BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Juegos colaborativos para fomentar la cooperación

Los juegos cooperativos son propuestas que buscan disminuir las manifestaciones de agresividad en los juegos promoviendo actitudes y comportamientos de sensibilización, cooperación, comunicación, respeto y solidaridad. Lo cuenta el Salmón contracorriente, que publica un serie de juegos colaborativos para que los pequeños y los grandes tengamos esos comportamientos.

La huerta y el cuervo (Gigante)

Un juego que lleva más de 20 años en el mercado, enseñando a los niños los beneficios de la cooperación y de comer fruta todos los días. Pueden participar hasta ocho niños de 3 a 6 años. Los niños tienen que apresurarse en recoger las manzanas, peras, cerezas y ciruelas antes de que el malvado cuervo gigante se las coma y los jugadores se queden sin su postre favorito: el pastel de frutas. Para ello necesitarán llenar la cesta del grupo con dos piezas de cada fruta y hacer que el cuervo se pegue el festín en otro lugar.

Huerto urbano

Diseñado para que desde las primeras edades aprendan que vivir en entornos urbanos no implica necesariamente alejarse de lo rural y los productos naturales. Es un rompecabezas de 80 piezas elaborado con papel reciclado y presentado en una maceta para animar a los niños entre 6 y 8 años a convertir su balcón o terraza en un bonito huerto.

Sal a la plaza

En el Día de la Tierra los niños (entre 5 y 10 años) tendrán que organizar una obra de teatro en la plaza a la que tendrán que acudir cuanta más gente, mejor. Para que esto ocurra habrá que trabajar en equipo y convocar a todos los vecinos de los barrios aledaños antes de que la función comience a las 8 de la tarde. Una manera de promover la comunicación entre los más pequeños y enseñarles que lo que importa y afecta a la comunidad tiene su origen en las plazas de los pueblos.

La cosecha

Los niños (5-12 años) formarán parte de cuatro familias campesinas que han formado una cooperativa para cultivar sus campos y evitar que los beneficios del trabajo vayan a parar a las manos que no se ensucian con la tierra. El trabajo en equipo les conducirá a recoger toda la cosecha y llenar el granero de la cooperativa antes de que llegue el invierno y destroce todo el trabajo del año, a la vez que aprenden que los alimentos no se producen en los supermercados por generación espontánea.

El chocolate mágico

El poderoso Rey Sanguijuélez VI, Señor del Comercio, ha conquistado la isla de los indios Chocolalt donde sus habitantes son obligados a producir masivamente cacao en condiciones de esclavitud. Para evitarlo, el trabajo en equipo podrá liberar sus tierras y elaborar chocolate mágico cuyo ingrediente principal sea el cacao cultivado en libertad que solo se encuentra en algunas pequeñas tiendas repartidas por la ciudad. Para niños entre 6 y 14 años.

Asamblea Intergaláctica

En este juego, diseñado para niños entre 6 y 12 años, habrá que colaborar para acabar con la desigualdad en la galaxia. Para ello, tendrán que reunirse y negociar en La sala intergaláctica del buen reparto y conseguir que los habitantes de todos los planetas recuperen sus derechos universales (sanidad, vivienda, educación, alimentación…) antes de que el General Kimandoyo y el Ávaro Topamí irrumpan en la Asamblea con su nave de guerra y elimine los derechos de toda la galaxia.

Coopoly

Para mayores, está este juego de las cooperativas, donde los participantes colaboran para crear y gestionar eficazmente una empresa de forma participativa.Los jugadores tendrán que tomar decisiones difíciles ante desafíos que se les presentan durante la partida, que pondrán a prueba sus habilidades para trabajar y pensar en equipo.

2 comentarios

  1. Ha habido un avance gigante con los juegos, pero es verdad que los clásicos nunca mueren.

    02 Enero 2017 | 16:08

  2. Dice ser un malvado cuervo

    Mucho rollo y el juego va de buenos y malos.

    03 Enero 2017 | 23:41

Los comentarios están cerrados.