BLOGS
Ciencia para llevar Ciencia para llevar

CURIOSIDADES CIENTÍFICAS PARA COMPARTIR

Cuéntame… ¿cómo comíamos?

Por Mar Gulis

En los años 50 los habitantes de Vallecas y Cuatro Caminos tenían valores muy bajos de colesterol en sangre y las enfermedades coronarias eran prácticamente desconocidas entre ellos, mientras que los habitantes del barrio de Salamanca presentaban valores de colesterol más elevados y más infartos de miocardio. Estas observaciones fueron realizadas por el médico e investigador Francisco Grande Covián –fundador de la Sociedad Española de Nutrición–, que llevó a cabo estudios junto con Ancel Keys, biólogo y fisiólogo de la Universidad de Minnesota.

El madriñeño barrio de Vallecas, en los años 50. /Fb Vallecas

El madrileño barrio de Vallecas, en los años 50. / Fb Vallecas en fotografías de ayer y hoy

Keys viajó a España en 1951 invitado por el médico español Carlos Jiménez Díaz. Alojado en la Residencia de Estudiantes durante su visita a Madrid, el doctor Keys fue el primero en describir las características de la dieta mediterránea a mediados del siglo pasado. Hoy, que se celebra el Día Mundial de la Nutrición, puede ser un buen momento para recordar algunas de sus aportaciones fundamentales, así como la importancia de una dieta saludable.

 

El madrileño barrio de Salamanca, en 1903. /Memoria de Madrid

El madrileño barrio de Salamanca, en 1903. / Memoria de Madrid

¿Cuál era entonces la principal diferencia alimenticia entre estos barrios madrileños? Tan simple como que en los barrios humildes, como Vallecas o Cuatro Caminos, apenas bebían leche ni comían mantequilla o carne, mientras que en los barrios más prósperos la dieta era mucho más rica en grasas animales. (No entraremos aquí en los detalles, pero sin duda las carencias alimenticias tendrían otras consecuencias diferentes para la salud).

En breves pinceladas, Keys observaba que esta dieta saludable consistía en ingerir abundantes vegetales (fruta, verduras, pan y otros cereales, legumbres, frutos secos…), aceite de oliva como la grasa principal, lácteos (sobre todo leche y yogur), pescado y vino en cantidades de bajas a moderadas, entre 0 y 4 huevos por semana, así como un bajo consumo de carnes rojas. En resumen, se trataba de una dieta con bajo contenido en grasas saturadas (entre 7% y 8% de las calorías).

Posteriormente, en un ensayo epidemiológico multinacional, Keys logró demostrar que en países como Grecia, Italia y la antigua Yugoslavia, la incidencia de los episodios coronarios era mucho menor que en aquellos donde predominaba el consumo de grasas animales y otras de origen vegetal, como Holanda, EE.UU, Japón y Finlandia. La esperanza de vida en los países mediterráneos era también mayor.

Ingredientes para el gazpacho, plato típico de la dieta mediterránea.

Ingredientes para el gazpacho, plato típico de la dieta mediterránea. /Juan Carlos C.C (Wikimedia)

¿Eso significa que nuestra dieta sigue siendo saludable? El investigador del CSIC Fulgencio Saura, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición, aporta abundantes e interesantes datos en relación con la deriva de la dieta mediterránea hoy en día. Aunque seguimos anclados geográfica y culturalmente en un entorno mediterráneo, sin duda los patrones alimentarios en nuestro país han cambiado mucho, alejándonos de los valores de una dieta sana. Así, el consumo de procedencia vegetal ha disminuido en un 25% (los descensos más significativos se dan en productos como el pan, las patatas, las legumbres, el aceite de oliva virgen y el vino tinto), mientras que el correspondiente a los alimentos de origen animal se ha incrementado en un 77%. El perfil calórico de la dieta actual se caracteriza por una alta ingesta de calorías procedentes de grasas, preferentemente saturadas, y una disminución del aporte calórico de los hidratos de carbono. También ha disminuido la ingesta de fibra y de compuestos bioactivos, especialmente de antioxidantes.

Ante esta situación, es recomendable no tirar la toalla y potenciar el retorno a una alimentación sana y natural que se ajuste más al modelo de dieta mediterránea. Entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS) también confirman las bondades para la salud de esta dieta, mediante la cual, como afirma el doctor Saura, “es posible alcanzar una tercera edad de viejos sanos con un atardecer metabólico que demore la aparición de patologías degenerativas”.

 

Si quieres saber más sobre la dieta mediterránea y los patrones alimentarios actuales, consulta el libro La alimentación en el siglo XXI (CSIC-Catarata), coordinado por Rosina López Fandiño e Isabel Medina Méndez.

8 comentarios

  1. Dice ser Paco

    Yo soy de esa generacion que vivio en Puente Vallecas durante los años que se hizo ese estudio y voy a decir como viviamos los Vallecanos de entonces: Nuestra dieta era a base de patatas, lentejas, garbanzos, judias, pan leche en polvo y queso color naranja
    (chedar) donado por la ayuda Americana al Pueblo Español (que nos daban en la escuela) ¿huevos? muy de tarde en tarde, carne no sabiamos ni como era, pescado sardinas y boquerones, aceite de oliva con ajo y pimenton para los sofritos, sopas de fideos con avecrem, vino y agua de grifo, naranjas y castañas en invierno, mas o menos esa era la dieta en Vallecas, ahora bien los horarios del trabajador era intensos y los niños jugaban en la calle, es decir nos ejercitabamos
    Un saludo

    28 Mayo 2014 | 13:58

  2. Dice ser Paco

    En cuanto a la vivienda en Puente de Vallecas lo mas abundante eran las chabolas la mayoria de los nuevos Barrios del Puente Vallecas estaban sin asfaltar y se convertian en barrizales, había zonas al final de los años 50 principio de los 60 que si los vieramos ahora nos quedariamos perplejos de su miseria

    28 Mayo 2014 | 14:06

  3. Sin duda el mundo ha cambiado y los que pueden comen mejor y más variado.

    http://cocinillasenaccion.com/cocinillas-ii.html?func=viewcategory&id=86

    28 Mayo 2014 | 14:40

  4. Dice ser Alicante gusta

    A pesar de todo se sigue mirando diferente a una chica y a un hombre…y no es cosa solo de España

    http://alicantegusta.com/component/acajoom/mailing/view/listid-1/mailingid-31/Itemid-999.html

    28 Mayo 2014 | 15:47

  5. Creo que tanto en Vallecas como en Cuatrocaminos o en Matalascañas, hacer un tartar en los años cincuenta sería algo diabólico.

    Aunque en pleno 2014, que os parece a vosotros este:

    http://cocinadeemergencia.blogspot.com/2014/05/tartar-de-salmon-con-manzana-acida-y.html

    28 Mayo 2014 | 16:09

  6. Dice ser Uno

    Y no lo vais a creer, pero patologías actuales como el “Síndrome de Diógenes”, demencia senil , obesidad mórbida y diabetes (por poner solo unas pocas) eran prácticamente desconocidas en el Neolítico. Prestigiosos investigadores norteamericanos (parece ser que los de aquí no valen) indican que eso se debía a que tener que salir a cazar la comida y a pelearse con los osos de las cavernas, mamuts y demás bichos por el estilo hacía que pasar de los 30 años fuese casi una proeza. Pero bueno, no se puede tener todo…

    28 Mayo 2014 | 17:35

  7. Dice ser Pedro Moreno

    Completamente de acuerdo con todo lo expuesto en el blogs: Solo hacer una pequeña aclaración: en los años cincuenta, igual que en los cuarenta, a los cual pertenezco, no creo que hubiese muchas familias que se preocuparan por él “colesterol y los triglicéridos”, por ejemplo. Es más, creo que tales patologías, ni siquiera las conocíamos. Y dudo mucho que los médicos de asistencia primaria de aquellos tiempos, las tuvieran en cuenta a la hora de establecer un diagnóstico: seguramente por simple desconocimiento, o falta de estudios sobre tales materias. Las mismas que al día de hoy, son de dominio público su conocimiento, no solo en las esferas médicas, si no también en el resto de la ciudadanía.

    28 Mayo 2014 | 22:30

  8. Dice ser keiko

    es muy natural ..mama preparaba todo ..limpio gustoso natural..ahora trabajamos mucho ..y comemos en la calle y estan los enlatados los conjelados ..a mi me parece que es muy de esa epoca ..carne ..? ni por asomo ..ahora es muy facil obtenerla y recargar el organismo de porquerias ..por el tiempo que corre ..claro ..por supuesto hay mas consultorios medicos ..mas doctores consultando ..mas funerarias lujosas ..etc…

    28 Mayo 2014 | 23:17

Los comentarios están cerrados.