BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Diacamma hace más fáscil a sus usuarios la forma de compartir coche o taxi

Diacamma, la herramienta web que permite poner en contacto a todos sus usuarios para compartir vehículo particular o taxi sin comisiones, se ha actualizado.

Ya a finales de 2016, Diacamma presentó Edudiacamma, la plataforma para compartir coche entre padres que llevan a sus hijos a un centro de estudios  y ahora ha presentado una aplicación totalmente renovada.

Los cambios además de estéticos son técnicos, por ejemplo, se han revisado y mejorado los sistemas de seguridad y se ha puesto en marcha un nuevo sistema de cifrado de contraseñas y la tecnología para lograrlo se ha modificado y mejorado.

Además, se ha actualizado la creación de rutas, para que en tres pasos, se puedan crear múltiples itinerarios para compartir coche hacia el trabajo, organizar plazas para compartir gastos en un viaje, etc., y se han incluido puntos intermedios para que se pueda organizar mejor el trayecto. Esto implica que, otras hormigas, puedan participar solamente en tramos del viaje (recalculando el coste y mostrándolo si es menor).

El buscador de rutas tiene ahora en cuenta los puntos intermedios para mostrar rutas compatibles completas o tramos de las mismas, que sean las más eficientes para el acompañante  y el conductor.

El nombre de diacamma proviene de un género de hormiga peculiar, puesto que no dispone de reina. Nadie está por encima del resto, todos colaboran por igual, todos buscan lo mejor para el conjunto de su hormiguero y esa es la filosofía de esta plataforma.

En la “web de las hormigas”, el hormiguero siempre está asociado a una localización geográfica y el usuario tiene a un paso poder ver los coches o taxis compartidos disponibles hacia allí. Los hormigueros son útiles y permiten contactar a hormigas con trayectos,  costumbres o gustos similares.

El objetivo de sus cambios es mantener presente el objetivo principal de Diacamma: “proporcionar la mejor herramienta para reducir el impacto nocivo que produce la magnitud de vehículos que circulan en la actualidad logrando, a mayores, ahorrar costes a los propios usuarios”, señala Rubén Quintela, su fundador y desarrollador. El único coste para el usuario es el generado por el propio trayecto, el cual, está dividido por cada uno de los integrantes de la ruta.

Los comentarios están cerrados.