BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de Junio, 2016

Alimentos de proximidad, más sanos, más económicos y más respetuosos con el medio ambiente

Los alimentos de proximidad son más frescos, ya que suelen recogerse en temporada y en su momento de maduración puesto que no tienen que hacer grandes viajes para llegar a tu mesa.

Sin embargo, los alimentos que provienen de otros países se recolectan antes de la maduración para que puedan resistir el viaje en contenedores frigoríficos; por ello, no tienen las mismas propiedades alimenticias ni organolépticas (olor y sabor).

Sloyu, un blog que promueve el movimiento Slow, explica por qué es más saludable y barato apostar por los productos locales.

Los alimentos de proximidad suelen ir del campo al mercado, incluso puedes comprarlos directamente al productor. El agricultor recibe un precio justo por sus productos y tu puedes comprar mejor calidad a precios competitivos, ya que no hay intermediarios que especulan con el valor de los alimentos.

Cada vez que compramos producto local hacemos un gesto para reducir las emisiones de CO2.

Vídeo de la Agenda 21 Escolar Europea

La demanda de productos exóticos o fuera de temporada hace que las grandes corporaciones adquieran más y más territorio para cultivar alimentos de moda o capricho. La deforestación o la expulsión de pequeños agricultores de sus tierras es una práctica común para sacarle rendimiento a su inversión… cada palmo cuenta para su cuenta de resultados. En este sentido, los alimentos de proximidad son también alimentos más limpios.

La compra local  aporta algunas ventajas más; por ejemplo, recuperar sabores de variedades locales que se cultivan en tu comarca y que, dado el poco volumen de producción, su menor tamaño o su aspecto menos atractivo, no puedes encontrar en el supermercado.

Transforma tu ropa, nuevos talleres de costura de las prendas propias

Altrapo Lab, el laboratorio de reciclaje textil, ha organizado un taller, en colaboración con La Quinta del Sordo, diseñado para que las personas participantes recuperen una prenda de su armario que por diferentes motivos ya no usan pero les gustaría seguir vistiendo.

Está dirigido a personas que quieran aprender cómo transformar, alterar y arreglar estas prendas que continúan en buen estado. El taller se acerca al reto de la transformación de manera creativa e intuitiva, sin que sean necesarias nociones previas de costura. Las personas participantes aprenderán técnicas y herramientas de confección, costura y estampación, demostrando que la ropa tiene mucha más vida de la que nos imaginamos.

taller-consumo

La semana previa al curso, Altrapo recibirá las propuestas de transformación de prendas para poder guiar el proyecto desde el primer día.

Todo el material está incluido menos las prendas y tejidos con los que se quiera trabajar.

Fecha: Lunes 4, miércoles 6 y jueves 7 de julio.  De 17 a 20h
Precio: 70€ con todo el material incluido (Plazas limitadas).
Lugar: En nuestro taller en La Quinta del Sordo  Calle Rosario, 17 (Metro La Latina)
Inscripción y más información: info@quintadelsordo.com 91 1736077

Previamente, Altrapo ha organizado la segunda edición del taller de alpargatas, para aprender a hacerlas.

Proponen  un taller para conocer cómo se hace este calzado tan característico de la época veraniega. Para ello, proporcionan  la suela y una aguja especial para coserla, y enseñan a manejar los patrones para confeccionarlas. Solo hay que llevar algunos tejidos en desuso y muchas ganas de aprender, y no importa si es la primera vez que coses.

Fecha: Sábado 25 de junio de 10 a 14h.
Precio: 40€ con todo el material incluido (Plazas limitadas).
Lugar: En nuestro taller en La Quinta del Sordo  Calle Rosario, 17 (Metro La Latina, Puerta de Toledo)
Inscripción y más información: info@altrapolab.org

Una plataforma colaborativa para potenciar el coche eléctrico compartido

Con SOM Mobilitat la movilidad sostenible se suma al movimiento catalán de cooperativas sin ánimo de lucro, puesto en marcha por SOM Energia y SOM Connexió.

La plataforma nace con la voluntad de de impulsar nuevas formas de movernos más sostenibles y además lo hace buscando la participación ciudadana mediante un proyecto colectivo y democrático, que acaba de celebrar su asamblea constituyente.

Som Mobilitat nace como un instrumento para el cambio del modelo de movilidad pero también como una plataforma para impulsar proyectos colaborativos y potenciar los que ya funcionan, publica Consumo colaborativo.

portada_sommobilitat

El primer proyecto de SOM Mobilitat es impulsar una red de movilidad eléctrica compartida de proximidad. Se trata de fomentar el coche compartido, pero con vehículos eléctricos, y no sólo con coches sino también con bicis y motos y compartirlos con los socios que viven en el mismo barrio o municipio.

Por eso, el proyecto es ir abriendo aparcamientos en diferentes barrios y zonas al alcance de cada comunidad de socios y con enchufes conectados a SOM Energía, por lo que el consumo será 100% de energía verde.

Como la cooperativa no tiene ánimo de lucro, se pagará por cada uso que se haga del vehículo a precio de coste y con todos los gastos incluidos: aparcamiento, combustible, seguro, mantenimiento y limpieza. Se puede escoger entre la modalidad horaria (4€/h) o de todo el día (30€/día).

La cooperativa se lleva un 10% de comisión sobre las transacciones para cubrir gastos; el dinero restante se reinvierte de manera transparente y con la participación de sus miembros.

La inversión inicial del proyecto es baja, ya que utiliza un software libre.

Hacerse socio de la cooperativa tiene un coste de 10 €. Es una aportación obligatoria que se paga una sola vez y que es devuelta en el caso de dejar la cooperativa.

Una app que permite a los productores vender directamente al consumidor

Luraki es una aplicación gratuita para teléfonos móviles y apta para iOS y Android, que permite localizar productos agroalimentarios y establecer una relación comercial entre el pequeño productor y los consumidores. Ofrece al agricultor la posibilidad de darse a conocer en Internet y ampliar sus canales de venta.

LurakiApp nace de la necesidad de aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías para aumentar la visibilidad de los productores. Por este motivo, sus promotores, Íñigo Busto y Javier Sánchez, han desarrollado un buscador que permite localizar a productores en nuestro entorno.

Luraki

Basta con especificar el tipo de producto que buscamos y nuestra ubicación para obtener un listado de productores y ubicarlos en un mapa. Además, en Luraki cada productor tiene un espacio gratuito con información de contacto, productos que elabora y puntos de venta de los mismos. Y si lo desea, puede usar la tienda online de Luraki para vender sus productos directamente al consumidor, sin intermediarios.

La plataforma cuenta ya con más de 750 productores de toda España asociados a su canal móvil  y permite filtrar las búsquedas desde el móvil de entre un total de 30 categorías de productos (verduras, frutas, quesos, miel…) y discrimina si son ecológicos.

Además, pretende fomentar el consumo de proximidad y dar un empujón a los pequeños productores que tratan de sobrevivir a la fuerte presión de las grandes multinacionales del sector alimentario.

“Con Luraki -dicen- queremos preservar la gran riqueza y el formidable patrimonio alimentario que tenemos en nuestro entorno y ayudar a preservarlo. Sabemos que un buen uso de la tecnología puede facilitar enormemente la búsqueda de productores, y enriquecer a quien realmente aporta valor al producto. Si somos capaces de llenar nuestro mapa con miles de productores, estamos seguros de que las reglas del juego del sector alimentario empezarán a cambiar”.

El 60% de los compradores online utiliza el consumo colaborativo

El  92% de los compradores online conoce ya alguna página de comercio colaborativo y el 60% de ellos ya han utilizado apps o webs de este tipo, según revela el Estudio Anual de eCommerce 2016, elaborado por iAB Spain, asociación que representa al sector de la publicidad en medios digitales.

El estudio, que ha cumplido su tercera edición, se refiere al comercio electrónico en España, pero este año ha dedicado un apartado al análisis del consumo colaborativo. Ha  sido realizado a partir de 1.164 entrevistas a personas de entre 16 y 60 años; 705 de ellas compradoras online, y 459 no compradoras online.

El informe muestra un conocimiento y uso por parte de los usuarios de los portales de economía colaborativa, especialmente aquellos de compraventa de productos, seguida de las de transporte y en un tercer lugar las de estancias. Por detrás están las de alquiler de productos y  las relacionadas con la alimentación.

Consumo colaborativo

Alguna de las plataformas más conocidas por los internautas son Vibbo -antigua Segunda Mano-, Ebay o Wallapop; en transporte, Blablacar o UberK y en alojamiento, Airbnb.

Si atendemos a los usuarios que emplean servicios de economía colaborativa, solamente un 16% los usa exclusivamente para vender un producto u ofrecer un servicio, frente a un 40% que solo compra y alquilan, y un 45% que utiliza estas plataformas para las dos cosas.

En cuanto al comercio electrónico, los usuarios compran con una frecuencia de 2,4 veces al mes y un promedio de 75€ por ticket de compra. Los principales motivos por los que los usuarios escogen esta modalidad son la accesibilidad a las ofertas, la comodidad y los precios.

banner

Siete de cada ocho encuestados consideran fundamental la confianza en la web de compra, proporcionada por las opiniones positivas de los usuarios y el acceso a formas de pago seguras.

En cuanto a los sitios web elegidos para realizar las compras, primn los más baratos, los que no incluyen gastos de envío y los que son transparentes en sus precios. Dos de cada tres internautas opinan que el plazo de entrega óptimo para un producto ha de ser inferior a cinco días.

Un total de 16 millones de internautas compran online en España.

Uno de cada cinco de los electrodomésticos examinados por ONG europeas usan más energía de la que anuncian

Se supone que los consumidores compran cada vez mejores televisiones, neveras, microondas y otros aparatos cotidianos que hacen el mismo trabajo por el mismo precio, pero utilizando menos energía. Sin embargo algunos fabricantes y distribuidores no siguen estas normas. MarketWatch es una campaña de ámbito europeo que identifica a esas compañías que se saltan las normas y encarecen nuestra factura energética y contribuyen al calentamiento global.

Uno de cada cinco electrodomésticos examinados por los consumidores y organizaciones ambientales gastan más energía de la que publicitan.Los estudios realizados a lo largo de los últimos tres años en relación con frigoríficos, lavavajillas, lavadoras y otros productos que usan energía, revelan que hay consumos superiores a los declarados en la mayoría de las categorías de producto.

Los test realizados por laboratorios independientes han encontrado una aspiradora que usa un 54% más de energía que la declarada, un frigorífico con un 12% más y una televisión con una clase energética inferior a lo señalado, según MarketWatch.

anuncio-fb

Algunos consumidores se sorprenderán por estos resultados y a otros les resultaran frustrantemente familiares. Un lavavajillas que necesita dos ciclos de lavado para limpiar la vajilla adecuadamente; una bombilla LED que ilumina un 20% menos de lo que promete; una secadora con una señal luminosa en el tablero frontal que no puede ser apagada.

MarketWatch seleccionó productos y sectores de los que ya se sospechaba que no cumplían con estas normas en base a información recopilada previamente por los socios del proyecto, por lo tanto los resultados no se pueden considerar un reflejo del mercado en su conjunto.

Los expertos estiman que más de 10.000 millones de euros en ahorro energético se pierden cada año debido a que los fabricantes y vendedores no cumplen las normas de la Unión Europea. Este hecho se come parte de los 465 euros de ahorro medio prometido en la factura energética a cada hogar europeo por las Directivas de Ecodiseño y Etiquetado Energético de la UE.

Mónica Vidal, responsable de Políticas Europeas de Ecodes, el socio español de proyecto ha manifestado que “los ciudadanos están comprando productos menos eficientes de lo que esperaban, definitivamente las autoridades españolas tienen mucho por hacer, deben asegurarse de que la información que declaran los fabricantes es correcta”.

Dieciséis organizaciones sociales de toda Europa forman MarketWatch, proyecto cofinanciado por el Programa Intelligent Energy de la Unión Europea. Ecodes es el socio español del proyecto. Con su prolongada y completa campaña para analizar aparatos cotidianos distribuidos en tiendas y por Internet, MarketWatch centra la atención en aquellos fabricantes y distribuidores que no sigan las regulaciones de la UE, privando a sus clientes del ahorro energético que creen que ya disfrutan.

465€ de ahorros anuales es la estimación de la Comisión en base a la regulación existente de producto. Este nivel de ahorros se espera a partir de 2020 cuando los productos eficientes estén consolidados en las casas. Para más información, pinchar aquí.

9 ideas para desengancharse de los plásticos

  1. Di adiós a las bolsas de plástico. Utiliza tus propias bolsas reutilizables y carritos de la compra. Rechaza la sustitución de bolsas y envases por bioplásticos, estrategia engañosa de las empresas que conllevan también impactos ecológicos y sociales.2. Disminuye el consumo de agua y refrescos embotellados en plástico. Utiliza agua del grifo, filtros, cantimploras y botellas de vidrio.

    3. Sustituye el plástico para alimentos por vidrio, porcelana o acero inoxidable. No los uses en microondas ni lavaplatos con programa caliente. Desecha recipientes de plástico deteriorado que generan tóxicos que contaminan los alimentos, muchos de ellos alteradores hormonales. Usa biberones de cristal para los bebés.

    4. Rechaza otros productos de usar y tirar (vasos, platos, cubiertos, mecheros, maquinillas desechables…), busca sustitutos duraderos.

bolsas
5. Evita comidas precocinadas, congeladas y en conserva (muchas latas de metal usadas para la comida vienen selladas con una resina que contiene el aditivo plástico bisfenol A, así como los bricks que contienen polietileno en contacto con el alimento). Busca envases de cristal y alimentos frescos para cocinar en casa.

6. Usa productos cosméticos y de limpieza hechos en casa, reducirás la necesidad de envases y son más saludables.

7. Solicita a los comercios que eviten el uso de bolsas de plástico, promuevan la compra a granel y la retornabilidad de envases

8. Participa en acciones que reclamen la prohibición de plásticos de un solo uso. Algunas ciudades y países ya han aprobado normativas en este sentido.

9. Exige tu derecho a saber, demanda información sobre los peligros del plástico sobre la salud, especialmente en cuanto a los alteradores hormonales

Fuente: Ecologistas en Acción

 

Repuestas a las recomendaciones de la CNMC sobre economía colaborativa

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) acaba de publicar los resultados de la segunda consulta pública sobre economía colaborativa. Sus recomendaciones han tenido 1.150 respuestas de varios sectores de la sociedad.

Autoridades de competencia y reguladores, organizaciones de consumidores, universidades, miembros de sindicatos, particulares y autónomo y administraciones públicas participaron en la consulta pública sobre las conclusiones preliminares del estudio sobre la Economía Colaborativa.

A partir de las respuestas, la Comisión ha visto que especialmente los consumidores y usuarios valoran poder actuar como oferentes y disponer de más variedad de productos y servicios gracias a las posibilidades que ofrece la economía colaborativa.

Las autoridades de competencia, reguladores, organizaciones de consumidores y universidades consideran que estas fórmulas de intercambio impulsan el bienestar social. Por el contrario, la visión crítica ha venido de la mano de los miembros de sindicatos y autónomos, con unas valoraciones  menos positivas.

El plazo para participar en la consulta sobre  Las conclusiones preliminares del estudio de la Comisión sobre los nuevos modelos de prestación de servicios y la economía colaborativa finalizó el 15 de abril.

Las aportaciones recibidas a este documento han sido más numerosas (1.150 respuestas) que las obtenidas en la primera consulta pública en noviembre de 2014 sobre economía colaborativa  ( 261 respuestas).

A partir de los comentarios y valoraciones recibidos en esta ocasión, hay una gran variedad de respuestas, según el tipo de participante. Esta es la proporción:

grafico CNMC

En una valoración general del fenómeno de la economía colaborativa, los miembros de las autoridades de competencia y de regulación, las organizaciones de consumidores y usuarios y las universidades perciben mayoritariamente este nuevo modelo como una oportunidad para la mejora del bienestar social, la regulación y la competencia. Los miembros de sindicatos son mucho más críticos y plantean la necesidad de asegurar el pago de impuestos.

Además, la consulta pública pedía una valoración sobre cada una de las 14 recomendaciones incluidas en el estudio. De estas,  6 están relacionadas con cuestiones generales de la economía colaborativa, 3 corresponden al alojamiento en viviendas de uso turístico, 4 al transporte en taxi y vehículos con conductor (VTC) y 1 al transporte regular de viajeros en autobús.

A la pregunta sobre la valoración general del acierto de las recomendaciones incluidas en el estudio preliminar, se ve la alta valoración de los participantes pertenecientes a universidades, organizaciones de consumidores y usuarios, diputados y autoridades de competencia y regulación, frente a las respuestas de miembros de sindicatos y agrupaciones de trabajadores.

graficoverde

En la consulta se preguntaba además por la valoración general del estudio preliminar, pidiendo una puntuación del 1 a 5. Las respuestas reflejan la misma tendencia anterior: los miembros de la universidad, organizaciones de consumidores y usuarios, diputados y autoridades de competencia y regulación otorgan una valoración mayor al estudio preliminar, con una puntuación media entorno a 4 sobre 5, en contraste con la menor puntuación de participantes pertenecientes a sindicatos (1,3 sobre 5) y autónomos y particulares (2 sobre 5).

Gracias a la economía colaborativa (sharing economy o collaborative economy), los consumidores intercambian bienes o servicios infrautilizados a cambio de una compensación pactada entre las partes.

La economía colaborativa se apoya habitualmente en la potencia de Internet y puede ofrecer el disfrute de un bien en régimen de alquiler. Ejemplos claros los hay en empresas de transporte (Uber, Blablacar…) y de alojamiento turístico, como (Airbnb), entre otros.

Fuente: CNMC

Vacaciones para toda la familia en casas de particulares

Nightswapping es la plataforma más importante de intercambio de estancias en casas de particulares y ahora ha ideado un motor de búsqueda invertido, que permite crear proyectos de viaje sorpresa. Además no solo ofrece la posibilidad de encontrar un alojamiento en numerosos países, sino que también intenta  crear una comunidad viajera en torno a ella.

Con el motor de búsqueda invertido para las vacaciones, en vez de indicar la ciudad de destino, se especifica la de salida. Hay que indicar en el buscador la ciudad de salida, especificar los kilómetros que quieres recorrer (útil para calcular presupuesto) y la página sugiere fines de semana en casa de particulares.

Nightswapping

Las ventajas de esta forma de hospedarse, que ya utilizan miles de viajeros cada año, son claras: Económicas: se puede ahorrar mucho dinero con el sistema tu casa por la mía. Gracias al trueque de noches, anfitriones y viajeros pueden viajar por todo el mundo y sólo deben abonar los gastos de gestión de 9.90€ que además incluyen un seguro de Allianz.

Comodidad: La posibilidad de poder contar con una casa para toda la familia es algo a tener muy en cuenta pues en los hoteles el espacio disponible suele ser mucho más limitado. Además, se puede encontrar a alguien que hospede en su casa y que también tenga niños, con lo que se puede encontrar todo lo necesario, tronas, carritos, cuna y otros equipamientos de los que se puede disponer previo acuerdo.

Ayuda a la planificación: El hecho de contactar con alguien que reside en el destino que vamos a visitar, permite poder obtener información de primera mano de los mejores lugares a visitar en familia, restaurantes para comer con niños, lugares especiales que hay que visitar fuera de los circuitos del turismo tradicional o cualquier otro tipo de información que puede servir de ayuda

Sociales: Se abre la posibilidad de conocer gente nueva. El hecho de compartir algo tan personal como nuestras casas y no pagar por alquilarlas, da pie a crear vínculos de confianza con nuevas personas.

Para viajar a casa de otros sin tener noches de alojamiento para intecambiar, el viajero puede comprar  las noches que necesita antes de reservar la estancia. El precio de una noche varía entre los 7 y los 49 euros, independientemente del número de viajeros y el destino.

Encuentros sobre la economía circular y código abierto en todo el mundo

Del el 9 al 13 de junio se celebrará una nueva edición del evento colaborativo Código Abierto y Economía Circular (OSCEdays, OpenSource & Circular Economy days, en inglés) en más de 80 ciudades de todo el mundo, entre ellas, seis españolas, con el objetivo de crear recursos y generar posibilidades para la transformación hacia una economía circular, sostenible y próspera.

Son unas jornadas que se organizan para reflexionar, trabajar y difundir los conceptos de Economía Circular en Código Abierto, desde una perspectiva social y de interés común. Expertos y entusiastas de todo el planeta trabajan simultáneamente y comparten ideas y soluciones, prototipos, sistemas, productos y diseños para una Economía Circular en Código Abierto.

Los diferentes ncuentros reunirán a ciudadanos, emprendedores, empresas, trabakjadores colaborativos, universidades, makers, profesionales … con el fin de intercambiar ideas y explorar cómo impulsar la economía circular mediante la innovación abierta, colaborativa y participativa, utilizando recursos de código libre.

OSCEdaysWorldMap

Buscan ideas, proyectos, organizaciones y personas activas en el campo de la sostenibilidad, economía circular, cultura abierta o protección ambiental que quieran trabajar en un entorno colaborativo durante unos días. Una ocasión inmejorable para conocer gente interesante, aprender y trabajar en proyectos generadores de impacto positivo dentro de la cultura Open.

Entre los temas que se analizarán, están: Modelos de negocio de proyectos abiertos de economía circular, Plataformas de intercambio tecnológico sin ánimo de lucro, Debate sobre licencias procomunes, Sellos de producto solidario, libre, justo etc de diferentes ámbitos, Dinámica participativa…

En España, seis ciudades participan en el OSCEdays 2016, Barcelona, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Sevilla y Zaragoza.

El movimiento mundial OSCEDAYS comenzó en Berlín en 2015 para trabajar los principios de la innovación abierta en la Economía Circular.