BLOGS Deportes
Chema Martínez – No pienses, corre Chema Martínez – No pienses, corre

No siempre gana el que llega primero; en la mayoría de las ocasiones, la victoria la consigue aquel que persevera por conseguir sus sueños. Así que no lo pienses… ¡Corre!

Ayudas Ergogénicas (II)

Ayer os dejaba con los nutrientes, que no la miel, “en los labios”. Un nutriente importantísimo que todo buen deportista ha de tener en cuenta y que no hay que descuidar jamás, son las proteínas. Los concentrados proteicos son los que cuyo uso está más extendido y mayor fama tienen.

Las recomendaciones nutricionales para la población de proteínas son de 0,8-1g/Kg de peso del individuo, debe representar el 15-20% de las calorías totales de nuestra ingesta diaria. Si crees que necesitas complementar esta ingesta de forma “artificial”, en dietas estrictamente vegetarianas por ejemplo, puedes incorporar a tu dieta aminoácidos ramificados, glutamina que te ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico, creatina, L-carnitina, L-Triptófano y Arginina que favorece los procesos de recuperación, hay diferentes opciones…si los tomas,  lo mejor es tomarlos antes de acostarte.

Como ya sabes, puedes encontrar esta fuente de proteínas en alimentos como el huevo. Yo aconsejo descartar las yemas, ya que en la clara se concentran todas las proteínas, mientras que en la yema ya que es donde se encuentran las grasas y podría elevar nuestro índice de colesterol.

chema4

En cuanto a los concentrados de hidratos de carbono, existen en diferentes formatos y todos ellos son válidos, geles o polvos ricos en maltodextrinas, oligopéptidos disueltos en agua, estos te ayudan especialmente en la recuperación. Gracias a ellos repondrás estos hidratos  que  irán directos al torrente sanguíneo. Es muy importante tomarlos justo cuando has finalizado el esfuerzo ya que es cuando nuestro cuerpo está acelerado y capta con mayor rapidez los nutrientes.

Cuando sudamos mucho, por ejemplo en días de calor en los que lo hacemos más de lo habitual por ejemplo, perdemos mucho agua y por consiguiente también experimentamos una pérdida de sales que puede provocarnos calambres, contracturas, y problemas musculares en general.

¿Qué podemos hacer para evitarlo? Existen hoy en día un tipo de bebidas que, de forma errónea se han incorporado a nuestro día a día a modo de refresco cuando su finalidad es muy distinta, las bebidas isotónicas. Estas bebidas, están diseñadas para aportar las sales que  hemos perdido durante el entrenamiento, un exceso en su consumo puede afectar a tu hidratación. Siempre tenemos que beber más agua que sales, así que si estás en casa y lo que quieres es paliar tu sed…nada mejor que un buen vaso de agua, o dos 😉 .

chema3

En definitiva, y quiero volver a insistir en esto, en mi opinión es mucho mejor cambiar nuestros hábitos alimenticios, a mejor, que hacer una “ingesta artificial” de todos estos elementos que pueden ayudarnos a rendir más y mejor. Si, aún llevando unos hábitos sanos, quieres incorporarlos a tu dieta, antes de empezar a hacerlo no olvides visitar al médico y que sea él quien te aconseje qué es lo que mejor te va a ti personalmente, no todo funciona igual en diferentes personas. Además, el médico te ayudará a llevar un control, ya que, recuerda que un exceso puede ser perjudicial.

 Y por último, si estos tres pilares, de los que os hablaba ayer, se nos quedan “cojos” y necesitamos un cuarto pilar, una cuarta “pata” que sostenga nuestra base…nada mejor que un buen chute de optimismo y aplicar todo nuestro entusiasmo en cada una de nuestras zancadas.

 No lo olvides…#NoPiensesCorre.

Los comentarios están cerrados.