BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘Internet’

Una empresa de cosmética natural revoluciona el mercado ‘online’ en solo un año

Internet se ha convertido en el mejor aliado para aumentar las ventas en muchos sectores, aunque en el sector de la cosmética, esta modalidad de compra aún genera  desconfianza.

Sin embargo, Freshly Cosmetics, la primera marca de cosmética natural española que sólo vende por Internet, ha sabido superar esa desconfianza y ha crecido este año un 400% y prevé cerrar 2017 con una facturación de 1,2M€.

Esta empresa, creada en febrero de 2016 por tres jóvenes ingenieros químicos de Tarragona, se han hecho un hueco importante con una cosmética natural y 100% libre de tóxicos, en un sector que mueve alrededor de 450M€ solo en España y con un crecimiento anual entorno al 12%.

“Vimos que, en el mercado, la cosmética que nos ofrecen está llena de componentes tóxicos que afecta a la salud de nuestra piel. De modo que decidimos modernizar esta práctica y revolucionar la cosmética, innovando en el modelo de negocio, no sólo hacia lo natural sino también hacia lo saludable, que es realmente la principal preocupación, la salud”, explica Mireia Trepat, cofundadora de la marca.

La venta online de cosmética natural en España genera unos 100M€ anuales  y, según afirman los creadores de Freshly Cosmetics, seguirá creciendo a medida que la innovación lo permita, la sociedad se conciencie de sus ventajas frente a otros tipos de cosmética y se fie de adquirirlo online “podría llegar a mover entre 600 y 700M€ en 2020 si la ciencia y el consumo acompaña”, afirma Trepat.  

La empresa cerró 2016, su primer año, con una facturación de 300.000€ y esperan finalizar 2017 con una facturación superior a 1M€. “Ampliando la gama de productos y ganándonos la confianza de los internautas esperamos cerrar el año con un crecimiento del 400% respecto al año pasado”.  

Freshly Cosmetics vende sus productos a través de las redes sociales y de su web exclusivamente. Lo que para algunos puede parecer un hándicap -la venta online-, para ellos se ha convertido en una fuente de inspiración.

“La escucha activa de nuestros clientes a través de las redes sociales nos ha permitido crear productos que se adaptan perfectamente a nuestro cliente potencial”, señalan.  De hecho, este año lanzan 12 referencias nuevas que se suman a las ocho de 2016. Hasta el momento, han comercializado unos 40.000 productos y finalizarán el año con más de 100.000 productos vendidos.

En la empresa, elaboran sus productos para que, además de naturales, sean saludables y este año van a invertir alrededor de 100.000€ únicamente para el desarrollo de nuevos productos. También fijan su interés en la expansión, donde el mercado potencial es de 3.000M€ y la penetración online es tres veces mayor que en España.

La limpieza y la plancha también se contratan en Internet

Hasta ahora, tener a alguien de confianza que  limpie la casa se hacía a través de conocidos o por medio de anuncios; pero en los últimos tres años han surgido start ups que facilitan la tarea de buscar a los profesionales indicados y asegurar eltrabajo doméstico.

Clintu es una plataforma de contratación de servicios de limpieza doméstica online que posibilita que una gran mayoría de usuarios puedan tener una ayuda en las tareas del hogar y permite acordar el precio del servicio con el trabajador.

Estas plataformas se han convertido también en un dinamizador y proveedor de empleo para los trabajadores domésticos y también ofrecen un servicio de garantía y confianza al usuarios, gracias a la pruebas de selección que realizan.

Para garantizar un buen servicio, la plataforma se encarga, a través de un exhaustivo proceso de selección, de elegir a los trabajadores con amplia experiencia y referencias contrastadas y realiza un seguimiento  a través de las valoraciones de los usuarios.

Además, Clintu ofrece la máxima flexibilidad en el servicio, y es el propio usuario quien elige cuál es el mejor momento para que el cleaner acuda a su casa, dándole la opción de cambiar la hora según le convenga. El algoritmo permite ver los precios pagados por otros usuarios con servicios en franjas horarias y ciudades de las mismas características.

El emprendedor Alex Espel creó este portal en diciembre de 2014 para que sus usuarios ganaran tiempo. “Al final, uno dedica entre 150 (tres horas a la semana) y 300 horas anuales (seis horas a la semana) a la limpieza como poco. Y eso equivale a un mes de trabajo, porque una persona que trabaje ocho horas al día dedica 160 horas a trabajar al mes”, explica.

Por eso, pensó que era preciso trasladar a Internet la contratación de los servicios de limpieza, como ya se puede hacer con los viajes, la búsqueda de piso o, incluso, la comida a domicilio.

En los tres años de vida, Clintu ha llegado a más de 8.000 hogares, además de facilitar el acceso a trabajos de limpieza en domicilios a centenares de personas y se ha expandido a varias capitales españolas como Madrid, Bilbao, Valencia, Zaragoza, Valladolid, Oviedo, Gijón, San Sebastián, Málaga y Alicante con proyección de hacerlo en otras 20 ciudades más. Sin descartar el mercado internacional, con Francia e Italia en el punto de mira para su futura expansión fuera de España.

El comercio electrónico está creciendo exponencialmente en España y ya abarca a 11 millones de consumidores. Sin embargo en el sector de la limpieza doméstica, todavía no ha llegado la ola de digitalización y aún se contrata través de conocidos o anuncios clasificados, sin oportunidad de seleccionar a trabajadores de calidad -señala el responsable de Clintu-. Otro dato a tener en cuenta es que el sector de la limpieza doméstica, sólo en España, mueve sobre unos 10.000M€ cada año y ocupa a alrededor de 800.000 profesionales.

Una plataforma online que vende gafas graduadas a precios muy asequibles

Lord Wilmore es una plataforma online española que vende gafas graduadas a un precio muy inferior al del resto de las ópticas convencionales y, por el momento, la única marca española de gafas con distribución por Internet.

Esta plataforma cuenta con un servicio de prueba en casa por el que el cliente escoge tres monturas, se las mandan durante tres días y las recogen sin compromiso de compra, para que el cliente pueda valorar cuál es la montura perfecta para él.

Lo que busca, según sus responsables, es que sus usuarios puedan tener las gafas a un precio asequible. La media que tardan los españoles en cambiarse las gafas es de 6 años, en muchas ocasiones, por el sacrificio económico que supone.

Lordwilmore

“Para nosotros la clave es tener un producto de calidad a un gran precio y una atención al cliente excelente. Para eso no es necesario tener un alquiler a pie de calle y los costes que eso conlleva”, afirma Emilio Capela, fundador de Lord Wilmore.

“Vender sólo online nos permite tener la mejor relación calidad/precio del mercado y ofrecer un proceso de compra más cómodo”.

El precio medio de unas gafas ronda los 60€ y la montura más cara que tienen cuesta 75€, incluyendo las lentes graduadas (con antireflejante y endurecido). La web ofrece varios métodos de pago seguro: con tarjeta de crédito, mediante transferencia bancaria o utilizando PayPal.

Cuando se hace el pedido de prueba en casa, piden a los clientes que manden a opticos@lordwilmore.es una copia de su receta óptica y una foto a tres palmos de distancia (como la del DNI) con la gafa puesta y los ojos bien abiertos mirando de frente (para que se diferencien las pupilas).

Esa foto la pasan a un programa de ordenador y miden la distancia interpupilar, altura de montaje y diámetro al milímetro.

La parte óptica está subcontratada con un laboratorio que cuenta con ópticos titulados y colegiados que se encargan de montar las lentes graduadas a las monturas.

Lord Wilmore nació en 2012 ante la necesidad de su fundador de encontrar unas gafas graduadas que reuniese las cualidades que cualquier consumidor busca: que sean de calidad, que no fallen, que gusten y encajen con uno mismo, cómodas y a un precio asequible.

En Europa, Canadá y Estados Unidos la venta de gafas graduadas por internet ya era una realidad desde hacía más de diez años; centenares de formatos y proveedores que les permitirían ofrecer gafas de calidad igual a la de las mejores tiendas físicas a precios imbatibles.

Además, también han lanzado la iniciativa Abre los ojos que consiste en donar un par de gafas por cada par que venden, a niños y colaboran para ello con las ongs Anidan Kenya y Soñar despierto Barcelona.

Cinco trucos para encontrar hoteles baratos

Momondo, el buscador gratuito de vuelos y hoteles baratos, aconseja seguir cinco trucos para conseguir hoteles más económicos, a la hora de programar un viaje y evitar así los dolores de cabeza.

– No reservar directamente en la página del hotel
Como norma, evita reservar en la página web del propio hotel. Se consiguen mejores ofertas en páginas de buscadores de hoteles o en páginas de motores de búsqueda. Los motores de búsqueda rastrean todos los precios que ofrecen las agencias de viaje de Internet y ofrecen la posibilidad de comparar precios de hoteles.

Las agencias consiguen buenos precios, pues reservan en masa habitaciones con el hotel. De todas formas, hay que tener en cuenta que cada agencia ofrecerá un precio diferente por la misma habitación, dependiendo del acuerdo al que cada una haya llegado con el hotel. Por eso, la mejor manera de encontrar una buena oferta es recurrir a los motores de búsqueda. Si eres de los que prefieren improvisar, puedes esperar hasta el último minuto para comparar precios de hoteles y reservar. Normalmente, las agencias de Internet bajarán el precio conforme se acerque la fecha seleccionada. Sin embargo, en las páginas de hoteles ocurre lo contrario.

Momondo

– ¿Es una auténtica habitación de lujo o una normal?
Hay que fijarse bien en el tipo de habitación al reservarla. Las ofertas de las agencias discrepan de la información que aparece en la página del hotel. Mientras una habitación aparece en las agencias como “de lujo”, en la página del hotel aparece como “normal” (y quizás esa misma habitación aparezca como “de superlujo” en otra página de otra agencia). No está de más revisar la página del hotel para ver claramente qué se está reservando. Y no olvidar comprobar qué se incluye en el precio: el desayuno y el acceso a Internet wifi suelen ser los elementos diferenciadores.

– Norma de cancelación gratuita
Aunque reservar una habitación con cancelación gratuita puede costar entre un 5% y un 10% más, a la larga se ahorra dinero. Además, no solo da más flexibilidad para elegir las fechas, sino que también se puede utilizar como seguro. Si reservas, puedes continuar con tu búsqueda y encontrar otra habitación más barata (incluso en el mismo hotel), puedes reservar esa otra nueva habitación y cancelar la que ya tenías. Algunos hoteles permiten cancelar la habitación hasta el mismo día de la llegada, así que es tiempo de sobra para comparar precios de hoteles y encontrar la mejor oferta. De todas formas, hay que echar un vistazo a la política de cancelación, para asegurarse de los plazos.

– Evitar la temporada alta
Además de que se evitan las aglomeraciones en transportes públicos y restaurantes, también se evita tener que pagar precios astronómicos por una habitación por estar todo lleno. La alta demanda que causan acontecimientos señalados o eventos deportivos puede hacer subir mucho los precios. Por eso, es mejor buscar en Google si hay algún acontecimiento importante en la ciudad que se quiere visitar, para evitar esas fechas y ahorrar dinero cuando reserves el hotel.

– Confíar en los comentarios de otros clientes
Aunque puede sorprender, no hay un sistema internacional de estrellas que evalúe los hoteles. Como resultado no se conoce si un hotel de 5 estrellas de Nepal será igual de bueno que uno de 5 estrellas en Estocolmo. Por eso, lo mejor es leer los comentarios de otros clientes que se hayan hospedado en dicho hotel. ¿Qué dicen los últimos huéspedes del edificio, de las habitaciones, del servicio y de la relación calidad-precio? ¿Sus fotos difieren mucho de las de la página del hotel? Hay que investigar un poco para ahorrarse muchos disgustos.

Turismo colaborativo: el turista 3.0

Turismo colaborativo: El turista 3.0 es el tema de una interesante jornada que se celebra este vienes en Córdoba, organizada por empresas del sector e instituciones y en la que van a participar plataformas de Internet que se dedican al turismo y empresas de economía digital.

El espacio jurídico y legal del turismo colaborativo, la experiencia de las diferentes plataformas que operan en este sector o  el turismo y comercio minorista colaborativo ¿Amenaza, oportunidad o nuevas formas y canales de distribución? son los asuntos que se tratarán en esta puesta en común, en la que participan responsables de compañías digitales como Diacamma, SocialCarGreeters MadridLaComunity.com Compartetren.com y de empresas tradicionales del sector turístico.Diacamma.jpgA este viajero, el turista 3.0, se le conoce como un consumidor colaborativo, que además de querer tener el control de todos los detalles de su viaje, está inmerso en una cultura de interacción. Toma y ejecuta sus decisiones con base en herramientas digitales, además de que comparte al instante cada uno de sus pasos a través de blogs o redes sociales, según define la revista Forbes.

Reserva sus viajes online, apenas lleva equipaje y cuenta con el móvil como su mejor y más fiel acompañante, pues ahí lleva toda la información que necesita: cámara, guías de viaje, amigos, transporte, previsiones, opiniones de otros viajeros, dice la revista IT Use

Se trata del “adprosumer”, una nueva generación de usuarios, nativos digitales, que van un paso más allá y se convierten en productores de contenidos y de tendencia, al compartir sus impresiones de viaje, sus opiniones sobre los lugares y sus recomendaciones sobre empresas, productos y servicios

El turista ha dejado de ser un consumidor pasivo para convertirse en activo y además de ser un cliente es un creador de contenido que, consciente o no, se dedica a generar datos y huellas que los próximos viajeros seguirán y complementarán.

El uso emergente de los smartphones, el GPS y la variedad de aplicaciones, multiplican las opciones no sólo para el turista. Cada vez es más importante también para los destinos y para las empresas turísticas proporcionar las herramientas necesarias, facilitar la experiencia al turista y por supuesto, interactuar con ellos.

Plataforma de trueque para particulares y empresas

TrocUp es una plataforma online donde particulares, empresas y asociaciones sin animo de lucro pueden intercambiar objetos y experiencias. Su funcionamiento es similar al de la nube de Internet, pero con objetos físicos. Se puede subir a TrocUp objetos y descargar los que veas en la plataforma, a cambio de lo que subas, obviamente.

Es un marketplace alternativo tanto para empresas como para particulares, enmarcado en la economía colaborativa. Todo ello sin perder el anonimato, sin pagar gastos ni comisiones y con la tranquilidad de que la plataforma revisa todos los artículos que los usuarios envían para certificar su calidad, señalan sus responsables.

Además este mercado del trueque virtual también sirve como lugar de encuentro de personas con los mismos valores e intereses para ser una comunidad con el objetivo de  transformar la sociedad de un modo sostenible. Por eso, otra de las líneas de acción de la plataforma es participar activamente con bancos de alimentos, ONG y asociaciones para servir de intermediario entre usuarios y empresas.

El usuario envía el articulo a la dirección de TrocUp, en  Alcalá de Guadaíra (Sevilla), y al recibir y confirmar todos los datos, le mandan el artículo que seleccionó. El envío lo puede hacer el usuario como le sea más cómodo, pero la plataforma pone a su disposición el servicio de Packlin, a precios muy económicos.

En el caso de que se envíen objetos, pero en ese momento no se quiera nada a cambio, el usuario recibe el valor de sus objetos en Trocoins y los podrá gastar cuando encuentre algo que necesite.

Los artículos que encuentras en el Escaparate de TrocUp pueden ser desde nuevos –artículos sin usar que estrena quien los pide- hasta artículos que no funcionan, pero que pueden servir como decoración –hay que indicarlo-, pasando por los que parecen nuevos, aunque les falta, por ejemplo, en el caso de un móvil, el plástico protector de la pantalla, otros en perfecto estado –que no son nuevos- usados, o con leves marcas de uso.

La transformación colaborativa

Ouishare Fest Barcelona 2015, el primer evento profesional sobre economía colaborativa llega a Barcelona organizado por Ouishare.

Las jornadas se centrarán en La transformación colaborativa y tendrá lugar los días 19, 20 y 21 de noviembre en el Barcelona Advanced Industry Park.

España está entre los cinco países de la Unión Europea con más potencial de crecimiento de la economía colaborativa, según la consultora Nielsen.

En la actualidad, existen 5.000 plataformas de economía colaborativa compitiendo con empresas tradicionales que están demostrando ser más eficientes, económicas y transparentes. En este sentido, Nielsen señala que el 53% de los españoles estarían dispuestos a compartir o alquilar bienes en un contexto de consumo colaborativo.

Presentación OuiShare Fest BCN París

Este mercado, que afectará en los próximos años a todos los sectores de la actividad económica, crecerá un 25% a lo largo de 2015 en todo el mundo, según la revista Forbes.
La consultora PWC estima un mercado global colaborativo con un potencial de 335.000 millones de dólares en 2025, en la actualidad ya ronda los 26.000 millones de dólares.

Preguntarse sobre las oportunidades para las empresas y las administraciones, explorar los elementos clave y aprender cómo se pueden aplicar a la realidad de cada organización será de lo que se hable en el Ouishare Fest Barcelona. Una reunión amparada por el éxito de las tres convocatorias anteriores en París, en la que se expondrán las últimas tendencias de la economía colaborativa, los casos de éxito, paneles de debate, entrevistas…

El programa de las jornadas estará dividido en siete áreas: Sociedad, Producción, Organizaciones, Educación, Capital, Sanidad y Turismo. En todos estos ámbitos se trabajará para conocer qué supone el impacto de la colaboración y si estamos preparados para la sociedad colaborativa.

Vivir mejor con menos

Vivir mejor con menos: Descubre las ventajas de la nueva economía colaborativa, libro, cuyo autor es Albert Cañigueral (@AlbertCanig) y que salió ayer a la venta, es una auténtica guía sobre lo que es el consumo y la economía colaborativa.

consumo colaborativo

Cañigueral, el alma mater de la página de referencia ConsumoColaborativo.com, considera que “una gran mayoría de ciudadanos es cada día más consciente de que el modelo económico actual hace aguas; consecuentemente, buscan y proponen fórmulas alternativas basadas en la economía colaborativa“.

El libro expone por qué consumir más no equivale necesariamente a vivir mejor y plantea un nuevo modelo en el que el consumo se entiende como un medio para el bienestar, y no como un fin en sí mismo.

Se analizan las ventajas y alternativas de la nueva economía colaborativa en sectores como la movilidad, el turismo y las finanzas, entre otros; y vislumbra los profundos cambios que este nuevo modelo económico puede aportar a nuestra sociedad.

El primer capítulo del libro se puede descargar gratis aquí, y si  te haces con una copia del libro, que la editorial Conecta aceptó publicar con licencia Creative Commons BY-NC-ND 3.0, compártelo con tus amigos, aconseja Alber Cañigueral, ingeniero multimedia y conector de OuiShare para España y América Latina.

Graticiclar: reutilización + Internet

Graticiclar es un neologismo que surge para denominar la aparición de redes o iniciativas que conjugan la donación y reutilización de cosas por medio de Internet.

Se puede hacer a través de listas de distribución, de correo electrónico o de una web. En estas redes, se ofrecen y se piden objetos materiales, propiciando el intercambio gratuito de los mismos entre personas, instituciones o entidades que los poseen pero no les dan uso y quienes los necesitan.

Intercambio

Imagen de la web http://www.afindemes.es/

El principal objetivo del graticiclado es satisfacer necesidades materiales produciendo un bajo impacto ecológico, en este caso dando una nueva vida a objetos que habían caído en desuso. Así, estas iniciativas ofrecen y demandan objetos materiales y propician que pasen gratuitamente de unas manos a otras.

Con la economía colaborativa, han surgido numerosas redes de intercambio de todo lo que nos sobra en casa, en el trastero y que todavía están en buen uso para que otros que las necesitan, las utilicen. Desde ropa y calzado hasta bicicletas, pasando por sillas de ruedas, muletas, enseres de cocina, mobiliario, ordenadores, herramientas y aperos agrícolas, complementos y juguetes de bebés y niños, libros, electrodomésticos, maletas… La lista es interminable y la solución para buena parte de estos objetos puede ser el graticiclado, señalan en Ecologistas en acción.

Esta iniciativa nace en los países anglosajones, donde desde hace algunos años, y bajo el neologismo freecycle se han organizado distintos grupos locales en pueblos, ciudades y comarcas que hace este tipo de trueque, con el objetivo de mantener todo lo que se puede intercambiar fuera de los vertederos.