidad a las mujeres les puede costar mas encontrar un puesto de trabajo, pero en el mundo academico lo dudo mucho.

    05 Marzo 2015 | 09:58

  4. El mundo académico es muy competitivo tanto hasta el momento de conseguir una posición permanente (profesor de universidad o científico en las OPIS) como a la hora de promocionar a niveles superiores. En estos casos los estudios muestran claramente que las mujeres presentan tasas de representación mucho menores de lo esperadas (aunque solo fuese por tiempo) respecto a los hombres al progresar en la carrera investigadora
    Justo acabo de escribir un poco acerca de eso, pongo el enlace por si es de vuestro interés.
    http://cienciaypresencia.blogspot.com.es/2015/03/mujer-y-ciencia-el-tiempo-lo-cura-todo.html

    05 Marzo 2015 | 10:08

  5. Dice ser susi

    Ya están los paletos de turno, que siempre que se habla de igualdad en el trabajo te saltan con los albañiles o los mineros que trabajan en las minas de azufre 12 horas. A ti tampoco te habrá obligado nadie a ser albañil o minero no? TE han puesto una pistola en la cabeza? De todos modos no os preocupéis, estos trabajos se acabarán automatizando, los harán robots y asunto acabado. A ver que decís entonces. Además que tiene que ver con el tema tratado en el artículo?
    Pues si, efectivamente, y por mucho que digan que ya hay iguldad y que quejarse de discriminación es de feminazis victisimistas. Sin embargo, os pongo uno de mis enlaces favoritos cada vez que se trata este tema. Pues si, a igualdad de méritos, a las mujeres tienden a ofrecerles puestos peores y peores salarios. Parece increíble, pues en teoría, si las mujeres salen más baratas de contratar, deberían ser contratadas con más frecuencia. PEro no, y esos es porque los trabajos realizados por hombres tienen más credibilidad y prestigio que los realizados por mujeres, aunque la actividad sea idéntica. (herencia machista de miles de años, que no se acaba así como así). Aquí os dejo los enlaces:
    http://blogs.elpais.com/mujeres/2012/10/machismo-desde-las-aulas-universitarias-hasta-los-laboratorios-cient%C3%ADficos-con-las-mismas-competencias-y-habilidades-sobre.html
    y aquí va otra más: cuando en las orquestas hacen audiciones a ciegas entran el doble de mujeres que cuando no. Pero claro, seguro que es una mentira ideada por las histéricas feminazsi que odian a los hombres:
    http://www.rtve.es/alacarta/videos/programa/mujeres-van-ganando-terreno-orquestas-sinfonicas/1041132/

    05 Marzo 2015 | 10:20

  6. Dice ser Stezza

    Yo y mi pareja trabajamos en el mundo de la investigación en Reino Unido y si bien es cierto que históricamente la contribución de la mujer se ha valorado menos (a aveces poco o nada), hoy en día no estoy tan seguro que sea así. En nuestros grupos de investigación hay tantos hombres como mujeres (en puestos altos y bajos), y firman tantos artículos científicos como los demás etc etc. Hay incluso leyes que favorecen la contratación de mujeres en los puestos científicos y , en mi entorno, te puedo asegurar que están funcionado (resaltar que esto es aquí en UK).

    No voy a decir que las cosas sean completamente igualitarias entre amos géneros, pero estamos acercándonos bastante. Me da la sensación que este articulo enfatiza mucho la cuestión de las desigualdades actuales y apenas se para en comentar todo lo que se ha avanzado (que es muchísimo, hablando con conocimiento sobre la materia). Esto me parece una pena, cualquiera diría que las cosas son iguales que en los 50. Creo que es bueno recordar que queda trabajo por hacer, pero también es bueno pararse un segundo a mirar que se ha hecho y decir “Oye, pues hemos avanzado” y no solo “envilecer” ciertos sectores de la sociedad.

    05 Marzo 2015 | 11:04

  7. Dice ser francisco

    Me gusta que la autora cite ejemplos de hace 3 años como mas reciente. Me gusta tambien que se note que lleva años sin buscar trabajo.

    Y me gusta porque eso hace ver que esta totalmente desconectada del mundo actual. Yo el año pasado estuve buscando trabajo junto a mi novia, con un CV muy parecido y notas muy parecidas, ambos con un master. Sabeis quien consiguio mas entrevistas? Ella. Sabeis de que genero eran la mayoria de las personas? Mujeres.

    Y porque pasa esto, con la horrible discriminacion que hay? Porque ahors la balanza esta inclinandose al otro lado. no puedes ser profe particular si eres hombre, no puedes ser au pair, hay dos millones de becas para mujeres, etc.

    Y los hombres que? Yo no puedo mas que ser albañil? Porque no he visto ni una ayuda para “hombre investigador”, pero ahi anda loreal con sus becas de 2000€ al mes por ser mujer

    Hace 50 años si que habia discriminacion. Yo en mis 5 años que llevo currando, sun no he tenido ningun jefe.

    05 Marzo 2015 | 11:50

  8. Dice ser Yo Discrepo

    Opino como Stezza, no creo que en 2015 haya discriminación a nivel de investigación, pero…………….

    Debemos hacer una reflexión sobre un dato: “por cada cuatro patentes presentadas, tres lo son por hombres y una por mujeres” (se excluyen las empresas). Y esto, aunque aparentemente no quiere decir nada, es un síntoma de que determinadas inquietudes siguen siendo masculinas y una de ellas es la de la invención. Para los que quieran ver machismo en esto último decirles que tengo una hija de 18 años estudiando química y siempre le digo que tiene que romper barreras que a nuestro pesar siguen estando ahí.

    05 Marzo 2015 | 11:58

  9. En las universidades, personalmente, no veo tanta diferencia (investigaciones) o en sus estudios, pero si es cierto que en el mundillo, bueno en la industria es difícil ver esa igualdad que la que habla

    05 Marzo 2015 | 12:29

  10. Dice ser Monica

    Pues yo tambien trabajo en ciencia en Alemania, tengo una mujer de jefa y las plazas fijas se las da solo a hombres, porque “las mujeres de 30-35 anios se pueden quedar embarazadas”. Si eso no es desigualdad!2669

    05 Marzo 2015 | 12:42

  11. Dice ser coky

    Os guste o no, la mujer es inferior al hombre en casi cualquier ámbito.

    05 Marzo 2015 | 13:05

  12. Dice ser Yo Discrepo

    Para “dice ser Coky”.
    No me puedo creer que a estas alturas haya gente que diga esas barbaridades.
    ¡Ah! y solo un dato, las primeras sociedades sedentarias eran matriarcales.

    05 Marzo 2015 | 14:54

  13. Dice ser susi

    Yo Discrepo, no se de que te sorprendes. elementos como el Coky este hay muchos más de los que te crees. Son los típicos que no pueden soportar nuestros avances e intentan decir que somos inferiores para hacernos dudar de nuestras capacidades y tenernos controladas y frenadas, como siempre han hecho. Habría que ver que ha hecho él y que méritos tiene, que seguro que no es ninguna eminencia en nada. Es lo típico de los mediocres, atribuirse mñeritos que no son suyos sólo por pertenencer a un determinado grupo (hombre, blanco, o lo que sea).
    Aunque la ley establezca una absoluta igualdad, la mentalidad machista aún pervive en muchos (y muchas, desgraciadamente). Cosas como dejar más libertad a los chicos q a las chicas (cuando ellas por lo general son más responsables y causan menos problemas de broncas y vandalismo con lo que en todo caso debería ser al revés), exigirlas que hagan más tareas domésticas que sus hermanos, tener trabajos más precarios (hay mucha más temporalidad entre las mujeres que entre los hombres) pese a que ya superan a sus homólogos masculinos en preparación, que las mujeres asuman la mayor parte del trabajo doméstico y de crianza (eso si, luego cd viene el divorcio y la separación, les sale la vena igualitaria y braman por la custodia compartida). Aunque a pie de calle pocos se considerarán abiertamente machistas, basta meterse en cualquier foro mayoritariamente masculino para darse cuanta de que muchos de ellos no han asimilado la igualdad de las mujeres. A nivel legal si, por supuesto, pero no a nivel social. Ven q antes, por ser hombre ya tenías derecho a tener una chacha a tu disposición y ahora las mujeres cada vez toleran menos el ser las sirvientas de un machito mal criado por sus madres. Entonces empiezan con su lloriqueo de que ya no hay mujeres como las de antes, como sus madres o abuelas. Claro, ya casi no quedan mujeres que se dediquen a servirte gratis y encima te adoren como a un dios porque traes el sueldo a casa. Ven que pierden poder y eso no lo soportan, por ello cada vez hay más casos de violencia de género en chavales tan jóvenes. Ven que las mujeres no les consienten, les obedecen y les sirven como han visto hacer a sus madres (muchas mujeres son realmente estúpidas, han pasado de ser las sirvientas de sus marido a ser las sirvientas de sus hijos y no imponen su autoridad ni se dan a respetar) y entonces reaccionan con violencia para imponerse. Destilan un asqueroso sabor añejo, envuelto de una aparente modernidad, pero en el fondo tienen todavía una mentalidad profundamente machista.

    05 Marzo 2015 | 16:09

  14. Dice ser Stezza

    Susi, pienso que tienes razón y que por desgracia hay mucha gente con una mentalidad peligrosamente machista. Personalmente para mi, todas esas personas que apoyan, justifican o comparten ese comportamiento son las que son, en cierto modo (y en una vertiente muy particular) inferiores de verdad.

    Por otro lado, tú (Susi), al igual que muchas otras personas, defiendes tu posición de una forma, en mi opinión muy negativa, centrándote exclusivamente en la parte “oscura” del debate. Se hace un énfasis tremendo en que hay MUCHAS personas que aún son machistas ahí fuera; el énfasis es tal, que a menudo se da a entender (sea cierto o no) que esas MUCHAS personas son TODAS (o casi todas). Me parece fantástico la gente que se dedica a defender el auge de la mujer (y eso incluye mujeres y también hay hombres), estoy a favor y lo comparto. Sin embargo, prácticamente no se oye a ninguna persona decir (siguiendo en la linea de mi otro comentario) lo que se ha avanzado; y si, hay MUCHOS machistas ahí fuera pero también hay MUCHOS no-machistas.

    Me gusta mucho ver a la gente defender con energía ideales tan validos como estos, pero también me gustaría mucho que se vieran ambas caras de la moneda. Creo que se puede ser directo, tajante y enérgico en el mensaje sin necesariamente ser tan tétrico y a veces vago/impreciso en ciertas apreciaciones o generalizaciones.

    05 Marzo 2015 | 18:20

  15. Dice ser nekane

    Para subsanar hay que reconocer las realidades y hoy por hoy los datos hablan, somos las últimas monas, para TODO, bueno sómos únicas como mamás, veremos por cuánto tiempo la ciencia no nos dá la patada también en ese privilegio!

    05 Marzo 2015 | 20:46

  16. Dice ser yu

    Es un debate caduco en ciertos ámbitos, en el de la investigación por supuesto que lo es.

    06 Marzo 2015 | 14:59

  17. Dice ser calcume

    Dudaba que hoy en día hubiese todavía este tipo de actos.

    La verdad que en el día a día (al menos en España) no veo casos así

    06 Marzo 2015 | 16:42

  18. Dice ser Miquel

    No estoy de acuerdo en absoluto. Puede que en otras épocas fuera así en el campo de la investigación pero ahora no. Trabajo en la investigación y hay tantos hombres como mujeres investigadoras en mi centro de trabajo. Todos han pasado por la misma criba de acceso y sin tener en cuenta su sexo; lo afirmo como miembro que he sido de tribunales de oposición.
    Me gustaría añadir también que a raíz del Gobierno Zapatero se instauró un baremo en la puntuación de proyectos de investigación en el cual se puntuaba positivamente el que en los grupos de investigación hubiera más mujeres que hombres, por aquello de la paridad. De eso no se habla en el artículo. Igualdad si, pero para todo. Saludos.

    12 Marzo 2015 | 14:05

Los comentarios están cerrados.