BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘solidaridad’

Juegos colaborativos para fomentar la cooperación

Los juegos cooperativos son propuestas que buscan disminuir las manifestaciones de agresividad en los juegos promoviendo actitudes y comportamientos de sensibilización, cooperación, comunicación, respeto y solidaridad. Lo cuenta el Salmón contracorriente, que publica un serie de juegos colaborativos para que los pequeños y los grandes tengamos esos comportamientos.

La huerta y el cuervo (Gigante)

Un juego que lleva más de 20 años en el mercado, enseñando a los niños los beneficios de la cooperación y de comer fruta todos los días. Pueden participar hasta ocho niños de 3 a 6 años. Los niños tienen que apresurarse en recoger las manzanas, peras, cerezas y ciruelas antes de que el malvado cuervo gigante se las coma y los jugadores se queden sin su postre favorito: el pastel de frutas. Para ello necesitarán llenar la cesta del grupo con dos piezas de cada fruta y hacer que el cuervo se pegue el festín en otro lugar.

Huerto urbano

Diseñado para que desde las primeras edades aprendan que vivir en entornos urbanos no implica necesariamente alejarse de lo rural y los productos naturales. Es un rompecabezas de 80 piezas elaborado con papel reciclado y presentado en una maceta para animar a los niños entre 6 y 8 años a convertir su balcón o terraza en un bonito huerto.

Sal a la plaza

En el Día de la Tierra los niños (entre 5 y 10 años) tendrán que organizar una obra de teatro en la plaza a la que tendrán que acudir cuanta más gente, mejor. Para que esto ocurra habrá que trabajar en equipo y convocar a todos los vecinos de los barrios aledaños antes de que la función comience a las 8 de la tarde. Una manera de promover la comunicación entre los más pequeños y enseñarles que lo que importa y afecta a la comunidad tiene su origen en las plazas de los pueblos.

La cosecha

Los niños (5-12 años) formarán parte de cuatro familias campesinas que han formado una cooperativa para cultivar sus campos y evitar que los beneficios del trabajo vayan a parar a las manos que no se ensucian con la tierra. El trabajo en equipo les conducirá a recoger toda la cosecha y llenar el granero de la cooperativa antes de que llegue el invierno y destroce todo el trabajo del año, a la vez que aprenden que los alimentos no se producen en los supermercados por generación espontánea.

El chocolate mágico

El poderoso Rey Sanguijuélez VI, Señor del Comercio, ha conquistado la isla de los indios Chocolalt donde sus habitantes son obligados a producir masivamente cacao en condiciones de esclavitud. Para evitarlo, el trabajo en equipo podrá liberar sus tierras y elaborar chocolate mágico cuyo ingrediente principal sea el cacao cultivado en libertad que solo se encuentra en algunas pequeñas tiendas repartidas por la ciudad. Para niños entre 6 y 14 años.

Asamblea Intergaláctica

En este juego, diseñado para niños entre 6 y 12 años, habrá que colaborar para acabar con la desigualdad en la galaxia. Para ello, tendrán que reunirse y negociar en La sala intergaláctica del buen reparto y conseguir que los habitantes de todos los planetas recuperen sus derechos universales (sanidad, vivienda, educación, alimentación…) antes de que el General Kimandoyo y el Ávaro Topamí irrumpan en la Asamblea con su nave de guerra y elimine los derechos de toda la galaxia.

Coopoly

Para mayores, está este juego de las cooperativas, donde los participantes colaboran para crear y gestionar eficazmente una empresa de forma participativa.Los jugadores tendrán que tomar decisiones difíciles ante desafíos que se les presentan durante la partida, que pondrán a prueba sus habilidades para trabajar y pensar en equipo.

El comercio justo cumple 30 años

Este año se cumplen 30 del nacimiento del Comercio justo en España. Con este motivo, la Coordinadora estatal de Comercio justo ha publicado un informe sobre su trabajo en este tiempo, sus logros y sus objetivos y en el que también llama la atención sobre la penosa situación en la que todavía viven millones de personas en el mundo.

“Si comparamos la situación global actual con la de hace 30 años, vemos que la pobreza continúa afectando a 1.000 millones de personas (a finales de los ochenta eran 3.000 millones), pero la desigualdad ha aumentado. Hoy, además, hay 830 millones de trabajadores y trabajadoras pobres, que viven con menos de dos dólares al día, 1.500 millones de personas no cuentan con unas condiciones de trabajo dignas y seguras y el trabajo infantil afecta a 168 millones de niños y niñas, la mitad realizan trabajos peligrosos”. señala el documento.

En 1986 se abrieron las dos primeras tiendas de Comercio justo en nuestro país, en San Sebastián, de la mano de Emaús; y en Córdoba, de la mano de la entonces cooperativa Sandino (hoy Ideas). Desde ese momento hasta ahora, el Comercio justo ha experimentado un gran desarrollo. Por un lado, a las tiendas de Comercio justo (que ahora también son on-line) se han sumado establecimientos de productos ecológicos, supermercados, grandes superficies, hostelería y diversas empresas que distribuyen productos de Comercio Justo. Pero por otro lado, el Comercio justo está cada vez más presente a través de campañas de movilización y denuncia, de incidencia política, iniciativas en centros educativos, etc.

Coffee beans, Xalcuahutla, Puebla

Coffee beans, Xalcuahutla, Puebla

En la actualidad, con 140 tiendas y puntos de venta de Comercio Justo, gestionados por las organizaciones integradas en la Coordinadora Estatal y estos productos cada vez más presentes en distintos establecimientos, las ventas de Comercio Justo han ascendido a 33,2 millones de euros en nuestro país en 2014. En el año 2000. la  facturación por productos de Comercio justo apenas llegaba a los 7 millones de euros.

Pese al crecimiento global, es importante señalar que la crisis económica ha frenado las ventas en las tiendas de Comercio justo que ahora representan un 17% del sector.

El objetivo final es cambiar las reglas del comercio internacional, de manera que estas se basen en la justicia, especialmente para los principales países productores. De ahí que la incidencia política sea una de las líneas fundamentales de acción del movimiento del Comercio justo.

Después de estas tres décadas de trabajo, hoy el movimiento continúa trabajando para combatir unas realidades injustas que todavía persisten. Según el último informe de Naciones Unidas, la pobreza continua afectando a mil millones de personas y la desigualdad ha aumentado. El 80% de la población mundial posee el 6% de la riqueza global mientras que el 1% posee la mitad de esta riqueza.

Asimismo, el informe concluye que todavía hoy existen barreras al comercio en los países en desarrollo.

Ante estas situaciones, las organizaciones de Comercio justo continúan su labor en las tres líneas, de acción –comercialización, incidencia política y sensibilización y movilización ciudadana– con el fin de ampliar su presencia en la sociedad, lo que redundará en el desarrollo de las organizaciones productoras de las zonas más empobrecidas de América Latina, África y Asia y en una mayor justicia global.

 

‘Crowdtiming’ para la movilización ciudadana

El crowdtiming o financiación participativa es un crowdfunding de micro-compromisos de participación a partir de una plataforma colaborativa, cuyo fin es recaudar tiempo.

Fullmobs y Jamaafunding son las plataformas de colaboración para la movilización ciudadana, que facilitan el encuentro entre iniciativas de solidaridad y el público a través del crowdtiming.

La primera, Fullmobs, se define como una plataforma de colaboración para la movilización ciudadana. Sus fundadoras son Roxane Julien y Séverine Pelleray, que crearon esta plataforma de colaboración en marzo de 2015.

fullmobs-plataforma-colaborativa-

A través de esta red, se solicita una pequeña aportación de muchas personas, pero lo que se recauda no es dinero sino tiempo. Los participantes ofrecen su tiempo a las iniciativas solidarias con las que se comprometen y cada iniciativa puede crecer a través de cada participación y conseguir entre todos que se cumplan los objetivos más rápidamente.

En Fulmobs, cualquier persona puede proponer una acción solidaria en los cinco apartados que tiene: ciudadanía, infancia, ecología, exclusión/pobreza y salud, y puede hacer tres tipos de acciones: difundir la petición de colaboración a través de las redes sociales, participar directamente en los actos que se organizan, o participar en la movilización directa y convertirse en uno de sus miembros más activos.

jamaafunding

Jamaafunding es una plataforma integral de financiación por tiempo y por dinero,  que trabaja en proyectos de solidaridad, ayuda al desarrollo económico social y en innovación. Colabora con asociaciones, hospitales, particulares y otras entidades para ayudarles en el desarrollo de sus proyectos, en cualquier parte del mundo.

Fuente: Inspiración social

Mercadillo solidario para ayudar a los desplazados

Este sábado, 19 de diciembre, se realizará un mercadillo benéfico, organizado por Artesanía Solidaria en colaboración con Ayre Gran Hotel Colón con el objetivo de recaudar fondos para Proactiva Open Arms, una ong que ayuda a quienes huyen del terror, las bombas y el hambre en sus ciudades de origen.

Toda la recaudación irá destinada a esta organización, formada por socorristas españoles que tratan de que los desplazados que se aventuran al mar, lleguen sanos y salvos a tierra, en las islas griegas de Lesbos y Chios, donde cada día llegan unos 20 botes atestados de personas que necesitan asistencia .

Proactiva Open Arms 2

La cita será de 11:00 a 20:30 h, en la galería de arte del hotel, donde habrá puestos de artesanía para los regalos navideños, con broches, complementos, artículos de segunda mano, y también, talleres de astrología, de teatro ‘erótico’- festivo, de yoga, de bailes latinos y de salón para adultos, que podrán recibir masajes sacro-craneales y faciales, reiki, consultar el tarot y un bar para desconectar… Y para los niños, ludoteca con pintacaras, clases para decorar galletas de Navidad o ¡para bailar como Michael Jackson!

A última hora habrá un espectáculo con subasta y la rifa de una cesta navideña con productos gourmet artesanos.

Proactiva Open Arms es una organización de socorristas que, tras pasar el verano salvando vidas en Badalona, se dieron cuenta de que había gente en otros lugares del mundo que necesitaban ser auxiliados el resto del año.

Su objetivo es ayudar a los cientos de personas, muchas de lss cuales no saben nadar, que se aventuran en una travesía de unos 10 – 20 kilómetros en lanchas hinchables que duplican o triplican su capacidad, arriesgándose a no llegar nunca al destino. Por eso, a principios de septiembre se fueron con 15.000 euros de su bolsillo a ayudar a Lesbos. Ahora, gracias a los donativos podrán ampliar el equipo humano y técnico. Artesanía Solidaria y todas las empresas y particulares que participan en este mercadillo contribuirán a que durante el invierno la ayuda no se agote.

 

 

La Feria del Consumo responsable se instala en Barcelona

Durante estas fiestas de Navidad,  la plaza de Catalunya será el escenario de la primera edición de la Feria de Consumo Responsable (Economía Social y Solidaria), donde se podrán comprar productos, servicios y actividades de empresas y entidades que permiten practicar un consumo responsable y de proximidad.

Los ámbitos de actividad representada son amplios y diversos: alimentación, ropa; cultura y conocimiento, formación, comunicación e información crítica, ocio y turismo responsable, finanzas y seguros éticas y cooperativas, salud y cuidados, energía y telefonía responsable, además de otros servicios.

fira_solidaria_528x228

Habrá también una programación de actividades vinculadas al mundo del consumo responsable organizadas, algunas de ellas, por las propias entidades participantes.

Esta feria recoge el testigo de la Feria Solidaria de Navidad de Economía Social que se celebraba en los Jardinets de Gràcia desde 2012.

La nueva feria es un exponente de la intención del gobierno municipal de Barcelona de impulsar una economía plural, sólida, cohesionada y responsable. Se enmarca dentro de las actividades que el Ayuntamiento organizará en la plaza Cataluña, tendrá 14 días de duración (Navidad, San Esteban y Nochevieja y Año Nuevo excluidos) e invita a participar como expositoras, vendedoras y divulgadoras de productos, servicios y actividades, a las entidades y empresas de la economía social y solidaria.

El objetivo de la Feria es dar a conocer a la ciudadanía de Barcelona que existen productos, servicios y actividades de empresas y entidades que permiten practicar un consumo responsable y de proximidad y hacen posible una economía realmente social y solidaria.

 

Una aplicación para ayudar a personas sin servicios básicos

Click to help es una aplicación gratuita para que el usuario que la descargue pueda realizar una donación a las distintas Ong/Onl que forman parte de la red de asociaciones beneficiarias de la plataforma.

Pansaledu, la empresa que desarrolla la aplicación, considera que las tres necesidades básicas que las personas solidarias tienen que atender son la alimentación, la sanidad y la educación, y para conseguir fondos dirigidos a estos objetivos, ha desarrollado una aplicación para móviles y tabletas mediante la cual los usuarios, después de descargarla gratuitamente en Play Store (sistemas Android) y App Store ( Iphon e Ipad ) podrán, sin ningún coste para ellos, realizar donaciones a las diversas Ong que han decidido formar parte de nuestra lista de beneficiarios.

Click to help

El usuario, cuando utilice la aplicación verá un vídeo de 20 segundos de una empresa anunciante y cuando haya terminado, tiene la posibilidad de realizar una donación.

Las ong beneficiarias de Click to help han sido declaradas de utilidad pública por el Ministerio del Interior y auditadas por organizaciones externas a ellas.De esta forma, se asegura que el dinero que reciben va a ser utilizado para los fines para los que fueron creadas y que están disponibles, para su consulta, en sus distintas páginas web.

Cada vez que alguien utilice la aplicación va a ayudar a muchas personas a tener cubiertas esas tres necesidades fundamentales.

Un proyecto de empleo solidario pionero

Ciudadanos de Villacañas, un pueblo de La Mancha de 10.000 habitantes, están impulsando una cooperativa agrícola social para el cultivo del azafrán, que combinará el trabajo de la tierra con las nuevas tecnologías, con el fin de generar todos los empleos posibles, en una zona con muchísimo paro.

Azafrán Villacañas

El proyecto ASOMA se va a financiar a través de una campaña de crowdfunding (financiación colectiva a través de internet), que ya está funcionando en Lanzanos,  y se podrá ayudar comprando el azafrán que van a producir.  El publicista Ángel Torres y la cineasta Liz Lobato acaban de grabar el spot para la campaña.

Para poner en marcha el proyecto, se ha creado una red solidaria en la que participan todo el mundo en el municipio: parados, estudiantes, amas de casa, profesionales diversos, empresas…  que se definen como “gente humilde y trabajadora con muchas ganas de ponernos a trabajar, aprender y salir adelante”.

La cooperativa será de carácter social ya que tendrá como objetivo crear empleo, recuperar parte de la historia y tradiciones y aprovechar las nuevas tecnologías para crear un nuevo modelo de negocio, en el que el consumidor forme parte de la empresa.

Los promotores de esta fantástica iniciativa han conseguido que vecinos solidarios les cedan tierras de cultivo que no están explotando y tienen ya más de 10 hectáreas.

En estas tierras cultivarán azafrán bajo la fórmula de cooperativa social, sin ánimo de lucro, en la que los beneficios se destinarán a crear más empleo y nadie cobrará más del 150% de lo que marque su convenio, señalan. El azafrán recogido será envasado y distribuido por ellos mismos para añadir más valor al producto y generar más empleo.

Según explican, con cada 35.000 euros pueden poner en marcha un microproyecto con el cultivo de media hectárea. En este caso, se generarían 10 puestos de trabajo temporales en los meses de octubre y noviembre y uno estable durante el resto del año. A los cuatro años los bulbos de azafrán se habrán multiplicado, y los puestos de trabajo también. Ójalá que les vaya muy bien.

 

 

Mi hora por la tuya

Es un banco pero funciona sin dinero, en él sólo se puede depositar tiempo y su moneda es la hora. En el banco del tiempo se intercambian servicios entre personas y para ello se usa la moneda-tiempo.

“Yo necesito todo lo que saben hacer los hombres”, dijo Ana tan pancha, en una de las primeras reuniones para crear un banco del tiempo en donde vivo.

Cuando le dijeron que esto iba en serio y que escribiera lo que podía ofrecer y lo que necesitaba, repitió lo que había dicho, porque era lo que quería, y precisó: “todo lo que tradicionalmente hacen los hombres y yo no sé hacer porque ni se me ha ocurrido aprender ni he tenido necesidad de ello hasta ahora: cambiar enchufes, problemas de fontanería, que me ayuden a arreglar un mueble y esas cosas que requieren fuerza. ¿Seguro que todo esto me lo pueden hacer?”.

El banco se ha creado, aunque no sé si Ana ha empezado ya a buscar a quien le pueda ayudar en sus problemas domésticos.

banco_de_tiempo_500

 

Bromas aparte, en centenares de lugares de todo el mundo, los bancos del tiempo tienen la misma la filosofía y similar funcionamiento. Lo principal es que fomenta la colaboración y la solidaridad entre vecinos: todas las personas tenemos algo que ofrecer y algo que recibir de los demás;  e iguala a todos sus miembros precisamente por la moneda: la hora de tiempo, que vale lo mismo ya seas un profesor de universidad o un peón de albañil.

Una hora siempre es a cambio de otra hora, independientemente de los servicios y actividades que ofrezcas o demandes, sin ser necesariamente la persona a la que ofreces tu tiempo de la que lo tengas que recibir. Puedes recibirlo de otra persona inscrita en el banco. Y otra de las cosas que siempre destacan las normas de los bancos es que los intercambios que se realizan no son trabajos profesionales, o de economía sumergida. Son intercambios puntuales que no requieren de profesionalización.

La responsabilidad de la calidad de los trabajos y servicios depende de quienes efectúan el intercambio. Hay una confianza previa en que al que acudes va a hacer bien el trabajo, pero si no ocurre así se advierte a la organización del banco, que resolverá la situación.

banco 2

A mí y a las personas que conozco, que han utilizado el banco del tiempo, nos ha ido bien. Lo último que he intercambiado han sido unos trabajos de prensa y comunicación por ayuda en el futuro huerto. Los servicios son infinitos: desde clases de todo tipo hasta masajes de cualquier especialidad, pasando por transporte, paseos colectivos por el monte, trabajos domésticos, cuidado de personas mayores y de niños, hacer la comida, limpieza de fincas, recogida de fruta, trabajos de informática, de jardinería…

Están tan extendidas estas prácticas que se ha creado una especie de banco mundial, cronobank,  que engloba los servicios de todos y donde se puede encontrar cualquier banco en funcionamiento.