BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Campaña para pedir a Educación que baje el precio de los libros de texto

La plataforma GuiaONGs ha puesto en marcha una campaña de firmas, promovida por José Ortega, dirigida al Ministerio de Educación para que los libros de texto sean más baratos.

Los libros de texto no pueden ser tan caros, por eso pide a los ciudadanos que apoyen con su firma esta acción para que el Ministerio de Educación llegue a un acuerdo con las editoriales, haga un banco de libros o dé más subvenciones para la adquisición de libros de texto.

Campaña

El promotor de esta iniciativa señala que como cada año en septiembre (aunque ahora muchos lo adelantan a julio) se repite la misma historia: puesta a punto para el inicio del colegio. Esto significa chándal y ropa nueva, o en su defecto uniformes, material escolar, mochila… y por supuesto libros de texto.

“Es absolutamente indignante el precio que tienen los libros, prácticamente ninguno baja de los 25 euros (mínimo) y en casi todas las comunidades autónomas son los padres los que se tienen que hacer cargo de este pago, independientemente de que el colegio o instituto al que vaya tu hijo sea público”.

Las ayudas y subvenciones no son muchas y son sólo accesibles para rentas verdaderamente bajas. “Esto me  parece absolutamente necesario –añade-, pero hay familias que tienen dos hijos o más y con sus rentas tampoco les llega para pagar el dineral que hay que pagar con el comienzo del año escolar”.

En la campaña, también se denuncia el hecho de que los libros cambian casi todos los años, por lo que aunque se tengan dos hijos de edades similares, los libros de un curso a otro no sirven y que en muchas asignaturas, los libros se quedan en casa ya que “enseñan” con fichas, y otros tantos que sólo se usan una vez por semana.

Por eso, piden al Ministerio de Educación que actúe con la creación de bancos de libros, más subvenciones y acuerdos con las editoriales para bajar los precios, pues a medida que los niños van creciendo se hace más cuesta arriba el curso, porque los libros son más caros.

Para firmar la campaña: picha aquí.

5 comentarios

  1. Dice ser raise&revolt

    Fácil: que bajen el sueldo a los operarios que fabrican los libros.

    ¡Y menos subvenciones ya!

    05 septiembre 2016 | 12:09

  2. Dice ser J

    Otra de populismo… ¿y por qué no bajan también los seguros obligatorios de coches que son OBLIGATORIOS, por poner un ejemplo? A todos nos gusta que todo sea más barato, pero obviamente estoy hablando de tener las cosas a un precio razonable. Y, francamente, yo soy un asiduo comprador de libros (no de textos), y solo basta con darse una vuelta por cualquier librería y se verá que no es extraño encontrarse libros a 20/25 euros. Los libros de textos incluyen páginas a color, con bastante ilustraciones, y en un tamaño más grande que el habitual. El precio es razonable, a no ser que lo que queramos es que bajen lo suficiente como para que no puedan comer las familias de los autores, correctores, tipografistas, almaceneros, distribuidores, etc. No me resultaría extraño que personas que se adhieran a esta iniciativa, paguen 120 euros por unas zapatillas de marca, o se dejen 100 euros en cualquier comida. En fin, lo de siempre, populismo, pero eso sí: “que no me toquen lo mio”. No sé a qué se dedica el que promueve esto, pero seguro que si, pongamos por caso, es vendedor de zapatos, no le gustaría que bajaran el precio de los zapatos hasta un precio en el que le fuera imposible mantenerse.
    Seamos justos con todos y denunciemos a los que verdaderamente lo merecen (por ejemplo, el precio de los libros digitales, que no tienen tanto gasto y su diferencia con respecto al papel en precio es ridícula).

    05 septiembre 2016 | 12:57

  3. Dice ser Sparks

    Más fácil.

    Que los libros se cambien cada 10 años.

    Las matemáticas no cambian de un año para otro (ni en primaria ni en bachiller)
    ninguna ciencia cambia tanto.

    La literatura y la historia menos.

    Es un sinsentido que se tengan que tirar libros a la basura cada año.

    Y, en fin, a los de bachillerato que vayan espabilando y cojan apuntes.

    Gran parte de culpa es de los centros-profesores que imponen llevar libros, y que en muchos casos no son necesarios, sino que son un guiaburros del profesor.

    05 septiembre 2016 | 13:39

  4. Dice ser dfadas

    aún reconociendo que los precios puedan ser algo excesivos, seguro que todos estos luego tienen play y se gastan más en bares, siendo mucho más importante la educación, lo que si que no es normal es que los libros de mates o lengua no valgan de un hermano a otro

    05 septiembre 2016 | 16:53

Los comentarios están cerrados.