BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Convive, un programa que promueve la convivencia entre mayores y universitarios

Desde hace unos años, existen en muchas partes del mundo los llamados programas de solidaridad intergeneracional, en los que un joven y una persona mayor, sin parentesco ni relación de amistad previa, deciden vivir juntos, el primero en casa de la segunda. Es el homesharing.

Programas más o menos parecidos funcionan en España, Estados Unidos, Francia, Bélgica, Alemania, Reino Unido, Japón o Australia.

En Madrid, Solidarios para el Desarrollo y Homeshare International han organizado el 5ª Congreso Mundial Home Share, una cita sobre este movimiento, que se celebrará los días 25 y 26 de mayo y en el que se reunirán organizaciones, expertos, medios de comunicación, administraciones y participantes para conocer Homeshare como respuesta intergeneracional a nuestros desafíos demográficos, así como otras experiencias solidarias e innovadoras de convivencia en el mundo.

En España funciona el programa Convive, promovido por Solidarios para el Desarrollo, una entidad que trabaja con banca ética (Triodos Bank), y en el que participan varias universidades de toda España.

Desde 1995, Convive permite la convivencia entre personas mayores de 65 años y estudiantes universitarios. Con más de 75 convivencias entre mayores y estudiantes universitarios, Solidarios para el Desarrollo cuenta con un convenio firmado con el Ayuntamiento de Madrid, ya que a través de sus servicios sociales acceden los mayores al programa; y también con la colaboración de siete universidades madrileñas, donde estudian los integrantes universitarios de Convive.

En España viven más de 8 millones de personas mayores de 65 años, de las cuales un 20% viven solas. Muchas de ellas manifiestan que se sienten solas, lo que puede tener efectos perjudiciales para su salud. A pesar de esta soledad y aislamiento, la mayoría prefiere permanecer en sus hogares antes que trasladarse a una residencia, según los responsables del programa Convive.

Esta posibilidad permite que un estudiante universitario viva en casa de una persona mayor durante el curso académico. Las personas mayores del programa se valen por sí mismas para la vida cotidiana, aunque prefieran contar con apoyo y compañía en su casa. Los jóvenes universitarios comparten las tareas y los gastos en el domicilio de la persona mayor.

Convive consigue crear un espacio de encuentro intergeneracional donde compartir experiencias de vida. Ambos aprenden el uno del otro, se apoyan y se enriquecen. Además de generar un vínculo entre generaciones, enriquecerse de la diversidad cultural, ya que el programa reúne a personas de distintas procedencias y países.

También consigue construir una relación de confianza, de aprendizajes compartidos y apoyo mutuo y solucionar problemas de soledad en los más mayores y de alojamiento en los más jóvenes, “al tiempo que se construye una sociedad más pendiente de las necesidades y más integradora”.

Fuente: Triodos Bank.

Los comentarios están cerrados.