BLOGS
Ciencia para llevar Ciencia para llevar

CURIOSIDADES CIENTÍFICAS PARA COMPARTIR

Este edificio se come la contaminación

Por Mar Gulis

Aunque lo parezca, no es ciencia ficción. Entre el sinfín de aplicaciones de la nanotecnología, esta es una más: la construcción de edificios capaces de absorber los gases nocivos del aire. La iglesia del Jubileo en Roma es un buen ejemplo.

Igleisa

Fachada de la iglesia del Jubileo de Roma, obra del arquitecto Richard Meier

Inaugurada en 2003, el artífice de esta obra fue el arquitecto norteamericano Richard Meier, que resultó ganador de un concurso después de competir con colegas de la talla de Fran Gehry, Peter Eisenmman o Tadao Ando. En un simple vistazo, lo que llama la atención de este edificio son sus líneas simples, su armonía y el dominio absoluto del color blanco. La elección de este tono no fue casual. Además de ser el favorito de Meier, el blanco simboliza la pureza, por lo que pareció el más idóneo para caracterizar una iglesia con la que además se pretendía revitalizar el barrio romano de Tor Tre Teste. Pero se planteaba un problema: ¿cómo evitar que la blancura inicial se echase a perder con el paso del tiempo? Esto, en un enclave como Roma, una ciudad con elevados índices de contaminación, era una cuestión de primer orden.

La solución vino de la mano de TX Millenium, un cemento que, al contener dióxido de titanio, garantiza la blancura del material a pesar de la polución y las inclemencias meteorológicas.

¿Cómo se consigue esto? Los avances en la nanotecnología obran el ‘milagro’. La superficie de este tipo de edificios ‘verdes’ se recubre con un material -en este caso el cemento TX Millenium- que es un fotocatalizador, es decir, descompone los óxidos nitrosos de la atmósfera. En la iglesia de Meier son las nanopartículas de dióxido de titanio las que atrapan la suciedad y luego la descomponen en contacto con la luz solar. De este modo el edificio se convierte en una especie de gran ambientador, tal y como explica el experto en nanomateriales Pedro Serena.

El problema es que, al tratarse de una tecnología en pleno desarrollo, conlleva unos elevados costes de fabricación. Son precisamente los catalizadores incrustados en formato de nanopartículas lo que encarece estos cementos. Aún hace falta producirlos en masa, pero la idea, según señala el investigador, es que toda una ciudad pudiese ser un gran sistema descontaminante.

La nanotecnología es una ciencia relativamente nueva que, al trabajar en una escala sumamente pequeña (un nanómetro equivale a una mil millonésima parte de un metro) permite la manipulación de los materiales a nivel molecular. Propiedades como la masa, la fuerza, la conductividad o la elasticidad pueden ser alteradas para crear materiales totalmente diferentes. Y no es un milagro, es ciencia.

 

Si quieres más ciencia para llevar sobre nanomateriales, consulta el libro de Pedro Serena Nanotecnología (CSIC-Catarata).

9 comentarios

  1. Dice ser Ulises

    En México DF han construido un hospital con una técnica parecida.

    02 Abril 2014 | 11:47

  2. Dice ser Stewart Cops

    Ojala se pudiese llevar a cabo un proyecto asi, pero debido a la crisis economica e inmobiliaria es practicamente imposible en España, de todas formas por lo que se paga por un vivienda te tendrian que ofrecer mucho más de lo que obtienes a cambio…

    02 Abril 2014 | 12:28

  3. Dice ser pipo

    lo que le da la caracteristica de comerse la polucion no es la nanotecnologia es el oxido de titanio, que este en forma nano o en piedras no afecta(seguramente incluso sea peor porque estara menos cristalizado)
    la fotocatalisis tiene casi 30 años pero casi no se emplea
    existen pinturas en el mercado que tienen este efecto, tu puedes convertir tu fachada en fotocatalica

    02 Abril 2014 | 13:37

  4. Dice ser Hemos Visto

    Lo único malo que le vemos a esta iglesia, es que no encaja con la exquisita arquitectura clásica de Roma… bueno, ni su blancura 😉

    Ahora hablando un poco más en serio, creemos que es un pequeño gran avance en el tema de la nanotecnología aplicada a la construcción… adelante con el futuro!!

    Hemos Visto
    http://hemosvisto.blogspot.com

    02 Abril 2014 | 14:30

  5. Dice ser Pedro Serena

    En cierto sentido el lector que se identifica como “pipo” tiene razón pues lo que se usa del dióxido de titanio es su efecto fotocatalítico. Sin embargo, lo que la nanotecnología hace es permitir que el efecto sea mayor al aumentar la relación superficie/volumen del fotocatalizador. Además este pequeños tamaño permite su incorporación con mayor facilidad tanto en matrices de cemento, como en recubrimientos, etc. En este sentido la nanotecnología permite tener un mayor control sobre el tamaño de las partículas para mejorar un efecto fotocatalítico. En ocasiones lo nano conduce a algo totalmente nuevo, pero otras ocasiones lo nano sirve para potenciar algunas de las propiedades ya existentes.

    02 Abril 2014 | 14:36

  6. Dice ser Medioambientum

    Me parece un artículo muy interesante, pero el tema de la nanotecnología me genera cierta desconfianza. Creo que aún no se ha desarrollado lo suficiente, ni ha pasado tiempo suficiente para comprobar sus inconvenientes, los cuales seguro que hay.
    Hasta ahora sólo se habla de las maravillas de la nanotecnológia, pero en mi opinión contribuir al medio ambiente con partículas tan pequeñas no puede ser bueno para la contaminación.

    02 Abril 2014 | 15:03

  7. Dice ser asd

    Que bonito…seguid asi, si alguien puede arreglar este mundo putrefacto sois los cientificos. Animo!

    02 Abril 2014 | 15:06

  8. Dice ser detalles

    Genial los usos de la nanotecnologia como este fotocatalizador…hay tanto que descobrir y crear con tal tecnologia 🙂

    02 Abril 2014 | 17:30

  9. Dice ser Rafael Jurado

    Buenas tardes.
    Este cemento SI se produce en masa y puede ser usado en soluciones constructivas de GRC, paneles prefabricados, fachadas ventiladas o morteros.
    hay multiples obras ya ejecutadas en el mundo y en España hay obras de arquitectos tan destacados como Rafael Moneo, Issuru arquitectos, OAM en ciudades españolas como San Sebastían, Málaga o Madrid.
    El precio en la unidad de obra puede ser alrededor de 10% más caro.
    No obstante la criss de la construcción y la estrategia de reducción continua de costes de las constructoras hacen dificil la aplicación masiva de este material.

    06 Abril 2014 | 19:45

Los comentarios están cerrados.