BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

La huerta sin puerta provee de alimentos y construye barrio

Los huertos comunitarios se han ido abriendo camino en las ciudades desde que empezaron a surgir a la vez que la crisis iba dejando sin recursos a la gente. En numerosas ciudades y pueblos son hoy para muchos la forma de proveerse de alimentos (frutas y hortalizas), además ecológicos, y una posibilidad de crear una red comunitaria de barrio de relaciones entre vecinos.

la huerta sin puerta

Y en esta época bullen, porque hay que preparar los campos y las semillas para la próxima temporada. Es lo que están haciendo hoy los miembros de La huerta sin puerta, un huerto comunitario del barrio de La Victoria, de Valladolid: preparar los semilleros para después sembrar tomates, pimientos, pepinos, calabazas, berenjenas y calabacines. Para eso, invitan a los vecinos a que se sumen llevando vasitos de yogur, que ellos les ponen la tierra, las semillas y las instrucciones, como señalan en Último cero. Después de un mes y medio serán plantadas en la huerta, que ya está preparada para la nueva temporada.

HuertaSinPuerta2

El grupo ha consitutido además un grupo de consumo que intenta aglutinar a más vecinos para adquirir juntos alimentos a un precio más económico.

Los promotores de La huerta sin puerta comenzaron a trabajar los cinco bancales con los que cuentan hace tres años. Los mantienen de forma voluntaria, organizada y sin ánimo de lucro por vecinos que pretendieron en su inicio sacar del abandono este solar y generar un rincón verde para el barrio y hortalizas para disfrutar de una alimentación sana y económica.

 

Los comentarios están cerrados.