BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘reutilizar’

Una gran montaña de ropa usada para crear moda durante todo un fin de semana

Llega el II Maratón de reciclaje textil creativo, encamarcado dentro de las actividades de la Fashion Revolution. Una gran montaña de ropa presidirá el patio de la Casa Encendida de Madrid durante el próximo fin de semana, 8 y 9 de abril. A su alrededor, podremos descubrir diferentes iniciativas y actividades en torno al reciclaje, la reutilización y las posibles alternativas al consumo convencional de moda.

“La industria de la confección es la segunda más contaminante del planeta. Sus consecuencias ambientales y sociales han llegado a ser tan nocivas que la corriente de moda sostenible se ha posicionado como una de las alternativas de mayor impacto positivo. Por ello, la moda puede convertirse en un gran elemento de transformación social”, señalan sus organizadores.

Bajo el lema de “La prenda más verde es la que ya existe” (Yvon Chouinard), impulsan el reciclaje y la reutilización textil a través de una de las propuestas más llamativas: la participación de ocho creadores que estarán diseñando y confeccionando en directo una prenda de reciclaje textil creativo (upcycling)- a partir de prendas de la montaña de ropa en desuso.

La creatividad, la experimentación y la participación serán los principales motores de esta jornada donde habrá espacios y actividades para todo tipo de público.

Actividades programadas

  • Espacio de creadores: durante los dos días ocho creadores estarán diseñando y confeccionando en directo una prenda de reciclaje textil creativo. Un reto creativo que visibiliza otra forma de hacer moda. Convocatoria con inscripción previa. altrapolab.org
  • ¿De qué está hecha nuestra ropa? Un espacio expositivo para conocer de manera didáctica y divertida la materia prima que llevamos que nos viste. Cuáles son los diferentes tipos de tejidos, fibras e hilaturas.
  • Mesa de intercambio de saberes (actividad continua) ¿Quieres aprender algunos trucos para hacer desde un remiendo hasta un bordado? ¿Te apetece compartir tus habilidades especiales de costura? Actividad dirigida a todas las personas con motivación por recuperar saberes en peligro de extinción, conocimientos prácticos sobre costura y artesanías textiles. Si te interesa participar en la mesa exponiendo alguna de tus habilidades puedes escribirnos a: info@altrapolab.org.
  • Campaña ropa limpia (actividad continua): descubre quién hizo tu ropa. Punto de información de la campaña Ropa Limpia. Un espacio con paneles informativos sobre los impactos sociales y ambientales de la industria de la moda.
  • Creación colectiva (actividad continua): actividad dirigida a los más pequeños que se acerquen al Patio de La Casa Encendida. Durante esta jornada, crearemos una gran bandera reivindicativa donde bordaremos las letras y el lema: Fashion Revolution. Se realizará con ropa usada de la montaña instalada en el patio. Esta gran pieza se trasladará a la acción del 24 de abril Fashion Revolution Day promovida por la Asociación de Moda Sostenible de Madrid.
  • Panel colectivo de cuidados de nuestra ropa (actividad continua): entre todas las personas asistentes crearemos un panel de buenos hábitos para alargar la vida de nuestras prendas.

El maratón está organizado por AltrapoLab, un laboratorio de acciones sobre costura y moda, que promueve recuperar el valor de la ropa rechazando el ritmo frenético que hoy impera en esa industria y rescatar para los consumidores su herramienta fundamental: nuestra compra y nuestros hábitos de consumo ambientales y sociales.

Fashion Revolution Day es un movimiento que nació a raíz del derrumbe del edificio Rana Plaza de Balgladesh, el 24 de abril de 2013, donde se concentraban varias fábricas textiles que suministraban productos a cadenas internacionales de moda (varias de ellas españolas). Murieron 1.134 personas y 2.500 resultaron heridas.

La campaña nació de la mano de Carry Somers y Orsola de Castro y busca concienciar a las grandes marcas, a los diseñadores incipientes y a los consumidores de los costes irreversibles de la moda rapida que cambia y se adquiere cada temporada (Fast fashion) y para decir basta a los abusos sociales y ambientales de la cadena global de suministro de confecciones.

(Los organizadores están buscando personas para una mesa sobre el intercambio de saberes. Personas con motivación por recuperar saberes en peligro de extinción, conocimientos sobre costura y artesanías textiles).

El mercado de la segunda mano evitó 700.000 toneladas de CO2, en 2015

En España, durante 2015 se han ahorrado 700.000 toneladas de CO2, lo que equivale a eliminar todo el tráfico que soporta Madrid durante 2,5 meses, sólo con la compraventa de objetos de segunda mano. En el conjunto de España, Francia, Suecia, Noruega e Italia se han evitado 12,5 millones de toneladas de CO2.

Esto significa que los usuarios de la segunda mano están ahorrando potencialmente 12,5 millones de toneladas de dióxido de carbono a lo largo de un año.

Esta es la principal conclusión a la que llega el estudio Second Hand Effect. El mercado de segunda mano y su efecto en el medio ambiente, presentado por la plataforma de compraventa vibbo (exsegundamano), propiedad de Schibsted, que es quien ha elaborado el estudio, en las plataformas de segunda mano de estos cinco países europeos.

vibbo

Esta enorme cantidad de gas de efecto invernadero equivale a dar la vuelta al mundo 1.100 veces en un Airbus A380. O a eliminar todo el tráfico de París durante tres años y cuatro meses.

Más allá de los números, El estudio considera que se trata de un movimiento social y una forma de vida. Representa una manera de conocer a otras personas, fomentar una pasión y formar parte de una comunidad donde los objetos van pasando de mano en mano.

Supone una elección personal de llevar una vida más sostenible. Independientemente de si la motivación de los usuarios de Vibbo es formar parte de este movimiento, ahorrar dinero o una pasión por las prendas de ropa y mobiliario vintage, el impacto sigue siendo el mismo: reutilizar contribuye a reducir la huella medioambiental.

En España, cada mes, 10 millones de usuarios únicos utilizan vibbo y miles de objetos encuentran nuevos hogares cada día, según el informe.

En 2015 se vendieron objetos de segunda mano por valor de 930 millones de euros en España a través de esta plataforma. Todos estos usuarios ahorraron potencialmente 700.000 toneladas de dióxido de carbono, que equivale a eliminar todo el tráfico que soporta Madrid durante 2,5 meses o a producir 2,9 millones de sofás.

Un café para reparar los objetos averiados

Los Repair café son espacios donde aparte de tomar un café tranquilamente puedes reparar tus objetos – del tipo que sean – para poder volver a reutilizarlos, favoreciendo así el reciclaje y la reutilización y apostando por un modo de vida más ecológico y sostenible.

La reparación es en cualquier caso gratuita o pagada en horas si son miembros del mismo banco de tiempo los que participan, pues es una actividad dirigida sobre todo a todos los Bancos de Tiempo existentes en la Comunidad de Madrid – actualmente más de 35 – pero también para público en general, que conocerán no sólo lo que es un establecimiento de este tipo y su sentido, sino también el trabajo que realizan los Bancos de Tiempo.

RepairCafe2

 

Encuentros informales para reparar objetos de uso cotidiano, aprender a mirarlos de otra manera y a ver en ellos un nuevo valor. Las vecinas y vecinos podrán reparar ellos mismos sus artefactos rotos, con ayuda de personas expertas, en un entorno agradable, siempre acompañado de café.

Repair Café Madrid es una iniciativa de la Asociación para el desarrollo de los Bancos de Tiempo en el marco de su laboratorio de innovación TimeLAB que se realiza en MediaLab Prado.

El objetivo es revisar la sociedad enfocada al consumo. Dejar de comprar y tirar y contemplar la posibilidad de reparar, organizar encuentros y fomentar una comunidad de aprendizaje en torno a los objetos, su funcionamiento, sus componentes y sus nuevas posibilidades.

La fundación Repair Café tiene como objeto volver a introducir la reparación en la sociedad local de una manera actualizada, mantener y difundir los conocimientos sobre reparación y fomentar la cohesión social estableciendo contacto entre vecinas y vecinos.

La asociación para el desarrollo de los Bancos de Tiempo es una agrupación, sin ánimo de lucro, que da apoyo a los Bancos de Tiempo para mejorar su funcionamiento.

La filosofía fundamental de la asociación es aprovechar los conocimientos y habilidades que poseen las personas afines a los Bancos de Tiempo para ponerlos a disposición de todos los Bancos de Tiempo. “Creemos que podemos desarrollarnos mejor si trabajamos como un gran equipo, así podremos aplicar de manera local el resultado de nuestro trabajo conjunto”, señalan.

 

Muebles que son libros

La diseñadora holandesa Jackeline Le Bleu reutiliza libros viejos y ya leídos para construir mesas, bancos o estanterías para la casa. Es el llamado diseño upcycling (“supra-reciclaje”), que transforma un objeto sin uso o destinado a ser un residuo en otro de igual o mayor utilidad y valor.

Booked

La propuesta Booked de Le Bleu es un tributo al libro y trata de dejar a la vista todo aquello que gusta de estos objetos: como las cubiertas de lino o los cordones que se emplean para marcar las páginas. Y reemplaza el papel interior, que es reutilizado o reciclado, por madera contrachapada para garantizar resistencia, como señala en Artilujos.

Asegura su autora que cada objeto de su línea Booked, hecho siempre a mano, es único. “Ningún libro es igual después de ser usado”.

libros

El “supra-reciclaje” combina dos de las tres primeras erres del ecologismo: reduce el consumo de nuevos productos y materias primas y las reutiliza, así, los objetos logran una segunda vida, diferente o incluso mejor a la original.

Aunque el término “upcycling” se acuñó hace unos años antes, la idea se explicó por primera vez en 2003 en el libro Cradle to Cradle, Remaking the Way We Make Things (De la cuna a la cuna, rediseñando la forma en que hacemos las cosas). Sus autores, el químico alemán Michael Braungart y el diseñador estadounidense William McDonough aseguran que el sistema actual de reciclaje es en realidad un “infra-reciclaje” que sólo consigue ralentizar el ciclo destructivo.

El aumento del consumo colaborativo en España

Compartir, reutilizar, alquilar, intercambiar un articulo y aprovechar las habilidades de cada persona son los principios de la economía colaborativa, el modelo económico basado en el intercambio y uno de los 10
conceptos que van a cambiar el mundo, según la revista TIME.

“Disminuir la velocidad de crecimiento, las dificultades económicas de una gran parte de la población, el aumento de exigencias éticas, el desarrollo sostenible y la vida cotidiana cada vez más conectada son los factores que conducen al consumo colaborativo”, según se señala en El aumento del consumo colaborativo en España, una especie de libro blanco sobre este modelo de economía, cuyo autor es Adrián Sancho, co fundador de la app TratoJusto.

Consumo colaborativo en España

“Desde el inicio de la crisis, señalan, hemos asistido al boom del consumo colaborativo. Una gran cantidad de startups han
desarrollado herramientas que permiten esta nueva forma de consumir. Alrededor de 150 están disponibles
en España.

El consumo colaborativo ha creado nuevos mercados que hace unos años no se hubieran considerado como tales.
Un taladro en un cajón de un garaje se convierte en una fuente de ingresos para el propietario, al alquilárselo por
unas horas a una persona que lo necesita para montar un mueble en casa.

Además -se dice en el Libro blanco- este modelo ha reforzado los lazos sociales y la colaboración.

Rachel Botsman, autora junto a Roo Rogers en 2010 de Lo que es mío es tuyo: el auge del consumo colaborativo, afirma: “Nuestra participación en plataformas sociales y en las redes sociales definen cómo nos expresamos. Nos olvidamos y salimos de la cultura del hiper-individualismo para compartir con los demás nuestra vida. Esto es lo que podemos llamar la transición de la cultura del yo a la cultura del nosotros”.

Y también es más ecológico, ya que aboga por la utilización de un mismo producto por varias personas, optimizando su uso, satisfaciendo las mismas necesidades, pero reduciendo el número de bienes en circulación y, por tanto la presión sobre los recursos naturales.

Esta forma de consumo significa un nuevo modelo de negocio que da prioridad a compartir y reutilizar, concluye el libro blanco.

La economía circular quiere entrar en Europa

La economía circular está basada en el ciclo de la naturaleza y en que los residuos se transforman en recursos, se ahorran costes y se crean miles de puestos de trabajo.

En vez de comprar para poseer, aboga por compartir, redistribuir o reutilizar los productos, y los precios se marcan según su coste real para favorecer un consumo racional. Este sistema aplica la máxima de las tres erres del ecologismo: reducir, reutilizar y reciclar para minimizar el impacto ambiental.

La Fundación Macarthur, con sede en Chicago, es pionera en el análisis de la economía circular, desde la publicación en 2012 de Hacia la Economía Circular: razones económicas y comerciales para una transición económica acelerada (Towards the Circular Economy: Economic and business rationale for an accelerated transition), un informe que concluyó que gran parte del sector de manufactura europeo podría ahorrar unos 650.000 millones de euros de aquí al 2025, si rediseñara sus sistemas productivos de acuerdo con la economía circular.

“Una economía circular perfecta -señala esta fundación- se basa en una serie de principios: que los residuos son comida, lo que quiere decir que siempre se reciclan o se reutilizan, que la energía debe provenir de fuentes renovables, que los precios deben decir la verdad y reflejar los costes reales, incluyendo los costes medioambientales, y que los sistemas de pensamiento deben prevalecer, por lo que los recursos, incluidos los desperdicios, se utilizan en el punto más adecuado del sistema.

La Comisión Europea aprobó en julio pasado la directiva Hacia una economía circular: un programa de basura cero para Europa, con la que se pretende cumplir los objetivos de aprovechamiento de los recursos en 2030, lo cual podría aumentar un 1% el PIB y crear unos dos millones de empleos más. También se dice que un mejor uso de los recursos podría significar un ahorro potencial de 630.000 millones de euros para la industria europea. “Pasarse a modelos de economía circular promete un futuro más brillante para la economía europea”, se señala.

Se establece en esta directiva un marco común y coherente en la UE para promover la economía circular: “Transformar Europa en una economía más circular significa: impulsar el reciclado y la prevención de la pérdida de materiales valiosos; la creación de empleo y el crecimiento económico; y se insiste en cómo los nuevos modelos de negocio, el diseño ecológico y la simbiosis industrial pueden avanzar hacia cero residuos; reducción de las emisiones de efecto invernadero y los impactos ambientales.

La Comisión adoptó también una propuesta legislativa para revisar el reciclaje y otros objetivos relacionados con los residuos en la UE.  El logro de los nuevos objetivos sobre desechos crearía 180.000 nuevos puestos de trabajo y Europa sería más competitiva.

La propuesta tiene por objeto:
Aumentar el reciclado / reutilización de residuos urbanos en un 70% en 2030;
– Aumentar el reciclaje de residuos de envases / reutilización en un 80% en 2030, aumentando gradualmente entre 2020 y 2030, para alcanzar el 90% para el papel en 2025, el 60% para los plásticos, el 80% para la madera yel 90% de los ferrosos metal, aluminio y vidrio para el final de 2030;Eliminar gradualmente los vertederos para el año 2025 para los reciclables (incluyendo plásticos, papel, metales, vidrio y bio-residuos) de residuos en vertederos de residuos no peligrosos.
Reducir la generación de residuos de alimentos en un 30% para el año 2025.
– Introducir un sistema de alerta temprana para anticipar y evitar posibles dificultades de cumplimiento.
– Otras iniciativas, como las propuestas de edificios sostenibles , el empleo verde y la acción verde para las Pyme.

El reportaje del vídeo se emitió esta semana en el programa El escarabajo verde de La 2

App contra el desperdicio de comida

Sainsbury’s, la cadena de supermercados británica y Google se han unido para crear una aplicación para luchar contra el desperdicio alimentario. Es una herramienta móvil que ofrece a los usuarios ideas para reutilizar los restos de comida que hay en la nevera y sirve para generar conciencia entre los consumidores sobre el aprovechamiento de los recursos y el ahorro económico.

APP GOOGLE

Sainsbury Food Rescue es un sitio interactivo que utiliza el reconocimiento de voz de Google y ofrece recetas de segunda vida para los alimentos. Los usuarios pueden dictar hasta nueve ingredientes a su ordenador o teléfono móvil y la aplicación les da hasta 1.200 alternativas de aperitivos sencillos, cenas y postres.

También permite  conocer cuánto dinero se ahorra con los alimentos que se aprovechan de esta manera y el número de kilos “salvados” y no tirados tanto por ciudades como por regiones o por el conjunto de la nación.

Por otro lado, Unilever tiene otra aplicación para dispositivos iOS y Android que pretende reducir el desperdicio de alimentos. Se llama ZeroMermas y sirve para gestionar los alimentos y reducir el desperdicio en hostelería.

La App se ha pensado para cocineros profesionales que podrán identificar cuándo y dónde se genera la mayor cantidad de desperdicios alimentarios y con ello saber cuánto dinero se está perdiendo.

 

 

 

 

 

Graticiclar: reutilización + Internet

Graticiclar es un neologismo que surge para denominar la aparición de redes o iniciativas que conjugan la donación y reutilización de cosas por medio de Internet.

Se puede hacer a través de listas de distribución, de correo electrónico o de una web. En estas redes, se ofrecen y se piden objetos materiales, propiciando el intercambio gratuito de los mismos entre personas, instituciones o entidades que los poseen pero no les dan uso y quienes los necesitan.

Intercambio

Imagen de la web http://www.afindemes.es/

El principal objetivo del graticiclado es satisfacer necesidades materiales produciendo un bajo impacto ecológico, en este caso dando una nueva vida a objetos que habían caído en desuso. Así, estas iniciativas ofrecen y demandan objetos materiales y propician que pasen gratuitamente de unas manos a otras.

Con la economía colaborativa, han surgido numerosas redes de intercambio de todo lo que nos sobra en casa, en el trastero y que todavía están en buen uso para que otros que las necesitan, las utilicen. Desde ropa y calzado hasta bicicletas, pasando por sillas de ruedas, muletas, enseres de cocina, mobiliario, ordenadores, herramientas y aperos agrícolas, complementos y juguetes de bebés y niños, libros, electrodomésticos, maletas… La lista es interminable y la solución para buena parte de estos objetos puede ser el graticiclado, señalan en Ecologistas en acción.

Esta iniciativa nace en los países anglosajones, donde desde hace algunos años, y bajo el neologismo freecycle se han organizado distintos grupos locales en pueblos, ciudades y comarcas que hace este tipo de trueque, con el objetivo de mantener todo lo que se puede intercambiar fuera de los vertederos.

Economía circular: tus residuos son mis recursos

Uno de los objetivos clave de la estrategia Europa 2020 es conseguir un crecimiento “inteligente, sostenible e integrador” en la Unión Europea. El comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, señalaba hace pco que la UE debe tender hacia una economía circular, donde los residuos sean la principal fuente de materia prima fiable.

La economía circular es un concepto económico que se incluye en el marco del desarrollo sostenible y cuyo objetivo es “la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía”.

Generica-EconomiaCircular

Se basa en el principio de “cerrar el ciclo de vida” de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía, según la definición de Carlos Martínez Orgado, presidente de la Fundación para la economía circular, y propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos y su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos.

Los residuos de unos se convierten en recursos para otros.  La economía circular consigue convertir nuestros residuos en materias primas, paradigma de un sistema de futuro, genera empleo local y no deslocalizable y aplica al máximo las tres erres del ecologismo: reducir, reutilizar y reciclar.

Este modelo imita el curso de la naturaleza, donde todo se aprovecha en un ciclo, también los residuos, que pueden transformarse  incluso en objetos de mayor valor que el que tenían, es lo que se llama supra-reciclaje. El consumo de energía se reduce al mínimo y proviene de fuentes renovables, favorece el uso frente a la posesión de un bien y los precios se marcan según su coste real, para favorecer un consumo racional.

También fomenta el segundo uso de aquellos productos que ya no quieren los consumidores, la reutilización de ciertos residuos, que todavía pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos, la reparación de los estropeados, el reciclaje y  aprovechar para energía los residuos que no se pueden reciclar.

O sea, lo mismito que hemos estado haciendo hasta ahora.

Un restaurante que sólo cocina con sobras

El británico Adam Smith, tocayo del economista y filósofo escocés, fundador del liberalismo económico, es el promotor, junto con otros siete socios,  de un restaurante, Pay As Yoo Feel cafe, que cocina con sobras y en donde el cliente paga lo que quiere.

El proyecto comenzó en febrero de 2013 y en diciembre se dieron de alta como Community interest company, empresa de interés de la comunidad, un negocio con objetivos primordialmente sociales cuyos excedentes se reinvierten principalmente para este fin en el negocio o en la comunidad.

Rstaurante-con-sobras1

La empresa recibe cada día alimentos perecederos y no perecederos que sobran en restaurantes, supermercados y granjas locales de Inglaterra y en su local sólo cocinan lo que les donan. Y como el coste de las provisiones es cero, el restaurante se puede permitir una política de precios muy relajada. “Aquí el cliente paga lo que quiere, señala Smith. La media por cabeza es de unas 3,5 libras”. La clientela son estudiantes, jubilados, gente de clase media, los de clase baja, niños, amas de casa…

El menú cambia todos los días y, según dice Smith en Yorokobu.es , se pone especial interés en ajustarse a las necesidades dietéticas de los clientes, porque abogan por la cocina sana. Pero, sobre todo, lo que pretende es “reducir a cero los residuos alimenticios, que llegan a alcanzar 7,2 toneladas al año en Reino Unido: Queremos que los restaurantes, supermercados, granjas y domicilios particulares sean conscientes de la cantidad de comida que tira a la basura“.

También disponen de un banco de alimentos propio y sus cocineros ofrecen servicios de consultoría a quien los solicite. “Estoy convencido de que si todo el mundo aprendiera desde edades tempranas cómo cultivar y producir sus propios alimentos y nociones básicas de cocina, no tendríamos tantos sobrantes de comida”, señala.

A los ocho directores del consejo de la compañía se unen los aproximadamente 100 voluntarios con los que cuenta The Real Junk Food Project. Gracias a todos ellos, el local recibe semanalmente entre 100 y 150 comensales.

Todo lo que ahora practica en Inglaterra, lo aprendió durante su estancia de 15 meses en Australia. Allí le dio tiempo a trabajar en una granja y comprobar la cantidad de comida que se desperdiciaba a diario. «Con ella se alimentaba a los cerdos, en lugar de dársela a la gente más necesitada».