BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

JAK, un banco libre de intereses

La banca JAK  -Jord (Tierra), Arbete (Trabajo) y Kapital (Capital) en danés- es un modelo de banca libre de interés. No es solo un banco, sino un movimiento social que comenzó en Suecia en 1965, basado en un concepto surgido en Dinamarca en 1931, empezó a funcionar como cooperativa de crédito y fue creciendo hasta constituirse como banco en 1997. En la actualidad cuenta con 40.000 miembros.

La mayoría de las personas piden un crédito en algún momento de su vida, y también ahorran, aunque probablemente, la mayor parte de esos ahorros no los llegan a ver, porque se los llevan los intereses. La idea de JAK –explican en su web- es la siguiente: tú pides un préstamo y lo vas pagando hasta que devuelves la suma prestada, hasta ahí normal, entonces en un banco convencional continuarías pagando los intereses, que son el beneficio del banco.

jak

“En JAK, en cambio, no sigues pagando, sino que empiezas a ahorrar, JAK te obliga a hacer un ahorro obligatorio hasta que reúnas la cantidad que habías tomado prestada. ¿Qué sentido tiene esto?, muy sencillo, JAK va a usar el dinero que ahorras para prestarle a otro, de la misma manera que te prestó a ti. Cuando has terminado con el ahorro obligatorio, te lo llevas. Si fuera un crédito convencional, te irías con los bolsillos vacíos, ellos se quedan tus ahorros. Ésa es la diferencia”.

JAK tiene otras ventajas para la sociedad: evita la fuga de riqueza de la economía real hacia los bancos y la economía financiera, riqueza que se escapa con el interés; y genera estabilidad y resistencia por su total independencia de los mercados (no le afecta el Euribor, etc).

Más que un banco es un movimiento social, que funciona de forma horizontal y asamblearia, donde los dueños del banco son los propios miembros. Su estructura garantiza el funcionamiento democrático y cuenta con una estrategia de  formación de sus miembros que hace posible que el banco sea efectivamente dirigido por ellos. Y por su vocación local, JAK no contempla la apertura de sucursales en otros países. Así que si en un país pretenden tener un modelo similar, hay que crearlo, y en eso están aquí un grupo de personas.

El proyecto JAK en España nace –señalan sus promotores- del convencimiento de que el modelo de préstamo y ahorro que sigue puede introducir cambios muy positivos en la economía social, frenando la esclavitud del interés, una de las principales fuentes de desigualdad, generando estabilidad frente a los bruscos cambios macro económicos y haciendo que el dinero esté disponible allí donde se necesita, no donde se ofrezcan los intereses más altos.

“El  proyecto tiene como fin la implantación en España de un modelo de préstamo y ahorro JAK. En cualquier caso como esto es un objetivo a largo plazo, en esta primera fase nos definimos como grupo de trabajo y difusión de banca libre de intereses. Y nuestro objetivo a corto y medio plazo es sentar las bases de lo que será JAK en España”.

El modelo ya existe, además de en Dinamarca y Suecia, en Alemania, Finlandia, Holanda e Italia.

 

4 comentarios

  1. Dice ser Luis

    La idéa es cojonuda pero hay una pequeña cosa que no entiendo.

    ¿Cómo se financia la organización? Si no hay intereses, ni comisiones ni gastos ¿Cómo genera el banco los ingresos para pagar los sueldos de los trabajadores, luz , material de oficina etc ?

    ¿Y que pasa en caso de impago ? ¿que ocurriría si alguien fallece y no puede seguir ahorrando? La idea parece buena pero me da la impresión que todo debe funcionar muy preciso para evitar que el sistema colapse en una especie de “prestamos piramidales” Mientras que todos puedan hacer frente a los ahorros prometido y todos puedan devolver el préstamo genial pero si alguna pieza falla mínimamente caería como un castillo de naipes.

    06 enero 2016 | 11:30

  2. Dice ser Bitácora

    #LUIS

    Supongo que para su gestión y financiación, los socios, al margen de aportar capital, tendrán que pagar una cuota periódica para sostener el invento, sino no veo como se puede mantener esta idea, salvo extrayendo del propio capital aportado por los integrantes recursos para los gastos, que en caso de que -la piramidal sea invertida- (bajar las aportaciones y mantenerse el gasto) crearía un agujero que los llevaría a la quiebra; igualmente si el impago de los préstamos fuesen muy significativo, ídem de lo mismo.

    Difícil invento de difícil gestión. Muy bonito pero también es una aventura por las cascadas del Orinoco, con grandes precipicios.

    Suerte y al toro, y esperemos que a los demás toreros no le siente mal un nuevo matador en la plaza.

    06 enero 2016 | 11:59

  3. Dice ser kalusa

    Nadie da dinero por nada.

    07 enero 2016 | 00:48

  4. Dice ser Pep

    Bitácora

    Efectivamente se paga una cuota anual, creo que de 25€.

    Es verdad que parece cogido con hilos pero según he leido lleva activo desde el 1965. Aguantando crisis económicas bastante heavys.

    Habrá que estar al tanto.

    07 enero 2016 | 09:28

Los comentarios están cerrados.