BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

La lucha contra la dictadura estética de los alimentos

En España 7,7 millones de kilos de alimentos termina en la basura cada año, unos 163 kilos por persona, lo que significa unas ochenta veces más de lo que reparten los bancos de alimentos.

Para luchar contra el despilfarro alimentario y dar una segunda vida a estos alimentos existen varias organizaciones, una de ellas es Espigoladors, una red de Barcelona que trabaja contra el despilfarro de comida, recoge estos alimentos, los que se desperdician y los feos, y los ofrecen a personas vulnerables, a los que dan también una oportunidad.

Su objetivo es transmitir la recuperación del valor de los alimentos y considerar que los desechos alimentarios son recursos, no residuos, porque creen que ningún alimento en buen estado debe considerarse un residuo. También, promover un cambio de enfoque hacia una cultura del aprovechamiento tanto de las personas como de los alimentos.

Su trabajo consiste en recuperar la fruta y verdura que se descarta ya sea por un descenso de ventas, por razones estéticas, por excedentes de producción o porque la fruta está  madura y el consumidor ya no la compra, en ningún caso recogen  fruta o verdura que no sea apta para su consumo, y donan una parte de la “cosecha” a entidades sociales, proporcionando  el acceso a alimentos frescos, sanos y saludables a personas que no lo tienen.

Además, una parte de los alimentos recuperados los  transforman en conservas naturales y artesanales (mermeladas, cremas, salsas…) y las comercializan bajo una marca llamada “es im-perfect”. Son productos de calidad, recomendados por la chef catalana Ada Pareada y con un alto contenido  social.

En todo este proceso, integran a las entidades sociales receptoras y a colectivos en riesgo de exclusión social fomentando ”la dignidad de las personas y la generación de oportunidades desde una vertiente transformadora”, aclaran.

Tienen también otra serie de actividades como talleres y charlas sobre el despilfarro alimentario, hacen campañas especiales para empresas y ayudan a crear comunidades similares en otras zonas.

 

3 comentarios

  1. Dice ser petu

    “Son productos de calidad, recomendados por la chef catalana Ada Pareada y con un alto contenido social.” ¿Contenido social??? ¿¿Y eso que es?? ¿Sale en los analisis?? ¡¡a ver si lo voy a tener alto y no me he enterado!!

    Lo que tienen que hacer es concienciar a TODO el mundo, que comprar una naranja un poco feucha no tiene nada de malo, no limitarse a recogerla y dársela al pobre…. asi lo único que hacen es seguir aumentando la exclusión social o la vegüenza de tener que comer alimentos feos, porque ya se sabe de donde han salido….

    17 septiembre 2015 | 15:11

  2. Dice ser mmm

    “personas vulnerables” suena muy mal, revísalo. Saludos.

    18 septiembre 2015 | 02:32

  3. Dice ser Juan Jose

    Excelente articulo y una excelente iniciativa.

    18 septiembre 2015 | 05:06

Los comentarios están cerrados.