BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘reciclar’

Moda sostenible como herramienta de transformación de la economía

La Economía Social y Solidaria (ESS) ha organizado una nueva actividad, mañana 30 de marzo, que girará alrededor del sector textil sostenible.

Tanto la Red de Economía Solidaria como el Mercado Social de Madrid consideran que la moda es otra de las herramientas de transformación de la economía y que debe aunar la sostenibilidad, la ética y el compromiso social.

Estos tres elementos no son incompatibles con prendas de diseño de  vanguardia, de alta calidad y perennes y suponen la alternativa al consumo de “moda rápida” de comprar- usar-tirar.

La jornada sobre Moda sostenible, contará con la participación de Gema Gómez, directora de Slow Fashion Next, la Plataforma de Moda Sostenible en España; Irene Cano, directora de Newbies, moda infantil; Oriol R. García, director de Sense Nu by Oriol, moda masculina; y María Zapata, del proyecto Divercustomiza, que forma parte de la cooperativa Famylias Recursos para la Diversidad, para reflexionar y debatir de las posibilidades de este sector.

Esta mesa forma parte del calendario de actividades promovidas por el Mercado Social Madrid y REAS Madrid (Red de redes de Economía social), en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid.

El Mercado Social es una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios constituida por empresas y entidades de la economía social y solidaria junto con consumidores y consumidoras.  Fomenta la colaboración y el consumo responsable a través de una moneda social y distintas ferias; evalúa el cumplimiento de los principios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios con el Balance Social. Y junto con entidades colaboradoras apoya el crecimiento de la economía social y solidaria en Madrid.

Jornada sobre Moda sostenible.
Espacio Ecooo: C/ Escuadra 11, 28012 Madrid
Jueves 30 de marzo a las 19:00 h
Asistencia gratuita y hasta completar aforo.

Directorio de locales que alargan la vida de las cosas

Alargascencia. org es una iniciativa de Amigos de la Tierra, un directorio de establecimientos que se rebelan contra el modelo de consumo de “comprar y tirar” y que alargan la vida útil de los productos: arreglando, compartiendo, reparando, alquilando, intercambiando o utilizando productos de segunda mano.

Una alternativa que la organización propone al consumo lineal que han impuesto los mercados y las grandes empresas y a la obsolescencia programada y percibida. La largascencia cierra círculos y acaba con el sistema actual de extraer recursos naturales, usarlos (pocas veces) y tirarlos.

“Somos conscientes –dicen- de que cada vez los productos son menos duraderos y más difíciles de reparar y reutilizarse. También sabemos que el sistema actual promueve esta realidad y consideramos que la ciudadanía es la más perjudicada. Queremos dar la vuelta a esta situación, conocida como obsolescencia programada, poniendo en marcha esta herramienta colaborativa”.

La ingente producción de residuos y el despilfarro de recursos en vertederos e incineradoras tienen una solución que es reducir, reutilizar y reciclar. El reciclaje es una opción cuando un producto ha perdido su utilidad y no se puede aplicar ninguna de las opciones previas: la reducción o la preparación para la reutilización.

Como el reciclaje no es suficiente para reducir el uso de recursos naturales, si la demanda de consumo sigue la actual espiral de crecimiento, proponen empezar por el principio, la reducción, y apuestan por el uso de bienes duraderos, reparables, compartidos y comunales.

Es otra forma de consumo que alarga la vida de las cosas, por eso, siguen  recopilando, en un directorio, tiendas, talleres y, en general, lugares donde se  proporcionan servicios que arreglan cosas. El directorio está abierto para que cualquiera que entre a consultar y conozca  más iniciativas similares, lo comunique para que sean incorporadas a este mapa.

Entre los productos incluidos figuran textiles y complementos, muebles, aparatos eléctricos, juguetes, ocio y deporte y herramientas; y también servicios de alquiler, segunda mano, préstamo, recogida, recuperación, reparación, trueque o venta de segunda mano.

Guía para el consumidor responsable

Pirámide

Desde la base…

Usar lo que tienes: Suele pasar que por falta de orden usamos sólo la ropa que tenemos a mano en el armario, comemos sólo lo que está visible en la despensa, o compramos cosas que no nos acordábamos que teníamos. La solución a esto es ser ordenados, y llevar un registro de las cosas que tenemos y usamos en ocasiones especiales.

Prestar: prestar y pedir prestado es una manera inteligente de ahorrar (dinero y recursos) cuando necesitamos usar un objeto por un periodo limitado; por ejemplo, ropa para ocasiones especiales, libros, aparatos eléctricos…

Intercambiar: el trueque, una práctica tan antigua como el hombre, es una manera de reducir nuestros desechos y obtener nuevos objetos al mismo tiempo.

Segunda Mano: el mercado de las cosas usadas adquiere cada vez mejor reputación. Hoy las tiendas y ferias ofrecen desde muebles hasta juguetes y son considerados muchas veces como tesoros de otra época, un lugar donde encontrar objetos únicos con precios bajos y buena calidad.

Hacer: Siempre que sea posible, arreglárselas con lo que tienes más a mano. Se pueden hacer muchas cosas a mano y utilizar Internet para buscar tutoriales, encontrar ideas o saber cómo hacer tal o cual cosa.

Comprar: este es el último paso, pero aún hay mucho que se puede hacer para ayudar al planeta y a la comunidad. Cuando se ompra, se puede elegir siempre local, orgánico y de comercio justo.

Fuente: Rumbo verde

Hecho para tirar

“Todos hemos sufrido la experiencia, unos con la lavadora, otros con el televisor o el ordenador, de tener aparatos y equipos que se averían tras el fallo de un elemento. Por lo tanto, todos, en un momento u otro, nos hemos enfrentado, aunque a veces sin saberlo, al fenómeno de la obsolescencia programada. Y si bien esta práctica ya es desagradable y costosa para el consumidor, resulta un desastre para el ecosistema”.

Sin embargo, para el gran público, aunque esta experiencia resulta familiar, la palabra obsolescencia, y su verdadero sentido, sigue siendo desconocida. ¿De qué se trata exactamente? ¿Cuál es su origen, su historia y su importancia? ¿Cuáles son sus límites y sus consecuencias? ¿Qué soluciones podemos proponer para ponerle remedio?

El libro Hecho para tirar. La irracionalidad de la obsolescencia programada, de Serge Latouche, que publicó hace dos años la editorial Octaedro, pretende dar respuesta a todas estas cuestiones y explicar qué es la obsolescencia programada.

hecho para tirar 2

El autor combate y denuncia, por tanto critica y analiza –según la reseña de la revista Etcétera-,  la sociedad de consumo y de crecimiento ilimitado de mercancías y beneficios que nos arrastra irremisiblemente al colapso.

Latouche, desarrolla la historia de la obsolescencia programada, como opción creada específicamente por el capital por y para sus intereses económicos. Indaga en sus orígenes, a partir de finales del siglo XIX y durante el XX hasta la actualidad. Y lo ilustra con ejemplos, como los esfuerzos empresariales para acortar el funcionamiento de las bombillas y que no duren más de 1.500 horas; o que las irrompibles medias de nylon se hagan continuas carreras; pasando por la industria del automóvil y como una caja de cambios no debe durar mucho más de 250.000 Km.

Pero también en la industria alimentaria, donde los productos adulterados tienen fecha de caducidad y, más veces de las que suponemos, toneladas de productos alimenticios son destruidos masivamente para subir los precios y continuar con la también ilimitada carestía de la vida.

La obsolescencia programada responde a unos determinados intereses del capital, es el resultado de investigaciones y trabajos específicos que determinan y garantizan con máxima eficacia que la mercancía producida mediante el trabajo humano sea hecha para tirar en un tiempo relativamente  corto, dice el autor.

“Preguntarse por los límites de la obsolescencia programada es lo mismo que preguntarse por los límites del sistema capitalista. Quien crea que un crecimiento infinito es compatible con un planeta finito está loco o es un economista”, señala  Serge Latouche.

10 pasos para consumir de manera responsable

Vivir con menos no significa vivir peor, ni retroceder. La delicada situación del Planeta obliga a reducir nuestro impacto sobre él. Una manera es vivir de acuerdo con unos principios sostenibles que enumera Conciencia Eco:

  1. Consume de forma responsable: antes de comprar, piensa si lo necesitas realmente.
  2. Las cuatro ‘R’: hay que reducirreutilizarreparar y reciclar los productos.
  3. Ahorra papel: haz una lista con productos de papel desechable que utilizas habitualmente y piensa si puedes reducir su consumo (servilletas, pañuelos…).
  4. Ahorra agua: cada español consume el doble de agua que la media mundial.
  5. Ahorra energía: compra electrodomésticos eficientes, usa bombillas de bajo consumo Para seguir viviendo como lo hacemos en occidente necesitaríamos los recursos de más de cinco planetas como el nuestro.
  6. Menos contaminación: si puedes ahorrar un viaje en coche, hazlo. Usa el transporte público o la bicicleta y recuerda que el tren es el transporte más ecológico.
  7. Alimentación sostenible: lee las etiquetas y consume productos saludables, autóctonos y de temporada. Acércate a los productos ecológicos y de comercio justo.
  8. Exige información: rechaza aquellos productos que no te facilitan la información que necesites para elegir de forma responsable.
  9. Educación ambiental: es necesario inculcar a las generaciones futuras la necesidad de preservar el entorno natural.
  10. Cambia el modelo de consumo: menos es más

 

Imagen de ticambia.org

Imagen de ticambia.org

El consumo responsable es el que no daña el medio ambiente ni la sociedad. Es el consumo crítico, consciente y sostenible, que responde a las necesidades básicas y proporciona una mejor calidad de vida, y además  es respetuoso con los derechos de los trabajadores.

Y un producto responsable es el que minimiza el uso de recursos naturales, materiales tóxicos y emisiones de desperdicios y contaminantes sobre el ciclo de vida del producto, de tal manera que no se ponen en riesgo las necesidades de futuras generaciones. 

Para consumir de forma responsable deberíamos cuestionarnos si

¿Lo necesitamos realmente?
¿Cuánto me va a durar?
¿Podría pedirlo prestado a un vecino o amigo?
¿Qué han utilizado para el empaquetado?
¿De qué materia prima está hecho?
¿Es fácil de reparar?
¿Cuál es el país de origen?
¿Lo puedo conseguir en mi barrio?
¿Lleva algún tipo de certificado de producción ecológica o social?

Muebles que son libros

La diseñadora holandesa Jackeline Le Bleu reutiliza libros viejos y ya leídos para construir mesas, bancos o estanterías para la casa. Es el llamado diseño upcycling (“supra-reciclaje”), que transforma un objeto sin uso o destinado a ser un residuo en otro de igual o mayor utilidad y valor.

Booked

La propuesta Booked de Le Bleu es un tributo al libro y trata de dejar a la vista todo aquello que gusta de estos objetos: como las cubiertas de lino o los cordones que se emplean para marcar las páginas. Y reemplaza el papel interior, que es reutilizado o reciclado, por madera contrachapada para garantizar resistencia, como señala en Artilujos.

Asegura su autora que cada objeto de su línea Booked, hecho siempre a mano, es único. “Ningún libro es igual después de ser usado”.

libros

El “supra-reciclaje” combina dos de las tres primeras erres del ecologismo: reduce el consumo de nuevos productos y materias primas y las reutiliza, así, los objetos logran una segunda vida, diferente o incluso mejor a la original.

Aunque el término “upcycling” se acuñó hace unos años antes, la idea se explicó por primera vez en 2003 en el libro Cradle to Cradle, Remaking the Way We Make Things (De la cuna a la cuna, rediseñando la forma en que hacemos las cosas). Sus autores, el químico alemán Michael Braungart y el diseñador estadounidense William McDonough aseguran que el sistema actual de reciclaje es en realidad un “infra-reciclaje” que sólo consigue ralentizar el ciclo destructivo.

Mercadillos de segunda mano y objetos vintage en Barcelona

Durante esta semana y la que viene, se han organizado una serie de mercadillos de temática variada en distintos barrios de Barcelona. BCN Cool Hunter ha hecho la siguiente selección.

El Rastro de la Virgen
Cada primer sábado del mes vuelve puntualmente El Rastro de la Virgen, el mercadillo de segunda mano y de reciclado artístico del Raval que tiene lugar en la calle de La Virgen.
Horario: de 12 h a 20 h
Dónde: Calle de la Virgen. Barcelona

palo-alto-market

Palo Alto Market
Mercado callejero muy sofisticado, que se celebra este fin de semana, 7 y 8 de marzo, con 150 expositores originales con productos exclusivos muy seleccionados. Reúne arte, nuevo diseño, vintage, handmade, música y espectáculos de calle. Su propuesta se completa con una oferta de street food con caravanas y paradas para comer en el jardín de la fundación Palo Alto de Barcelona.
Entrada 2 euros, menores de 12 años, gratis.
Horario: 11 h-20 h.
Dónde: Carrer dels Pellaires, 30-38. Barcelona

Flea Market. 8 de marzo
En su cita de marzo este mercadillo de ropa y objetos de segunda mano coincide con el Día Internacional de la Mujer. Por eso, el mercadillo colabora con L’Associació de Dones Ca l’Aurèlia que estará recaudando fondos para la lucha contra la violencia machista.
Horario: de 11 h a 19 h
Dónde: Plaza Blanquerna. Barcelona

Brick Lane Bcn
Mercadillo de moda vintage con prendas de Psycho Candy, Horacia, Layelfish, Lab Couture y patrocinado por el premium vodka Zubrowka.
Entrada: 2 €, con bebidas incluidas.
Horario: de 12h a 20h
Donde: A private space, calle Nou de Sant Francesc 4, con c/Escudellers, El Gótico.

Demanoenmano (14 y 15 de marzo)
El mercado mensual itinerante demanoenmano, que se lleva a cabo en espacios artísticos y culturales de la ciudad, se celebra en esta edición en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). Incluye dos propuestas, la primera dedicada al reciclaje, la segunda mano, el coleccionismo y el vintage; y la otra, a las nuevas creaciones de artistas y artesanos de todas las disciplinas.
Horario: 11.00 h 21.00 h
Dónde: CCCB

Muebles con segunda vida

Los muebles que ya no queremos o que creemos que ya no nos sirven pueden tener una segunda vida útil para otras personas, que los necesitan y que los pueden comprar a precios mucho más baratos. Hay varias tiendas online que se dedican a vender muebles de segunda mano, reciclados, siguiendo el modelo de la economía circular: los residuos de unos se convierten en recursos para otros.

La economía circular consigue convertir nuestros residuos en materias primas reutilizables, genera empleo local y aplica las tres erres del ecologismo: reducir, reutilizar y reciclar.

economía circular

Una de esas webs  que sigue el modelo de la economía circular es Estudio 51, que vende muebles baratos de oficina, que han sido reciclados. Su modelo de negocio imita el curso de la naturaleza, donde todo se aprovecha en un ciclo -señalan sus responsables-, también los residuos, que pueden transformarse incluso en objetos de mayor valor que el que tenían, es lo que se llama supra-reciclaje. El consumo de energía-dicen-  se reduce al mínimo y proviene de fuentes renovables, favorece el uso frente a la posesión de un bien y los precios se marcan según su coste real, para favorecer un consumo racional.

También fomenta el segundo uso de aquellos productos que ya no quieren los consumidores, la reutilización de ciertos residuos, que todavía pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos, la reparación de los estropeados, el reciclaje y aprovechar para energía los residuos que no se pueden reciclar.

Estudio51 forma parte del grupo A15Servicios, que lleva 15 años desarrollando la economía circular. A los muebles de oficina de segunda mano le dan una segunda vida y así  fomentan una economía más sostenible.

Economía circular: tus residuos son mis recursos

Uno de los objetivos clave de la estrategia Europa 2020 es conseguir un crecimiento “inteligente, sostenible e integrador” en la Unión Europea. El comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, señalaba hace pco que la UE debe tender hacia una economía circular, donde los residuos sean la principal fuente de materia prima fiable.

La economía circular es un concepto económico que se incluye en el marco del desarrollo sostenible y cuyo objetivo es “la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía”.

Generica-EconomiaCircular

Se basa en el principio de “cerrar el ciclo de vida” de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía, según la definición de Carlos Martínez Orgado, presidente de la Fundación para la economía circular, y propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos y su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos.

Los residuos de unos se convierten en recursos para otros.  La economía circular consigue convertir nuestros residuos en materias primas, paradigma de un sistema de futuro, genera empleo local y no deslocalizable y aplica al máximo las tres erres del ecologismo: reducir, reutilizar y reciclar.

Este modelo imita el curso de la naturaleza, donde todo se aprovecha en un ciclo, también los residuos, que pueden transformarse  incluso en objetos de mayor valor que el que tenían, es lo que se llama supra-reciclaje. El consumo de energía se reduce al mínimo y proviene de fuentes renovables, favorece el uso frente a la posesión de un bien y los precios se marcan según su coste real, para favorecer un consumo racional.

También fomenta el segundo uso de aquellos productos que ya no quieren los consumidores, la reutilización de ciertos residuos, que todavía pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos, la reparación de los estropeados, el reciclaje y  aprovechar para energía los residuos que no se pueden reciclar.

O sea, lo mismito que hemos estado haciendo hasta ahora.