BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Un café que sólo sirve frutas y vegetales ‘feos’

La industria agroalimentaria y los grandes supermercados no pondrán nunca en sus estantes lo que llaman “alimentos feos”. Los que nos enseñan son brillantes, de formas perfectas y muy apetitosas, pero no mejores que los denominados feos. Un canon estético que señala lo que debemos consumir, mientras se desechan alimentos sanos por su aspecto.

Un 40% de la comida que se produce en el mundo se desecha. Son 1.300 millones de toneladas al año. Según la Comisión Europea, el año pasado se desperdiciaron más de 100 millones de toneladas de alimentos sólo en la UE, y se espera que la cifra crezca hasta los 126 millones de toneladas de aquí a 2020. Más de un tercio de la producción agrícola global acaba en la basura, según la FAO. Y el grueso del desperdicio de fruta y verdura antes de su llegada a los puntos de venta atiende exclusivamente a criterios estéticos que en nada afectan a las cualidades nutricionales del producto, señala Playgroundmag. 

Misfits_MReichmann

Dos mujeres de Berlín, Lea Brumsack y Tanja Krakowski, montaron hace tres años una iniciativa para convencer a los consumidores de las bondades de los alimentos feos. Crearon con una campaña de crowdfunding Culinary Misfits (Culinariamente inadaptados), un café que pretende concienciar del problema de la gran cantidad de alimentos que se desechan. Trabajan con los agricultores locales y utilizan todos esos vegetales que los supermercados rechazan.

“Nuestro objetivo es promover una cultura justa y saludable donde los productores, los alimentos y los recursos sean revalorizados. Por eso, nos inspiramos en las narices torcidas y las apariencias oblicuas y las utilizamos para crear deliciosos platos vegetarianos”.
Para ellas es importante mostrar el aspecto que tiene la naturaleza y afirman que esto es algo que hoy mucha gente ha olvidado.

Señalan que casi un tercio de cada cosecha en Alemania se desecha porque no cumple con los estándares estéticos. En EE.UU pasa algo similar, ya que las personas arrojan a la basura alrededor del 40% de la comida que compran. “Todas esas zanahorias de supermercado, son como soldados en sus paquetes”, dice Lea Brumsack. “Lo que la gente compra no es lo natural, por ejemplo, a las afueras de Berlín los árboles están llenos de manzanas que nadie recogerá”.

2 comentarios

  1. Dice ser Paz

    Por experiencia sé que no importa lo feo o bonito de una hortaliza o una fruta, sino su sabor, y normalmente son más sabrosas las que peor pinta tienen.

    17 marzo 2015 | 09:21

  2. Dice ser El mismo aqui y alla

    He de confesar que pensé que la nota se refería a vegetales raros -al leer el título y ver la foto- o a vegetales semi-viejos -al leer la primera parte del artículo-. En verdad me parece ridículo que la gente solo compre lo “bonito”. La foto que ilustra el artículo me parece de lo más normal. Ahora me doy cuenta de que es porque yo casi no compro en los supermercados, sino en los mercados semanales o regionales y, a veces, lo que puedo cultivar en la terraza.

    17 marzo 2015 | 11:05

Los comentarios están cerrados.