BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘campaña’

Este fin de semana se realizará la gran recogida de alimentos para los desfavorecidos

Este fin de semana, 25, 26 y 27 de noviembre, unos 110.000 de voluntarios tomarán los supermercados, tiendas de alimentación, grandes superficies, colegios, instituciones públicas y privadas, facultades universitarias, centros deportivos o empresas para animar a los ciudadanos a donar parte de su compra, en la IV Gran Recogida de Alimentos para los más necesitados, que se realizará en casi todas las ciudades españolas, organizada por la Federación de Bancos de Alimentos de España.

El objetivo de la campaña, que este año se realiza bajo el lema Pequeños gestos que dan vida, es conseguir recaudar en cada ciudad alimentos básicos para hacerlos llegar a las personas más necesitadas.

El año pasado, los 55 bancos de alimentos  que hay en España recogieron en la III Gran Recogida de Alimentos 22 millones de kilos de comida, un 5% más de lo recaudado en 2014.

Con ese volumen de alimentos lograron almacenar en un fin de semana el 18% de los productos que la organización recibió en todo ese año con los que se atendieron a unas 8.500 instituciones benéficas, que distribuyeron los alimentos entre cerca de 1.600.000 personas desfavorecidas.

El aumento de la pobreza es una de las graves consecuencias que está dejando la crisis. Casi tres de cada diez españoles, el 28,6% de los ciudadanos, se encuentra en riesgo de exclusión social, sin apenas recursos con los que pagar las necesidades básicas, según la encuesta de condiciones de vida del Instituto Nacional de Estadística (INE).

banco-alimentos-iv-campana-recogida_966515306_116066793_667x375

 

Campaña para pedir a Educación que baje el precio de los libros de texto

La plataforma GuiaONGs ha puesto en marcha una campaña de firmas, promovida por José Ortega, dirigida al Ministerio de Educación para que los libros de texto sean más baratos.

Los libros de texto no pueden ser tan caros, por eso pide a los ciudadanos que apoyen con su firma esta acción para que el Ministerio de Educación llegue a un acuerdo con las editoriales, haga un banco de libros o dé más subvenciones para la adquisición de libros de texto.

Campaña

El promotor de esta iniciativa señala que como cada año en septiembre (aunque ahora muchos lo adelantan a julio) se repite la misma historia: puesta a punto para el inicio del colegio. Esto significa chándal y ropa nueva, o en su defecto uniformes, material escolar, mochila… y por supuesto libros de texto.

“Es absolutamente indignante el precio que tienen los libros, prácticamente ninguno baja de los 25 euros (mínimo) y en casi todas las comunidades autónomas son los padres los que se tienen que hacer cargo de este pago, independientemente de que el colegio o instituto al que vaya tu hijo sea público”.

Las ayudas y subvenciones no son muchas y son sólo accesibles para rentas verdaderamente bajas. “Esto me  parece absolutamente necesario –añade-, pero hay familias que tienen dos hijos o más y con sus rentas tampoco les llega para pagar el dineral que hay que pagar con el comienzo del año escolar”.

En la campaña, también se denuncia el hecho de que los libros cambian casi todos los años, por lo que aunque se tengan dos hijos de edades similares, los libros de un curso a otro no sirven y que en muchas asignaturas, los libros se quedan en casa ya que “enseñan” con fichas, y otros tantos que sólo se usan una vez por semana.

Por eso, piden al Ministerio de Educación que actúe con la creación de bancos de libros, más subvenciones y acuerdos con las editoriales para bajar los precios, pues a medida que los niños van creciendo se hace más cuesta arriba el curso, porque los libros son más caros.

Para firmar la campaña: picha aquí.

Campaña de firmas para pedir al Gobierno una ley contra el desperdicio de comida

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) tiene en marcha una campaña de firmas, #stopdesperdicios,  para exigir al gobierno una ley que vite el despilfarro de comida.

Un tercio de los alimentos acaban en la basura…  y sin embargo, hay quien no puede llenar su plato. Por eso, la OCU considera que es intolerable y cree que hay que tomar medidas para evitar que se tire tanta comida a la basura.

En su campaña, esta organización de consumidores pide que se establezcan medidas para que todos los agentes implicados en la producción, generación, distribución y comercialización de alimentos puedan donar la comida que desechan a bancos de alimentos, alimentación animal o abonos, en este orden.

ocu

También, reclama que se prohíba cualquier práctica que implique estropear los alimentos haciéndolos inservibles para su consumo, que se incentiven las donaciones mejorando los beneficios fiscales. Que se establezcan las fechas de consumo preferente y caducidad siguiendo criterios de calidad y seguridad alimentaria y no intereses económicos; y que se fomente la reutilización y el reciclado de los productos alimentarios sobrantes no aptos para consumo humano, para su transformación en otros productos, alimentación animal, compostaje o producción de biogás.

En España se tira mucha comida, señala OCU, para quien nuestro país es uno de los que lideran este nefasto ránking, ocupa el 7º lugar en Europa. Cada semana, van a la basura 1,3 kg de alimentos por hogar y es en los hogares (42%) y en la industria alimentaria (39%) donde se generan más desperdicios. El resto provienen de restaurantes (14%), comercios y distribución (5%).

Países de nuestro entorno como Francia ya han tomado medidas al respecto  y ha prohibido por ley el despericio de comida sobrante en los supermercados. La propuesta que hace OCU también pide adoptar idénticas medidas en España.

A diario conocemos otras iniciativas que también van en esa línea, como los precios especiales en supermercados para los productos que están a punto de caducar…, alternativas para evitar que acabe la comida en el cubo. 

Campaña de firmas: pincha aquí

La OCU pone en marcha la II compra colectiva de carburante

España sigue estando entre los países con los precios de carburante antes de impuestos más altos de Europa, somos el tercer país europeo con la gasolina 95 más cara y el quinto con el precio diésel más elevado. Los hogares españoles gastan de media unos 1.300€ anuales en combustible.

Todas estas son razones que han llevado a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a poner en marcha la II Compra colectiva de carburante para que, unidos como en otras compras colectivas que permitieron conseguir interesantes ahorros, se puedan lograr mejores precios al llenar el depósito y reclamar un mercado más justo y transparente.

ocu

Como en la compra colectiva anterior, se pueden conseguir precios más asequibles y un sustancial ahorro en cada repostaje. Miles de consumidores que participaron en la I Compra colectiva de carburante han conseguido un ahorro medio de 75€* al año en combustible.

Quienes se apunten a esta acción,  estarán apoyando el movimiento por una mayor transparencia de los ajustes de los precios y un mercado más competitivo, recibirán consejos para optimizar el consumo mediante un buen mantenimiento y técnicas de conducción eficiente y podrán  acceder a los comparadores de OCU para encontrar la gasolinera más barata de la zona y ahorrar en otros gastos relacionados con el vehículo.

La campaña está abierta hasta el 19 de junio.

Micromecenazgo para la campaña contra la “banca armada”

La organización SETEM, una federación de diez ONG de solidaridad internacional, ha lanzado una propuesta de micromecenazgo para poder financiar la campaña Banca armada, que desarrolla conjuntamente con el Centro Delàs, el colectivo RETSJusticia y Paz y ODG.

La campaña Banca armada está en marcha desde el 2007, pero es ahora cuando han puesto en marcha el micromecenazgo, y se fundamenta “en la denuncia de las inversiones en armas de los principales bancos del Estado español. Esta denuncia, que se basa en información rigurosa -señalan- se hará visible mediante el activismo en las juntas de accionistas de estas entidades financieras y el trabajo de sensibilización que se difunde a través de varios materiales, entre ellos varias webs”.

Los principales bancos y cajas destinaron a la industria del armamento,  en el periodo 2005-2013 más de 5.000 millones de euros.

El calificativo banca armada se utiliza  para referirse a los bancos y cajas que forman parte del negocio armamentista y que ayudan a las empresas de armas, de manera directa mediante participaciones en acciones sobre ellas, o indirecta, si les conceden servicios financieros para facilitar su expansión o permitir su supervivencia.

La campaña Banca Armada busca crear una opinión pública que favorezca un cambio de actitud de las entidades financieras y generar una reflexión y debate en la opinión pública sobre la financiación de la industria armamentística, con el fin de que sea mayor la presión ciudadana para que la banca tradicional deje de enriquecerse con el negocio de las armas.

voces contra la banca armada

Los activistas adquieren una acción como mínimo para poder acceder a la asamblea anual de cada banco. Además, la campaña ha recibido miles de acciones cedidas por accionistas de cada entidad financiera que comparten los objetivos en la campaña.

Las aportaciones del micromecenazgo se destinarán a cubrir los gastos vinculados con la participación de dos activistas en cada junta de accionistas de los principales bancos (BBVA, Banco Santander, Caixabank, Banco Sabadell,…). Estos gastos incluyen transporte, manutención y alojamiento. Los activistas intentarán grabar sus intervenciones si les es posible, con el fin de difundir los vídeos en las redes sociales.

Si se consiguen 1.200 euros pagarán  el dominio y el mantenimiento de las webs de la campaña. Si llegan a más de 2.500 euros, editarán  nuevos materiales divulgativos, con infografías sobre cada banco en formato papel y digital que incluyan datos y argumentos claves del informe Banca Armada 2016. Si recaudan 5.000 euros, editarán un material audiovisual de denuncia de la Banca armada.

Petición al Ministerio de Sanidad para que evite el despilfarro en los comedores escolares

Una nueva campaña puesta en marcha en Change.org, promovida por Cristina Romero, pide al Ministerio de Sanidad español que frene el despilfarro de alimentos en los comedores escolares.

Un tercio de los alimentos que se producen en el mundo se pierde o se desperdicia, según La FAO. Si tenemos en cuenta la situación de crisis en la que vivimos, es una cifra escandalosa, señala la campaña.

En los comedores escolares, cada día se tiran a la basura toneladas de alimentos
, mientras que hay familias que no pueden llevarse nada a la boca. El Ministerio de Sanidad así lo exige, porque según la Ley 7/2011 de Seguridad Alimentaria y Nutrición y los reales decretos que establecen la normas de higiene para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas y la manipulación de alimentos, “por razones higiénicas y sanitarias la comida sobrante no puede ser manipulada”.

Cristina Romero pide a los ciudadanos que se acabe con esta situación firmando su petición para exigir al Ministerio y a las instituciones que regulen las normativas que permiten tirar la comida sobrante de los comedores escolares.

No tiréis más comida
En algunos municipios de Madrid y Cataluña ya se han implantado medidas parecidas. Son los ayuntamientos quienes se encargan del servicio de recogida que pasa por los colegios a diario retirando la comida que sobra para trasladarla a algún comedor social o albergue cercano.

La propuesta para que no se despilfarre es sencilla. Primero, en los propios comedores escolares, se embala la comida en tuppers de una sola ración, se etiquetan y se congelan; la empresa de recogida se encarga de llevárselos, asegurándose de no romper la cadena de frío y garantizando la correcta conservación de los alimentos; por último los alimentos se transportan al Banco de Alimentos, donde se distribuyen entre las personas con dificultades económicas o en situación de dependencia que participen en el programa de alimentos.

Los alimentos envasados o no elaborados, como yogures, fruta, verdura sin cocinar o envases que no hayan sido abiertos, se pueden dejar en los colegios para su posterior distribución. Y en cuanto a la comida elaborada –purés, potajes, sopas, tortillas, carne, etcétera–, está sujeta a unos controles que sólo pueden ser cambiados por el Ministerio de Sanidad.

Todos los firmantes de esta petición solicitan al Ministerio de Sanidad una revisión de la normativa para canalizar un buen destino a ese excedente de comida que ayudaría a tanta gente necesitada.

Campaña europea ‘Cambia tus zapatos’

Varias organizaciones europeas de derechos humanos y ecología han puesto en marcha la campaña Cambia tus zapatos“, para reivindicar una cadena de suministro del calzado ética, sostenible y transparente.

Su objetivo es movilizar a las personas, como consumidoras y ciudadanas, para que exijan la mejora de las condiciones laborales en el sector del calzado de cuero. Promueven la investigación sobre las condiciones laborales y medioambientales en las curtidurías de cuero y fábricas de calzado y fomentar el diálogo sobre estos problemas con la ciudadanía de la UE, la administración y las marcas del sector. También colaboran con sindicatos y grupos de defensa de los derechos laborales de los países productores de calzado, y apoyamos su lucha para mejorar sus condiciones laborales.

Los organizadores acaban de presentar en Bruselas una aplicación móvil,  que es una marcha virtual hasta Bruselas, con la que  cualquier persona puede sumar sus pasos a modo de firmas online en apoyo a las demandas de Cambia tus zapatos.

La aplicación móvil, que puede descargarse aquí, funcionará como una petición online a las instituciones europeas y tiene 28 versiones, una para cada Estado miembro de la UE.  El objetivo es que los pasos aportados cubran el recorrido entre cada una de las ciudades de origen en cada Estado y Bruselas.

También han realizado un vídeo, en el que la protagonista nos lleva todavía más lejos de Bruselas para descubrir en qué condiciones se fabrica  el calzado. Es este:

La campaña pretende que la Unión Europea introduzca una legislación que exija a fabricantes de calzado y minoristas a informar a los consumidores y las consumidoras de una manera fácil y accesible de las condiciones en las que se realizaron los zapatos y de los tóxicos puedan contener.

La petición a las instituciones europeas y el cómputo final de pasos de apoyo se entregarán en la capital de la UE en un acto en diciembre, al cerrar oficialmente el Año Europeo del Desarrollo 2015.

 

Campañas de ciudadanos europeos contra el despilfarro de comida

En Europa, más de 80 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza. Y mientras muchas de estas personas tienen enormes dificultades para alimentar a sus familias y hacer frente a la crisis, resulta que en Europa los supermercados desechan toneladas de comida a diario (más de 40 kilos de comida cada noche).

Para luchar contra el despilfarro, el consultor social Manuel Bruscas ha lanzado en España una campaña en Change.org, dirigida a conseguir que la Unión Europea obligue a los supermercados a donar la comida que tiran a una ong.

En la petición de Chage,org se hace referencia a lo conseguido hace unos meses en Francia por Arash Derambarsh, un concejal del municipio francés de Courbevoie, que el gobierno francés aprobara una ley que exige que los supermercados donen toda la comida sobrante que no hayan conseguido vender.

campaña charge

“Esta maravillosa victoria francesa ha tenido un  extraordinario eco en todo el mundo. Al igual que Arash, pensamos que es el momento de dar un paso al frente y pedir una legislación europea que detenga el despilfarro de comida en todos los países de Europa“, señala Bruscas.

“Desde hace años llevo escribiendo artículos y haciendo campaña para reducir el despilfarro de comida. En España, por desgracia, la cantidad de alimentos que se dilapida es descomunal, y no hablamos de comida podrida o en mal estado: hablamos de alimentos que son perfectamente aptos para el consumo pero que son destruidos o lanzados a la basura en lugar de ser utilizados para alimentar a las personas que lo necesitan. Por eso, he decidió unirme a Arash y su campaña para conseguir que el despilfarro de comida sea historia en Europa”.

La Comisión Europea está preparando una estrategia de economía circular que incluye la lucha contra el despilfarro de comida y ha lanzado una consulta pública para recoger el punto de vista de los ciudadanos en este asunto. Si cientos de miles de europeos piden a la Comisión Europea que incluya la obligación de que los supermercados donen la comida que no venden, no van a poder ignorar la petición.

La petición ha sido lanzada en colaboración con la Cruz Roja francesa y Action contre la Faim y en otros países por gente que, como nosotros, quiere acabar con el desperdicio de alimentos: Nikos Aliagas (Grecia),Frédéric Daerden (Bélgica), Arash Derambarsh (France), Claudia Ruthner (Alemania), Daniele Messina (Italia), Tristram Stuart (Reino Unido).

Invertir en eficiencia energética

Invertir en eficiencia energética con crowdlending (financiación a empresas, proyectos o a personas por numerosos inversores) ofrece la oportunidad de ganar dinero, proteger el planeta e incentivar la economía local.

Es lo que propone Ecroinvest.com, una plataforma de financiación colectiva de proyectos de eficiencia energética con impacto positivo. En esta plataforma  se publica el proyecto, con toda la información técnica, financiera y legal, y  pequeños y grandes inversores pueden prestar su dinero si les gusta la propuesta.

eficiencia energética

Las aportaciones son a partir de 50€ hasta un límite de 3.000 para inversores no cualificados. ECrowd! hace toda la gestión de la publicación, la comprobación del proyecto y las gestiones con los inversores.

Para quien quiera invertir, ECrowd ofrece la posibilidad de invertir en proyectos rentables, de la economía real, y que generen impacto positivo en la sociedad o el medio ambiente. Cualquier persona registrada en ECrowd! puede participar. Por ahora, las inversiones están abiertas sólo a residentes en España, aunque estamos trabajando para ampliar la participación a más países.

“Invertir en eficiencia energética es ayudar a tus vecinos. Eficiencia significa tener una sociedad en la que nuestras empresas, escuelas y hospitales gasten menos en costes energéticos y gasten más en hacernos más felices y más sanos”, señalan en la plataforma.

“Cuando una panadería gaste menos en mantener las luces encendidas, tendrá más dinero para contratar a nuevos empleados, comprar nuevos equipos, o abrir una segunda tienda. Cuando una escuela reduzca su factura de calefacción o de refrigeración en un 40%, el dinero podrá ir directamente a libros de texto, a actividades extra escolares o a mejorar las condiciones de trabajo de los maestros, con una reducción de la necesidad de financiación exterior y con un aumento de la capacidad de resistencia de nuestro sistema educativo”.

Aquí puedes ver todos los proyectos que se han realizado por este sistema o que están en marcha: www.ecrowdinvest.com/ver-inversiones.

 

Ciudadanos se unen para comprar el 20% de Endesa y bajar la luz

iamtogether está llevando a cabo una campaña, Compremos Endesa,  para que los ciudadanos se hagan con el 20% de las acciones de Endesa, como respuesta a la OPV de hasta el 21,92% del capital de la compañía energética, lanzada por esta.

La plataforma realizará una reserva de acciones que sólo ejecutará si entre todos se logra un alto porcentaje de acciones. El reto funciona aplicando la inteligencia colaborativa, recuerdan sus promotores.

Compremos Endesa

En su página web explican el proceso de compra de acciones paso a paso.

iamtogether  informa a quienes se quieran unir a la campaña que una acción costará 10€ , con el fin de tener un ciudadano, una acción; y cada ciudadano tendrá los derechos financieros de sus acciones y cederá a iamtogether los derechos políticos, para que la atomización que representa ser tantos accionistas tenga una voz unida para conseguir los objetivos, que son los que motivaron el reto: Si se entra en el consejo directivo se podrá:

. Eliminar el déficit tarifario para bajar la tarifa de la luz de forma inmediata.
. Eliminar las puertas giratorias ente la política y empresas energéticas.
. Ser una empresa comprometida, ejemplar y pionera: Objetivo 100% de energía renovable.
. Crear una política de dividendos ética: Las subidas del precio de la luz están reñidas con el reparto de dividendos.
. Aplicar criterios de eliminación de la pobreza energética. Se impedirá que ningún ciudadano se quede sin energía eléctrica por cuestiones económicas, siempre que el cliente actúe con criterios de buena fe.

Esta plataforma ya organizó en julio pasado la compra colectiva de gasolina un 10% más barata