BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Un armario público y colaborativo, abierto a todos

Givebox es un espacio abierto, cubierto, organizado y mantenido, que alberga objetos o ropa que los vecinos o los asociados quieren dar y compartir y dar a quien les sea útil (ropa, libros, herramientas, etc.). El principio en el que se basa es que un objeto reutilizado es un residuo evitado.

El objetivo que busca y promueve es la sostenibilidad a través del ahorro de recursos, ayudando a fortalecer relaciones personales y a crear espíritu de barrio, a través de un consumo basado en la reutilización y en compartir.

give-box

El berlinés Andreas Richter fue el creador del concepto del primer Givebox. Desde entonces se han multiplicado no sólo en Alemania, sino en otras muchas ciudades de Europa y del mundo.

El Givebox debe estar siempre abierto en algún lugar público, sin necesidad de vigilancia. La gente puede ir y venir cuando quiera las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Muchos de ellos son estantes que se han colocado en algún lugar con mucha afluencia de gente, donde se puede dejar y/o coger objetos necesarios libremente.

Los mas comunes o extendidos suelen tener forma de armarios y están colocados en la vía pública.
El armario puede ser organizada por cualquiera, una asociación de vecinos, una empresa, un colegio, pero también cualquier persona que tenga ilusión y que abra un grupo en Facebook preguntando quién se apunta a montarlo.

Givebox en Logroño

 

Pasos para crear un givebox:

  • Formar un grupo de vecinos de todas las edades.
  • Encontrar la localización adecuada y pide autorización para colocar la Givebox.
  • Asignar tareas a realizar entre los participantes del grupo: bricolaje, comunicación, logística…
  • Buscar o construir la caja/armario con una cortina impermeable para proteger los objetos de la lluvia. La construcción es un componente importante del éxito, debe ser bonito y atractivo para evitar el vandalismo y motivar a otros a participar y hablar del espacio.
  • Colocar la caja en el lugar elegido, con un pequeño cartel explicando el propósito y funcionamiento de la actividad, también la colocación de objetos en orden, la recomendación de doblar la ropa, etc…
  • Organizar el mantenimiento. Esta tarea puede ser compartida con los vecinos, un armario descuidado se convierte en un basurero.
  • Comunicación: colocar carteles para informar a los ciudadanos, crear un perfil en las redes sociales y anunciar la actividad a través de las redes sociales y la prensa.
  • Organizar una inauguración para celebrar la ocasión y otros pequeños eventos para dar vida al espacio durante todo el año.

 

Recomendaciones:

  • Un libro de visitas es una motivación, ya que hace que el proyecto sea más personal. Muchas personas escriben cosas divertidas, agradables y positivas.
  • Una barra para la ropa con perchas invita a la gente a colocar sus cosas dentro y es más fácil examinar la ropa.
  • Cuando mucha gente invierte tiempo en el proyecto desde el principio, el proyecto será más fácil de poner en marcha.

Fuente: Inspiración social

1 comentario

  1. Dice ser Rene Gator

    Lamentablemente este tipo de iniciativas sólo prosperan en países “civilizados”… Hagan la prueba en Madrid cronometrando lo que dura el propio armario antes de que lo destrocen a patadas por ejemplo…

    24 noviembre 2015 | 18:02

Los comentarios están cerrados.