BLOGS Deportes
Chema Martínez – No pienses, corre Chema Martínez – No pienses, corre

No siempre gana el que llega primero; en la mayoría de las ocasiones, la victoria la consigue aquel que persevera por conseguir sus sueños. Así que no lo pienses… ¡Corre!

Sin Plomo 95

Si queremos que nuestro coche tenga un buen arranque y vaya a toda velocidad es indiscutible que debemos aportarle el mejor combustible, como también es indiscutible que tanto si queremos llevar a cabo nuestra práctica deportiva, como si no tienes práctica deportiva alguna, necesitamos un buen combustible para arrancar nuestro motor en la vida, ese combustible no es otro que una buena alimentación.

Quiero reiterarme en “UNA BUENA ALIMENTACIÓN” porque en los últimos tiempos no paro de ver como la gente se lanza al abismo de las llamadas “dietas milagro” sin tener en cuenta las consecuencias negativas que tendrán en su organismo. No me refiero únicamente al “efecto rebote” que os hará ganar unos kilos, quizá ese sea la consecuencia menos mala que obtendréis. Me refiero a un empeoramiento general de vuestro estado de salud, tanto a nivel físico como a nivel anímico y, como consecuencia de un bajo rendimiento deportivo.

Sin entrar en profundidad a analizar ninguna de estas dietas, os diré que la mejor sin duda es una dieta variada y equilibrada. En este aspecto, estamos de enhorabuena. Tenemos la suerte de tener una de las mejores herencias culturales y gastronómicas, La Dieta Mediterránea. ¡Aprovechémonos de ello!

Nuestra alimentación debe estar compuesta de tres nutrientes básicos: Proteínas, carbohidratos y lípidos.

Las Proteínas esas grandes amigas. Son el alimento preferido de nuestros músculos. Además de intervenir en el desarrollo muscular y en el sistema inmunológico, colaboran en la reparación y construcción de tejidos, ahí es nada.

Eso sí, no os dejéis engañar con todos esos posters de hombres y mujeres culturistas gracias a la ingesta de arginina, creatina, carnitina…o lo que es lo mismo, proteínas. Sí, son nuestras amigas pero no harán que tu cuerpo se desarrolle de forma exagerada ni mucho menos harán todo el trabajo por ti.

Nuestro mejor amigo siempre va acompañado de otros coleguitas que se cuelan en nuestras vidas para convertirse en compañeros indispensables, Los Carbohidratos.

¡Qué mala fama se gastan últimamente estos amigos! los carbohidratos no son malos, ¡ni se os ocurra eliminarlos de vuestras vidas! Son nuestra principal fuente de energía y se acumulan en nuestro organismo como glucógeno muscular, glucógeno hepático y glucosa sanguínea. No obstante, es cierto que no todos se asimilan de igual manera. Existen carbohidratos cuya degradación es lenta por su bajo índice glucémico y también los hay con un alto índice glucémico.

Como norma general podríamos hablar de consumo de alimentos con bajo índice glucémico antes de empezar el ejercicio y aquellos con mayor índice glucémico (glucosa, patata, arroz…) ingerirlos durante y después del ejercicio.

Y si hay algo que tiene peor fama aún que nuestros colegas los carbohidratos son Los Lípidos. Hay quien los borra para siempre de su vida, craso error. Los Lípidos cumplen funciones importantísimas en nuestro organismo: reguladora, energética, transporte y estructural.

Hay dos tipos de lípidos o grasas, saturados e insaturados. ¿Cuáles son las grasas buenas y cuáles las malas? Las saturadas, procedentes de las grasas animales, elevan el colesterol malo y las insaturadas, que proceden de grasas vegetales, elevan el colesterol bueno y logran mantener a raya el colesterol malo, entre otras cosas.

chema-comida
Resumiendo, aconsejo cinco comidas diarias. Tres comidas principales (desayuno, comida y cena) y dos adicionales. El desayuno y la comida han de ser las más fuertes, evitando bollos y frituras. La cena ha de ser ligera, ensaladas, verduras…Nuestra alimentación diaria ha de responder al porcentaje 60, 25, 15; Carbohidratos, Proteínas, Lípidos.

No tienes por qué modificar esta dieta en época competitiva, al contrario. Pero si quieres incluir alguna modificación mi consejo es sólo aumentar la ingesta de carbohidratos y proteínas.

¿Cómo vais de combustible? Yo, dispuesto a quemarlo en Valencia el próximo jueves.

#NoPiensesCorre.

1 comentario

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    mis abuelos decian que para estar bien hay que comer de todo, claro que en aquel tiempo se comia lo que se podía y a veces no habia ni eso.

    Clica sobre mi nombre

    18 febrero 2015 | 17:55

Los comentarios están cerrados.