BLOGS
Ciencia para llevar Ciencia para llevar

CURIOSIDADES CIENTÍFICAS PARA COMPARTIR

¿Sabías que existen anillos para corregir la miopía?

Por Mar Gulis

Comenzaron a practicarse en la misma época, pero una técnica quedó relegada mientras otra ha triunfado corrigiendo la miopía y otros defectos de refracción a millones de personas. Hablamos de los anillos intraestromales y de la cirugía láser, soluciones distintas para el déficit de agudeza visual.

Fue el oftalmólogo español José Ignacio Barraquer, hijo y padre de una eminente saga de oftalmólogos, quien en 1949 descubrió que, al adicionar tejido en la periferia de la córnea o sustraerlo del centro, se producía un aplanamiento de ésta, de forma que mejoraba su propiedad refractiva, y con ello la visión del ojo humano. A partir de este hallazgo, se desarrollaron diversas técnicas que se comenzaron a practicarse en los años 90 y que han permitido corregir problemas de visión, sobre todo la miopía, que en Occidente afecta a una de cada cuatro personas. La cirugía con láser es la más extendida, pero existen otras posibilidades.

Con apenas 7mm de diámetro y un grosor que varía de los 0,2 a los 0,5mm –dependiendo de las dioptrías que se quieran corregir–, los anillos intraestromales  se implantan en la córnea y son capaces de corregir miopías no severas con una ventaja con respecto al láser: mientras que éste corrige el defecto de refracción ‘puliendo’ la córnea, con los anillos –se colocan mediante una microcirugía: una incisión con bisturí o con un láser– no hay retirada de tejido, de modo que la córnea queda intacta.

Anillo intraestromal implantado en un ojo/Wikipedia

Anillo intraestromal implantado en un ojo / Wikipedia

Hasta ahora los anillos se utilizaban para tratar defectos como el queratocono (una distorsión en forma de cono de la córnea que provoca una visión cada vez más borrosa), o cuando las características de la córnea del paciente impiden la cirugía láser. Blanca Vázquez, investigadora del CSIC, nos explica que las técnicas refractivas láser tienen efectos secundarios como el excesivo adelgazamiento de la córnea, con el añadido de que la sustracción de tejido es irreversible. Por eso la tendencia actual es empezar corrigiendo el defecto visual con estos anillos, una técnica más segura que la cirugía láser porque su efecto es reversible e incluso se pueden cambiar si las dioptrías suben.

Segmento intraestromal obtenido en el ICTP/ICTP

Segmento intraestromal obtenido en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros / ICTP

Estos pequeños segmentos son de polimetacrilato de metilo (un plástico sustitutivo del vidrio), material muy biocompatible que se utiliza en muchos implantes,  pero más rígido que la córnea del ojo humano y no exento del riesgo de infección tras su colocación. En el Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros (ICTP), el grupo de investigación de Blanca Vázquez trabaja en sintetizar un material también de naturaleza acrílica para fabricar anillos con unas propiedades mecánicas y de flexibilidad mucho más ajustadas a las de la córnea nativa y con actividad antioxidante, con el fin de mejorar la biocompatibilidad. También existe la posibilidad de añadir sustancias antibacterianas, y así se reduciría el riesgo de infección que presenta cualquier tipo de implante.

8 comentarios

  1. Dice ser Stewart Cops

    Si pueden mejorar el material se deberia tener muy en cuenta, faltaria saber con que asiduidad se tendria que reemplazar dicho anillo y si realmente no tiene consecuencias.
    Gracias por el aporte.

    09 Mayo 2014 | 11:28

  2. Cada vez veo que hay más y más avances en esta materia.
    Creo que en pocos años la gente no tendrá problemas de visión al menos en los países desarrollados.

    09 Mayo 2014 | 11:53

  3. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Un blog con mucha visión .

    Clica sobre mi nombre

    09 Mayo 2014 | 12:51

  4. Dice ser edefakiel

    Joder, da una grima tremenda que te metan eso en el ojo. Además, pone que sirve para corregir miopías no muy severas, para eso prefiero seguir llevando mis gafas.

    Por cierto, puedes escuchar mi música haciendo click sobre mi nombre.

    09 Mayo 2014 | 12:53

  5. Dice ser Real Zaragoza

    Yo los tengo implantados por queratocono. Solo sirven para frenar el avance del mismo pero no corrigen la vision. Para ello es necesario lentillas.

    En el caso del queratocono no corrigen.

    09 Mayo 2014 | 14:00

  6. Dice ser Real Zaragoza

    Lo que no se dice es que cuando es de noche molestan muchisimo al dilatarse la pupila.

    09 Mayo 2014 | 14:01

  7. Dice ser f

    El artículo está muy bien, pero a mi parecer está incompleto. En él podrías decir también, que se usan en pacientes con queratocono. Deformación de la córnea que produce un agtismatismo irregular, y que en casos muy extremos como es el mío, puede dar hasta 8,75 de agtismatismo en un solo ojo. En el caso de queratocono, solo se utilizan en pacientes con queratoconos incipientes, ya que en avanzados, ya habría que hacer un transplante de córnea, aunque hay casos como el mío que ni te ponen una cosa, ni te hacen el transplante. Y llevamos una vida con limitaciones, ya que las lentillas rígidas que sería con las que tenemos una visión semi-plena no puedo utilizarlas por temas de alergias. Y con gafas no soy capaz ni de llegar al 70 por ciento.
    Es efectivo con miopía, pero en queratono no corrige la visión, lo único que hace es sujetar la córnea para que no siga deteriorándose, y no se abran más grietas.
    Conozco gente que se los ha puesto por problemas de queratocono, en los 2 casos les han tenido que ser retirados porque sus ojos lo rechazaban, y como bien dice alguien por aquí son muy molestos. Esperemos que esto siga avanzando y a mi pronto me operen de una vez.

    10 Mayo 2014 | 03:38

  8. Dice ser holaola

    ¡muy curioso!

    14 Mayo 2014 | 14:36

Los comentarios están cerrados.